Skip to main content

Full text of "Relaciones de Yucatán"

See other formats


Kp* Jííl«*Ek riv" ,r*^m'^i T iiiir *" ~ '" 




* 



ir'P 



.UBÉÓCIÓN 



. PMyOSAUESCTOMIBNTO,CONííüISTUORQA\mOT 




^ii > 



,;, tV '''■■<■' '' 
i' 'I',-' ' '. 



ANTIGUAS POSESIONES ESPAÑOLAS DE ULTRAMAR 
SEGUNDA SERIE 

PUBLICADA POH LA REAL ACADEMIA DE LA HLS'í'oRIA 



i}.. ;;>. lü 



til {/)"■■ • ■ ■■ f '■ 



11 



REUCIONE^ DE YUGATÁM 









MADRID 






IMPRKSORES DK LA REAl OASA 

pafeo da Sau Vicente, 30 
1900 






' ym 









lff'*/lt' .r 



\ 



'•",l*'i.-f ;• ' •\ 



».WM.^. , ■.*^.^.. ■., >.'■ .J.^ ■■-.;^^..^. 



éÍÍmíéi 



iHiÜI 



^a 









r /^/ 







/;2 3 



COLECCIÓN 

DE 

DOCUMENTOS INÉDITOS 

DE ULTRAMAR 



COLECCIÓN 



DOCUMENTOS INÉDITOS 



EELATIYOS AL DESCUBRIMIENTO, CONQUISTA T ORGANIZACIÓN 



ANTIGUAS POSESIONES ESPAÑOLAS DE ULTRAMAR 



SEGUNDA SERIE 

PUBLICADA POR LA REAL ACADEMIA DK LA HISTORIA 



i. 13 



II 



RELACIONES DE YUCATÁN 



MADKID 

KSTABLEOIMIENTO TIPOGEÁFICO «SUCESORES DE RIVADENEYBA» 

lUFBBSOBES DB I.A BBAL CASA 

Fafeo de San Yioente, SO 
1900 



INTRODUCCIÓN. 



De igual importancia que las de Mérida y Tabasco son 
las Relaciones de Valladolid de Yucatán^ que contiene el 
presente volumen, aunque no todas la tengan en el mismo 
grado. Ya en el cuarto Congreso de Americanistas, que 
se reunió en Madrid el año 1881, llamó la atención de los 
entendidos la Relación de la ciudad de Valladolid por los 
muchos datos y noticias que comprende, tanto referentes 
á la población indígena antes de la llegada de los españo- 
les , como de sus costumbres y manera de vivir, de los 
productos del país, su naturaleza; haciéndose notables re- 
ferencias á su religión y culto , y sobre todo á algunos de 
aquellos extraños y asombrosos edificios que entonces cau- 
saron la admiración de los descubridores y aún continúan 
siendo objeto de estudio y de discusión entre los sabios de 
todas las naciones. 

Notable y muy completa es la Relación que dieron el 
Alcalde y Regidores de la ciudad; pero no lo son menos 
las de los encomenderos de muchos de los poblados, que 
ya por haber sido de los primeros que entraron en Yuca- 
tán, ya por haber recibido informaciones de algunos anti- 



VI INTRODUCCIÓN. 

gQ09 indios, Ó por particulares circunstancias, ofrecen no- 
ticias de gran novedad y muy dignas de ser tenidas en 
cuenta para estudios de diversa índole. 

Dadas fueron estas Relaciones respondiendo á la misma 
Instrucción que las de Mérida y Tabasco, y casi en el 
mismo tiempo ; siendo de notar en algunas de ellas parti- 
culares circunstancias, referentes á las personas que las 
extendieron 6 á sucesos de la localidad á que se refieren 
que les prestan mayor interés y despiertan la curiosidad. 
No hemos de detenernos en muchas de ellas, de las que 
sacará abundante fruto la ilustración de los lectores; pero 
hay varias en que no podemos menos de fijarnos, por las 
curiosas noticias que contienen. La Relación IV, de los 
pueblos de Ohanzenote, Chuaca y Chichimila, dada por 
el anciano Juan de Urrutia, que fué uno de los primeros 
soldados españoles que entraron en Yucatán el año 1540 
2)or alférez general de la gente de á caballo, enviado por 
Francisco Montejo, en unión con el capitán Francisco Gil 
y el maestre de campo Hernán Centeno; y su relato de los 
primeros pasos de la conquista, sus relaciones con los 
indígenas y fundación de ciudades, ofrece singular in- 
terés, como emanado de testigo presencial y actor en los 
sucesos. Para recompensa de sus trabajos y de los gastos 
que hizo en la conquista le fueron encomendados los pue- 
blos y cabeceras á que se refiere, y acerca de los cuales 
hace observaciones graves ^ que por su naturalidad y sen- 
cillez revisten carácter especial. Solamente una recogere- 
mos en este lugar, de suma importancia porque indica las 
causas de la despoblación de la tierra conquistada, y la 
gran disminución de la raza indígena. El pueblo de Chan- 
zenote/w^ tasado con sus subjectos por los Sres. Prest- 



INTEODUCCIÓN, Vil 

dente y Oidores dé la Eml Audiencia de loa Confines;^ en 20 
de Febrero de 1549, en seiscientas mantas de algodón^ 
cuatrocientas cincuenta gallinas, etc., «por manera qne 
había en la dicha cabecera y snbjectos seiscientos indios 
casados tributarios , sin viudos y viudas, mozos y viejos, 
que & éstos no les mandaban tributara). 

Apenas habían transcurrido treinta años y ya Urrutia 
decía, continuando su Relación: (tLos que al presente hay 
son doscientos tributarios, y éstos dan cada afio ciento 
cincuenta mantas, doscientas gallinas, etc.3) Y explicando 
tan triste resultado , excusando por su parte la responsa- 
bilidad j que cualquiera podría imputarle á no estar bien 
informado, añadía en las respuestas siguientes: «Y para 
que se entienda que esta tan gran disminución á que estos 
indios han venido, no ha sido haberlos sus encomenderos 

trabajado su total destruición ha sido haberlos mudado 

dé sus antiguos asientos reduciéndolos de muchos pueblos 

en uno, y esto con demasiado y bárbaro rigor Allende 

desto, se ha inventado en esta gobernación una granjeria 
de añir que ha de ser el remate de los pocos indios que 
quedan y el perdimiento de los españoles que la conquis- 
tamos.» Los hechos que aduce en apoyo de sus asertos dan 
lugar á serias reflexiones, encontrándose confirmados y 
aun ampliados en las relaciones de otros encomenderos, 
que consignan amargas quejas por la pobreza á que iban 
quedando reducidor después de tantos trabajos en la gue- 
rra y servicios al Rey de España. 

Entre muchos datos é indicaciones aprovechables para 
adquirir exacto conocimiento del estado del país, sus me- 
dios de subsistencia, agricultura é industria á la llegada 
de los primeros españoles, encierran también las respues- 



VIII INTEODÜCCIÓN. 

tas algunas noticias relacionadas con los hechos históricos 
que en aquel mismo tiempo tenían lugar en otros territo- 
rios del que se llamó Nuevo Mundo. 

Dejando, como decíamos, su examen y apreciación al 
estudio de los entendidos, saltaremos, para no hacer muy 
dilatada esta Introducción, á la Relación de Giraldo Díaz 
de Alpuche, referente á sus encomiendas del pueblo de 
Dohot y cabecera de Tetzimin (núm. XXV), y prescindi- 
remos de sus respuestas relativas á las costumbres de los 
indios, sus fiestas, ceremonias, trajes y otras muy intere- 
santes y curiosas , para dar idea de lo que este viejo sol- 
dado relata de su propia vida, accidentada y novelesca 
como muchas de las de aquellos aventureros que tantas 
proezas realizaron. Dice que es natural del pueblo de Dos- 
barrios, que es en la Sagra de Toledo, y fué uno de los 
treinta soldados que en el año de mil quinientos cuarenta 
salieron con el capitán Francisco Montojo á ocupar la isla de 
Cozumel, volviendo derrotados, con poco más de la mitad 
de la gente, y habiendo salvado las vidas milagrosamente. 
Llegada afios después, en 1547 ó 1548, la cédula del 
Emperador para que todos los encomenderos se casaran, 
so pena de perder las encomiendas, dice Díaz de Alpuche: 
— ííé yo, por cumplir el dicho mandado, me casé con una 
sobrina de Moteguma^ hija de su hermano, que se llamaba 
doña Isabel, el cual el dicho Mote^uma había enviado por 
Capitán general con gran número de gente á conquistar 
esta provincia, é así asentó su real en un sitio que se dice 
Gicalango, que está entre esta tierra y Tabasco, y queriendo 
ya entrar en la conquista desta tierra le vinieron mensa- 
jeros de México enviados por su hermano Mote^uma, ha- 
ciéndole saber como la ciudad de México y toda la Nueva 



INTRODUCCIÓN. IX 

España estaba ya por los españoles; y envióle algnnas 
ropas de españoles , como fué sayo, sombrero é otras pre- 
seas para qne las viese 3) Todo el pasaje es interesantí- 
simo, pues refiere que el hermano de Moctezuma murió de 
enojo al recibir tales nuevas; cómo conquistada Gicalango 
él se había casado con la hija, con otros muchos pormeno- 
res, y termina implorando la merced del Rey, pues se en- 
contraba con numerosa familia y muy escasos recursos por 
la disminución que habían tenido las encomiendas. 

Creemos que los extremos indicados bastan para desper- 
tar el deseo de conocer á fondo las 25 Relacionen que com- 
prende este volumen. 

Porque con su contenido se relacionan íntimamente las 
respuestas dadas por los encomenderos, aunque, como pue- 
de verse, son todos anteriores á ellas, se incluyen por 
Apéndice tres documentos que originales se conservan en 
el Archivo general de Indias en Sevilla, referentes todos 
á la península de Yucatán y procedentes de autoridades 
distintas, por cuya razón tienen fuerza mayor. 

«Complemento natural, y por tanto auxiliar de gran 
utilidad y muy conveniente para ampliación de los varios 
conceptos contenidos en las respuestas de las Instruccio- 
nes^ es el trabajo que el célebre Obispo de Mérida, fray 
Diego de Landa escribió sobre las antigüedades de Yuca- 
tán.5) Y al estampar tal afirmación en la Introducción al 
tomo primero de estas Relaciones^ expusimos la causa que 
parecía disculpar la omisión de tan necesario documento. 
Mas en opinión de personas muy doctas, no puede pres- 
cindirse de modo alguno de la obra de Landa al imprimir 
por vez primera las Relaciones de Yucatán. 



X INTRODUCCIÓN. 

El escrito del célebre Obispo de Mérida, aunque im- 
preso dos veces por ilustradísimos americanistas , como 
los Sres. Brasseur de Bourbourg y D. Juan de Dios de la 
Rada y Delgado, puede decirse que es casi desconocido 
por la generalidad de los entendidos. Débese este resul- 
tado á la condición misma de las obras en que se incluyó, 
dedicadas especialmente al estudio de las escrituras jero- 
glífica y hieratica de la lengua maya en sus diferentes 
manifestaciones; libros dignos de la mayor estimación y 
apreciadísimos, pero que por su índole no están destina- 
dos á andar en manos de todos. De la traducción, tan con- 
cienzuda y eruditamente comentada, de la obra de Mon- 
sieur León Rosny, hecha por el Sr. Rada y Delgado, en 
que se incluyó íntegra la Relación de Landa, tal como se 
encuentra en el manuscrito de la Real Academia de la 
Historia, solamente se estamparon 200 ejemplares, lo que 
hace difícil y costosa su adquisición. 

Nos determinamos, pues, siguiendo aquellas opiniones, 
que tambiéu eran conformes con nuestros deseos, á dar á 
continuación, después de los documentos que van por Apén- 
dice^ la Relación de las cosas de Yucatán^ sacada de lo que 
escribió el P. Fr. Diego de Landa ^ de la Orden de San 
Francisco; su contexto es, en gran parte y sin duda al- 
guna, extracto fiel de los escritos del docto Obispo, siem- 
pre importantísimo porque refleja las primeras impresiones, 
los juicios que formara al ir conociendo el territorio, los 
usos y costumbres de aquellos pueblos que estaba llamado 
á convertir y civilizar, después que los capitanes españoles 
habían asegurado su conquista por la fuerza de las armas. 
Las respuestas de los encomenderos á la Instrucción enviada 
por el Rey de España, aclaran en muchas ocasiones, am- 



INTRODUCCiaN. XI 

plían en algunas y confirman en todas cnanto observara 
antes que ellos y dejó consignado en su escrito el misionero 
Obispo, relacionándose tan íntimamente ambos documen- 
tos, que pueden calificarse, según hemos dicho, de comple- 
mento necesario el uno de el otro. 

Estudiando detenidamente el manuscrito único, que 
hasta hoy se conserva de la Relación del P. Landa, 
puede adquirirse el convencimiento de que, si en general 
m un extracto, como lo indica su título, hay en él alguna 
parte copiada literalmente de la obra original, y por cierto 
de lo más interesante, cual es la que da noticia de Ivt, abun- 
dancia de edificios monumentales en Yucatdn, con la des- 
cripción de los de Izamal, Mérida y Chicheny^a, que co- 
mienza á la página 354 de este tomo. 

Desde luego lo indica la soltura del lenguaje que en esa 
parte se advierte, más natural y corriente que el de lo de- 
más que va extractado, y lo demuestra la manera personal 
de exponer el autor sus impresiones, que se descubre 
también desde el principio de ella, pues al hacer notar 
tanto y tan señalado edificio como en aquellas tierras se 
labró, con no haber ningún género de metal en ella^ dice: 
porné aqui las razones que he visto dar á los que en ellos 
han morado; y un poco más adelante, con frase igualmente 
expresiva, añade: y morando yo allí se halló en un edificio 
que desbaratamos un cántaro grande con tres asas,^,.^ etc. 
Creemos que puede asegurarse en vista de estos conceptos 
y otros semejantes repartidos en todas ellas, que esa des- 
cripción de los famosos edificios está copiada exactamente 
como la escribió á vista de los mismos, trazando sus planos 
lo más aproximadamente que le fué posible, el P. Fr. Diego 
Landa. 



XII INTJR0I>UCCIÓN. 

Pero hay en el escrito de este Prelado una parte consi- 
derable qne no tiene relación alguna con el contenido de 
las Instrucciones j sus respuestas, y que, no obstante su in- 
dudable importancia, podría parecer fuera de su lugar en 
este libro. Es la referente al calendario , á los signos ka- 
túnicos y al alfabeto maya (1). Sobre su contenido se lian 
hecho profundos estudios, siendo indudable el gran ade- 
lanto que desde que el abate Brasseur de Bourbourg pro- 
porcionó el conocimiento del manuscrito de Landa se ha 
conseguido tanto en la inteligencia del año yucateco y ex- 
plicación de su calendario, como á la formación de los ka- 
tuns ó ciclo de los Mayas y signos con que señalaban sus 
épocas. 

No ha sido tan feliz, ni mucho menos, el resultado en 
lo que se relaciona con el alfabeto maya. Conocida es de 
todos los americanistas la influencia que para esclareci- 
miento de la historia de la América precolombina ha de 
tener la declaración de los jeroglíficos grabados en la. pie- 
dra de las antiguas ciudades de la región central, el ansia 
con que los estudiosos se dedican á descifrarlos, porque se 
espera encontrar en ellos la luz para la historia y la clave 
de muchos problemas científicos. La publicación del alfa- 
beto recogido por Fr. Diego Landa hizo concebir grandes 



(1) Después de reunir las noticias que pudo alcanzar sobre la his- 
toria, la religión, las costumbres y hábitos de los indios de Yucatán, 
Diego Landa creyó conveniente dar á conocer el calendario y los ha- 

tuns, cuya combinación no puede menos de alabar Á esta noticia 

va unido un alfabeto con el cual se han emprendido desde entonces 
todas las tentativas de interpretación de los monumentos escritos 6 
esculpidos de la península de Yucatán. — (^Ensayo sobre la interpreta- 
ción de la escritura hierática de la América central^ por Mr. León Ros- 
ny —Madrid, Tello; 1881.) 



INTRODUCCIÓN. XIII 

esperanzas,, pero desgraciadamente hasta ahora han que- 
dado defraudadas. Cierto que tanto en los escasos códices 
mayas que se conservan, como en los monumentos esculpi- 
dos de Ohichenyza, Izamal, Tikal, y todos los de la Amé- 
rica del Centro, se encuentran repetidos muchas veces aque- 
llos signos que se dibujan en la Relación; pero no lo es 
menos ccque en los manuscritos yucatecos que poseemos no 
haya podido leerse una sola palabra aplicando el alfabeto 
que nos ha dado á conocer el célebre misionero » (1). 

¿Cuál puede ser la causa de ese resultado? ¿Será, como 
algunos sostienen, que el alfabeto que presenta Landa es 
una adaptación, posterior á la conquista, de algunos signos 
antiguos yucatecos á nuestras letras, para hacerles así co- 
nocer á los indios, con ciertos caracteres suyos el sonido 
de los nuestros? (2).5) 

Rechaza abiertamente tal supuesto nuestro ilustrado 
compañero el Sr. Rada y Delgado en su obra tantas veces 
citada; asentando como fundamento de su opinión que para 
interpretar una escritura desconocida sin riesgo de incurrir 
en graves errores, hay que investigar en primer término 
el sistema seguido, y luego el idioma que con ella se escri- 
biera; descubrir si la escritura es ideográfica, simbólica ó 
fonética; y considerando los signos conservados por el Pa- 
dre Landa como un verdadero alfabeto , cree que la inuti- 
lidad de las tentativas para aplicarlo á la lectura de los 
códices yucatecos y de las inscripciones monumentales es- 



(1) Rada y Delgado. — Prólogo á la traducción de la obra de mon- 
sieur L3Ón Rosny, pág. 11. 

(2) Ensayo sobre ¡a América precolombina ^ por D. Narciso Senté- 
nach.— Toledo, Viuda é hijos de P. Peláez; 1898, pág. 87. 



XIV INTRODUCCIÓN. 

triba en que no tenemos la noticia de cómo se combinaba 
el elemento fonético que figura el alfabeto con el ideográ- 
fico y el figurativo de que también tiene parte la escritura 
maya, circunstancia esencialísima que no pudo ú olvidó 
consignar Fr. Diego Lauda; aunque de su trabajo se ha 
deducido una conclusión de gran interés, la segmídad de 
que la legua escrita en los monumentos yucatecos es sin 
duda alguna la maya; noticia que aporta un dato seguro 
para la f atura interpretación. 

De gran faerza es el razonamiento del Sr. Rada; pero 
no sabemos cómo no ha llamado su atención la circunstan- 
cia de convenir tan exactamente el número de las letras 
del alfabeto fonético maya con el de las del castellano, 
coincidencia quo podría dar fundamento á la sospecha que 
aquél se adaptó á éste con un fin determinado ; siendo tam- 
bién de notar que tanto en las inscripciones monumentales 
jeroglíficas, como en los códices yucatecos, aunque están 
repetidos muchas veces los signos que recogió Fr. Diego 
Lauda, se encuentran otros muchos, en gran número, que 
no caben en aquel alfabeto, y hacen j)or lo tanto imposible 
su aplicación. 

(iTendremos, pues, que averiguar, añade Mr. León Ros- 
ny, si el alfabeto de Lauda es realmente el alfabeto hie- 
rático maya, ó solamente una parte de este alfabeto, y 
después hasta qué punto debe aceptarse el valor que da á 
los signos que contiene.» — En dos conceptos sintetiza mon- 
sieur Rosny el fruto de sus estudios, y en nuestro entender 
está muy próximo á la verdad: c(Ó este alfabeto no con- 
tiene los elementos de la escritura hierática de los manus- 
critos antiguos que poseemos, ó se nos ha dado de una ma^ 
ñera d la vez inexacta é inoompletaj) 



INTRODUCCIÓN. XV 

La conclusión, hasta ahora definitiva, la condensa tam- 
bién el mismo escritor en estas palabras: (lEl hecho esyque 
el alfabeto de Lancia no ha permitido hasta el día leer de 
una manera formal una sola palabra escrita en caracteres 
hieráticos mayas.i> 

El grande y verdadero interés que entraña esta cuestión 
nos ha llevado tal vez á presentarla con mayor extensión 
de laque reclamaba nuestro propósito, que no era otro que 
exponer las razones que nos han movido, después de dudar 
mucho, á suprimir en nuestro traslado esa parte de la Re- 
lación de Landa que se refiere á los signos y escrituras de 
los antiguos mayas (1). 

En las Instrucciones del Gobierno español hay preguntas 
encaminadas á adquirir conocimientos del país nuevamente 
ocupado, su naturaleza, sus productos, su fauna y flora; se 
procuran datos acerca de la raza que encontraron allí los 
españoles, sus costumbres, religión, culto, ceremonias, y 
cuanto pudiera contribuir á la exacta noticia de su manera 
de vivir; y aunque se pregunta la temperatura de cada co- 
marca, las leguas que distan uno de otro cada uno de los 
pueblos, y hasta lo que quiere decir en le agua de indios el 
nombre de sus poblados, si se pudiera saber, ni por asomo 
se interroga á las autoridades y ancianos por la cultura 
intelectual de los indígenas, los libros que tuvieran, los 
anales históricos que conservaran. Todo esto y mucho más 



(1) Y lo hacemos así por íntima convicción; pues para facilitar este 
trabajo hemos debido á la generosa amistad del Sr. Rada y Delgado 
todos los grabados que le sirvieron para su hermosa edición de la obra 
de Mr. León Rosny, aunque, por las razones expuestas, solamente S9 
han utilizado los perfiles de los edificios, que pueden verse en sus lu- 
gares respectivos. 



XVI INTRODUCCIÓN. 

se reservó, sin duda, para información separada. En la pre- 
sente sólo se incluye, y aun eso incidentalmente, el concepto 
(pregunta 5.^) de (ísi hay diferentes lenguas en toda la 
provincia^ ó si tienen alguna general en que hablen todos,-3> 
No parece, pues, cosa pertinente lo relativo á la escritura 
de los mayas; y como además esto hasta el presente es cosa 
tan intrincada y debatida entre los sabios, nos decidimos á 
omitir ese fragmento de la Relación^ aunque siempre con 
el temor de incurrir en alguna censura, por más que lo ha- 
gamos apoyados, como ya se dijo, en opiniones de muy re- 
putados americanistas. 

José Mabía Asensio. 



RELACIONES 

HISTÓRICO-GEOGRÁFICAS 

DE LAS PEOVINOIAS DE YUCATÁN 



L 



RELACIÓN DE LA CIUDAD 
DE VALLADOLID. 

En la villa de valladolid de las provincias de Yu- 
catán Coqumel y Tabasco, en ocho dias del mes de 
abril de mili e quinientos e setenta e nueve años, ha- 
biendo visto el Ilustre Señor don diego sarmiento 
de figueroa, alcalde mayor en esta dicha villa, y los 
señores Justicia y Eegidores de este ayuntamiento 
conviene a saber: Joan Vellido y pedro de valencia, 
alcaldes ordinarios, e blas gongalez e juan bautista 
de vargas y bernaldo sanchez. Regidores, lo pro- 
veído e mandado por la majestad real y el muy Ilus- 
tre señor don guillen de las casas, gobernador y ca- 
pitán general por su majestad de estas provincias en 
su real nombre, acerca de que se haga Relación ver- 
dadera de las cosas que que en estas provincias de 
valladolid hay, conforme á los capítulos e suscre- 
cion en molde que para ello se les dio, visto lo 
que verse debia, tratado e consultado sobre ello, fue 
acordado, para que mas acierto fuese, se nombrasen 
tres personas de los primeros conquistadores de to- 



4 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

das estas provincias de Yucatán y personas honradas 
y de confianza, las cuales fueron blas gonzalez e 
alonso de villanueva e joan gutierrez picón, vecinos 
de esta villa, y juntamente con el alcalde mayor y 
los señores deste ayuntamiento hicieron la declara- 
ción siguiente, la cual va firmada de sus nombres al 
fin de ella. 

Capitulo I. Primeramente en los pueblos de los 
españoles se diga 'él nombre de la comarca o provincia 
en que están y que quiere decir el dicho nombre en 
lenguaje de indios y por que se llamo asi. 

abiendo enviado el ynbictisimo enperador don 
Carlos, cesar quinto de este nombre, que santa glo- 
ria aya, a don francisco de montejo a conquistar es- 
tas provincias de Yucatán, CoQumel y Tabasco con 
titulo de adelantado gobernador y capitán general 
de ellas, entro a las conquistar el año del Señor de 
mili e quinientos y veinte y ocho años y metió en ellas 
para la dicha conquista quatrocientos ombres de a 
pie y de a caballo, todos españoles de pelea, y dán- 
dole algunas guaqabaras los naturales de estas pro- 
vincias de valladolid, que fue el principio de su con- 
quista, no pudiéndose sustentar por la gran pujanza 
de gentes que de naturales abia, le convino al dicho 
adelantado montejo ansi por esto como por huirsele 
la mayor parte de su gente para el Piru y otras par- 
tes salirse de la tierra y de todas estas provincias de 
Yucatán, con perdida de mucha gente que le mata- 
ron los naturales; y estando en las provincias de 



RELACIONES DE YUCATÁN. 5 

Chiapa^^ en las quales a la sazón gobernaba las dichas 
provincias, acordó de enviar a don francisco de mon- 
tejo, su hijo, y a francisco de montejo su sobrino a 
conquistar las provincias de Yucatán y Cozumel que 
eran de su descubrimiento y adelantamiento, Repar- 
tiendo la dicha conquista de esta manera : dio a don 
francisco de montejo su hijo la conquista de las pro- 
vincias de la ciudad de merida y campeche, y a fran- 
cisco de montejo su sobrino las provincias de esta villa 
de Valladolid, las quales fueron llamadas de estos 
nombres. En tiempo de su gentilidad llamábase este 
asiento de valladolid Qaquivae a imitación que en un 
cerro grande de piedra que en el habia; estaba un 
y dolo que los, naturales adoraban que se llamaba Ac- 
qaquivae, y de quatro a quatro años habia cierta pelea 
entre los naturales unos contra otros, sobre quien 
llevaría una bandera que tenian de ordinario puesta 
y enarbolada en aquel cerro alto en medio del; y ansi 
por esto, corrupcta la letra, llaman a esta villa de va- 
lladolid los indios y aun los españoles Qaqui. abia 
on esta villa de valladolid un capitán llamado Naca- 
hunnogh, muy temido y valiente, al qual muchas 
partes de los naturales y Tzincahes^ que son ahcopu- 
les de la provincia de teqemin^ le temian, y estos le 
enviaban presentes por tenerle grato, ansi de cu^casij 
que eran de mucha estima, a manera de corales, 
enviando á saber de este capitán y señor ai estaba 
con ellos enojado o les queria mover guerra. A este 
Nacahunnoghj como capitán general, particularmente 



6 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

le estaba encomendado el gobierno de la guerra. Itít- 
cluianse ansi mesmo en esta conquista de francisco 
de montejo otras tres provincias que al presente son 
sujetas a esta villa de valladolid, llamadas destos 
nombres: la provincia de Cochua^ que antiguamente 
se llamaba ansi y al presente se llama, se llamo de 
este nombre, por aber en ella muchos cerros de pie- 
dra y tierra hechos a mano y siempre era abundosa 
de maiz y los demás bastimentos mas que estotras 
provincias, y aun en los años estériles; y especial se 
llamo de este nombre, porque generalmente se lla- 
maban asi los señores en tiempo de su gentilidad que 
heran grandes guerreros. Las otras dos provincias se 
llamaron la una de los Tacees y la otra la provincia de 
ChiquÍ7ichelj que quiere decir arboleda del poniente; 
esta cae cercana a la marina á la parte del norte, 
esto es lo que cerca destos nombres se ha podido 
saber. 

Capitulo IL Quien fue el descubridor y conquis- 
tador de la dicha provincia y por cuya orden e man- 
dado se descubrió y el año de su descubrimiento y con- 
quista lo que de todo buenamente se pudiere saber. 

abiendose hallado el capitán francisco de monteja 
en la conquista y pacificación de la cibdad Herida y de 
Campeche y ayudado a poblar la dicha ciudad y villa 
de Campeche, comenzado a darse en ella Repartimien- 
tos de yndios a los que las abian conquistado, partió 
de la cibdad en demanda, de la conquista y descubri- 
miento que le era dado por el adelantado montejo^ 



RELACIONES DE YUCATÁN. 7 

sa tio^ el año del Señor de mili quinientos e quarenta 
e dos años, con sesenta soldados, y llego a Teco^ ulti- 
mo termino de la ciudad de Herida, y alli asento su 
real para acordar la orden que ternia en principiar 
su conquista, y estando alli espacio de quatro meses, 
le vinieron de paz algunos pueblos destas provincias 
de valladolid, siendo el primero que dio la paz y 
obediencia de Tepop^y a este se le mando por el ca- 
pitán hacer ranchos para se alojar con su gente, lo 
qual fue hecho por los naturales de aquel pueblo, 
rescibiendo de paz en el al capitán francisco de mon^ 
tejo, a los quales rescibio e puso por vasallos de su 
majestad. Y estando alli un mes, poco mas o menos, 
-ise partió y llego al pueblo de Izconti^ que cae en la 
provincia de los Copules^ y alli le vino de paz la pro- 
vincia de Chiquinchelj questos eran señores de la mar 
que [en] aquella parte les caya del norte, y querien- 
do proseguir en su conquista, salió de alli y por sus 
jornadas, llego a un pueblo muy grande y muy po- 
blado de naturales llamado Chuaca en lengua de yn- 
dios, que la significación desto propiamente quiere 
decir agua larga; y paresciendo al capitán lugar aco- 
modado para poblar en el con los españoles, asento 
real orillas de una gran laguna de agua dulce, a la 
parte del poniente de la dicha laguna, quedando el 
pueblo de los naturales a la parte del norte a la falda 
de la laguna, la qual era de agua muy hondable, de 
longitud de dos tiros de escopeta y de ancha mas dé 
un -tifo. Criase en esta. laguna un pescado mediano 



8 DOCUMENTOS INÉDITOS.' 

qu^ llaman diahacaa^ que propiamente son mojarras, 
y caymanes, que llaman lagarto». Esta esta laguna 
por tierra llana [de] la mar del norte espacio de tres 
leguas; y en este puesto, el año del señor de mili 
quinientos quarenta y tres se pobló una villa por el 
capitán general francisco de montejo y la puso nom- 
bre Chuacaj a imitación de este pueblo grande de 
naturales que junto a si tenia de la otra parte de 
la laguna, como esta referido; rodeaba este lago mas 
de dos leguas de prado de yerba que acá llaman qa- 
banasj muy llanos y sin ningunos montes que loe 
asombren en estas dos leguas. Es tierra abundante 
de cazas y yerba para los ganados y mas fértil, sin 
comparación, que estas otras provincias. A este asien- 
to de Chuaca le vinieron de paz muchos pueblos de 
las provincias de los Tacees^ que eran alli vecinos, y 
algunos de los Copules^ que estaban poblados hazia 
este asiento de valladolid ; y visto por el capitán 
montejo que los yndios de la provincia de Oochua no 
querían dar la paz y que estaban rebeldes, a pocos 
dias poblada la villa de ChuMa^ partió de ella con la 
mayor parte de su gente para la provincia de Cochua^ 
dejando en Chuaca por su lugar teniente a fran- 
cisco de Ciega. Y entrando conquistando la tierra, 
llego a la provincia de Gochtia^ que estaba quarenta 
leguas de Chuaca, en lo qual paso el y los que con 
el iban grandes hanbres y travajos, teniendo como 
tuvieron I muchos encuentros y escaramuzas con los 
naturales; y dexando la mayor parte de ella paoifi- 



RELACIONES DE YUCATÁN. 9 

ca, se volvió a la villa de Chuma. Y estando de asien- 
to en ella, quiso gratificar a los que bien lo hablan 
servido, dando Repartimientos de yndios en nombre 
de su majestad a quarenta y cinco vecinos, en este 
mismo año de mil quinientos quarenta y tres años, a 
los quales se les dio titulo de encomienda de ellos; y 
estando en esto le vino nueva que la provincia de los 
Copules y de Cachua estaba rebelada y no acudían 
como solian a la obediencia, y para remedio de ello 
y pacificarlos, determino de enviar a francisco de 
CieQa con voz de capitán con veinte soldados, el 
qual vino a este asiento de valladolid, y sabido por 
el dicho capitán francisco de Ciega quienes heran los 
chilanes amotinadores y reveldes, hizo castigo exem- 
plar en ellos justiciándolos, lo qual fue causa que la 
tierra se sosegara y los yndios cesasen de dar guerra 
y acudiesen con los tributos a la villa de Chuáca^ que 
estaba veinte leguas del asiento que ahora tiene va- 
lladolid. Y esto hecho, llevando algunos rehenes y 
bastimentos, se volvió el dicho francisco de Ciega a 
la villa de Chuaca. En este mismo año determino el 
capitán montejo pasar a la isla de Cozumel^ y sa- 
liendo de Chuaca con este disigno, dejando en su 
lugar al maese de campo bernaldino de villagomez, 
llego a un pueblo y puerto de mar llamado Pole, el 
qual esl;a frontero de la isla de Cozumel y divide la 
ima tierra y la otra un braqo de mar del norte de qua- 
tro leguas; este brazo de mar es de mucha corriente 
y mar alterada, y queriendo pasar con su gente el 



10 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

capitán francisco de montejo a la ysla de Cozumelj 
no teniendo canoas para ello, determino enviar a la 
dicha ysla por canoas a un soldado llamado pedro 
duran, el qual fue y truxo las dichas canoas que hallo 
en la costa de la ysla y de esta otra parte de la tierra 
firme, las cuales asi traydas se embarco el dicho capi- 
tán montejo y los que con el iban, [y] dándoles un 
temporal en medio de este bra^o de mar, le fue for- 
zoso al dicho Capitán volver en demanda de la tierra 
firme de donde abia salido, [y] estando en riesgo 
de perderse, llego con su canoa y otras algunas al 
puerto de Pole^ habiéndose de aquella refriega aho- 
gadosele un español y los indios que con el iban. Al- 
gunas canoas de las que abian salido con el dicho ca»- 
pitan cuando arribo, tomaron la ysla de Cozumel^ los 
quales trayendo los señores y principales de la dicha 
ysla al reconocimiento de su capitán y otros muchos 
yndios, les dio un norte con el qual se ahogaron nueve 
ombres, desafandose las canoas de como iban, y con 
ellos muchos yndios que al remo y gobierno de ellas 
llevaban, y tomando la tierra, llevaron ante su Ca- 
pitán a los señores de la isla de Cozumel^ los qua^ 
les le presentaron maiz, miel y gallinas, el capitán 
montejo los recibió agradablemente y poniéndolos 
por vasallos de su majestad y dándoles licencia, se 
volvieron a la isla de Cozumel. Sabido la muerte de 
los españoles por los yndios de las provincias de los 
Copules y Cachua ^ entendiendo que se hablan aho- 
gado el capitán y la mayor pa^rte de los españoles, 



RELACIONES DE YUCATÁN. 11 

comenzaron a alterarse y rebelarse contra la Corona 
Real, y así le convino al capitán montejo antes de 
volver a la villa de Chuaca entrar en el riñon de la 
tierra, que es este asiento de Valladolid, provincia de 
los Copules^ a la qual le vinieron de paz todos los 
naturales de esta provincia de los Copules^ y no acu- 
diendo la provincia de Cochua con la obediencia, de- 
termino desde este asiento de Valladolid enviar al 
capitán francisco de Cie^a a la dicha provincia de 
Cochua con veinte soldados, el qual fue a ella por 
caminos cerrados no sabidos. Después de enviado al 
dicho francisco de Ciega, el capitán montejo se fue 
a la villa de Chuaca y prosiguiendo su derrota el di- 
cho francisco de Ciega, llego a Tabi^ ultimo pueblo 
de Cochua^ y tomo, por mandado de su capitán ge- 
neral, en nombre de su majestad, la posesión de 
aquella provincia, porque no la tomase el capitán 
gaspar Pacheco, que iba a conquistar las provincias 
de Chetemal^ que es donde ahora esta poblada una 
villa de españoles que se llama la villa de la nueva 
Salamanca, que es de esta conquista e gobernación; 
lo qual hecho, el capitán francisco de Qiega se volvió 
a la villa de Chuaca. 

Capitulo III. Y generalmente el temperamento 
y calidad de la dicha provincia o comarca^ si es muy 
fria o caliente o húmeda o seca^ de muchas aguas o 
pocas ^ y cuando son más o menos ^ y los vientos que 
corren en ellas que tan violentos y en que partes son y 
en que tiempos del año. 



12 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

El temperamento de esta provincia de CMquinchel 
y Chuaca es húmedo y frió mas que estas otras pro^ 
vincias y mas templado en verano; caúsalo aber ^a 
ellas muchas pluvias y muchas lagunas; haqense al- 
gunos cenagales, enlamándose la tierra, que no se 
puede andar por ella, y secándose todas las mas la- 
gunas de estas, causan malos vapores de la tierra; 
esta siempre en un ser sin secarse esta laguna de 
Chuaca. Llueve con grandes torbellinos de viento y 
continuas aguas desde junio hasta mediado agosto, 
y de alli en adelante, con aguas no tan recias, vien- 
tan grandes nortes, lo qual causa muchas muertes de 
naturales y aun de españoles, abiendo enfermeda- 
des de catando y barriga entre los naturales y aun de 
españoles. Este viento norte destruye los maizales, 
que es el sustento que los naturales y españoles co- 
men y no usan de otro pan; duran hasta mediados de 
febrero, y de alli en adelante vientos Suestes, que 
son unos ventazos desabridos polvorosos; estos cau- 
san sanidad a los indios y agostan la tierra para la 
poder cultivar, labrar y quemar para sus sementeras, 
asi de maiz como de algodón, agi y frisóles y todo 
genero de sustento. 

Capitulo IV. Si es tierra llana o áspera^ rasa o 
montosa^ de muchos o pocos rios o fuentes^ y abundosa 
o falta de aguas j fértil o falta de pastos ^ abundosa q 
estéril de frutos y de mantenimientos. 

Este Chuaca^ como atrás refiero, es tierra llana, no 
tiene monte en su contorno, sino muy grandes prados 



KELACIONES DE YUCATÁN. 13 

que llaman ^abanas, donde se podrían apacentar diez 
mili cabezas de ganado vacuno; no es fragosa de pie- 
dras como estas otras provincias; es tierra llana que 
se puede arar; es abundantísima de caqa y frutales 
de todas maneras: en esta provincia se daba dos veces 
maíz en el año; no tiene ningunos ríos, sino estas 
lagunas de agua dulce, que tiene muchas en distancia 
de tres leguas; de una o dos de estas lagunas salen 
dos fuentes, y estas corren algún tanto por la tierra 
adentro, aunque no mucha distancia; tienen salidas 
estas vegas; grandes montañas de arboles de copal, 
que es una resina a manera de yncienso y otros de 
frutos silvestres. Entiéndese se podrían sacar rega- 
díos para aquestas vegas de esta laguna de Chuaca 
y de algunas fuentes ; es umeda la tierra, a causa de 
tener el agua a menos de a braga. 

Capitulo V. De muchos o pocos yndios y si ha 
tenido mas o menos en otro tiempo que ahora y las 
causas que dello se supieran^ y si los que ay están o 
no están poblados en pueblos formados y permanentes 
y el talle y suerte de su^s entendimientos, ynclinaciones 
y manera de vivir, y si ay diferentes lenguas en toda 
la provincia o tienen alguna general en que hablerir 
iodos. 

Este pueblo de Chuaca era de mili vecinos al tiem- 
po que el capitán francisco de montejo pobló alli, 
los quales estaban en pueblo en alguna manera per- 
manente e formado, con sus casas de piedra de alba- 
fíeria {sic) cubiertas de paja, donde hacían sus con- 



14 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

gregaciones y mercados, aunque no compasadas las 
calles, teniendo los vecinos de aquel pueblo sus casas 
grandes de madera muy fuerte, cubiertas de guano, 
gue es la hoja de un árbol a manera de palma; estos 
yndios y las yndias de Chuaca son de mas sutil en- 
tendimiento que los de las demás provincias, y la 
gente de Chiquinckel mas cortadas en sus razones 
ellos y ellas, y mas pulida la lengua que hablan, 
aunque es toda la de Yucata7i una. Despoblando la 
villa de alli los españoles, losfrayles, queriéndolos 
acercar a su cabecera de doctrina, les quemaban las 
casas, y ellos, de congoja de verse apartados de su 
natural, se morian y muchos se huyan, que hasta oy 
no han vuelto a su vecindad; queriéndoles volver 
tres años a su asiento antiguo, no se hallaron sino 
veinte yndios, y estos están poblados en su cabecera; 
tienese creydo que el mudar aguas y temple y aber 
trabajado tanto en pasar sus arreos, les causo la 
disminycion tan grande que este pueblo tuvo. 

Capitulo VI. El altura o elevación del polo en que 
están los dichos pueblos de españoles^ si estuviere to- 
mada y si se supiere o ubiere quien la sepa tomar o 
en que dias del año el sol no echa sombra ninguna al 
punto del medio dia. 

Esta Chuaca en elevación del Polo 21** y medio; el 
Sol, al punto del mediodía, da su sombra todo el 
año. 

.Capitulo VII. Las leguas que cada cibdad o 
pueblo de españoles estuviere de la cibdad donde resi- 



RELACIONES DE YUCATÁN. 15 

diere la audiencia en cuyo distrito cayere o del pue- 
blo donde residiere el gobernador a quien estuviere 
sujeta y a que parte de las dichas cibdades o pueblos 
estuviere. 

Estaba Chuaca apartada de dicha ciudad de Men- 
da, cabecera de esta gobernación y obispado, dis- 
tancia de cuarenta leguas poco mas o menos; caya la 
cibdad de la villa de Chuaca algún tanto elevada al 
esnoroeste; caya este asiento que después se pobló, y 
ahora esta poblado, de ValladoUdy con los vecinos de 
Chuaca, veinte leguas de Chuaca a la parte del sur, 
la tierra adentro, camino Real de Cochua y dé la villa 
de la Ahueva Salamanca, que llaman de Bacalar, 
donde están poblados los españoles. 

Capitulo VIII. Asi mesmo las leguas que distare 
cada cibdad o pueblo de españoles de los otros con 
quien partiere términos, declarando a qiie parte cae 
de ellos, y si las leguas son grandes o pequeñas y por 
tierra llana o doblada, y si por caminos derechos o 
torcidos, buenos 6 malos de caminar. 

Los términos y limites que tuvo la villa de Chua- 
ca son los que ahora tiene la villa de Valladolid, los 
cuales corren este a ueste desde el ultimo termino 
al otro quarenta leguas hasta sus últimos términos; 
(íaele la ciudad de Merida a la villa que se pobló y 
esta poblada de Valladolid, Lesnorueste; divi dense 
los términos once leguas de su asiento, en una venta 
que llaman yocajeque] llamóse yoquajeque, porque 
habiendo en el un gran lago de agua muy hondable, 



16 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

dicen los naturales que cayo en el una estrella con 
grandes pluvias, y asi se deja entender, pues al estrella 
del alba llaman noch eque; esta cae al oeste, dexando 
quarenta leguas de alli al puerto de Conil^ al este, y 
este es el ultimo termino de la tierra firme; a el 
norte divide los términos el puerto de holcoben y rio 
de Lagartos^ con los últimos términos de la nueva 
salamanca que distan del Rio de Lagartos, quarenta 
leguas a la banda del Sur, quedando el rio y puerto 
de holcoben a la parte del norte. Los caminos que 
generalmente se usan, sacadas tres o quatro leguas 
de la villa de Clmaca^ de unos a otros pueblos, son 
fragosos de piedra, aunque tierra llana, por ser toda 
la mas una peña viva; es, muy montuosa, los caminos 
torcidos y mal abiertos la piedra que ansi ay paresce 
de arrecifes muy malos de costa de mar. La mayor 
parte de los naturales están poblados entre muchos 
peñascales, sin hallarse en ellos tierra para una car- 
rera de caballo. 

Capitulo IX. El nombre y sobrenombre que tiene 
o ubiere tenido cada cibdad o pueblo y por que se 
hubiere llamado as si {si se supiere) ^ y quien le puso 
el nombre y fue el fundador de ella, y por cuya orden 
y mandado la poblo^ y el año de su fundación^ y con 
cuantos vecinos se comenzó a poblar y los que al pre- 
sente tiene. 

viendo el capitán montejo que en espacio de poco 
mas de un año se le abian muerto del servicio y 
amigos que habla llevado a Chuaca mas de seiscien- 



REtACiÓNEtí DE YUCATÁN. 17 

tos yndios y algunos españoles, y que la tierra era 
enferma, pluviosa y umida y estar muy a trasmano 
de los Repartimientos, que los mas cayan en este 
asiento de VaUadolid^ determino pasar la villa y ve- 
cinos de Chuaca a este asiento de Valladolid ya di- 
cho, lo uno por estar en comedio de toda la tiei'rá; y 
lo otro por ser tierra mas sana y mas seca que Chuaca 
y de menos pluvias, mas estéril de fractos en parte y 
no en todo; y determinando pasarla, lo puso por obía 
y pobló la villa de Valladolid el año de mili y qui- 
nientos e quarenta y cinco años, con treinta y nueve 
encomenderos de yndios, dejando en el asiento de 
Chuaca un alcalde para hasta ver si estotro asiento 
hera permanente; llamóla él dicho capitán montejo la 
villa de Valladolid a imitación de la de españa, y 
ansi es la mejor villa que se halla en las Yndias. 

Capitulo X. El sitio y asiento donde los dichos 
pueblos estuvieren^ si es en alto o en bajo^ o llano^ con 
la iraca y designo en pintura de las calles y plazas y 
otros lugares señalados de monasterios^ como quiera 
que se pueda Rascuñar fácilmente en un papel ^ en que 
se declare que parte del pueblo mira al mediodía o al 
norte. 

Esta poblada la villa de Valladolid en el comedio 
de toda la tierra de los Acopules y en medio de las 
provincias de Cochua [y] Taceés^ cayéndole a la 
falda de la marina la provincia de Chiquinchel; esta la 
villa de Valladolid en elevación del polo veinte y un 
gradó; fue tomada el altura por dos pilotos a diez y 



18 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

seis dias del mes de febrero de este año de mili y qui- 
nientos setenta y nueve años; el sol al punto del me- 
diodia, da sombra todo el año. demórale la cibdad 
de Meridüj cabecera de esta gobernación, al oeste 
quarta al norueste ; la villa de Bacalar al sudoeste, 
la bahya de Coiiil, últimos términos de esta villa, al 
este quarta al nordeste, y el puerto y rio de los 
Lagartos al Norte, dista de esta villa la ciudad de 
Merida treinta y tres leguas; fundóse el pueblo de 
los españoles en unos prados cercados de mucha ma- 
leza de piedra y arboleda silvestre. Hay en los mon- 
tes y fuera mucha piedra, ansi movediza como del ta- 
maño de un buey y mayores; en su nacimiento si- 
tuóse en medio de dos zenotes de agua dulce, que 
son a manera de aljibes; tienen de su nacimiento cada 
uno de estos zenotes tres o quatro bocas por donde 
sacan agua los naturales, del tamaño de pozos de nues- 
tra españa, y mayores y menores; tienen el agua a 
trece brazas desde la boca; extiéndese abajo, pasadas 
dos bracas que las bocas tienen de peña viva, gran 
concavidad en gueco muy grande, mas de ciento y 
setenta pies, haciendo abajo una tabla grandisima de 
agua de este tamaño que parece esta represada, de 
extraña hondura; muchos dicen corren las aguas de- 
bajo; tiene en lo gueco grandes socarrenas y puntas 
de peña a manera de salitre, que crecen y están des- 
tilando agua todo el año ; criase en estos zenotes un 
pescado pequeño a manera de bagres marítimos, pero 
no tan grandes; ay de estos zenotes muchos; están 



RELACIONES DE YUCATÁK. 19 

estos dos zenotes apartados uno de otro dos tiros de 
escopeta, en medio de esta villa de Valladolid^ al 
tiempo que se pobló, en la plaza de ella, le caya un 
cu de piedra , hecho a mano , muy alto ; tenia en la 
cumbre de el muy blanqueada y hecha una piega que 
se veia dende lejos, y alli tenian aquel idolo que atrás 
dije en el primer capitulo , donde los indios iban a 
idolatrar ; era este cu cerro de proporción redonda, 
ocupaba en contorno mas de cuatrocientos pasos; 
arriba era seguido, no tan ancho; llamábase cu porque 
ansi llamaban los yndios a sus dioses que adoraban; 
tenian sus y dolos en la casa de arriba, hechos de 
barro, de la forma de macetas de albahaca muy boca- 
deadas, con sus pies, y en ellos hechos rostros mal 
ajestados y disformes de malas cataduras ; echaban 
dentro de este ydolo una resina que llaman copal^ a 
manera de yncienso, y esta en reverencia ofrendaban 
y quemaban, que daba de si muy gran olor, y con 
esto hacen con tino sus ritos, cerimonias y adoracio- 
nes ; esta aun el dia de oy , y que se puede bien ver lo 
que este cu ocupaba. Trazo el capitán montejo esta 
villa norte sur y del este a oeste; miran las calles al 
norte y al sur; diole grandes calles de quarenta pies 
en quadra; tiene en la dicha plaza, fz^ontero de este 
cUj a la parte del sur, un templo mediano de tres 
naves, cubierto de teja a lo pulido, con sus pilares 
de piedra bien arqueados de cantería y albañeria; 
suben a el por seis gradas; de la iglesia al nacimien- 
to del sol, en la calle Real, ay y ss va fundando un 



20 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

ospital de la Sancta Veracruz ; fue mandado edificar 
y obrar por don diego sarmiento figueroa vecino de 
esta dicha villa y alcalde de la cofradía de la Sancta 
Veracruz que ha sido y al presente lo es. Tiene la 
villa y templo esta figura (1) : 

Es tierra mas sana que la de Chuaca; crianse mu- 
chos niños de españoles y de naturales. Poblada esta 
villa, se fue el capitán montejo a la ciudad de Me- 
rida^ dejando en su lugar al capitán francisco de 
Ciega. Fuera de esta villa, poco mas de un tiro de 
arcabuz, esta poblado un monasterio de frailes fran- 
ciscos menores de la observancia, muy fuerte, con su 
jjglesia de bóveda de albañeria y cantería, con su 
claustro de quatro quartos y corredores en lo alto, en 
los quales hay muchas celdas, todas de bóveda; tiene 
grandes estribos a manera de fortaleza; son las pare- 
des de anchor de diez pies y en partes mas; esta muy 
almenado; es conforme a esta figura; van a el por 
una calzada hecha a mano con muchos arboles muy 
sombríos, que llaman seibos^ a manera de nogal. 

Y el año de mili e quinientos e quarenta y seis, 
por el mes de noviembre, fue quando los naturales de 
estas provincias de Valladolid se alearon contra la 
Real Corona y mataron a diez y ocho españoles que 
estaban derramados por sus pueblos, fuera de esta 
villa; friyendo dos hijos de magdalena de cabrera, 
en copal, en el pueblo de Chemax^ que se hallaron 



(1) La relación original lleva aquí un diseño. * 



RELACIONES DK YUCATÁN. 21 

alli estudiando y aprendiendo las letras en compañía 
de un conquistador que los enseñaba, que se decia 
Juan lopez de mena ; y al uno de ellos friyeron vivo 
y en los demás españoles hicieron grandeí^ cruelda- 
des, sacándoles los corazones estando vivos, matando 
asimismo a mas de seiscientos yndios del servicio 
de los españoles ; y entre los que mataron fueron el 
maestre de campo y alcalde hordinario, que a la sa- 
zón era, bernaldino de villagomez, y juan de villa- 
gomez, su hermano, y a Hernando de Aguilar, per- 
sonas señaladas, no quedando en esta villa de Va- 
lladolid mas de veinte y dos vecinos: y visto por el 
cabildo el estrago hecho y que sin socorro de la ciu- 
dad de Merida no podian sustentarse, enviaron con 
gran diligencia a pedirlo, eligiendo a alonso de vi- 
llanueva, que era alcalde, por capitán, y este sostu- 
vo la villa veinte dias hasta que vino el socorro, dán- 
doles cada dia arma. Llego de la ciudad de Merida el 
capitán francisco tamayo con treinta y dos hombres 
y algunos amigos indios ; y luego el otro Capitán 
francisco de montejo con veinte hombres, trayendo 
consigo a francisco de Ciega que a la sazón venia de 
las provincias de Chiapa; y dejando el socorro, los 
capitanes, abiendo hecho algunas salidas y ranche- 
rías, quedo el Francisco de Cieza en lugar del capi- 
tán montejo, y por justicia mayor y con voz de 
capitán salió a la provincia de los Tacees, doce leguas 
de esta villa, y pacificando los naturales, hizo algunas 
otras salidas, y estando y volviendo de paz dentro 



22 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

de quatro meses, por aver castigado el dicho francisco 
de CicQa a los culpados y hecho justicia de ellos, 
quedo pacifica como al presente lo esta, y no que- 
daron en esta villa y sus provincias mas de treinta 
y seys encomenderos de yndios, yncluyendolos el 
capitán montejo en este numero los que antes avia; 
y al presente no ay mas encomenderos, aunque mu- 
chos vecinos sin encomienda que se an casado con 
hijas de conquistadores, que parece abra setenta ve- 
cinos entre encomenderos y demás vecinos. 

Capitulo XI. £Jn los pueblos délos yndios sola- 
mente se diga lo que distan del pueblo en cuyo corre- 
gimiento o jurisdicción estuvieren y del que fuere cerca 
su cabecera de doctrina. 

Esta esta villa de Valladolid cercada a una jorna- 
da de quarenta pueblos, sin otros tantos que a veinte 
leguas y a quince de su distrito tiene sujetos a esta 
villa, en los quales hay ocho mili naturales tributa- 
rios, sin otros relevados de tributo a los españoles. 

Capitulo XII, Y assi mismo lo que distan de 
los otros pueblos de yndios o españoles que en torno de 
si tuvieren^ declarando en los unos y en los otros a que 
parte dellos caen^ y si las leguas son grandes o peque- 
ñas y los caminos por tierra llana o doblada^ derechos 
o torcidos. 

Están estos pueblos los mas por los caminos rea- 
les norte sur y leste a ueste hacia la ciudad de Me- 
rida ; ninguna de estas poblaciones de naturales esta 
apartada mas de una jornada; para ir a los dichos 



RELACIONES DE YUCATÁN. 23 

pueblos son los caminos fragosos de mucha maleza 
de montaña y piedra; lo mismo son los que se usan 
para esta villa, no pudiéndose muchos de ellos andar 
a caballo. 

Capitulo XIIL Iten lo que quiere decir en lengua 
de yndioB el nombre del dicho pueblo de yndios^ y por 
que se llama asi si liubiere que saber en ello^ y como se 
llama la lengua que los yndios del dicho pueblo ha- 
blan. 

Llamaban antiguamente los yndios de la provincia 
de Chiquinchel a estos de esta villa de Valladolid y 
las demás provincias de los Copules y Cochuas, Ah 
mayas^ ultrajándolos de jente soez y baja, de viles 
entendimientos y ynclinaciones. 

Capitulo XIV. Cuyos eran en tiempo de su gen- 
tilidad^ y el señorío que sobre ellos tenían sus Señores^ 
y lo que tributaban^ y las adoraciones^ ritos y costum- 
bres buenas y malas que tenían. 

El mayor Señor que en este asiento de Valladolid 
y su provincia habia en tiempo de su gentilidad, era 
un Atzuc Capul; a este reconocían por Señor, y en 
señal de vasallaje, de su voluntad le hacian una se- 
mentera de maiz frisóles agi y algodón acudiendole 
con algunos presentes de venados y otras cagas ga- 
llina, y todo genero de comidas cuzcas coloradas que 
es un genero de gueso entre ellos de mucho valor. 
Tenian su alquinec^ que este era el que los casaba y 
anunciaba las cosas por venir; y estando el enfermo 
muy al cabo, tenia por abuzo y costumbre, antes que 



24 DOCUiMENTOS INÉDITOS. 

espirase, porque no penase, quebrarle los lomos, j 
ansi lo llevaban al campo, yendo los de su casa a 
cazarle pájaros, y ansi cazados ae los ponian junto a 
este muerto, diciendo que para tan largo camino abia 
menester comer, 

Ansi mismo tenian sus meses, contando cada luna 
treinta dias, y el primer dia del año, antes que ama- 
neciese, todos y el alquin aguardaban y esperaban el 
sol, haciendo gran fiesta aquel dia. Tenian por cos- 
tumbre para bendecir un cw, donde ponian los ydolos, 
tomar del agua y roció que abia en las hojas de los 
arboles y con esta en el lugar donde abian de ser 
puestos, con un y sopo, el alquin^ revestido con 3U 
manera de alba y casulla y una manera de mitra y su 
monacillo, bendecir y hacer muchas cerimonias, y 
con gran reverencia ponian aquellos ydolos y echa- 
van agua en todo aquel lugar. 

Tenian una corteza de árbol en el qual escribían y 
figuraban los dias y meses con grandes figuras en el 
y alli escribían, descojido este libro seria de largo de 
seis bra9as y algunos mayores y menores. 

ocho leguas de esta villa están unos edificios Ha- 
blados Ohickiniqa, en los quales hay un cu hecho a 
mano de cantería y albañeria, y en este edificio hay 
en el raayor edificio noventa y tantos escalones, es- 
calara toda a la redonda hastq. subir ív la cumbre de 
elj 3era de alto cada escalón poco mvk^ de una tercia; 
encima esta una manera de torre con sus piezas; este 
cu cae entre dos zenotes de agua muy hpndables ; el 



RELACIONES DE YUCATÁN. 23 

uno de ellos llamavan el Zenote del sacrificio^ llamóse 
Chichiniqa a imitación que un yndio que al pie del 
Zenote del sacrificio vivia, se llamaba Álquin Yiza, 
En este ze7iote los Señores y principales de todas estas 
provincias de ValladoUd tenian poi^ costumbre, ha- 
biendo ayunado sesenta dias sin alzar los ojos en ese 
tiempo aun a mirar a sus mujeres ni a aquellos que 
les llevaban de comer; y esto hacian para, llegándose 
a la boca de aquel zenote, arrojar dentro al romper el 
alba algunas yndias de cada un Señor de aquellos, a 
las quales les abian dicho pidiesen buen año todas 
aquellas cosas que a ellos les parecía, y asi arrojadas 
estas yndias sin ir atadas, sino como arrojadas a des- 
peñar, caian en el agua dando gran golpe en ella ; y 
al punto del medio dia, la que habia de salir daba 
grandes voces le echasen una soga para que la saca- 
sen, y subida arriba medio muerta, le hacian grandes 
fuegos a la redonda, sahumándola con copal, y vol- 
viendo en si decia que abajo habia muchas de su na- 
ción, asi hombres como mujeres, que la recogían, 
y que alzando la cabeza a mirar alguno de estos, 
le daban grandes pescozones, por que estuviese in- 
clinada la cabeza abajo, lo qual era todo dentro del 
agua, en la qual se figuraba muchas socarrenas y 
agujeros; y respondíanle si ternlan buen año o malo, 
según las preguntas que la yndla hacia, y si el de- 
monio estaba enojado con alguno de los Señores de 
los que echaban las yndias, ya sabían que no pidiendo 
la sacasen al punto del medio día, era que estaba con 



26 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

ellos enojado, y esta tal no salía mas; que parece es 
esto figura de lo que acaecía en la cueva de sala- 
manca (1); entonces, visto que no salía, todos aque- 
llos de aquel Señor y el mismo, arrojaban grandes 
piedras dentro del agua y con grande alarido echaban 
a huir de allí. 

Ansi mesmo usaban en ciertos tiempos del afio ha- 
cer de trozos muy gruesos de leña un rimero della 
del altor de un estado de un ombre y mas, y de lar- 
gor y ancho de mas de veinte y cinco pies, y hacién- 
dose una procesión de muchos yndios con sus hachas 
de unas varas que arden bien, atadas en un palo, 



(1) D. Juan Buiz de Alarcón, en su comedia La cueva de Sala- 
manca (acto primero), pone en boca dwl Mar4ués de Villena los si- 
guienteB versos: 

«Fulme á vivir á It* cortj 



La pailora fama aJli 
Ha dicho que hay una cueva 
Encantada en Salamanca » 
Que mil prodigios encierra; 
Que una cabeza de bronce 
Sobre una cátedra puesta 
La mágica sobrehumana 
£n humana voz enseña; 
Quo entran aljjunos á oiría; 
Pero que de siobe que entran, 
Los seis vuelven k salir 
Y el uno dentro se queda.» 



Habla, puee, en efecto, motivo para que los autores de la relación 
do Valladolid de Yucatán— entre los cuales no faltarían paisanos del 
conquistador D. Francisco de Montej o— bailasen semejantes la leyen- 
da del Cenote del sacrificio y la de la cueva salmantina. 

Cervantes, que introdujo en la segunda parte del Quijote el episo- 
dio de la cabeza encantada, tiene también un entremés en prosa y 
verso titulado La cueva de Salamanca, 



KELACIONES DE YUCATÁN. 27 

vienen donde esta aquel rimero de leña, y todos quie- 
bran sus hachas en el lugar donde esta la lefia, que- 
dándole a]gun pedazo de palo en la mano; este lle- 
vaban para reliquia; y encendida esta leña, hacia una 
gran brasa de altor de medio estado, de grandes as- 
cuas del tamaño que era la leña, y la apaleaban y 
bareaban para que estuviese parejo el fuego; y al 
quarto del alba venia la mesma procesión trayendo 
al alquin delante revestido con su manera de alba, en 
la parte de abajo cosidos muchos caracolejos, y su 
manera de casulla y mitra en la cabeza, figuraba en 
ella muchos rostros de demonios; y llegaba con su 
monacillo a donde estaba la braza, que no se podia 
llegar a ella con un tiro de piedra, y llegando, lle- 
vaba un hisopo atado en el muchas colas de vibora 
y culebras ponzoñosas, y llevándole el monacillo una 
jicara del vino que usaban, mojaba con aquel hisopo 
y por todas cuatro partes del fuego hacia sus ciri- 
monias y rociaba con el las brasas, y luego mandaba 
le quitasen los alpargatas y entraba por encima de 
la braza rociando, y tras el toda la procesión de yn- 
dios, y pasaba este alquin sin se hacer mal alguno. 
Adoraban unos ydolos hechos de barro a manera de 
jarrillos y de macetas de albahaca, hechos en ellos 
de la parte de afuera rostros desemejados; quemaban 
dentro de estos una resina llamada copal ^ de gran 
olor. Esto les ofrecían a estos ydolos, y ellos cortaban 
en muchas partes de sus miembros y ofrecían aque- 
lla sangre, haciendo los Señores y principales matar 



28 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

algunos yndios o yndias esclavos que tenían, para, 
sacándolos ¡el corazón, ofrecérselo a estos ídolos; y 
los que no tenían destos, ofrecían perrillos y otros 
géneros de anímales, untando con la sangre la boca 
y narices de estos ydolos. Habia ídolos de las labran- 
zas, ídolos de la mar, y otros muchos géneros de 
cada cosa, diferentes en las figuras unos ídolos de 
otros. Para estos sacrificios y sus areytos usaban be- 
ber y emborracharse con un vino que ellos hacían de 
una corteza de un árbol que llaman balche y miel y 
agua; este vino dicen les causaba sanidad, porque con 
el se purgaban los cuerpos y lanzaban por la boca 
muchas lombrices; criábanse robustos y los viejos 
vivían mucho tiempo y frescos. Al presente aun no 
están fuera ni apartados los naturales de estas pro- 
vincias de usar de estos ritos, pues generalmente se 
les han hallado y hallan muchos ydolos no tan sola- 
mente a los que están en los montes, pero a los que 
están en pueblos formados y han servido y sirven a 
las iglesias y monasterios; y en siendo las criaturas 
de quatro años, el álquin las bautizaba con agua no 
usada, con muchas cerimonias; y del vino dicho no 
se sabe sí usan los naturales de el al presente. 

Capitulo XV. Como se gobernaban y con quien 
trayan guerra y como peleaban^ y el ávido y traje que 
traian y el que agora traen^ y los mantenimientos que 
antes usaban y ahora usan^ y si han vivido mas o 
menos sanos antiguamente que agora y la causa que 
de ello se entendiere. 



EELACIONES DE YUCATÁN. 29 

Andaban vestidos todos los indios de estas pro- 
vincias de Chtquinchelj T'acees j Cachua y Copules^ 
los Señores de unos aricóles de algodón y plumas te- 
jidos a manera de kaqueta de dos faldas de muchas 
colores; traian un mástil entre las piernas, que era 
una gran tira de manta tejida, la qual atándosela a 
la barriga y dando por debajo una vuelta, les tapaba 
sus vergüenzas, colgándole por detras y delante dos 
puntas largas, teniendo en ellas mucha plumería; y 
las yndias traian sus enaguas, que es a manera de un 
costal abierto por ambas partes, que estas , atadas á 
la cintura, les tapaba sus vergüenzas; demás de esto 
muchas usaban de traer trancados los cabellos, que 
los tienen muy largos, cubriéndoselos con un pañuela 
de algodón abierto a manera de abitillo corto, que 
también les servia de tapar los pechos. Muchos in- 
dios andaban desnudos con solos los masteleos. Esto 
se usaba general en todas estas provincias de Valla- 
dolid y de estos ritos y cerimonias dichas. Traian 
guerra unos con otros, usando de flechas y arcos, ha- 
ciendo sus albarradas unos contra otros; ansi mismo 
traian rodelas tejidas de varas y sus lanzuelas de 
vara tostada. Eran gobernados por ciertos que eran 
tenidos por cabezas, a quien reconocían señorío. An- 
dan ahora todos los naturales generalmente vestidos 
de zaragüelles y camisas y sombreros y sus capas de 
lana y algodón, y algunos andan vestidos a usanza 
española y estos son algunos gobernadores y caci- 
ques. De los mantenimientos de maiz que antigua-^ 



oO DOCUxMENTOS INÉDITOS. 

mente usaban y pan usan ahora de lo mismo, y do 
beber sus atoles^ que es a manera de poleadas he- 
chas de la masa del maíz molido y deshecho en agua; 
beben de continuo poqol todo el dia sin usar de agua 
clara, sino desleyendo una pella de maiz cocido, 
tinen el agua hasta que esta espesa, y esta beben, 
con lo cual se sustentan; y faltándoles esto, por usar 
de comer frutas silvestres y raices, mueren muchos, 
y ansi mismo por usar de un brebaje que llaman ca- 
cao^ que es la moneda que entre ellos corre, la qual, 
por ser bebida fría, a algunos corrompe y resfria. 
Habia en estas provincias a el tiempo que se conquis- 
taron mucha suma de yndios y al presente no hay la 
ventena parte. Principalmente la disminución que 
abido y ay al presente lo ha causado el haberlos 
mudado de sus asientos y natural temple y aguas 
con que se multiplicaban, quemándoles los pueblos y 
mandándolos quemar los religiosos de la Orden de 
San Francisco, poblándolos donde ellos querian, en 
lugares no tan sanos ni cómodos como en los que 
ellos vivian, trabajándolos los dichos religiosos en 
los monasterios muy sumptuosos que an hecho, sin 
cesar oy dia de hacer y deshacer obras, las quales, 
habiendo otro guardián, las deshace y hace a su modo 
y jamas cesan de obrar, no teniendo consideración a 
hacer cesar las obras en tiempo que los yndios han de 
acudir a sus labranzas, de lo cual siempre se han 
quejado los naturales, porque les a causado estar 
faltos de bastimentos para el sustento de sus vidas; 



RELACIONES DE YUCATÁN. 31 

y ansí por esto como por la mudada y junta de los 
pueblos y castigos que, so color de la doctrina, los 
religiosos hacian, y otras cosas de apremio y cepos 
de que han usado y usan, los naturales an venido 
en la disminución referida y les son tan temerosos, 
que no solamente se an huido a los montes sin mas 
parecer, pero algunos se han muerto de puro pesar y 
tristeza y se han despoblado muchos yndios que dicen 
estar poblados en las islas de la bahya de la Ascensión^ 
que distan de esta villa treinta leguas. Y nos parece 
que esta ha sido la causa mas legitima de la dismi- 
nución de la tierra y naturales de ella y asi es pre- 
sunción. 

Capitulo XVL En todos los pueblos de españo- 
les y de yndios se diga el asiento donde están pobla- 
dos si es sierra^ o valle o tierra descubierta y llana y 
el nombre de la sierra valle y comarca do estuvieren y 
lo que quiere aectr en su lengua el nombre de cada 
cosa. 

En esta villa de Valladolid no hay sierra ni valle 
en su contorno de su jurisdicción. 

Capitulo XVII. Si es tierra o puesto sano o en- 
fermo^ y si enfermo^ por que causa {si se entendiere) y 
las enfermedades que comunmente subceden y los re- 
medios que se suelen hacer para ellas. 

Este asiento y provincia de Valladolid es mas 
sano que las demás provincias a el sujetas, aunque, 
general, andan males contagiosos de lamparones y 
éticos: no se saben remedios para ellos, ay mal de 



32 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

catarros y calenturas que causan los nortes; para esto 
usan remedios de sangrarse y hortigarse los cuerpos 
con hortigas y otras yerbas, que hay muchas. 

Capitulo XVIII. Que tan lejos o cerca esta de 
alguna sierra o cordillera señalada que este cerca del, 
y a que parte le cae y como se llama. 

No hay sierra ni cordillera sesenta leguas en con- 
torno de esta villa, si no estos cues de piedra hechoiS 
a mano, que algunos de ellos es de noventa gradas 
hasta subir a el , con sus escaleras de piedra. 

Capitulo XIX. El rio o rios principales que pa- 
saren por cerca y que tanto apartados del y a que 
parte y que tan caudalosos^ y si hubiere que saber 
algunas cosas notables de sus nascimientos^ aguas, 
guertas y aprovechamientos de sus riberas, y si ay en 
ellas o podria aber algunos regadios que fuesen de 
ymportancia. 

Esta villa de Valladolid y sus provincias no tiene 
en todo su distrito ningún rio ni fuente de do se pue- 
dan sacar regadios sino son las dichas en Chuaca. 

Capitulo XX. Los lagos, lagunas o fuentes seña- 
ladas que hubiere en los términos de los pueblos, con 
las cosas notables que hubiere en ellos. 

Veinte leguas de esta villa esta una laguna que 
agua y desagua la mar en ella, de longura de doce 
leguas y de ancho de legua y poco menos, donde se 
crian muchos genero de pescado, asi meros, como ro- 
balos, corbinatas, tollos y otros muchos, de do se 
bastece esta villa y aun parte de la ciudad de Merida, 



RELACIONES DE YUCATÁN. 33 

eacauclose para fuera parte. Gae áqui el rio que lla- 
man de Lagartos^ por haber muchoá lagartos caima- 
nes; esta siempre en este puerto una guarda para 
que no quemen las casas que alli' hay: no puede en- 
trar' en el navio que demande mas de una braQa de 
agua y entrase en el con viento norte y norueste, 
quedándose los demaá fuera media legua y una y dos 
leguas del puerto, conforme como es el navio;, no 
tiene este puerto de fondo mas de una braQa á plea- 
mar poco mas o menos. Corriendo por esta laguna 
abajó, sale de la tierra firme, un tiro de piedra de la^ 
laguna, un golpe de agua que divide y aparta el agua, 
pudiendo tomar agua dulce de aquel raudal que corre 
mas abajo. Corriendo por la laguníi abaja diez le- 
guas, poco menos, esta una palma que cae en medio 
de esta laguna salada y arroja un gran golpe de agua 
dulce por el gueco de aquella palma,, y ésto esta en 
un ser dende que estas provincias se conquistaron 
hasta oy el dicho dia. 

Capitulo XXI. Los volcanes^ grutas y todas las 
otras cosas notables y admirables en naturaleza que 
ubiere en la comarca dinas de ser sabidas!. 

No hay en estas provincias ningunos volcanes; 
ay en la costa de la mar algunas grutas en la costa 
de Pole y la bahia de la Ascensión que arrojan el 
agua por entre socarrenas que en las peñas ay, mas 
de dos picas en alto. 

Capitulo XXII. Los arboles silvestres que ubie- 
re en la dicha comarca comunmente y los fructos y 



34 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

provechos que déllos y su madera se saca y para lo . 
que son o serian buenos. 

ay muchas arboledas silvestres de frutas, que sir- 
ven de mantenimientos en los años estériles, para 
sustento de los naturales, como es piches^ que echan 
unos piñones que tostados son muy dulces y sirven 
como garbanzos, del tamaño de piñones redondo y 
de su cascara; hay mameyes que, pasado, es su carne 
colorada y sabrosa como carne de membrillo; plá- 
tanos en cantidad; qapoúes chicos y grandes; camotes^ 
que son patatas como castañas; melones de castilla, 
yucas y muchas raices y otras muchas frutas abun- 
dantemente, y mucho maiz y algodón y cera que se. 
cria en estos arboles silvestres, que es lo que tribu- 
tan; y generalmente se da esto abundantemente en 
todas estas provincias. Aprovechanse los cedros para 
edificios, y habines, que es árbol como encina, lo 
mismo, y ébano negro y otros palos de color en- 
carnado que se llaman chat-te^ ques palo colorado; 
ay arboles, en hoyas, de cacao, que es la moneda 
que entre ellos se usa. abia un árbol que de su cor- 
teza hacian los libros atrás referidos. 

Capitulo XXIIL Los arboles de cultura y fru- 
tales que ay en la dicha tierra y los que de españa y 
otras partes se han llevado j y si se dan o no se dan 
bien en ella. 

No se dan en esta tierra arboles de españa, si no 
son naranjos, limones, limas, cidras y algunas parras 
e higueras, y estos de fuera aparte. 



RELACIONES DE YUCATÁN. 35; 

Capitulo XXIV. . Los granos y semillas y otras, 
ortalizas y verduras que sirven o han servido a los\ 
naturales. 

Dase bien todo genero de ortaliza y maíz y habas 
y otras cosas ; no es tierra para trigo ni cebada. 

Capitulo XXV. Las que de españa se an lie- 
vado^ y si se da en la tierra el trigo ^ cebada^ vino y 
aceite^ en que cantidad se coge^ y si ay seda o gra- 
nas en la tierra y en que cantidad. 

Dase muy bien grana, aunque no se beneficie ni 
se sabe hacer; los morales y moreras para la seda 
están frescas todo el año y dan siempre hoja sin re- 
gadío; hacese seda aunque poca, y las semillas de 
fuera parte se dan mejor. 

Capitulo XXVI. Las yerbas o plantas aromá- 
ticas con que se curan los yndios y las virtudes medi- 
cinales o venenosas dellas. 

Hay muchas yerbas medicinales con que se curan, 
y otras muchas venenosas, como son: cumia ^ es una 
yerba en un bejuco muy blanda, la hoja grande como 
hoja de verdolaga, pero muy grande, y esta, majada, , 
abre hinchazones; hay otra yerba que llaman macu- 
lara) hay la berbena, y yerbas para almorranas, y es- 
carzolera ; hay inciencios y llantén ; hay yerbas para 
hacer criar cabellos largos, que es una raíz llamada 
cacao) y otra yerba para hacer nacer pelo donde no 
lo hay, y otras yerbas .muchas de que es presunción 
los yndios usan para hacer parir y muchas para matar. 

Capitulo XXVIL Los animales y aves bravos y 



56 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

domestícos de la tierra y los que de e.^pafia se an 
llevado y como se crian y multiplican en ella. 

Hay grande abundancia de caza de venados, corzos^ 
conejos, puercos de monte que tienen el ombligo en el 
lomo, pavas, palomas, perdices, codornices, tórtolas,, 
tordos y otras muchas aves, gavilanes de todas suer- 
tes y*nebli'es, tigres, dantas, leones, osos colmeneros y 
otras, muchas sabandijas ; culebras de todas maneras 
ponzoñosas. Dase bien en esta tierra y criase el ga- 
nado vacuno y porcuno, yeguas, cabras; no se da 
tan bien el ganado ovejuno; ay pastos para ellos en 
la costa de la mar, diez y seis leguas de esta villa. 

Oj^pitulo XXVIIL Las minas de oro y plata y 
otros mineros de metales o atramentos y colores que 
hubiere en la comarca y términos de dicho pueblo. 

No ay minas de plata ni oro; ay una yerba de añir 
que se saca mucha cantidad de el, en general, en 
estas provincias con mucho trabajo de los naturales 
y mucha costa de dinero: hay palo negro, brasil y 
otras yerbas con que tiñen amarillo, y palo colorado 
de tinta para curtir los curtidores. 

Capitulo XXIX. Las canteras de piedras pre- 
ciosas^ jaspes^ marmoles y otras señaladas y de esti- 
ma que asimesmo ubiere. 

Nohay canteras de piedras preciosas. 

Capitulo XXX. Si ay salinas en el dicho pueblo 
o cerca del o de donde se proveen de sal y de todaslas 
otras cosas de que tubiere^i falta para el mantenimien-^ 
to o el vestido. 



RELACIONES DE YUCATÁN. =37 

Hay salinas a veinte leguas de 6sta villa en la 
costa de la mar, de 8u nacimiento, do se provee esta 
villa, viniendo de españa todo el genero que para el 
«ustento de la vida humana y vestido an menester 
ios vecinos de aqui , y vale a excesivos precios toda, 
«OH que viven poba^es y empeñados. 

Capitulo XXXI. La forma y edificio de las 
^casas y los materiales que ay para edificarlas en los 
dichos pueblos o en otras partes donde los triLxeren. 

Edificáronse las ca^as con lo atrás referido en el 
<;apitulo diez, de albañeria y canteria «con grandes 
henchimientos de cal y tierra y eacabo^ que es una 
tierra blanca. 

Capitulo XXXIl. Las fortalezas de los dichos 
pueblos y los puestos y lugares fuertes e inexpugnables 
que ay en sus términos y comarca^ 

Son los monasterios lugares fuertes, que al pare- 
cer son inexpugnables, por tener gran compás y el 
agua dentro de si y no se pueden minar por «estar en 
peña viva ; y el monesterio de esta villa , en patticu- 
lar, esta fundado encima del mesmo zenote de agua. 
Dentro en estos monesterios pueden caber dos mil 
cmbres, aunque entre ellos aya dos compafiias de 
ojnbres de armas con sus caballos dentro. 

Capitulo XXXIII. Los tratos y contratacio- 
nes y grangerias de que viven y se sustentan asi los 
españoles como los yndios naturales ^ y de que cosas y 
<en que pagan sus tributos* 

En esta tierra los naturales contrataban Xiüos coa 



38 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

otros ollas de cacao, pagándolas en unas quentas co- 
loradas a manera de coral, de un xeme, y estas va- 
lían a tostón y algunas a mas y menos, y daban una 
o dos brazas por la olla y compraban esclavos y es- 
clavas. Asimismo, en la provincia de Chichinitzél^ en* 
muriendo el Señor, vendían sus hijos e hijas y todos 
los de su casa por esclavos; y usaban comprar man- 
tas pequeñas, que llaman patíes, de algodón, y alpar- 
gates que ellos usaban y agora usan , y cera y algo- 
don y miel y lo demás que en la tierra se da, para 
volverlo a vender a los españoles; y algunos van 
con ello a emplear fuera de la tierra. Los españoles 
an dejado casi todo el trato de entre ellos, porqués 
gente de poca verdad y pierden los mas sus hacien- 
das, las quales dan, y al cabo de diez años, holgarían 
se les volviese el principal que dieron. Rescatan los 
mas de los españoles las cosas necesarias para su 
sustento, como es maiz, gallinas, miel, cera, frisóles^ 
pimientos de estas partes y otras cosas de que care- 
cen. Pagan los yndios los tributos en dar cada quatro 
meses una pierna de manta de algodón tejida de tres 
quartas en ancho y quatro varas en largo, que ellos 
hilan y tejen en quince dias, no haciendo otra cosaj 
y cada año dan una media de maiz y una gallina y 
una libra de cera cada tributario, teniendo de su co- 
secha todo lo que asi tributan alrededor de sus casas. 
Capitulo XXXIV. La diócesis de arzobispado 
o obispado o abadia en que cada pueblo estuviere y 
el partido en que cayere y quantas leguas y a que 



RELACIONES DE YUCATÁN. 39 

parte del pueblo donde reside la catedral y la cabe- 
cera del partido ^ y si las leguas son grandes o pe- 
quenas j por camino derecho o torcido y por tierra 
llana o doblada. 

Están sujetos a este monasterio de Valládolid 
veinte y nueve pueblos de naturales ; el que mas le- 
jano, esta ocho leguas de las de esta tierra, que son 
en moderadas maneras; los caminos mal abiertos 
y torcidos. 

Capitulo XXXV. La iglesia catedral y la pa- 
^Toquial o parroquiales que hubiere en cada pueblo, 
con el numero de los beneficios y prebendas que en ellas 
ubiere^ y si ubiere en ellos alguna capilla o dotación 
señalada cuya es y quien la fundo. 

Hacese en la ciudad de Mérida un suntuoso tem- 
plo de gran costa, para el cual solo esta villa ha dado 
veinticuatro mil tostones, abiendo hecho aqui un 
templo muy bueno con menos de doce mil tostones, 
y sé espera se pedirán para proseguir en la obra a 
esta villa, estando treinta y tres leguas de la dicha 
catedral. No tiene esta iglesia de Valládolid dicha 
ninguna capillania fundada, mas de las cofradías del 
santísimo sacramento, nuestra señora, animas y nom- 
bre de jesús. 

Capitulo XXXVI. Los monasterios de frayles o 
monjas de cada orden que en cada pueblo ubiere, y 
por quien y quando se fundaron y el numero de reli- 
giosos y cosas señaladas que en ellos ubiere. 

Solo ay un monasterio, cuyo fundador fue fray 



40 DOCUMÍfiNTOS INÉDITOS.^ 

heraando d^ guevara y comenzóse a oíbrar en el año 
de mili ^ quínieatos y cincuenta dos, 

Capítulo XXX VIL Ansi mesmo los hospitales y 
colegios y obras pías que ubiere en los dichos pzcebíos 
y por .quien y quando fueron ynstiluidos. 

Hay ^n ospital de la santa veracruz que se va 
ol?rando; fuado3e el año de mili e quinientos e se- 
tenta e cinco años, por doQ diego sarmiento Figue- 
roa, alcalde mayor y alcalde que fue en aquel año de 
U Jbermaíidad \de la veracruz, cuyo nombre tiene, y 
al presente como tal alcalde de la dicha hermandad 
va prosiguiendo en la dicha obra. 

La qual dicha relación fue acabada por los dichos 
señores en ella contenidos en la manera que dicha es 
en nueve días d^l mes de abril de mili e quinientos 
^ retenta e nueve años, en presencia de mi bartolome 
martinez espinal, escribano del juzgado mayor desta 
dicha villa y del cabildo della. e mandaron (el dicho 
^eñor alcalde mayor y) los dichos señores de cabildo 
^e envié al muy Ilustre señor gobernador destas 
provincias; e lo firmaron desús nombres.— Va entre 
paréntesis (el dicho señor alcalde mayor y) vale,— 
don diego sarmiento figueroa.^ — Joan VelUdo,^ — 
Pedro de valencia. — bernaldo Sánchez,— blas gon- 
zalez. — ^Joan bautista de Vargas.— Francisco picón. 
—Alonso Villanueva. 

Por n^andado del señor alcalde mayor e villa de 
Valladolid de Yucatán, bartolome martinez espinal, 
escribano. 



n. 



RELACIÓN DE LOS PUEBLOS DE 
POPÓLA Y 8INSIMAT0 Y SAMIOL. 



1579.- — En k villa de valladolid, de las provincias 
e governacion de yucatan, coQun].eI e ta vasco, -en 
ocho dias del mes de abril de mili e quinientos € se- 
tenta e nueve años , don diego sarmiento de figueroa, 
alcalde mayor en esta villa de valladolid por su ma- 
gestad y encomendero del pueblo de popóla, que a 
el presente posee por estar casado, según borden de 
la santa madre yglesia, con doña catalina de chaves, 
la qual lo fue primero con el capitán francisco de 
9Íesa, conquistador destas provincias y capitán de 
la conquista e pacificasion destas provincias de va- 
lladolid, primer encomendero que fue del pueblo de 
popóla y los demás que le fueron Repartidos por sus 
méritos, que al presente posee el dicho don diego 
sarmiento de figueroa, el qual, aviendo visto lo pro- 
veydo e mandado por su magestad Real y el muy 
Ilustre señor don guillen de las casas, su governa- 
dor e capitán general de todas estas provincias en «u 
Real nombre serca de que a su magestad se haga 



42 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

Relación verdadera de las cosas desta tierra y pue- 
blo de popóla, de su erjcomienda, y lo demás que se 
contiene en los capitulos y Relación en molde , ha- 
ciendo e cumpliendo lo que les mando hizo bien esa- 
minado la Relación siguiente: 

XI capitulo. — En los pueblos de los yndios sola- 
mente se diga lo que dista del pueblo en cuyo corre- 
gimiento o juredicion estuviere y del que fuere su 
cabesera de dotrina. 

primeramente aviendo el capitán general francisco 
de mbntejo ganado y conquystado la tierra y dado 
en ella Repartimientos de yndios a los que bien , e 
fiel e deligentemente lo avian servido, por sus méri- 
tos encomendó a el capitán francisco de <}iesa el pue- 
blo de popóla, con treze pueblos a el sujetos, los 
quales los fray les de san francisco, quemándoles los 
pueblos los metieron en la cabeQera de popóla | esta 
el pueblo de popóla sentado en un lugar llano, en 
pueblo en alguna manera formado con sus calles; 
dista del monesterio y cabecera de dotrina una legua 
y lo mismo desta villa de valladolid, donde son 
sujetos. 

XII capitulo. — ^y ansi mismo lo que dista de los 
otros pueblos de yndios o despañoles que entorno de 
sí tuvieren declarando en los unos y en los otros a 
que parte dellos caen, y si las leguas son grandes o 
pequeñas y los caminos por tierra llana o doblada, 
derechos o torsidos. 

Tiene el pueblo de popóla en su contorno una le- 



KELACIONES DE YUCATÁN. 43 

gaa desi y media y una y media tres pueblos de na- 
turales a la parte del norte y a el leste y el ueste | 
las leguas son algo grandes, los caminos mal abier- 
tos y torzidos, de grandes peñascales y mucha ma- 
lesa despinos y arboleda silbestre. Es tierra llana y 
con la asperesa dicha. 

XIII capitulo. — Y ten lo que quiere dezir en len- 
gua de yndios el nombre del dicho pueblo de yndios 
y porque se llama asi si oviere que saber en ello, y 
como se llama la lengua que los yndios del dicho 
pueblo hablan. 

llamóse el pueblo de popóla deste nombre por áver 
en tiempo de sequedad grande en unas hoyadas, 
grande suma de petates, que son a manera de junsia 
de que generalmente hazen petates, que son esteras 
en que los naturales duermen, y agora sirben de 
asientos a algunas españolas , y estos hasen los na- 
turales de colores; llamase la lengua que en este 
pueblo hablan lengua achmaya, que quiere dezir 
gente de vil e baxo entendimiento e para poco, fueles 
puesto este nombre por los yndios déla provincia de 
chiquinchel. 

XIV capitulo. — cuyos eran en tiempo de su gen- 
tilidad y el señorío que sobre ellos tenian sus señores 
y lo que tributavan y las adoraciones y ritos y cos- 
tumbres buenas e malas que tenian. 

eran en tiempo de su gentilidad sujetos a namay 
copul, tras el qual sucedió achichuen copul, y traeste 
vino nasul copul. Este se llamo Juan copul, y fue el 



44 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

primero que recibió agua de bautismo; trayan guerra, 
contra loa pueblos de la cibdad de merida a estos se- 
ñores de popóla y sus sujectos tenian por costumbre 
trebutarle cada yndio en un año cantidad de una 
media de mays , lo qual generalmente todos trebuta- 
van; los pueblos sujetos a esta cabecera de popóla y 
algunas gallinas e casa y sestos de agi y frisóles y 
algodón; era costumbre en tiempo de su gentilidad 
y siendo governados destos señores, si un yndio 
hurtava alguna cosa , aunque fuese en cantidad de 
valor de un Real, venderlo por esclavo, y el amo que 
ansi lo conprava, si hera hombre de mala desistion 
y trata va mal el esclavo, se lo Resgatava el pueblo; y 
este tal esclavo, en los dias señalados que estos tenian 
para hazer sus borracheras y a reytos le enpalavan 
por el cieso y le flechavan para selebrar sus fiestas; 
c quando estos caciques y van conbidados a casa de 
algún vecino del dicho pueblo a beber, le acompa- 
ñava todo el pueblo, haciéndole a el entrar grandes 
umillaciones y abriéndole una calle por do entrase, 
y en lugar de reverencia ponian delante de si sus 
capas, que son unas mantas de algodón, con que se 
cubrían, usando ansi raysmo yendo a cosas forsosas 
este su señor cubrirle la cabera porque no le diese el 
sol con grandes aventadores de plumerías de colores; 
usaban de adorar unos jarrillos hechos en ellos ros- 
tros desemejados , teniéndolos por sus y dolos que - 
mavan dentro y ofresian una rresina llamada copal 
ques como trementina elada, de gran olor, y se cor- 



BEI^ACIQNES DE YUCATÁN. 4& 

tavan en muchas partes para ofrecer la sangre a aq^uel 
ydolo, ayunando para allegar a este rrito muchos^ 
(lias matando algún yndio o yndia esclavo para sa- 
carla el coraron y ofrecérselo como se lo ofresian ,. y 
a falta dc' corazones de perrillos, hasiendo que una 
donzella se lo fuese? a ofreser, la. qual le untava la 
boca: y narizes que aquel ydolo tenia, crej^endo e 
hasiendoles entender el arquin que tenyan por su clé- 
rigo^, quel demonio coraya todo lo que le ofresian, y 
a este arquin tenian gran reberencia al qual le lleva- 
van las yndias que no estaban corrompidas para que 
con un pedernal o un cuernecito de venado las co- 
rrompiese para que sus maridos pudiesen tener quen- 
ta con ellas; este arquyn las casaba, dando a muchos 
señores a dos mugeres; para estos ritos e malas cos- 
tumbres usavan de beber un vino hecho de myel y 
agua.y una corteza de un árbol que llaman balche, 
con el qual se emborraehavan y purgavan , lansando» 
por la boca muchas lombrizes y la maleza que en el 
cuerpo tenyan, y oy dia se les hallan generalmente 
a todos los yndios ydolos. 

X.V capitulo.,— como se governavan e con quien 
trayan guerra^ como peleavan y el abito y traxe que 
trayan y el que agora traen y los mantenimientos de 
que antes usaban e de. que agora usan; y si an bibido 
mas o menos sanos antiguamente que agora y la 
causa que de ello se supiere. 

peleavan con arcos y flechas, puestas en ellas unas- 
puntas de pedernales, y sus rodelas texidas de varas 



46 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

de palo recio, y sus lansuelas en astadas con sus 
puntas trayan guerra con los yndios déla cibdad de 
noata e provincia de sotuto; andavan desnudos, con 
solo una tira larga, questa le servia de cubrirle sus 
vergüenzas, colgándole dos colas, una detras y otra 
delante, en las quales trayan mucha plumería, los 
cabellos largos e tranzados con hilo e plumería de 
colores, este señor, y los prencepales ricos, trayan 
sus gicoles a manera de ropilla marinera texida de 
algodón y listada y texida con mucha plumería e 
hilos de colores; las yndias tan solamente trayan por 
vasquyña sus naguas, que son las que al presente 
traen , mas descubiertas las piernas que agora; era a 
manera de costal abierto por ambas partes y dándose 
un nudo con las mismas naguas podyan e pueden 
andar sin pena; andavan ellos envijados de una re- 
sina colorada que les apretava las carnes, llamada 
bixa, y con ella se unta van hasta los ojos, y al pre- 
sente andan ellos vestidos de camisas e saragueles y 
ellas con sus naguas e guaypil condu , y usan de 
mantenimientos que antiguamente usavan, que hera 
mays , frisóles e agi e frutas de la tierra e casas ansí 
de conejos como de mucho genero de aves, e puercos 
de monte e algunos venados e corsos que an quedado 
de la pestilencia pasada, que ovo generalmente muy 
gran mortandad abra ocho años saliéndose los ani- 
males a morir a los caminos ; no usan al presente del 
vino de belche ni bija, con lo qual dizen bibian mas 
sanos por se purgar con ello y bien paresce, pues, 



KELACIONES DE YUCATÁN. 47 

en aquel tiempo se criavan los honbres sanos, colo- 
rados e rebustos, y avia muchos viejos e frescos; este 
popóla tiene los asientos délas casas en altillos , tiene 
su yglesia e capilla e casas de Religiosos de cantería 
y alvaneria, con su casa de paja, en que pueden ca- 
ber mas de millyndios; tiene para el ornato del culto 
divino sus ornamentos de seda, cáliz de plata e pa- 
tena e su canpana muy Rica, y para el servicio della 
tiene sus cantores e flautas, era al tiempo questas 
provincias se conquistaron el pueblo de popóla y los 
treze pueblos a el sujetos de gran población de mas 
de dos mili yndios trebutavan por la tasa del Licen- 
ciado Ramires, novecientas e tantas mantas cada 
año, porque avia muchos reservados de trebuto y 
agora no dan mas de trescientas mantas , antes me- 
nos, por año; dizen a causado esta disminución tan 
grande por avellos mudado fray luys de villalpando, 
frayle francisco de la observancia que ala sason esta- 
va en este convento de san bernaldino de sisal, el 
qual les mando quemar los pueblos para los meter 
en la cabecera de popóla, donde al presente están, y 
muchos se huyan a los montes; e ansipor esta causa 
como por otras, es presunsion an venydo a menos 
y en la diminución que al presente están» 

SINSIMATO 

El pueblo de Sinsimato, que cae en la provincia 
de chiquincheí, que ansi mismo herede por las razo- 
nes de atrás, esta desta villa de Valladolid, donde es 



48 I>OCUMENTOS INÉDITOS. 

sujeto diez y seys leguas , cae a la parte del norte 
esta de su cabesera de dotrina seys leguas loe cami- 
nos mal abiertos, etorsidos, las leguas no muy gran- 
des; este asiento de Sinsimato y gran población que 
en el avia, estaba sitiado en medio de unas sabanas 
e pagos de prados de yerva , este pueblo hera el mas 
propinco a la villa de chuaca, y ansí por ser gente 
belicosa, y mucha se rebelo estando poblados los es- 
pañoles en la villa de chuaca, y estos traian guerra 
con los naturales de chuaca, haciendo para su de- 
fensa sus albarradas de piedra seca, y esto le sirvia 
de anparo y resistencia de los enemigos, y estos yn- 
dios los religiosos que los dotrinavan para acercarlos 
a la cabezera de dotrina, los mudaron muchas vezes 
de su asiento; y en estas mudadas se consumieron; 
y pidiendo ellos querer bolver a su vecindad y anti- 
guo asiento yo, como su encomendero, lo pedi, los 
quales, al tienpo que se poblaron que puede aver 
tres años de seyscientos yndios que heran, no se ha- 
llaron, sino solo ocho, alos quales, a mucho que re- 
levo de trebuto, y es gente de suyo tan haragana e 
perezosa con estar reserbados del , no se animan a 
senbrar para se sustentar algún jenero de comida, 
sino sienpre están echados echos holgasanes, e como 
es tierra abundante de frutas, e casas no usan de otra 
comyda, e ansi andan enfermos y descoloridos por 
ser las comidas faltas de lo sustancial ques el pan, y 
en este asiento biben algo mas a su contento: esto 
es lo que deste pueblo se a podido entender. 



l^ELACIOÑES DE YUCATÁN. 49 



SAMIOL 



Ansí mismo, en la provincia de cochua esta otro 
pueblo en mi encomendado, llamado Qamiol, que 
cae diez e seys leguas de esta villa, a donde es su- 
jeto, y tres de su cabezera de dotrina, y lo mismo 
el pueblo de tixolopo y tizmocul, que cae en la pro- 
vincia de los tases, tienen su cabesera de dotrina el 
pueblo, de tizmocul una legua, y el de tixilopo, 
tres los quales son de compañia entre mi e alonso 
de villanueva, conquistador destas provincias; todos 
los quales heran demás de novecientos yndios al 
tiempo que se dieron e repartieron al capitán fran- 
cisco de 9Íesa my predecesor, e agora todos ellos 
no tienen ciento e cincuenta yndios la causa de 
su deminucion no se puede entender; tienen todos 
ellos sus yglesias de cantería, e albañeria y sus or- 
natos de seda para el culto divino, calis e patena de 
plata, y canpana, yndios que ayuden a oficiar la 
raysa y servir a la yglesia; esto es lo que de los pue- 
blos en mi encomendados e podido saber y lo firme 
de mi nomhre.=^ Don Diego Sarmiento figueroa.^=i 
( Hay una rúbrica. ) 



IJL 

RELACIÓN DE LOS PUEBLOS 

DE NABALON Y T ABC ABO, Y DE LA ISLA 

DE COgUMEL. 

1579. — C(En la villa de valladolid, de yucatan, 
yndias del mar océano, yo diego de contreras, ve- 
cino desta villa de valladolid desta governacion, y 
encomendero de los pueblos de nabalon y tahcabo, 
y ysla de coqumel, ques en los términos desta dicha 
villa, obedeciendo e cumpliendo lo que su magestad 
me manda por su Real ynstrucion digo y respondo 
alos dichos capítulos lo siguiente: 

I.— al primero capitulo digo que soy vezino en 
esta villa de valladolid, que por otro nonbre anti- 
guo, que se llama (jaqué, y e entendido de los yndios 
viejos que se llamaba Qaquí, por un ydolo antiguo, 
a quien beneravan los yndios, que llamavan Qaqui- 
gual. 

II. — al segundo capitulo digo que e oido y enten- 
dido y sabido de juan de contreras, mi padre^ que 
aya gloria, conquistador de los primeros destas pro- 
vincias, e a otros conquystadores quel descubridor 
desta tierra fue el adelantado don francisco de mon- 
tejo, y en lo demás me remyto a lo que los otros 



RELACIONES DE YUCATÁN, 51 

<íonquystadores que lo saben dijeron en sus Rela- 
<íiones. 

IIL — col tercero capitulo digo que el tenple y 
calidad desta tierra e provincia es caluroso en todo 
lo mas del año, e^epto que en el año en los tres o 
quatro meses del que son por novienbre y dicianbre 
y henero ay grandes vientos que llaman norte y el 
demás tienpo es caluroso y la tierra de suyo es seca, 
de muchas piedras y lajas por toda ella y por los 
camynos; y cuando es tienpo de norte liase algún 
frió, en pero no es mucbo. 

IIIL — al quarto capitulo digo qnesta tierra y pro- 
vincia es toda llana rasa y no ay en ella ningún Rio 
corriente que corra, ni se a visto ni hallado, e^eto 
que ay unos genotes hondables que tienen dentro de 
si mucha agua y corre por debajo el agua y es tierra 
fértil para ganado, eceto que hay pocas aguas para 
los ganados, y nunca falta que comer en ella, por- 
que se coje un maiz, de que hacen pan las yndias, 
que comemos los españoles. 

V. — al quinto capitulo digo que e entendido y sa- 
bido de los conquistadores antiguos que esta tierra 
hera de mucha cantidad de yndios, y al presente no 
ay la tercia parte de yndios, porque los mas se han 
muerto y la tierra y pueblos desta governacion á 
venido en mucha disminuycion , y los yndios viejos 
me an dicho e certificado que la cabsa principal, 
porque han venido en tanta disminuycion a sido 
porque dicen que los frayles de la orden de san 



52 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

francisco de que ay monasterios en esta provincia^ 
los sacaban de sus asientos viejos y poblaciones an- 
tiguas que tenian a donde bibian a su contento y 
los an pasado e mudado a otros asientos no a su 
contento y de tenple diferentes a sus conplisiones y 
que an hecho los dichos Religiosos muchos edificios 
e monasterios en los pueblos dellos y cabesera que 
son mas fortalezas para defenderse en ellos los seis 
mili españoles que otra cosa, porque en cada mo- 
nesterio no reside mas de dos o tres frailes, y para 
estos bastábales los conventos moderados, a cabsa 
de lo qual, del cargar de las piedras grandes y ma- 
deros y tablazón e otras cosas a sido cabsa de mu- 
cha falta dellos, y demás desto agora de poco tiempo 
a esta parte se beneficia una granjeria de añir que 
se hace con los yndios, que si su magestad no lo 
proybe y manda que no se haga de oy en veinte 
años entiendo que no avra yndios en esta tierra por 
ser cabsa de acabarse el beneficio del dicho añir, si 
ba adelante. 

VI. — Al aesto capitulo me remyto a lo que el Ilus- 
tre alcalde mayor desta villa y ayuntamiento della^ 
dizen en lo tocante a este articulo, porque lo abran 
tratado con piloto y personas de la mar que lo en- 
tienden. 

VIL — Al sétimo capitulo digo, que desde esta 
villa de valladolid ala cibdad de merida, cabecera 
desta governacion, ques a donde Reside el governa- 
dor destas provincias y el obispo, ay treinta e qua- 



RELACIONES DE YUCATÁN. 53 

tro leguas, poco mas e menos, y por todas partes 
esta poblada de una parte y de otra de algunos pue- 
blos de yndios. 

VIIL — Al otavo capitulo digo que las leguas que 
ay en esta provincia son pequeñas alo que tengo 
entendido, y en lo demás me rremyto al capitulo 
^ntes deste. 

XL — alos onze capítulos digo, que en los térmi- 
nos desta villa de valladolid ay quatro provincias e 
quatro monesterios fundados en cada cabecera un 
monesterio, que son el monesterio de sisal, questa 
poblado estramuros desta villa, y el otro es el mo- 
nesterio y cabecera de tecenu y sus pueblos, diez le- 
guas desta villa, y el otro monesterio esta fundado 
en chancenote, cabecera de aquella probincia, y 
el otro monesterio esta fundado en la cabecera de 
ysmul, diez y seis leguas desta villa, y a estos mo- 
nesterios acuden los yndios de cada pueblo en su 
termino a mysa y ala doctrina. 

XIIII. — alos catorze capítulos digo que me e yn- 
formado délos yndios de tacabo y nabalon, de mi en- 
comienda, edizen que antiguamente tenian, en tieñ- 
po de su jentilidad, por su señor y rrei a un gran 
señor que se llamo namon cupul, el qual asistía en 
la cabecera de aquibalom, pueblo de un conquista- 
dor desta tierra , y a este tubieron por señor, y a este 
le tributaban maiz , gallinas , pescado, algodón e pier- 
nas de mantas pequeñas , y este tributo que le daban 
lo enviaba a recojer a sus pueblos otros yndios que 



54 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

enviaba el dicho namon copui, y adonde residía este 
señor tenyan un ydolo grande que adoraban todos 
por dios , que se llamaba equebalam , que quiere de- 
cir en nuestra lengua tigre prieto. 

y la ysla de coQumel, que son dos pueblos de mi 
encomienda, demás de los de arriba, los yndios an- 
tiguos dellos dizen que nunca fueron sujetos a nin- 
gún señor, sino libres, y que antes toda esta tierra y 
yndios yvan de ordinario ala dicha ysla a adorar 
Qierto ydolo que tenyan en ^iertos edificios antiguos 
a quyen beneraban mucho, que yvan a la dicha ysla 
a adorar el dicho ydolo como si fueran a ganar per- 
dones, porque yvan desde tabasco y xicalango y 
chanpoton e canpeche e de otros pueblos lexanos 
venyan a ber y adorar el dicho ydolo y en los dichos 
edificios a donde estava el dicho ydolo tenyan y es- 
taba un yndio viejo que lo llamaban alquin, que 
quyere decir en nuestra lengua clérigo o sacerdote, 
y los yndios que yvan a ber el ydolo hablavan con. 
el dicho alquin y le decian a lo que venyan y lo que 
querían, y el dicho yndio viejo alquyn hablaba con 
el ydolo o con el demonio, que disen estaba dentro 
del, el qual le respondía a todo lo que le pregunta va 
y sabian del todo lo que querían, y el dicho yndio 
viejo alquyn bolvia Ja respuesta que el ydolo les 
daba, por manera que los yndios todos desta tierra 
yvan a saber del ydolo todo aquello que querían, y 
el yndio viejo, después de aber hablado con el ydolo 
les daba la respuesta y le llevan de presente de todo 



RELACIONES DE YUCATÁN. 55 

aqwcllo que tenyan de sus cosechas, y este ydolo se 
llamaba yschel , y este nombre llamaban a este ydolo, 
e no me supieron dar razón los yndios que quería 
dezir yschel y porque le llamaron asi. 

XV. — al quinze capitulo digo que antiguamente 
e sabido que los yndios andaban desnudos en cueros 
con unos pañetes puestos en las partes bergon90sas, 
y al presente usan traer camisas zaragüelles , por la 
mucha comunicación que tienen con los españoles, en 
pero es jente maliciosa y ynclinados a mal y mentiro- 
sos y dizen que antiguamente solian bibir mas que no 
agora, por estar como estaban menos travajados que 
no agora y porque solian beber un vino quellos so- 
lian hazer de cortesas de arboles y myel, y con este 
disen que bibian sanos , porque purgaban con ello el 
mal que tenyan y bibian buenos y sanos y queste vino, 
después que se lo vedaron los frailes y las justicias por 
emborracharse con ello, biven poco y enfermos por 
ser las bevidasque beben frias, ques una masa de mays 
desleída en agua y cacao, ques todo frijidisimo y no 
comen casi nada, y esto es causa que se acaban y bi- 
ban enfermos y la cabsa porque se les vedo que no 
bebiesen este bino quellos bebían era porque con ello 
se enborrachaban, y estando borrachos ydolatraban 
y tenian asceso carive con sus hermanas e hijas y pa- 
rientas, y por evitar tan gran pecado se les quito e 
vedo el dicho bino que acostunbraban beber. 

XXIII. — alos veinte y tres capítulos digo que 
en estíi tierra ay muchas frutas déla mysma tierra. 



56 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

como son mameyes , grandes y Qapotes pequeños , y 
plátanos e batatas e otras muchas frutas y se dan en 
algunas partes algunas frutas de castilla, como es 
uvas y higos, eceto que no ai cantidad y duran poco 
las parras, y las higueras e otras frutas de castilla 
se pueden criar, empero es todo poco. 

XX VIL — Alos veinte y siete capítulos digo que 
yo me e ynformado délos yndios y lo e visto que 
ay en ella tiguere, que son muy brauos, que suelen 
acometer y matar a yndios y a españoles, y ay leo- 
nes, en pero no son bravos , y culebras , algunas de 
ellas muy ponzoñosas e otras no, y ay otras muchas 
animalias bravas y mansas e muchos conexos y per- 
dices e benados e otras cagas. 

XXX. — alos treinta capítulos digo que doze le- 
guas délos pueblos de mi encomienda, por la costa 
de la mar, ay alguna cantidad de salinas, de la qual 
se sustentan los yndios de toda esta comarca y los 
españoles, las quales dichas salinas no se benefician, 
y ay asy mysmo mucha cantidad de piedras de que 
hazen los españoles y ediffican sus casas. 

XXXI. — a los treinta y un capítulos digo que en 
los pueblos de mi encomienda, los yndios dellos y je- 
neralmente todos los yndios desta gobernación tienen 
sus casas de paja y las paredes son de palos atados 
con unos bexucos, y las casas que los españoles tie- 
nen en la cibdad de merida y las que tienen los ve- 
cinos desta villa y yo tan bien son todas de piedra 
muy buenas y bien aderegadas y cubiertas con teja, 



RELACIONES DE TUCA TAN. 57 

y esta piedra esta cerca, porque en todas partes 
la ay. 

XXXIII. — alos treinta y tres capitules digo que 
las contrataciones que ai, ea que en esta tierra ny 
falta de todas las cosas de castilla , como es vino, 
azeite, liengo, paños, xabon e todas las demás cosas, 
porque se trae de fuera parte e vale todo a muy ese- 
9ÍV0 prescio, y asi mismo ay una contratación que se 
trae de guatemala e honduras a esta tierra a bender, 
ques cacao, como moneda, porque con ello se conpra 
de comer y lo beben los yndios y españoles y no tie- 
nen los vecinos españoles encomenderos ny abitan- 
tes grangerias por no las aber y ser como es tierra 
pobre, e sino fuese por la renta que los yndios nos 
dan no bibiriamos en ella por la pobreza y nesesidad 
que se pasa y en guardar y defender la tierra de 
franceses que cada año vienen alos puertos délos 
términos de toda esta tierra a robar y tomar basti- 
mentos y nos sustentamos del maiz que nos dan los 
yndios de nuestras encomiendas e algunas gallinas 
e cada quatro meses nos dan unas mantas de algo- 
don texidas, y estas vendemos para sustentar nues- 
tras casas, mugeres e hijos e familia, la qual susten- 
tan todos con mucho trabajo por ser como es esta 
tierra la mas pobre y miserable y de menos grange- 
rias que ai entodas en las yndias, y asi beo que los 
conquystadores que al presente biben e otros vecinos 
tienen al rrincon muchas hijas donzellas por casar 
que padescen necesidad por no tener conque las poder 



58 DOCUMENTOS INÉDITOS, 

casar ny tienen para sustentallas y por ser como es 
tierra tan pobre y tener la fama que tiene de pocas 
granjerias no acuden a ella gente de fuera parte con 
quien las poder casar. 

XXXIIIL — A los treinta e quatro capítulos digo 
que esta villa es sujeta ala cibdad de merida, cabe- 
9era desta governacion, a donde reside el obispo, y 
es la catedral de toda esta provincia, y ai desta villa 
de valladolid, á la dicha cibdad treynta e quatro le- 
guas y el pueblo de nabalon de my encomienda y 
ysla de coQumel acuden ala doctrina cristiana y a 
misa al monesterio y guardianya de chancinote y el 
pueblo de tacabo de mi encomienda acuden los yn- 
dios del ala doctrina y a mysa al monesterio y cabe- 
cera de teQemi, en los quales monesterios residen 
frailes franciscos que los doctrinan y no ay en pue- 
blos de yndios nyngunos beneficios ny prebendas 
mas de que los encomenderos pagan alos religiosos 
la doctrinan que dan alos yndios sus encomendados 
y esta hecha repartición délo que cada encomendero 
a de dar alos religiosos que los doctrinan, y por no 
resijebir los frailes déla orden de señor san Francisco 
dineros, ellos mismos piden se les de bino, azeite, 
liento e otras cosas para ahitos e nescesidades que 
tienen y eren se les paga mas délo que se les debe 
porque lo piden. 

XXX VIL — a los treinta e siete capítulos digo 
que en esta villa de valladolid, do yo ^oy vecino, ay 
en ella edeficada una yglesia de cal y canto, buena 



RELACIONES DE YUCATÁN. 59 

y principal y bien fundada, e obrada con sus naves 
de dentro y cubierta de teja la qual esta ya acabada 
y a mas de ocho años que se acabo de todo punto, la 
qual dicha yglesia la comenQo a fundar y la puso en 
perfficion la mayor parte della Juan de contreras, 
mi padre, que dios aya, asta que murió, e muerto la 
acabaron de cubrir otras personas, y la capilla déla 
dicha yglesia e sacristía della la fundo y hizo acabar 
de todo punto el dicho mi padre , porque fue en ella 
muchos años mayordomo desta santa yglesia hasta 
que murió y le dio todo el ffavor que pudo , nuestro 
señor se lo aya pagado en el otro mundo. 

XXXVIIL — alos treinta y ocho capítulos digo 
que en la ysla d^ coijumel, de mi encomienda, es 
toda costa braba, porque lo e visto, por ser grandes 
las corrientes, y por este tiempo esta mas peligrosa 
la mar y costa, a y desde el pueblo de pole, ques 
tierra afirme ala ysla de co^umel, ques my enco- 
myenda, quatro leguas de travesía, camino de medio 
dia por la mar y peligroso el pasaje, porque an suce- 
dido muchas muertes y ahogamientos en ^1 pasar de 
la ysla a tierra firme y de tierra firme ala ysla, y yo 
me e visto ahogado este biaje que agora vine de ver 
mys encomendados. 

XXXIX. — alos treynta e nueve capítulos digo^ 
que yo e andado toda la costa déla mar, en pero la 
costa déla ysla de cogumel y tierra firme e bisto que 
son todas arrecifes y costa braba, y la costa es playa 
y la mar junto de tierra es hondable. 



60 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

XL. — alos quarenta capítulos digo que la mar no 
crece ny mengua mucho, por ser hondable y costa 
braba. 

Iten mas; declaro e digo que la isla de cogumel, 
ques la que tengo y poseo en encomyenda, en nom- 
bre de su magestad, es una ysla que tiene diez leguas 
de circuyto de largo e quatro leguas de ancho, y en 
ella no ai anymal ninguno que sea ponzoñoso; danse 
en ella higos, granadas, uvas de frutas de castilla y 
frutas de la tierra, de todas; ay en la dicha ysla dos 
puertos, donde pueden surgir grandes naos: el uno 
esta ala banda del norte y el otro a donde nase el 
sol; es peligroso el puerto que esta al norte quando 
ay nortes, porque esta descubierto; es camyno pasa- 
gero que ban barcos por alli para honduras y la 
ha vana; suelen acudir a la dicha ysla franceses, y 
puede aver un año o poco mas o menos, que los 
franceses robaron la dicha ysla, llevándoles gran 
cantidad de mayz, gallinas y mantas de my tributo 
y la canpana de la yglesia ; la jente desta ysla coje 
dos vezes al añomaiz, de que se sustenta; es tierra 
fértil; los yndios de ella domésticos y buenos yndios. 

la qual dicha rrelacion hago por todos los pueblos 
de my encomyenda, llamados tahcabo, nabalon y ysla 
de coQumel, y lo firme de mi nonbre, en veinte y 
tres dias del mes de margo de myll y quinientos y 
setenta y nueve Siños.=Diego de Contreras.= (Ray 
una rúbrica.) 



IV. 

RELACIÓN DE LOS PUEBLOS 
DE GHÜACA Y DE CHEGHIMILA. 



1579. — En la villa de valladolid, délas provincias 
e governacion de yucatan , a quatro dias del mes de 
mayo de mili e quinientos y setenta y nneve años, 
yo, Juan de urrutia, vezino de la dicha villa, en 
cumplimiento délo que su magestad manda por la 
ynstruicion en molde, que me fue dada por mandado 
del muy ylustre señor don guillen de las casas, go- 
vernador y capitán general en estas provincias, para 
declaración délo suso dicho, dixo lo siguiente = 

que en el año de mili e quinientos e quarenta, es-^ 
tando en la cibdad rreal de chiapa el adelantado don 
francisco de montejo, adelantado desta governacion 
de yucatan, que en aquel tiempo hera aquella cibdad 
de su governacion, proveyó de capitán general para 
la conquista desta governacion, a francisco jil, vezina 
de la dicha cibdad y capitán que avia sido en las 
provincias de guatemala, y por maese de canpo a 
hernan centeno, ansi mismo vezino déla dicha cib- 
dad, y por alférez general de la gente de a cavallo a 



(32 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

mi el dicho juan de uxTutia, venido el dicho francisco 
jil en seguimiento de su conquista, llego a la villa de 
tavasco, déla governacion del dicho adelantado, donde 
tubo nueva que don francisco, hijo del dicho adelan- 
tado, avia heñido a la presencia de su padre, de la 
nueva espaüa, y quel dicho adelantado le avia non- 
brado para la dicha conquista por capitán general y 
justicia mayor, y avia quitado el dicho cargo al 
dicho francisco jil, como, en efecto, fue, y el dicho 
don francisco de montejo entro en esta governacion 
por capitán general y justicia mayor, e yo, el dicho 
juan de urrutia, por alférez general de la gente de 
acavallo, y llegados al primer pueblo de yndios desta 
governacion, que se llama chanpoton, con la gente 
que con el venia y los demás questaban en el dicho 
pueblo esperándole, estubo en el dicho pueblo algu- 
nos dias, y donde alli vino al pueblo de canpeche, 
donde enbio a su primo, francisco de montejo, por 
capitán por el nonbrado a conquistar los pueblos de 
aquella juridicion, y conquistados y apaziguados los 
yndios, que fue dentro del dicho aiio de quarenta, 
el dicho don francisco de montejo fundo la villa y la 
nonbro sant francisco de canpeche, y Repartió los 
dichos yndios a las personas que los ayudaron a con- 
quistar, y dexando en la dicha villa alcaldes y rre- 
gidores y otros soldados para seguridad della y délos 
que en ella quedaban, comenQo a entrar con la démaa 
gente la tierra adentro , y llegaron al sitio donde al 
presente es la cibdad de merida, lo qual todo fue du- 



EELACIONES DE YUCATÁN. 63 

rante el año de quarenta, y alli se sentó rreal de 
proposito, y en biendo los naturales nuestro asiento, 
que hasta entonces avian estado suspensos y serbian 
muchos pueblos, los quales todos se alQaron, sin 
quedar ningún pueblo en amistad de los españoles, 
los quales luego salimos del dicho rreal y se comen- 
c;o a hazer la guerra por el dicho don francisco y sus 
capitanes, la qual duro mas de tres años antes que 
de todo punto biniesen de paz apaziguadas partes 
délas dichas provincias, que abian de ser términos 
déla cibdad de merida, el dicho don francisco de 
montejo fundo la cibdad y le dio por nonbre merida, 
en el principio del año de quarenta y dos repartió 
los yndios conquistados hasta entonces, y antes de 
«er conquistadas parte de las dichas provincias de los 
términos de la dicha cibdad de merida, el dicho ade- 
lantado enbio nuevo proveymiento a francisco de 
montejo, su sobrino, de capitán general déla con- 
quista délas provincias de conil e chiquinchel, para 
que las conquistase y poblase, y ansi salió déla cib- 
dad de merida a hazer la dicha conquista por el mes 
de jullio del año de quarenta y dos, con gente bas- 
tante para su conquista, y por su maese de canpo, 
nonbrado por el dicho adelantado, bernaldino de 
villa gomez, llegados al pueblo de chuaca, ques en 
la provincia de chiquinchel, hallando todas las dichas 
provincias en paz, fundo la villa, que le dio por 
nonbre valladolid, y repartió los yndios de sus tér- 
minos en los españoles que con el fueron, y alli es- 



64 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

tubieron poblados cerca de dos años , y por ser la 
tierra mal sana, con facultad del dicho adelantado y 
a pedimiento de los vezinos, fue mudada la dicha 
villa y asentada donde agora esta, que dista déla 
cibdad de merida treinta y quatro leguas y veinte e 
quatro déla mar al puerto del rrio de lagartos, tierra 
sana, la qual fue poblada quarenta vezinos, enco- 
menderos de yndios , y hasta el año de quarenta y 
seis sirvieron los dichos yndios a sus encomenderos 
con todo sosiego y disimulación , y por el mes de 
novienbre del dicho año de quarenta y seis, al lleno 
de la luna, que fue la señal que ellos tubieron para 
se al^ar, se rebelaron todos ellos, sin quedar ningún 
pueblo de todos los términos déla dicha villa de paz^ 
donde hizieron muy grandes crueldades en los espa- 
ñoles, sus encomenderos, y en todos los que pudieron 
aver a las manos que acertaron a estar en pueblos de 
yndios, assi mismo en yndios e yndias, sus natura- 
les, que como una bez ubiese estado en casa del es- 
pañol, no le daban vida, aunque fuesen sus propios 
hijos, y lo mismo hicieron en los ganados y en todo 
aquello que les paresciese oler a españoles; en esta 
coyentura, estando el dicho general francisco de 
montejo ausente y la villa cercada de enemigos , el 
cabildo della nonbro por capitán a alonso de villa- 
nueba, porque aserto a ser alcalde aquel año, hasta 
tanto quel general viniese, que fue de ay a pocos^ 
dias, y sabiéndose en la ciudad de merida la Rebe- 
lión de los naturales délos términos desta villa, luega 



KELACIONES DE YUCATÁN. 65 

con gran brevedad don francisco de montéjo énvio 
bastante socorro despafioles y por su capitán a fran- 
cisco tamayo pacheco , y llegados a ésta villa Inego, 
salió el dicho capitán francisco tamayo pacheco a 
hazer guerra alos Rebelados, y haziendola tubo nueva 
quel general francisco de montejo avia llegado a la 
dicha villa y ansi el dicho capitán francisco tamayo 
pacheco se bol vio ala dicha villa y dexo la gente que 
avia traydo déla cibdad merida al dicho general fran- 
cisco de montejo, y se bolvio a su casa a la cibdad de 
merida — ^y el dicho francisco de montejo nonbro por 
su maese de campo a mi, el dicho Juan de urrutia, 
alférez general déla gente de a cavallo que avia sido 
en la conquista de canpeche y cibdad de merida, y el 
dicho general salió luego a hazer guerra a los Rebe- 
lados, y los conquisto y forQO a darle obidiencia a su 
magestad — después acá no sea entendido dellos querer 
hazer otro mobimiento, alo menos que se aya sabido, 
aunque sus deseos contino están constantes contra 
los españoles. 

en quanto a lo tocante a los pueblos que fueron en- 
comendados y Repartidos en los conquistadores y 
personas que tubieron cargo en la conquista destas 
provincias , digo que a mi me fueron encomendados 
el pueblo y cabecera de chancenote, cabecera de la 
provincia de los tasees, y el pueblo de chuaca, cabe- 
cera déla provincia de chiquinchel, y el pueblo de 
chechimila, quees en la provincia de los copules, los 
quales dichos pueblos declarados i^e me dieron en 



GQ DOCUMENTOS INÉDITOS. 

Recompensa de mis trabajos y délos gastos que hize 
en la dicha conquista, como lo Reza y declara la 
cédula que dellos tengo. 

chancenote, cabecera déla provincia délos tasees, 
donde los demás pueblos de la dicha provincia reco- 
nocen a los señores déla dicha cabecera por superio- 
res, y esto no por via de vasallaje, sino por confede- 
ración y amistad, allende desto tenia la dicha cabecera 
por sus subjectos los pueblos, siguientes: 

El pueblo de tizno, tres leguas déla dicha ca- 
becera. 

El pueblo de tecaz , dos leguas y media déla dicha 
cabecera. 

El pueblo de temaba, dos leguas déla dicha ca- 
becera. 

El pueblo de holcol, una legua déla cabecera. 

El pueblo de tegamay, media legua déla cabecera. 

Estos heran subjetos a la dicha cabecera, y como 
tales obedecían a los señores della en todo y por todo, 
y en lo que estos yndios subjectos servían heran en 
acudir con gente de guerra a la dicha cabecera, para 
de alli hazer guerra aquien los señores querían; y la 
ynjuria que alos subjectos se les hazla por jente de 
otros pueblos, la cabecera y subjectos pretendían 
bengarla, como lo hazian, porque las guerras de en- 
tre ellos hera de ordinario en ciertos meses del año, 
que hera dende otubre hasta todo henero, porque en 
este tienpo no es tienpo de aguas ni de entender en 
sementeras, y assi gastaban en este tienpo en sus 



RELACIONES DE YUCATÁN. . 67 

guerras y borracheras; tanbien ayudaban los dichos 
subjectos a hazer la casa del señor y se hallavan en 
sus consejos, teniendo boto y parescer en todas sus 
fiestas y borracheras; esta esta cabecera desta villa 
doze leguas a la parte del levante; tiene su yglesiay 
•casa para los rreligiosos, escuela para sus cantores y 
maestros que amaestran a los muchachos , todo de cal 
y canto, cubierto de bobeda; tienen sus ornamentos de 
seda y cáliz de plata; la yglesia tiene sus campanas; 
están en esta casa de ordinario dos frayles; acuden los 
encomenderos de ordinario con sus limosnas donde 
son doctrinados los yndios de sus encomiendas. El 
asiento deste pueblo es en llano sobre peñas, esta sobre 
un lago de agua dulce de la mejor desta governacion ; 
:íiy en haz de la peña muchas bocas por donde sacan 
el agua que an menester para su sustento; esta esta 
agua en el pozo de nueve estados, y porquel dicho 
pueblo esta sobre el dicho lago de agua se llama chan- 
cenote, que quiere decir lago vistoso; es tierra mon- 
tuosa, áspera y pedregosa, aunques tierra llana. 

Fue tasado este pueblo con sus subjectos, por los 
señores presidente e oydores déla rreal audiencia dé- 
los confines , en veinte dias del mes de hebrero del 
año de mili e quinientos e quarenta e nueve años, en 
seiscientas mantas de algodón de a dos braQas en 
largo y tres varas de medir en ancho, quatro telas 
cada manta, y en diez hanegas de senbradura de 
maiz y dos hanegas de frisóles, y en quatrocientas e 
cinquenta gallinas y quatro arrovas de miel, quarenta 



68 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

áfrovas de cera, seis yndios de servicio, lo qual avian 
de dar cada afio por sus tercios, eceto el servicio délos 
yndios, que herade ordinario. 

por manera que avia en la dicha cabecera y sub- 
jéctos seiscientos yndios casados tributarios, sin biu- 
dos y biudas y solteros moQos y viejos, que a estos 
no les mandaban tributar. 

los que al presente ay son dozientos tributarios, y 
éstos dan cada año ciento y cinquenta mantas, ocho 
arrovas de cera , cien hanegas de maiz , dozientas ga- 
llinas, quatro hanegas de frisóle?. 

y para que se entienda esta tan gran diminuycion 
que estos yndios a venido, que no asido averíos sus 
encomenderos travajado, porque en esta tierra no ay 
minas de oro ni de plata, ni es tierra para hazer yn- 
jenios ni otras obras donde poderlos ocupar, ni ubo 
esclavos de Rescate, como en otras muchas partes 
de las yndias ubo, pues de guerra no se hizieron en 
toda la conquista dozientos esclavos, los quales se 
hazian tomándolos peleando con las armas en las ma- 
nos, después de aver sido Requeridos diesen la obi- 
diencia a su magestad como a Rebeldes. 

Su total destruicion a sido averíos mudado de sus 
antiguos asientos, reduziendolos de muchos pueblos 
en uno, y esto con demasiado y bárbaro rigor, espe- 
cialmente un pueblo de los subjectos de la dicha ca- 
becera de chancenote, el mejor y demás gente que 
pueblo de toda la provincia, que se llamaba temaba; 
a este* fue uno délos fray les questabán en la dicha 



RELACIONES DI? YUCATÁN» 69; 

cabecera, donde avian hecho casa y asiento para. la, 
doctrina por mandado del provincial, que entonces 
hera con quatrocientos yndios, el qual dicho frayle 
se llamaba fray francisco aparicio, y llegado al dicho, 
pueblo con grande alboroto, mando poner fuego, 
a todas las casas, que heran mas de ciento y setenta, y 
auíi los miserables yndios no todos tubieron tienpo.) 
d^ sacar del fuego sus haciexidas; ansi mismo les 
mando poner fuego todos los arboles de fructa q^iC; 
tenían delante de sus casas en .el dicho pueblo, y en 
un instante fue quemado el dicho pueblo, jui;itamente 
con una yglesia que tenian muy buena; 5'' llevados, 
a la dicha cabecera, viéndose los caciques y principaT 
les sin sus casas, que las tenian muy sumptuosa, 
aynque de madera, sacados de su antiguo asiento, en^ 
ocho dias murieron los caciques y los mas de los prin- 
cipales; ansi mismo los denlas subjectos déla dicha, 
cabecera fueron mudados y traídos a la dicha , cabecera 
por la misma orden, por manera que las mudadas a, 
sido la principal parte de: su menoscabpj allend^^de; 
que los fray les en estagovernacion an edificado cojpf> 
tanta sumptuosidad , que tanbien a sido mucha ayud^^. 
de menoscabo délos dichos yiidios , y lo serán , por- . 
que para quatro frailes, ques quando njias ay,en un* 
nGtonesterio, ay casa para ma? de ciento. 

allende desto se a ynbenteido en esta governacipn, 
una granjeria de añir, que a. de ser el remate delo&^f 
pocos yndios que quedan y el perdimiento d^Qs esr. 
pajioles qu^ la conquistamos,, pvies, esta., bien e^p^ji-. 



70 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

mentado el efecto que hace la dicha granjeria, porque 
en esta tierra no puede aver yngenio de asnear ni es- 
tancias de ganados, como los ay en las yslas y en 
otras partes, para que aunque falte el yndio aya ha- 
ziendas y granjerias en que puedan sustentarse los 
españoles, sino que faltando el yndio falta todo, y 
fuendo por la orden que agora va de aqui a pocos 
afios se acabaran del todo; con todo esto no falta 
quien conprueve la dicha granjeria e informe del con- 
trario, esto por su interés, no mirando el daño y per- 
dimiento tan general a toda la governacion, assi a los 
yndios como a los españoles que en ella estamos y la 
conquistamos a nuestra costa , que ya no nos queda 
de nuestro trabajo sino enfermedades y vejez y aver 
venido a tanta miseria y probeza como padescemos y 
se espera padescer, pues el dia de oy, de novecientas 
y sesenta mantas que me solian dar con lo anexo a 
ellas los yndios de mi encomienda, me dan trezien- 
tas , y esta miseria se biene a consumir en pagar doc- 
trina a los Religiosos que los doctrinan y en pagar 
diezmos y alcavalas , y en pagar las traeduras déla 
miseria que los yndios dan de tributo, y en seys yn- 
dios de servicio que sirben seis dias de la semana en 
traer yerva que coman los caballos que forQosamente 
nos mandan sustentar con armas bastantes y leña 
para la cosina y se les paga diez y ocho rreales de 
plata cada semana; allende desto, cada dia se ofres- 
cen negocios y agravios generales de ques menester 
ocurrir ala Real audiencia déla nueva espafía por el 



RELACIONES DE YUCATÁN. 71 

remedio enbiando procuradores , todo a nuestra costa, 
porquesta villa no tiene propios y no es pequeña so- 
bre carga; tanbien se suele ofrescer enbiar toda la 
governacion a espafia, procurador donde emos de 
contribuir de nuestra miseria y en sustentar las co- 
fradías que tenemos fundadas en nuestra yglesia y 
demandas para dicha yglesia, que aunque no son for- 
zosas son nescesarias, la qual dicha yglesia hezimos 
a nuestra costa y la acabamos en quatro años los ve- 
cinos conquistadores desta villa, ayudándonos su 
magestad con cierta parte y los yndios con otra parte, 
muy buena de cal y canto, cubierta de teja de tres 
naves y sus pilares de piedra de cantería, que a dicho 
de onbres de ciencia y conciencia hera bastante para 
catedral de la cibdad de merida, si se tubiera el res- 
pecto que se debia tener a la miseria y probeza de la 
tierra; con todo esto nos fuerzan a ser tributarios 
para la catredal déla cibdad de merida a nosotros y 
a nuestros yndios , y es un tributo muy pesado a per- 
sona que nascio libre y en tierra libre de todo pecho 
y alcavala, y que no se acabara en vida de los que 
agora biven según la bravosidad de sus fundamentos 
y a sido y sera para los yndios no menos perjudicial 
que la granjeria del añir, ansi en sus personas como 
en sus haziendas, porque de diez y siete afios que a 
que se comento y somos tributarios para la dicha 
obra, se an gastado, a dicho de personas de crédito 
que lo saben, ochenta mili ducados, y como digo no 
se espera verla acabada. 



72^ DOCUMENTOS INÉDITOS. 

Para recompensa de nuestra pro veza se benden en. 
esta tierra las mercadurías mas caras que en todas las 
yndias y es la causa que como los vezinos están adeu- 
dados los mercaderes an de fiar sus mercadurías por 
largo tiempo por manera que assi ponen el prescio 
que ellos quieren, que unaarrova de vino de ordinario 
se bende en quinze tostones de a quatro Reales y de 
ay para arriba y muchas vezes en veinte con ser délas, 
yslas y no bueno; con todo esto de ochenta y mas» 
vezinos que ay en esta villa los treinta e quatro en- 
comenderos no lo beven diez dellos de ordinario, y 
esto no porque les haze mal estomago sino porque nO; 
tienen con que comprarlo y no por eso se dexa de 
hender gran cantidad dello, y es que todo el caudal 
del yndio ha a la taverna, ansi mismo vale una bara 
de Rúan de cofre si es muy bueno seis tostones y a 
cinco lo no tal, una bara de olanda diez y doze tos- 
tones y una onQa de hilo delgado cinco tostones y 
una bara de Raxa veinte y quatro tostones y. de ay 
para arriba y por esto se entenderá el precio de las . 
demás mercadurías que en esta tierra se benden y la 
miseria y pobreza quelos vezinos desta villa pades- 
cemos y esperamos padescer. 

El pueblo de Chuaca de mi encomienda cabecera t 
déla provincia de ciquinchel dista desta villa veinte, 
leguas hazia donde sale el sol por el mes de mayo, 
egta dos leguas déla mar, no ay puerto en su costa, 
hp^st^el rrio de lagartos questa quinze leguas del 
dicho pueblo ay un estero entre la mar y el, dicho . 



RELACIONES DE YUCATÁN. 73 

pueblo que tiene en largo quinze leguas ques hasta 
el dicho rrio de lagarto, tiene el dicho estero en an- 
cho media legua por algunas partes y en otras menos 
en este estero ay buenas pesquerías de muy buen pes- 
cado, ansi mismo se haze en el dicho estero mucha 
sal y muy buena en cada un año assi de la parte déla 
tierra como déla parte déla mar, son en el dia de oy 
comunes las salinas donde se cria la dicha sal por 
quererlo assi los governadores pasados lo qual no 
avia sido ni hera quando entramos en esta tierra ni 
en mas de veinte e cinco años después sino que pue- 
blos particulares las tenian y poseyan como bienes 
rayzes y dellas se aprovechavan y sustentavan espe- 
cialmente este pueblo de chuaca que las tenia muy- 
principales por ser mas cercano al dicho estero que 
otro pueblo alguno y ser pueblo muy principal; agora 
son comunes como dicho tengo el señor sabe con que 
titulo, y los que menos libertad tienen el dia de oy 
para cojer la dicha sal son los dichos yndios cuyas 
solían ser porque ay españoles que tienen por gran- 
jeria cojerla para venderla y estos tales la cojen y no^ 
dan lugar a que los yndios la cojan y salen con ello 
y se tiene por bueno — ay en el dicho pueblo de chuaca 
muchos arboles de fructa déla tierra es sabana donde 
esta asentado junto a una laguna tiene a la redonda 
buenos pastos y cagaderos de venados y conexos y» 
codornizes terna esta laguna donde el dicho pueblo 
esta asentado media legua de box ay en ella mucha 
<^ntidad de pescado menudo que llaman moxaras; 



74 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

llamase este pueblo chuaca por amor déla laguna 
donde esta poblado. 

fue taijado este pueblo por los señores presidente 
e oydores de la rreal audiencia délos confines en 
quinze dias del mes de hebrero del año de mili e qui- 
nientos e quarenta e nueve años en dozientas mantas 
de algodón tres hanegas de maiz de sembradura y me- 
dia de frixoles, ciento y cinquenta gallinas una arrova 
de miel diez arrovas de cera seis hanegas de sal dos 
yndios de servicio, estos avian de dar por sus tercios 
eceto el servicio que bera de ordinario por manera 
que avia en aquel tiempo en el dicho pueblo dozientos 
yndios casados tributarios sin biudos ni enfermos mo- 
^os y viejos que a estos en ningún tienpo les an man- 
dado tributar — esta tacado este pueblo el dia de oy en 
treze mantas y media y diez y ocho gallinas y diez y 
ocho libras de cera. 

la qual falta principalmente y aver benido este 
pueblo en tanta diminuicion y menoscabo a sido 
averíos mudado y los muchos edificios que con tanta 
sumptuosidad los Religiosos an hecho y cada dia 
hazen porque sus encomenderos no an tenido nin- 
guna granjeria ni la puede aver en esta tierra para 
que por el tal travajo biniesen en el menoscabo que 
an benido, solo una granjeria se a ynventado en esta 
tierra ques hazer añir fuera mejor que nunca se yn- 
ventara pues se entiende por lo que hasta agora emos 
visto e oydo dezir de otras partes donde se haze que 
a de ser el remate délos pocos yndios que quedan 



RELACIONES DE YUCATÁN. 75 

como mas largamente lo trate en la discreción del 
pueblo de chancenote de mi encomienda. 

El pueblo de chichimila de mi encomienda ques en 
la provincia délos copules esta de esta villa de valla- 
dolid una legua ala parte del sur el asiento del dicho 
pueblo esta en llano es pedregoso y montuoso ansi 
mismo toda su comarca fue tacado este pueblo por 
los señores presidentes e oidores de la rreal audiencia 
délos confines en quinze dias del mes de hebrero del 
año de mili e quinientos e quarenta e nueve años en 
ciento y sesenta mantas cada año en dos hanegas y 
media de maiz de sembradura media hanega de fri- 
sóles ciento y diez gallinas media arrova de miel seis 
arrovas de cera dos yndios de servicio esto avian de 
dar en cada un año por sus tercios eceto el servicio 
que lo daban de ordinario — esta tagado el dicho pue- 
blo al presente en ciento y setenta y una mantas y 
nueve arrova de cera dozientas y veinte y ocho ga- 
llinas hanega y media de frisóles cinco arrovas de 
miel y ciento y catorze hanegas de maiz lo qual dan 
por los tercios del año eceto el maiz que lo an de dar 
por la cosecha 

y si este pueblo no a venido a la diminuicion que 
los demás de chancenote y chuaca sino que antes a 
venido a mas aunque no les a faltado ni faltan tra va- 
jos tras ordinarios en los edificios délos monesterios 
asido no averíos mudado de su asiento como a los de- 
mas mas la granjeria del añir que en esta tierra se a 
ynventado no creo perdonara a los unos ni a los 



76 D0CUJ!kIENTO3 INÉDITOS., 

Otros. sino que a de ser Red barredera; llamase este 
pueblo chimimila porquel agua donde el pueblo se 
sustenta esta cerca de el pozo ques muy grande y una 
peña muy liza y desta parte toma el pueblo el nonbre 
de cbechimila. = Juan de Urrutia, == (Hay una rú- 
brica.). 



V. 



RELACÍÓN DE LOS PUEBLOS 
DE OÜAYMA Y GANTARIQÜE. 

1579. — En la villa de Valladolid , de las provin- 
cias e góvernacion de yucatan, coQumel y tavasco^ 
yndias del mar océano, a veinte dias del mes de 
marcjo de mili e quinientos e setenta y nueve años, 
Juan vellido, vezino y alcalde ordinario por su ma- 
gestad en ella, y uno de los conquistadores della que 
entraron en estas provincias a la conquista e pacifi- 
cación dellas en el año de mili e quinientos e qua- 
renta y quatro años, que entre dia de año nuevo, y 
Respondiendo a una ynstruicion y capítulos en 
molde, enbiada por la catholica Real magestad, y lo 
que por ella se manda hazér, la qual enbio a esta 
dicha villa el muy ylustre señor don guillen délas 
casas, governador y capitán general en estas dichas 
provincias, y me fue dada la dicha ynstruicion por 
el señor don diego sarmiento de figueroa, alcalde 
mayor en esta dicha villa, y en su cunplimiento ea 
lo que se sigue: 

Primeramente eiítré yo, el dicho juan vellido, én 



78 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

estas dichas provincias de yucatan en el año de mili 
e quinientos e quarenta e quatro años, que fue el 
primer dia del año déla circuncisión del Señor, que 
a treinta e quatro años que llegue a la villa de San 
francisco de canpeche, de donde meparti luego para 
la cibdad de merida, cabecera desta governacion, 
donde halle al capitán don francisco de montejo, 
hijo del adelantado montejo, que en su lugar el 
dicho adelantado le avia dexado por capitán y Re- 
partidor de la cibdad de merida y provincia de can- 
peche y villa de vacalar — y assi mesmo avia dado y 
dio el dicho adelantado montejo la conquista desta 
provincia, de la villa de valladolid y Repartidor della 
a su sobrino francisco de montejo, donde fue capitán, 
y desde la dicha cibdad de merida vine a esta dicha 
villa de valladolid, donde halle al dicho capitán 
francisco de montejo, que avia benido con alguna 
parte de su gente a poblarla, a causa de que la villa 
de chuaca, que primeramente fue poblada, hera tie- 
rra enferma y se moria mucha gente en ella por es- 
tar poblada junto a una laguna de agua, y sobre este 
íirticulo tocante a la villa de chuaca, me remito ala 
Relación general que se enbia a su magestad Real 
por la justicia mayor y cabildo y Regimiento desta 
dicha villa de valladolid, y en quanto a lo demás re- 
ferido, el dicho capitán francisco de montejo, estando 
poblando la dicha villa de valladolid, me dio en Re- 
partimiento en nombre de su magestad los pueblos 
de guayma, que dista desta villa dos leguas, y el 



RELACIONES DE YUCATÁN. 79 

pueblo de cantaniqui, que distaba desta villa diez y 
ocho leguas, hazia el puerto de conil, el qual dicho 
pueblo estava fundado hazia donde sale el sol — los 
quales dichos pueblos de guayma e cantaniqui e te- 
nido e poseído en nonbre de su magestad en enco- 
mienda, y los tengo y poseo hasta oy dicho dia — 
este pueblo de cantaniqui, quando se me dio en Re- 
partimiento, tenia ciento y veinte tributarios ques- 
taban ta gados en aquel tiempo cada tributario una 
manta de quatro piernas en cada un año , pagadas en 
quatro tributos, y assi mesmo una gallina de la 
tierra y una libra de cera y media hanega de maiz 
en cada un año, el qual dicho pueblo fue mudado 
por los Religiosos de la orden de señor sant fran- 
cisco, cerca de la cavecera de doctrina, sacándolos 
de su natural y asiento casi ocho leguas, lo qual fue 
causa de aver benido los dichos yndios, como binie- 
ron por la dicha mudada en gran diminuycion, en 
manera que tan solamejite me dan de tributo dos 
mantas y una pierna en un año, que sale cada tri- 
buto de a quatro meses tres piernas de manta, y no 
otra cossa. 

y el dicho pueblo de guayma, de mi encomienda, 
que esta dos leguas desta villa, camino de la cibdad 
de merida, quando se me encomendó tenia trezientos 
tributarios, y al presente no tiene mas de ciento y 
veinte tributarios ; esta este pueblo poblado en tierra 
'sana y llana, no ay en el ningún Rio, ni fuente, ni 
laguna, ni sierras, ni bolcanes, eceto un cenote de 



80 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

agua hondo que tiene mucha cantidad de agua, 
questa en la mitad del puehlo, de donde beven todos 
los naturales del; tiene desde lo alto del dicho ce- 
note al agua diez bracjas, y otras tantas tiene de 
hondo de la dicha agua hasta el guelo; es el agua 
buena y sana. 

La causa porque estos yndios de guayma an ve- 
nido en diminuycion, es parescer general de aver- 
íos juntado los Religiosos en la cabecera de doctrina, 
por tener, como tenian, sus asientos donde heran 
nacidos y criados, a legua y a dos leguas déla cabe- 
cera, que hera el pueblo de guayma, y esta es la 
causa que sea entendido dello, y lo mesmo por las 
muchas obras que los Religiosos an hecho en los 
monesterios, que an sido sumptuosas y de mucho 
edificio — y tanbien por cierto beneficio de añir que 
en esta tierra ay, que hazen y benefician los españo- 
les en general, por el qual se a entendido, y es pares- 
cer ansi mesmo aver venido los yndios en la dicha 
diminuycion, porque al tienpo que hazen y benefi- 
cian los natux-ales sus sementeras de maiz los ocupan 
en el beneficiar el afíir, lo qual les a causado y causa 
mucho daño — es esta tierra de mucha arboleda sil- 
vestre, ay en ella mucha cantidad de piedra laja, y 
lo mesmo la ay en toda la tierra en general; los ca- 
minos son malos y mal abiertos y torcidos, y en, 
mucha parte desta tierra no se puede correr por ella 
a cavallo ni aun andar sino con mucho trabajo, sino 
es en algunas partes donde ay algunas Qabanas sin 



BEL ACIONES DÉ YUCATÁN. 81 

monte, dase en ella muy bien el raaiz, ques la ge- 
milla que en ella se coje, de que se haze pan para 
comer y se come en general — dase assi mesmo en 
ella frisóles y agi y algodón — ay muchas frutas sil- 
vestres de muchas maneras, que comen los naturales; 
ay assi mismo mucha caga de venados, conejos, per- 
dizes, codornizes, tórtolas, pabas, puercos del mon- 
te, que llaman los yndios quitanes-— ay otros mu- 
chos géneros de caga del monte de que se sustentan 
los naturales. 

Esta este pueblo de guayma dos leguas de la ca- 
becera de doctrina, que son subjectos al monesterio 
questa fundado extramuros desta villa de valladolid, 
que los doctrinan los dichos Religiosos de San fran- 
cisco tiene este pueblo su yglesia y sacritia y coro y 
casa para los Religiosos con sus seldas; es de buen 
tamaño, tiene assi mesmo el ornato nescesario para 
dezir missa, ques casulla y alba y cáliz y una cruz 
dorada con su manga de terciopelo carmesi, ay sus 
cantores y maestro de capilla y su música de flautas 
y dos campanas , y todo lo demás nescesario para la 
dicha yglesia y servicio della — ay en este pueblo de 
guayma unos cues (a) de piedra hechos a mano, 
muy altos, de los quales se sacaba piedra para hazer 
la yglesia y aposentos délos Religiosos, y cerca déla 
yglesia y todo lo demás, y estando yo en el dicho 
pueblo que avia ydo en conpafiia de un Religioso 

(a) Templos. 



82 DOCUMENTOS INÍiPITOS. 

de la orden de San francisco a lo visitar y tragar la 
obra déla dicha yglesia, vi como los yndios descu- 
brieron en uno délos cues, de donde sacaban piedra, 
una casilla de bóveda labrada de albañeria de cal y 
canto que podia bien estar un onbre en pie en medio 
della, la qual ternia bra<ja y media y dos bragas de 
largo, y siendo abierta la dicha casa por un lado 
hallamos dentro dos lebrillos de barro colorado que 
parecían nuevos, de a tres quartas poco mas o menos 
cada uno de ancho y un xeme de alto y estava el un 
lebrillo sobre el otro boca con boca, y dentro dellos 
estaban dos cabeqas de muertos y dos cuzcas colora- 
das, que son a manera de colares, ques la moneda 
que entre estos naturales se trata, y tan solamente 
estaban en los lebrillos las dichas cabegas y las cuz- 
cas, porque los demás guesos estaban fuera de los 
lebrillos y preguntando al cacique e prencipales lo 
que sinificaba aquello, me sertificaron no saberlo por 
ser cossa de su gentilidad, y que al parescer devia 
de acer mucho tienpo que aquello debia destar alli, 
segan lo pareció, y mas en semejante edifficio, por- 
que se entendió hera manera de enterramiento anti- 
guo, y ser los lebrillos de suerte que en esta tierra 
y probincia j amas se a visto su hechura. 

Después que yo vine a estas provincias , que fue el 
año de mili e quinientos e quarenta e quatro, según 
Referido tengo dende a dos afios poco mas o menos, 
que fue en el año de mili e quinientos e quarenta y 
seis años, a nueve de novienbre del dicho año los 



EELAGIONES DE YUCATÁN. &3 

naturales desta provincia de valladolid se alQaron y 
Rebelaron contra la rreal corona, en manera que ma- 
taron diez y ocho españoles questaban derramados 
en los pueblos y seiscientos yndios naborías que 
serbian a los españoles, en manera que a ninguno 
délos dichos españoles ni yndios dexaron a vida, 
siendo los dichos yndios muchos dellos sus herma- 
nos e hijos y deudos y de su natural, lo qual hizie- 
ron porque serbian a los españoles, y a muchos dellos 
se halla por cosa cierta que los sacaban los coraQones 
bivos y los descoyuntaban y hazian otros martirios, 
cortándoles bracos y piernas, lo qual ofrescian a sus 
ydolos de barro, hallándome yo al dicho alzamiento 
con mis armas y caballos en servicio de su magestad, 
y sabido el subceso se despacho luego mensajero a la 
cibdad de merida pidiendo socorro, porque no abian 
quedado mas de diez y ocho españoles, y dentro de 
ocho dias vino el dicho socorro, que fueron treinta e 
cinco españoles, el qual vino de la ciudad de merida, 
y por capitán déla gente francisco tamayo, y luego 
vino el capitán francisco de montejo, questaba en 
canpeche, que venia de chiapa, que traxo treinta. y 
siete onbres, y con este socorro dentro de quatro 
meses que fueron conquistados estos yndios y vinie- 
ron de paz, hizose castigo exenplar en los culpado?, 
y estos yndios que se avian aleado andaban por toda 
la tierra y provincia de merida con bracos y piernas 
de los españoles, mostrándolos y dándoles a enten- 
der que se alzaran tanbien ellos, porque les dezian 



84 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

que ya no quedaba español ninguno en toda la tie- 
rra — y con vino para que la tierra estubiese pacifica 
salir alguna jente, como salió, yendo el capitán 
francisco de bracamonte con quarenta onbres de pe- 
lea, y andubo por toda la tierra hasta los términos 
desta villa y en otras partes con toda su gente hasta 
que todo se pacifico, acudiendo a todo ello con mu- 
cha diligencia e cuydado, como a cosa que tanto yn- 
portaba y para la pacificación de la tierra conbenia. 
Todo lo qual de suso referido es la Eelacion ver- 
dadera en quanto a lo que se me manda, por lo to- 
cante a los pueblos de mi encomienda, porque en los 
demás capítulos de la dicha ynstrucion me remito en 
todo ala Relación que a su magestad Real se enbia 
desta provincia déla villa de vallado) id generalmente 
por la justicia mayor della y cabildo y Regimiento 
della, con cuyo acuerdo se hizo, que por ser, como 
soy, onbre muy anciano y enfermo, y de hedad de 
ochenta años, no tube lugar de Responder a mas de lo 
referido, ques la substancia délo que ávido que dezir — 
guarde nuestro señor la catholica Real magestad de 
vuestra magestad por muy felices años, con aumento 
de muy mayores Reinos y señoríos , y de a vuestra 
magestad victoria contra los ynfieles y perseguidores 
de la sancta Fee catholica, de quien vuestra mages- 
tad es defendedor y defensor, amen, desta villa de 
valladolid destas provincias de yucatan a veinte dias 
del mes de mar^o de mili e quinientos e setenta e 
nueve años.=Jwan VeUido,=^{Eay una rúbrica.) 



VI. 

RELACIÓN DEL PUEBLO DE QUIQUIL. 

1579. — En seis dias del mes de mayo de mili e 
quinientos y setenta y nueve años, yo francisco de 
ca.rdenas, vezino desta villa de Valladolid, hijo legi- 
timo de Juan de cárdenas, conquistador deStas pro- 
vincias de Yucatán — ^^Respondiendo a la discripcion e 
rrelacion que me fue dada por el ylustre señor don 
diego sarmiento de figueroa, alcalde mayor por su 
magestad en esta dicha villa y su jurisdicion, y por 
mandado del muy ylustre señor governador destas 
provincias, en nonbre de la real magestad de rrey 
Don Felipe nuestro señor, que dios guarde y con-, 
serve en su santo servicio, y respondiendo a ella 
digo que yo tengo en encomienda , en nombre de la 
rreal magestad , el pueblo de quiquil — fue este pue- 
blo poblado de gente que estaba poblada en los co- 
pules, y por un año que la langosta les destruyo las 
sementeras salieron ciertas parcialidades de sus tie- 
rras, y fueron a este asiento yaxcaba como tierra 
fértil, llebando por cabeqa ahixhau persona belicosa 
y este apellido no se sabe que quiere dézir, por no 
tener ynterpretacion; y muerto este señor se gover- 



8'6 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

naron por tiranos naturales del mismo pueblo, y no 
señores naturales — mudáronlos los frailes franciscos 
deste pueblo de yaxcaba, donde solian estar asen- 
tados e abezindados para traellos a este donde al 
presente están, porque estubiesen cerca del monas- 
terio, a cuya causa a venido a tanta diminución y 
viene cada dia, que de seis partes de los yndios que 
entonces avia no aya agora las tres — esta este pueblo 
de quiquil onze leguas desta villa de valladolid, 
y una legua déla cabecera e monesterio, endonde, 
van a misa y están los Religiosos que les dotrinan. • 

Regíanse en tiempo antiguo por cucheabes como 
rregidores y el mas poderoso era el que tiranizava — 
tenian un alquin, que es sumo sacerdote que les de- 
clarava los tienpos del año — eran subjetos al copul 
que residia en huebilchen, de donde estos eran na- 
turales, tributavan mayz e ciertas piedras, que era 
su moneda, e no se sabe la cantidad por la anti- 
güedad. 

Tenian estos yndios guerra con los chirincheles^ 
y en especial con los de duya: la causa era porque 
no les dexavan contratar con los démas pueblos de 
la costa, y el alquin o sumo sacerdote era el que les 
mandava de parte del faesen a la guerra, y en ella 
se elegía por el dicbo un capitán e governador de la 
gente, eno tenia nombre propio mas de su apellido, 
e asi no saben que nombre les davan los antiguos. 
El nombre de yaxcaba no le saben dar ynterpreta- 
cion, por ser muy antigua. 



KELACIONES DE YUCATÁN. 87 

Solían estos yndios en tiempo antiguo andar des- 
nudos en cueros, solas las vergüenzas tapadas; agora 
andan vestidos de camisa e zaragüelles e capas de 
las propias mantas, e algunos traen sonbreros, e to- 
dos los mas traen calcados alpargates ; andan tras- 
quilados porque en otro tienpo solian andar con el 
ca vello largo y ales puesto en esta pulicia los frai- 
les franciscos. 

Las grangerias que este pueblo de mi encomienda 
y gente del tienen son hazer gran cantidad de al- 
pargates e vender a los mercaderes e tanbien venden 
un genero de mantas que llaman paties e piernas de 
manta, grandes, e otras cosas en que ganan algún 
dinero, aunque poco. 

Sustentanse de este mayz que ellos sienbran y de 
frisóles y calabazas y gicamas e batatas e otros gé- 
neros de frutas que ellos sienbran de mas de que 
tienen muchos géneros de arboles de frutas silves- 
tres , rremitome a la Relación que destas cosas y de 
todo lo demás hiciere el ylustre cabildo desta dicha 
villa, por quanto yo a poco que tengo en encomienda 
este pueblo de quiquil, porque lo obe con beatriz de 
bergara, mi mujer, mujer que fue de luis diaz, mí 
antecesor, fecho en el dicho día, mes e año suso 
dicho, e lo firme de mi nomhr e.=Franctseo de Car^ 
<ÍOTa^.= ('Hay una rúbrica.) 



VIL 

RELACIÓN DE LOS PUEBLOS 
DE TEgOGO, TEGAY Y QOSIL. 

1579. — En la villa de valladolid délas probincias 
y gobernación de yucatan , yndias del mar océano, 
a quatro del mes de mayo de mili e quinientos e se- 
tenta e nueve años; yo diego osorio, vezino desta 
dicha villa y encomendero de los pueblos de teqoco 
y tecar y (josil, en compañía de Juan Ruizdares, 
menor my sobrino, encomendero de la mitad de los 
dos pueblos, obedeciendo e cumpliendo lo que su 
magestad manda por su Real ynstrucsion y lo que 
se me a notificado con pena cumpla Respondo a lo 
suso dicho lo siguiente: 

al primero capitulo digo que soy vezino en esta 
villa de valladolid, provincia de yucatan, y la ca- 
becera della es la cibdad de merida, y por otro nom- 
bre se dize la villa de Qequi, porque antiguamente 
los yndios lo llamavan gaqui, por un ydolo que te- 
man, que adoraban por dios en tienpo de sus anty- 
guallas, que lo llamaban Qaquigual. 

II — al segundo capitulo digo que yo soy moQO 



RELACIONES DE YUCATÁN. 89 

de edad de veinte e quatro años, y puede aver quatro 
años que por fin e muerte de alvaro osorío my padre, 
sucedí en la encomienda de sus yndios, conforme a lo 
por su magestad mandado, y le oi decir a el y a otros 
conquistadores que el primero descubridor destas pro- 
bincias avia sido el adelantado montejo y que avia en- 
trado al descubrimiento por mandado de su mages- 
tad. Remitome en esto a lo que los conquistadores 
dixeren. 

III — al tercero capitulo digo que el tenple desta 
tierra es caliente, y la mitad del año de aguas y la 
otra mitad de soles y secas y tiempos de ayres 
suestes. 

IIII — al quarto capitulo digo questa tierra es 
tierra llana y montuosa y pedregosa y falta de rryos 
y aguas para ganados y a causa de no aver aguas ay 
poco ganado. 

V — al quinto capitulo digo que e oido decir alos 
conquistadores destas probincias, que quando se 
conquistaron avia gran suma de yndios y pueblos 
muy abundantes, y después acá an venido en tanta 
diminuycion, que ya no hay yndios, porqueste que 
decían tenia seiscientos tributarios y agora an que- 
dado en doscientos. 

VI — al sesto capitulo digo que no lo se. 

VIÍ — al sétimo capitulo digo que desde esta villa 
de valladolid, adonde yo soy vezíno e Resido esta 
la cibdad de merida, cabecera desta governacion, en 
la qual reside el obispo y governador de estas pro- 



90 DOCUMENTOS INÉDITOS, 

bincias, que son treinta e quatro leguas, y esta 
tierra es sujeta a la abdiencia Real de la nueva españa. 

IX — al noveno capitulo digo que esta villa de 
valladolid dicen los conquistadores que la pobló el 
capitán francisco de montejo, sobrino del adelan- 
tado que vino por su mandado a ella, y e oído decir 
que la cibdad de merida la pobló don francisco de 
montejo, hijo del dicho adelantado, 

XI — a los onze capítulos digo que los dos pue- 
blos de mi encomienda están en la provincia de te- 
cemi, a donde esta un monesterio de fray les diez le- 
guas desta villa, e alli acuden los yndios a mysa y 
a la doctrina cristiana y tienen los dichos pueblos 
hornamentos frontales, canpanas y todo Recabdo bas- 
tante a la doctrina y cristiandad dellos. 

XIII — a los trese capítulos digo que este pueblo 
de mi encomienda llamado tecai, lo llamaron asi 
porque en una aguada que bebian los yndios tenia 
pescados (y asi se llama en la lengua el dicho pueblo 
el pescado), y el otro pueblo, qtie se llama cosil se 
llamo asi porque en una cueba y aguada donde 
beben tenia muchos morcielagos dentro , y por esto 
se llamo deste nombre, 

XV — a los catorze capítulos,. digo a los quince 
capítulos,. digo que los dichos yndios trayan guerra 
con otros de la costa de la mar , por muy pocas oca- 
siones, y sobre el defender las salinas de la costa. 

XX — a los veinte capítulos digo que no ay rrios 
nyngunos en esta tierra, sino unos cenotes honda- 



KELACIONES DE YUCATÁN. 91 

bles que- tienen mucha agua dentro y se dice por 
cosa cierta que por dehaxo del agua corre la agua,- 

XXVII— a los veinte y siete capítulos digo que 
al en esta tierra muchos any males: tigres, leones 
mansos, benados y otros jeneros de anymales, 

XXX— alos treinta capítulos digo que en esta 
costa de la maray muchas salinas de que se proveen 
toda la provincia y se saca para fuera parte. 

XXXI — las casas de los yndios son de paja y 
baras atadas a unos bexugos, y si hasen algunos 
apartados es todo barazon. 

XXXIII — los yndios pagan sus tributos a sus 
encomendados de piernas de mantas de algodón que 
tienen de su cosecha mucho, y crian gallinas y sien- 
bran mayz , sin arar la tierra con facilidad y todas 
las demás cosas de que dan tributo lo tienen de so- 
bra de sus cosechas. 

XXXIIII — es obispo en estas provincias don 
frai diego de landa, segundo obispo fray le francisco; 
en la cabecera della, ques la cibdad de merida: ay 
una yglesia catredal. 

XXXVI— ay en muchas provincias de yndios, 
en las cabeceras dellos, monesterios de frailes de la 
dicha orden del señor san francisco, están los yndios 
repartidos a cada monesterios, adonde acuden a 
mysa. 

XXXVII— ay en esta villa de valladolid un es- 
pital del nonbre de Jesús que se esta fundando y se 
va hasiendo poco a poco. 



92* DOCUMENTOS INÉDITOS, 

La cabsa principal porque los yndios disen que 
an venido a menos a sido por les aver quitado un 
brevaje que bebían de vino de la tierra de miel y 
agua e otras Raízes que disen que con ello bibian sa- 
nos, como los españoles biben sanos con el vino, 
y en todo lo demás me remito ala Relación que el 
y lustre sefior alcalde mayor desta villa y cabildo 
della an hecho para su magestad y lo &vme.'= Diego 
osorio maldonado =^{Eay una rúbrica.) 



VIIL 

RELACIÓN DE TISHOTZUCO 
Y GHIQÜINCENOTE. 

1579.-— En la villa de valladolid, de las probin- 
cias e gobernación de y acatan, yndias del mar océa- 
no, en veynte e cinco dias del mes de marQO de mili 
e quinientos e setenta e nueve años, yo antonio 
mendez, vezino desta dicha villa, uno délos anti- 
guos pobladores destas provincias de yucatan, como 
marido e conjunta persona de maria Hernández, mi 
muger e muger primera que fue de francisco Her- 
nández , uno délos primeros e antiguos conquistado- 
res que entraron por soldado en la conquysta e paci- 
ficación destas dichas probincias y después de su fin 
e muerte sub^edi en la posesión de yndios que tiene 
la dicha mi muger como segundo tenedor de la dicha 
encomienda, y en cumplimiento de lo mandado por 
la real magestad del rrey don Felipe, nuestro señor, 
a quien nuestro señor Jesucristo guarde de todo mal 
y conserve para su santo servicio, y del auto que me 
fue notificado del muy ylustre señor don guillen 
délas casas, governador e capitán general por su 



94 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

magestad en estas dichas provincias, en su rreal 
nonbre en la discrepcion e respuesta de los capitulos 
que se me dieron para que respondiese en lo que toca 
alos pueblos de mi encomienda que al presente están 
poblados en los términos desta dicha villa, ques en 
la forma e manera siguiente: 

1 — Primeramente digo e declaro que en recom- 
pensa délos servicios que a su magestad hizo el dicho 
francisco hernandez, mi antecesor en la pacificación 
e conquista destas provincias, e por ser uno délos pri- 
meros soldados que en ellas entraron con sus armas 
e cavallos, conquistando e ayudando a poblar la cib- 
dad de merida e villas de valladolid e canpeche, le 
encomendaron e dieron por nueva encomienda los 
pueblos e cabeceras de tishotzuc e chiquincenotes 
<;on todos sus sujetos, el qual poseyó por titulo e 
merced que para ello le dio francisco de montejo, 
capitán general e rrepartidor desta villa , como délas 
cédulas paresce, hasta que el dicho francisco her- 
nandez fálleselo e subcedio en las dichas encomien- 
das la dicha maria hernandez su primera muger, e 
agora, como su segundo tenedor e marido e conjunta 
persona déla susodicha, subcedi en las dichas enco- 
miendas que al presente poseo en nonbre de su ma- 
gestad, como su leal vasallo e antiguo poblador des- 
tas probincias. 

2 — en quanto a los pueblos de mi encomienda, 
digo que en la probincia de cochoah, camino rreal 
que va ala villa de salamanca, tengo dos pueblos 



RELACIONES DE YUCATÁN. 95 

que el uno dellos se llama tishotzuco e chiquincenote, 
que esta el un pueblo del otro tres leguas — tishotzuco 
e chiquincenote es nombre de los mesmos pueblos 
antiguamente , que en lengua destos naturales quy ere 
dezir tishotzuco cinco parcialidades, e chiquincenote 
se dize que la aguada del dicho pueblo estaba en el 
norte — llamavanse ansi antiguamente por el nombre 
de los ydolos que ellos adoravan. Estos dos pueblos es- 
tan asentados en unos llanos pedregosos, ásperos y de 
grandes matorrales, es tierra sana, en donde se coxe 
gran cantidad de mayz y algodón e frisóles e coxen 
en cada año mucha cantidad de miel de sus cosechas. 

3 — estos dos pueblos están poblados en asientos 
iiuebos porque de veynte años a esta parte se acer- 
caron de su boluntad a los asientos adonde agora 
están por estar un monesterio de frayles franciscos 
del un pueblo cinco leguas y del otro quatro — estos 
frayles dotrinan e tienen a cargo estos dos pueblos 
con otros ocho pueblos que ay en aquella provincia, 
donde hordinariamente están dos, tres frailes para 
dotrinar esta probincia, puestos por los probinciales 
y obispo destas probincias. 

4 — la probincia de cochoah es sana porque todos 
los pueblos que alli están poblados son asientos sa- 
nos y tierra abundosa y fértil , tienen sus crianzas 
de gallinas y puercos y son yndios grangeros, tie- 
nen sus labranzas de mayz e frisóles y nunca tienen 
hambre, porque el nonbre déla mesma provincia se 
llama cochoae, que quiere dezir en nuestra lengua 



96 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

castellana nuestra comida de pan, que el entendi- 
miento dellos es que dicen provincia harta que no 
se a visto en necesidad, 

5 — Governava esta probincia en tiempo de su 
gentilidad un cacique llamado nacahun cochoah, que 
tenia su asiento e morada entishotzuco — tributábanle 
piedras verdes e mayz e frisóles. Adoraban un ydolo 
que tenian por abogado del pan , ques el nombre y 
apellido desta provincia — sacrificábanle coragones de 
perros, y armados quemaban una resina que llaman 
ellos copal , que tiene buen olor, que al presente in- 
censan con ellos al Santisimo Sacramento. 

6 — estos dos pueblos están desta villa de valla- 
dolid doze leguas grandes hazia la banda del Sur y 
déla cibdad de merida, ques la cabecera desta gober- 
nación, que es donde rreside el governador que go- 
bierna estas provincias treinta leguas grandes hazia 
el poniente de los dichos pueblos — son los camynos 
muy pedregosos y de grandes barrancos. — Son los 
montes de montañas altas, y en algunos cabos ay 
cerros ásperos e montuosos — no corren rrios en esta 
provincia, mas en algunos lugares ay unos ojos de 
agua que llaman Qenotes, que nunca en ellos falta el 
agua en todo el año. 

7 — en estos dos pueblos de my encomyenda tienen 
los naturales del cada pueblo su cacique , que es el 
que los gobierna, que son puestos por los governa- 
dores que su magestad envia a estas provincias — tie- 
nen sus alguaciles mayores e hordinarios, ay mayor- 



RELACIONES DK YUCATÁN. 97 

domos, que tienen la caxa de la comunydad y escri- 
vanos ante quien pasan los negocios de su república. 

8 — En estos dos pueblos en cada uno tienen bu 
yglesia, labradas de cal y canto, sus retablos hechos 
al olio — tienen su coro y sacristía — tienen en cada 
pueblo dos canpanas — tienen sus ornamentos de cá- 
liz e patena de plata — tienen su cruz dorada coa sus 
mangas de terciopelo bordadas de oro y seda — tienen 
sus frontales de damascos de castilla — tienen sus 
cantores, que ofician el culto divino— tienen su. jsa- 
cristan e monescillos — que ofician la mysa — tienen 
escuela , donde los mochachos de los pueblos van a 
deprender a leer y la doctrina — tienen sus maestros 
puestos por firayles, que les tiene a cargo en cada 
pueblo-^destos ay casas situadas para los firayles, 
dopde se aposentan, y en las dichas casas ay celdas 
para cada fi:ayle, que en los dichos pueblos fueren — 
tienen sus camas de cordeles con sus fraQ adas y al- 
mohadas en que los dichos frayles duermen. 

9 — estos dos pueblos están sujetos a la alcaidia 
mayor desta villa questa puesto por el governador 
destas provincias, el qual dicho alcalde mayor esta 
y reside en esta dicha, villa, adonde es vecino, 

10— 'Esta rrelacion e dado en suma , rrespondiendo 
a los capítulos déla dicha ynstrucion, rremitiendome 
a la memoria general que el ylustre ayuntamiento 
desta villa a hecho , en fe de lo qual lo firme de my 
nonbre.=:Fecho ut supra.=-ánfóm(? M€nd€z,={hay: 
u«aí rubrica.) 



IX. 
RELACIÓN DEL PUEBLO DE QUCOPO. 

1579. — Lunes dos diaa del mes de mar^o deste 
año de mili e quinientos e setenta e nueve años Res- 
cibí yo Juan Rodríguez el viejo vezino desta villa de 
valladolid destas provincias de yucatan y uno de los 
primeros conquistadores de toda esta governacion en 
la qual anduve conquistando con mis armas y caba- 
llos á mi costa y minsion en servizio de dios nuestro 
señor y de nuestro Rei y señor el emperador don 
Carlos , fueme entregada una ynstruicion de su ma- 
gestad del Rei don Felipbe nuestro señor a la qual 
me fue mandado Respondiese por sus capítulos como 
viene aclarado la qual fue enbiada a esta dicha villa 
por el muy Ilustre señor don guillen délas casas 
govemador por su magestad destas dichas provin- 
cias de yucatan y fueme entregada por el Ilustre se- 
ñor don diego sarmiento de figueroa alcalde mayor 
desta dicha villa y sus términos a la qual declarare 
lo que se me alcanzare y supiere :ques en la forma e 
manera siguiente: 

1 — Primeramente esta villa que oy dia se llama 



RELACIONES DE YUCATÁN. .99 

valladoUd llamavan a su asiento los yndiós antigua- 
mente sequi la derivación deste nonbre no lo se, 

2 — El conquistador y descubridor destas provin- 
cias fue el adelantado francisco de montejo gover- 
nador y capitán general destas dichas provincias y 
el dicho adelantado ymbio á su hijo don francisco 
de montejo y a su sobrino francisco de montejo por 
capitanes en la dicha conquista y assi en toda ella 
usaron el oficio e cargo de tales capitanes los quales 
y el dicho adelantado y sus capitanes tenian poder 
de su rreal magestad para poblar villas y cibdades 
y rrepartir los yndios y la tierra a los conquistadores 
y pobladores y onbres nobles y estos como a tal con- 
quistador y en rrecompensa de mis trabajos me dieron 
y encomendaron cinco pueblos de yñdios con todos 
los yndios naturales que en ellos estavan poblados 
y los frailes y Religiosos por causa de la doctrina 
los juntaron todos en un pueblo — el descubrimiento 
desta tierra y principio de su conquista fue el año 
de mili e quinientos e quarenta e ,uno y duro ,esta 
; guerra dos años y a fuerqa de armas vinieron a la 
obidiencia del rrey nuestro señor y conocimiento de 
la fée, y después de aquesto aviendo estado dog años 
de paz se tornaron a rebelar y alearse y darnos 
guerra los dichos yndios en la qual Rebelión fueron 
muertos quince o diez y ocho españoles los qualfes 
estaban por los pueblos de los yndios derramados .y 
en ellos los mataron y visto y entendido por nosotros 
salimos los españoles en contra dellos y les dimos 



100 DOCUMENTOS INÉDITOS, 

guerra y los traximos de paz en quatro meses y cas- 
tigamos todos los que hallamos culpados que avian 
sido en la muerte de los españoles y que los avian 
muerto á sus amos. 

3 — esta tierra es tierra calida en todo el año no 
ay en ella nieves ni yelos, las Ilubias en esta tierra 
son desta suerte que comiengan desde el mes de ju- 
Uio para adelante y duran dos meses poco mas ó me- 
nos y assi que comienzan poco más ó menos — los 
mas continuos vientos son de do sale el sol y de 
medio dia y de parte del norte, y estos por el dis- 
curso del año vienen un poco rezios y algunas ve- 
zes tanto que hazen daño en las sementeras derri- 
bándolas sin sazón. 

4 — Esta tierra es llana en la qual no ay sierra 
ninguna es muy montuosa y pedregosa de muchas 
piedras tanto que no se puede caminar por ella por 
las muchas piedras que ay sobre la tierra no ay en 
esta tierra ningún genero de rrios ni de fuentes el 
agua que se beve ansi yndios como españoles las sa- 
can dé unas bocas de cenotes questan abiertas sobre 
la tierra por donde se saca el agua a doce y quínze 
y a veinte bragas de debaxo de la tierra con norias 
ó con sogas; estos senotes no son hechos a manos 
sino que por la bondad de dios los ay por todos los 
lugares de la tierra y por los montes— los españoles 
en sus casas tienen po:¿os deque se sirben abiertos 
<5on mucho trabajo por ser todo peña y hallase el 
ao-ua generalmente á doze bragas — no tiene esta 



RELACIONES DE YUCATAF. 101 

tierra muchos pastos ni mantenimientos por no aver, 
en ella valles ni rrios ansi no se puede mantener 
mucho ganado sino es el que los espafioles crian en 
su casa para su sustento— frutas de la tierra ay al* 
gunas pero son pocas. 

5 — los 3?ndios solian ser mas que no agora y la 
Razón porque ay muchos menos que solia a lo que 
nos paresce son dos cossas, la una es que en su anti- 
güedad y su gentilidad tenia cada yndio las mugeres 
que queria y tenian a cinco y a seys mugeres y desta 
manera multiplicaban tantos hijos que avia mucha 
cantidad de yndios y agora des que son cristianos y 
bautizados como se les quito la costumbre nos pa- 
resce que ban a menos y la otra es que nos paresce 
que por la junta que hizieron los Fray les por la doc- 
tiina y los sacaban de sus naturales y de sus gran- 
jerias y tierras y estas dos son las mas principales 
causas que nos paresce que an sido parte para que 
blniesen a menos. 

6 — quanto a lo de la altura de el sol o elevadon 
del polo no la se y en la del sol ai dexa de alunbrar. 
al medio dia en algún tiempo del año digo que no 
por ser la tierra llana y no aver sierras en toda ella 
como dicho tengo. 

7 — la audiencia rreal aquestamos subjetos reside 
en una cibdad que se llama mexico que dista destas 
provincias dozientas leguas ultramar poco mas 6 
menos y la cibdad de merida donde reside el gover- 
nador esta treynta y tres leguas desta villa de valla- 



102 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

dolid hazia la parte donde se pone el sol y mexico 
ni mas ni menos. 

8 — esta villa parte términos con la cibdad de me- 
rida questa como dicho tengo hazia. do se pone el 
sol y por otra parte términos .con villa de bacalar, 
questa hazia el medio dia sesenta leguas desta dicha 
villa-— las leguas no son grandes ni pequeñas — los 
caminos derechos mas son muy ásperos y malos de 
caminar por ser muy pedregosos y montuosos. 

9 — En lo tocante a este capitulo me remito a lo 
que tengo dicho en el segundo capitulo — comengose 
á poblar esta villa de valladolid con veinte y cinco ó' 
treinta españoles y abra agora hasta quarenta vezi- 
nos poco mas a menos — Fundóse esta villa el año de 
mili e quinientos e quarenta e quatro años. 

10 — la poblazon desta villa es en tierra llana y 
están edificadas las casas que ay en ella de piedra', 
y cal muy fuertes y cubiertas de tejas y las calles- 
están puestas de norte a sur y del este a ueste y muy' 
bien tragadas — tiene la plaga en medio de todo ella 
muy grande — la yglesia esta assi mesmo en la plaga 
con una puerta que sale a ella la qual demora al 
norte y otras dos puertas — es de muy buen edifizio 
cubierta de tejas y de tres naves con sus pilares y 
arcos de cantería muy bien labrados y ansi mismo 
una casa del Rei que sirve de cabildo y cargel para 
los delinquentes — ansi mesmo fuera de esta villa a 
dos tiroá de arcabuz poco mas ó menos ay un mo-». 
nesterio onrradamente edifficado y muy fuerte el 



RELACIONKS DE YÜCAtAn, lOB 

qual todas sus piezas son de bobedas que nó se en- 
tremete ninguna madera todo de piedra y cal y una 
yglesia muy autorizada y sus paredes son de gran 
anchura — es de la orden de sant francisco y rresiden 
¡siempre en el frailes. 

, 11 — el pueblo de mi encomienda se a llamado 
(jucopo porque ansi se llamaba y hera su nonbre an- 
tiguamente y dista desta villa diez leguas — cae este 
pueblo en la guardiania de la provincia^ de te^emin 
ques un monesterio ffundado donde siempre a ávido 
y ay religiosos déla orden del señor sant francisco 
acuden a el los naturales del dicho pueblo de Qocopu 
donde oyen misa y son doctrinados y enseñados el 
qual está una legua poco mas ó menos del dicho mo- 
nesterio de te9emin. 

12 — no ay a rededor deste pueblo otro pueblo 
despafioles sino esta villa de valladolid mas en todo 
su contorno a qualquiera parte ay pueblos de yndios 
dellos a media legua y otros á menos y otros a una 
legua y a dos y otros a mas y a menos, las leguas en 
esta tierra son pequeñas^ los caminos derechos mas 
muy trabajosos en el caminar por aver tanta piedra 
y tantos montes. 

13. — llamóse el pueblo ^ucopo porque antigua- 
mente hera su propio nonbre y no se sabe otra cosa 
ni que quiere decir mas de que todos hablan una len- 
gua y es general el hablarla en esta governacion. 

14 — cada uno destos pueblos tenia su señor, a 
quien obedecian; no les tributaban nada; solamente 



104 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

lo3 mantenian délo que se sacaba y sembraban — ado- 
raban y dolos hechos de barros y para cada cosa te- 
nían nonbrado su ydolo , el qual pensaban ellos que 
les daba aquella ayuda que avian menester, porque 
no tenían conocimiento de dios ni de sus santos ; a 
estos ydolos hazian sus sacrificios hazíendoles humo 
con una cierta rezina que llaman copal , y ellos le 
llaman pon , ques a manera de incienso , y desto no 
se otra cosa. 

15 — el gobierno questos yndios tenían hera que 
cada pueblo por si se regia, y hera de esta manera 
— que para aconpañar al señor hazian dos o tres on- 
bres entre ellos como regidores, los quales llamaban 
acucheabos , y a estos obedecían ; tenían guerra unos 
pueblos contra otros , y las armas con que daban 
guerra heran arcos y flechas, y no tenían otras ar- 
mas ningunas sino estas — el vestido y traje que 
trayan hera que los onbres andaban desnudos en 
carnes , y por entre las piernas un ffaxuela de qua- 
tro dedos de ancho y una braga de largo, y esta hera 
para cubrir sus verguengas , y dábanle buelta a re- 
dedor del cuerpo ; trayan el cabello largo como mu- 
geres y rebueltos a la cabega, y agora andan besti- 
dos de camisas y Qaragueles y el ca vello cortado, y 
para cubrirse usan de unas mantas de algodón en 
lugar de capa — las mugeres andaban de la cinta arriba 
desnudas y en carnes, y de allí abaxo trayan un paño 
cogido a manera de costal sin suelo que les servían 
de sayas hasta las caderas — los mantenymientos que 



RELACIONES DE YUCATÁN. 105 

antes usaban son los que usan agora , ques pan y 
gallinas y pescados y frixoles y agi, y desto usaban 
en sus comidas, y asy mesmo deste maiz de que 
hazen el pan hazenposol y tol para bever y sustento 
y esto mesmo hazen agora como de antes — en lo que 
se dize si bivian entonces mas sanos que agora, no 
he sabido desto nada ni lo se. 

16 — esta este pueblo de Qucopo asentado en tierra 
llana, porque toda lo es y no tiene sierra ni valle de 
que hazer mincion cerca del. 

17 — la tierra deste pueblo y la demás destas pro- 
vincias es tenida por tierra sana, y no se otra cosa. 

18 — no ay sierra, ny cordillera, ny valle de que 
tratar. 

19 — no ay rrio ninguno de que tratar. 

20 — no ay lagos ni lagunas en el termino deste 
pueblo sino aquellos cenotes que arriba diximos, de 
que se sustentan. 

21 — no ay bolcanes ni grutas ni otras cossas 
notables de naturaleza. 

22 — ay muchos arboles silvestres de muchas ma- 
neras de fructas de que los yndios se aprovechan, y 
ay otros que sus maderas son muy provechosas para 
hazer casas, ansi de yndios como de españoles, y 
entre ellos ay gran cantidad de madera de sedro: 
sirbe esta madera para todo lo ques menester, assy 
de tablas como de vigas y lo demás. . . 

23 — ay en esta tierra arbolea traydos de fuera 
parte, como son naranjos, limones y limas y cidras 



106 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

en cantidad— ay muchas higueras traydas de fuera a. 
parte — ay assy mesmo algunas parras de uvas tray*- 
das de fuera parte, y déla tierra, que ay muchas, en 
especial plántanos, y estos son ansi mesmo traydos 
de fuera parte — ay ansi mismo, granados venidos de 
fuera parte — todos estos árboles se dan muy bien y 
acuden con sus fructas. 

24-^no ay en esta tierra otro grano sino el maiz 
y frisóles ;. esto es el principal sustento de los natu- 
rales — las ortalizas son chiles y batatas , y no otras; 
ay ortalizas de castilla, como son lechugas, rábanos 
cebollas y ajos — ay ansy mismo yerba buena y cu- 
lantro, perexily mostaza, y no ay otras. 

25 — En esta tierra no ay trigo ny cebada ny cen- 
teno, ni se puede dar en toda esta tierra por ser pe- 
dregosa, que no se puede arar ni labrar, ni ay azeite 
ni vino que se de en la tierra — ay en la tierra gran- 
jeria de seda y grana y añir, y todo esto se da con 
mucho trabajoy menoscabo délos jmdios desta tie- 
rra , y esto conviene que su Eeal magestad mande 
questo no lo travajen los yndios , porque es causa 
para qiie venga toda en diminución y se acaben to- 
dos los naturales, porque no los dexan hazer sus se- 
menteras e labráuQas por traerlos a esta granjeria.. 
: 26 — dé yerbas que sean de provecho no se nada 
dellas. 

27 — en esta tierra ay venados y conexos, ay ti- 
gres y leones y dantas, ay algunos puercos natura- 
les déla tierra, que tienen el onbligo en el lomo, 



RELACIONES DE YUCATÁN. 107 

cosa mostruosa, y llainanle los yndios (cquitanjí)^ 
ay puercos de castilla, y se dan e crian cabras^ y obe- 
jas, y yeguas, todo venido de castilla, y ansi mismo 
muchas gallinas de castilla y déla tierra que los- 
yndios llaman ulun ylomesmo a la de castilla. . 

28 — no ay minas de oro ni de plata ni dé otro 
metal alguno; 

' 29 — no ay canteras de piedra de ninguna manera 
que sean de valor. , . 

30 — ay en esta tierra gran cantidad de sal, la qual 
ay en unas lagunas qué hinche la mar quando crece 
y quedase aquel agua reprezada y quajase sin otro 
beneficio alguno , y de alli se probee esta villa y los 
demás pueblos-^todas las demás cosas para el sus- 
tento de la vida umana vienen de fuera parte, como 
como es de Castilla y de mexico y de otras partes, 
que vale todo a excesibo prescio, por lo qual biven 
todos los desta tierra muy adeudados. ; / 

31— para edificar en esta tierra no a menester 
traer cossa alguna de fuera parte, porque la piedra y 
la madera y cal y teja toda se echa do quieren, por-t 
que ay gran aparejo, aunque costoso, y án si corno- 
tengo dicho , todas las cosas son desto. 
í 32 — no ay'en esta tierra ninguna fortaleza ni lu- 
gar fuerte. 

33 — las granjerias que los españoles tienen ya las 
tengo dichas y las de los naturales es algodón , y 
tratan unos con otros maiz , aji y miel y sera.-^El 
tributo que pagan los yndios a sus encomendéíbs 



IOS DOCUMENTOS INÉDITOS. 

en general es que cada quatro meses da cada un yn« 
dio una pierna de manta , que tiene de ancho tres 
palmos y de largo quatro baras — da mas cada yndio 
a su amo, cada un año media hanega de maiz y una 
gallina y una libra de sera, y mas dan cada tributo, 
ques de quatro en quatro meses, algunas ollas y can- 
taros y sogas y choyos conforme es la cantidad del 
pueblo , quel pueblo que mas da son hasta quatro o 
seis choyos, y ansi dan los demás, y los de menos 
cantidad dan menos. 

34 — ^toda esta tierra es subjecta a una diócesis, y 
es todo ello un obispado, y cada monesterio tiene 
cierta cantidad de pueblos que doctrina, y no ay 
otros partidos, y este pueblo de mi encomienda, lla- 
mado sucopo, es subjecto al monesterio questa en la 
provincia de tecemin, legua y media deste dicho pue- 
blo, hasta dos leguas, como dicho tengo, son peque- 
ñas, y la tierra es como tengo declarado. 

35 — cada pueblo tiene su yglesia assi de yndios 
como los demás , y en esta villa no ay beneficios ni 
perrochas, sino tan solamente la yglesia mayor, suele 
aver en esta villa ordinariamente dos clérigos curas 
que administran los sacramentos. 

36 — los monesterios de frayles franciscos, que no 
ay otros en estas provincias, se comentaron a fundar 
después que estubo la tierra de paz y comeuQO luego 
aver doctrina, y no ay otros monesterios algunos ni 
de otros frayles ni monjas. 

37 — no ay en estas provincias otro ospital ni co- 



RELACIONES DE YUCATÁN. 109 

legio, salvo uno que de pocos dias acá se a comen- 
zado a fundar en esta dicha, el qual se haze de li- 
mosnas que los vezinos desta villa dan el titulo del 
dicho ospital el de la sancta veracruz. 

38 — ^ni mi pueblo ni esta villa no llegan a la mar, 
antes están lexos della, y aun no respondo a este 
capitulo. 

39 — en la costa desta tierra no ay arrecifes y toda 
es mar llana. 

40 — no lo se. 

41--no lo se. 

42~no lo se. 

43 — no lo se. 

44-*-no lo se. 

45 — no lo se. 

46-*-q no lo se. 

47 — que no lo se. 

48 — ya lo tengo dicho y declarado. 

49 — no ay cossa notable en esta tierra de que «e 
pueda hazer mincion.= Juan Rodríguez. ={ay una 
rubrica.) 



X, 



RELACIÓN HISTÓRICO DESCRIPTIVA 
DE LOS PUEBLOS DE IXUMÜL Y DE TECUCHE, 

1579. — En la villa de Valladolid délas Provincias 
y governacion de yucatan délas yndias del mar 
océano a doze dias del mes de mayo de mili e qui- 
nientos e setenta e nueve años yo blas gonqalez ve- 
zino e Regidor perpetuo por su Magestad en esta 
dicha villa y uno de los primeros conquistadores 
della que entraron en estas provincias en compañía 
del adelantado don francisco de montejo respon- 
diendo ala ynstruicion y capitulos en molde enbia- 
dos por su magestad rreál a estas dichas proyincias 
para que se de noticias y haga Relación délas cosas 
dellas la qual dicha ynstruicion fue enbiada á esta 
dicha villa por el muy yllustre señor don guillen de 
las casas governador y capitán general en ellas y 
me fue entregada por el illustre señor don diego sar- 
miento figueroa alcalde mayor desta dicha villa y 
haziendo Relación verdadera délo que pasa es en la 
forma e manera siguiente : 

primeramente en el año del Señor de mili e qui- 



RJEXACIONES DE YUCATÁN. 111 

nientos y veinte y nueve años llego el adelantado don 
francisco de montejo con poderes del enperador nues- 
tro señor de gloriosa memoria a conquistar y pacificar 
•estas provincias de yucatan y C09umel y costeando 1^ 
dicha tierra con tres nabios llegamos a un puerto y 
baya que se dize solimán ques nonbre antiguo de 
los yndios desta tierra en los quales nabios benian 
cuatrocientos soldados y ciento y cinquenta caballos 
y muchos pertrechos de guerra, saltamos en tierra 
^en conpañia del dicho adelantado con toda la gente 
y luego despacho el dicho adelantado uno de los 
navios a la nueva españa con unos frayles franciscos 
que traxo despaña en su conpañia y para dar noticia 
como aviamos llegado y desenbarcado en esta tierra 
estubimos en aquellas costas dos meses sin entrar la 
^tierra dentro de que causo muchas enfermedades y 
muerte de cinquenta soldados avia deste puerto a un 
pueblo de yndios que se dezia xala hasta medía le- 
gua y otro pueblo llamado ^ama una legua, heran 
pueblos de poca poblaron llegaron los naturales dé- 
;llos de paz y trayan bastimentos de los qué ellos 
tenían como hera maíz y gallinas de esta tierra y 
^caqa y pescado y los yndios se admiraban de ver a 
los españoles y cavallos y pertrechos de guerra acu- 
dieron muchos yndios de la tierra adentro de paz a 
ver los españoles »y trayan algunos bastimentos y 
como no trayamds lengua pasamos muchos .trabaj 03 
por no los entender y por geñas nos trayan lo; que 
ja víamos menester; de allí se Repartieron algunos 



112 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

soldados con sus capitanes por diversas partes y ca- 
minos apaziguando y ganando la tierra llegamos 
cien soldados en compañia del adelantado a un pue- 
blo llamado chuaca de gran poblazon que ternia en 
aquel tienpo hasta tres mili yndios a donde tuvimos 
grandes Recuentros y guerra con los naturales en 
manera que nos llevaron seis españoles bivos sin 
poder Remediarlos y desde este pueblo de chuaca 
que todavía quedaba rebelado fuemos a otro pueblo 
llamado aque questaba quatro leguas adelante donde 
assi mesmo tubimos con los naturales del Recuen- 
tros y guasábaras y assi fuemos prosiguiendo el 
viaje a otros pueblos de la costa teniendo sienpre 
Recuentros con los naturales dellos y desde a poco 
tienpo que serian tres años poco mas ó menos se 
pobló por el adelantado una cibdad que se yntitulo 
la cibdad de salamanca en los cues que llaman de 
chichinica, con cantidad de setenta u ochenta espa- 
ñoles y esta provincia de chichinica hera muy po- 
blada de naturales y estando esta cibdad poblada y 
de asiento en ella toda la gente referida dende a seis 
meses poco mas ó menos se Rebelaron los yndios de 
aquella provincia contra los españoles y tuvo la 
guerra y Recuentros con ellos ocho semanas los 
quales entraban con su gente por ocho partes y ca- 
minos en sus esquadrones dando alaridos con sus 
cornetas á manera de trompetas haziendo grandes 
ruidos y desta Rebelión y alzamiento de los dichos 
yndios causo que mataron algunos españoles y á 



RÉliACIONES DE YUCATÁN. 113 

otíOJS hirieron y assi messmo mataron ocho ó diez 
cavallos trayan estos yndios por armas para su de* 
fensa Rodelas texidas de baras labradas muy Recias 
y langas de dos brabas y sus arcos y flechas con sus 
pedernales que son armas para ellos de mucho efecto: 
estos cues de chichimica son muy sumptuosos y tie* 
nen edifidoó antiguos con sus gradas hechos de can- 
tería muy principales que son de gl^an memoria y 
antigüedad y dexando esta provincia de chichinica 
todavia de guerra ffuimos en demanda de la provin- 
cia de Canpeche y chanpóton donde estuvimos qüa- 
tro años poco mas 6 menos aguardando socorro 
hasta que vinieroú algunos soldados de la provincia 
de chiapa y tavasco y estando en la dicha: provinéia 
de campeche que hera de mucha poblázon tubimos 
con los yndioá muchos Recuentros de guerra en ina- 
neíii que nos vimos en gran aprieto por no ser mas 
de diez onbres de a caballo y treinta o quátenta 
peones y andando el dicho adelantado escal^amusean^ 
do con los naturales le hirieron en una pierna de uñ 
flechazo y los yñdios lo tenian azido a el y al cavallo 
que no se podia valer y el dando muchas bozes y 
gritos Uarnandome por mi hombre diziendo a híjó 
blaá gon^alez socórreme llegue yo á las bozes en mi 
claballo á todo cotrer y de mi llegada resulto que con 
el animo y diligencia que püze lo quite de poder 
de los dichos yndios que le tenian a maltratar y le 
libre del poder dellos y sin aquella coyuntura no 
llegara le mataran y dello resultara que la tierra 



114 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

y gente pasara mucho trabajo y se despoblara 
tierra. 

Subcedido todo lo arriba dicho el dicho adelantado 
montejo se fue destas provincias de y u catan á las 
Provincias de gracias a dios, que heran de sus des- 
cubrimiento y adelantamiento que lo traya por de su 
governacion el cual dexo en estas provincias por sus 
lugares tenientes y capitanes y rrepartidos á don 
Francisco de montejo su hijo por capitán y reparti- 
dor de la Provincia de Canpeche y cibdad de me- 
rida hasta el pueblo de teco donde parten términos 
la dicha cibdad de merida y esta villa, y a don Fran- 
cisco de montejo su sobrino dio la conquista desta 
villa de valladolid que llaman de los copules y tacees 
y chiquincheles el qual dicho Francisco de montejo 
llegado a esta tierra y provincia a un pueblo que esta 
cerca de la costa ques de los chiquincheles llama- 
do chuaca pobló en el una villa ques la de chuaca 
donde dio algunos repartimientos la qual por ser 
enferma la despobló con parescer del adelantado 
su tio y la pobló en la provincia de los copules en 
un asiento que se decia caquival nonbre antiguo de 
los naturales junto a un qu grande de piedra a la 
cual puzo nonbre la villa de valladolid a imitación 
de la de España la qual pobló en el año del señor de 
mili e quinientos e quarenta e cinco años con qua- 
renta e cinco vecinos poco mas ó menos la qual es 
tierra sana y rrepartio la tierra a los conquistadores 
della en nombre de su magestad y estando esta villa 



RELACIONES DE l^UCATÁN, 115 

. de valladolid poblada y repartida y la gente pacifica 

- a lo que páresela. 

En el año de quarenta y seis adelante se alzaron 

. y revelaron los naturales de todas estas Provincias 
de los copules y tacees y chiquincheles contra su 
inagestad haciendo gran matanza en los españoles 
encomenderos de los quales mataron diez y ocho es- 
pañoles que estaban en sus pueblos adonde los sa- 
crificaron y entre ellos mataron al maese de canpo 
l)ernaldino de villagomez y a un hermano suyo a al 
alcalde que se decia Hernando de aguilar y entre 
ellos mas de quatrocientos yndios naborías criados 
de españoles que les servían sin dexar a ninguno 
a. vida como fuese cosa que oliese a españoles y los 
ganados y otras cosas hasta que vino socorro de la 

. cibdad de merida en el mesmo año y los naturales 
bolvieron de paz haziendo castigo en los culpados, 
Y por los méritos y servicios que a S. M. hize 
en la conquista y pacificación destas provincias 
con mi persona armas e cavallos a mi costa y e 
minsion assi en conpañia del adelantado don Fran- 
cisco de montejo y sus capitanes como don Francisco 
de montejo su hijo e Francisco de montejo su sobrino 
se me dieron en encomienda en nonbre de su ma- 
gestad los pueblos de ixmul que cae en la provincia 
de cochua y el pueblo de tecuche que cae en esta 
Provincia de valladolid de los copules y este pueblo 
de ixmul esta desta villa diez y seis leguas que cae 
a la parte del sur la sinificacion de este nombre, de 



116 DOCUMENTOS INÉDITOS* 

ixtnul es cosa montuosa y fragosa y de muchos edi- 
ficios que antiguamente avia y hasta agora los ay — ^ 
este pueblo de i^tmul tiene dos i5enotes a manera de 
pozos de castilla muy hondables de donde los natu- 
rales beven agua del uno de los quales se saca el 
agua con anoria que terna quince brabas de hondo 
hasta llegar al agua y el otro terna la misma canti- 
dad sacan el agua con sus sogas y cantaros. 

En tiempo de su gentilidad tenian por señor a un 
cacique que se llamaba naobon copul que era señor 
de toda aquella Provincia a quien todos los naturales 
reconocían y davan tributo que heran unas mantas 
de algodón de a quatro piernas pequeñas y gruesas 
y unas cuentas de caracoles coloradas que hera su 
Rescate y contratación entre ellos sirbiendoles de 
moneda y tanbien le hazian sus sementeras de maiz 
y le daban otras cossas de sus granjerias adoraban 
en aquel tienpo unos Ídolos de barro que ellos mis- 
mos hazian a manera de demonios y les ofrescian los 
corazones de los que sacrificaban y los sahumaban 
con una resina que llaman copal— en aquel tienpo 
andaban desnudos y tan solamente trayan stis ver- 
güenzas cubiertas y lo mesmo hazian ks mugeres 
que trayan unas naguas a manera de costales — 
agora biven en razón y en mucha pulicia andan ves- 
tidos con sus camisas y saragueles y mantas que 
sirven por capas y sus sonbteros y alpargates este 
pueblo de ixmul es cabecera de aquella provincia 
que se dize cochua acude» a el como cabellera de doc- 



RELACIONES ÜE YUCATÁN. 117 

trina de a dos y quatro y seis leguaa lo» pueblos a 
el comarcanos ay en el dicho pueblo un monesterio 
de buen tamaño de frayle» de la orden de señor sant 
Francisco hecho de piedra y cal y canto a lo moderno 
muy fuerte y bien fabricado. Residen de ordinario en 
el dos frayles de esta orden que los doctrinan y admi- 
nistran los sacramentos tienen su ornato en layglesiai» 
de. ornamentos y cálices y demás cossas neseesaria^ 
al ornato del culto divino ay sus cantores y maestra 
de capilla tiene el dicho monesterio &us seldas- de 
bobeda y madera labradas muy ricamente ay en el 
dicho pueblo quatrocientos yndios casados los; qua^ 
les me dan de tributo por sus tercios- noventa e cinco 
mantas de algodón de a quatro piernas cada una y 
quatro arrobas de cera y cada tributario una gallina 
y media hanega de maiz que lo dan por las cozechaa 
del año con otras- menudencias de cantaros y olla» y 
sogas para sacar agua — toda esta tierra es de muchoa 
montes y muy fragosas de piedras y los caminos 
tuertos y mal abiertos esta es la declaración tocante 
al pueblo de ixmul. 

el pueblo de tecuche de mi encomienda esta dos 
leguas desta villa cae hazia donde sale el sol son 
subjetos a la cabecera de doctrina del monesterio de 
frayles franciscos de san bernaldino questa fundado 
extramuros desta villa donde acuden a la doctrina 
solian visitarlos los clérigos tiene este pueblo hasta 
ochenta vezinos tributarios que assi mesmo dan su 
tributo por la orden e manera que el pueblo de ixmul 



118 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

que son las que dan veinte mantas por sus tercios, 
con las demás menudencias declaradas — ay en el 
dicho pueblo una yglesia pequeña de piedra y su ca- 
pilla assi mesmo tiene su ornamento para dezir misa 
cunplido para quando van los frayles a visitarlos y 
dézirles misa tienen sus cantores y escuela y maestro 
que los enseña hay en este pueblo tres cenotes de 
agua a manera de pozos hondos sacan el agua a mano 
son muy anchos de boca y de mucha agua y dellos 
beven los vezinos del — y en quanto a la Relación 
que atrás e fecho tocante a la conquista de todas 
estas provincias certifico ser verdadera por ser como 
soy de los primeros conquistadores y averse hallado 
a todo presente y averio visto por vista de ojos 
y para que de ello conste di esta firmada de mi 
nonbre en la dicha villa de valladolid en el dicho 
dia mes e año dicho = blas gonzalez = Hay una 
rubrica. 



XL 
RELACIÓN DEL PUEBLO DE TEMUL. 

1579. — En esta billa de balladolid de yucatan 
yndias del mar océano yo Juan de benavides algua- 
cil mayor por bu magestad en esta villa de balla- 
dolid y subcesor de la encomienda del pueblo de 
temul términos desta dicha villa obedesciendo é 
cumpliendo lo que su magestad en su Keal Instruy- 
cion le mando digo y respondo a los capítulos si- 
guientes : 

1 — Al primer capitulo digo está esta dicha villa 
poblada en un asyento al qual llamavan antigua- 
mente los yndios qaqui por un ydolo que ellos ado- 
ravan que se llama vacacvil que quiere dezir cosa 
blanca y a esta causa llamaron ^aqui y agora la lla- 
ma la villa de balladolid porque asy la nombro el ca- 
pitán Francisco de montejo quando la asento e fundo. 

2 — al segundo capitulo digo que oydo y entendido 
y sabido de andres sanchez de benabides mi padre 
conquistador de los primeros destas provincias e a 
otros conquistadores que el descubridor desta t ierra 
fue el adelantantado don Francisco de montejo y en 



120 DOCüMEKTOS INÉDITOS, 

lo demás me Remito a lo que dizeren los ylustrisi- 
mos señores el alcalde mayor y ayuntamiento desta 
dicha villa en su Relación. 

3 — al tercer capitulo digo que el tenple e calidad 
desta tierra e provincia es caluroso en todo lo mas 
del año eceto en los tres e quatro meses del que son 
por nobiembre diziembre y enero ay grandes bientos 
que llaman norte y en el demás tienpo es caluroso y 
la tierra de suyo seca y corre los suestes muy recia- 
mente y es de mucha piedra y lajas por toda ella y 
por los caminos y quando ay los, nortes hacie un pooQ 
de frió. 

4 — al quarto capitulo digo questa tierra y proviui- 
cia es toda llana y no ay en ella ninguna sierra ni 
Rio ni corriente eceto que ay unos cenotes hondable^ 
que tienen dentro de si mucha agua, y corre por da^ 
bajo de la tierra es tierra fértil y nunca falta que 
coQfier en ella porque se coje mayz de que hazen pan 
para comer e frisóles y otras legumbres, que hay para 
comer. 

5 — al quinto capitulo digo que he oydo de^ir a los 
conquistadores y a los mesmo^ naturales de la tierra 
que esta tierra era de mucha cantidad de jente de 
yndios y que al presente no hay la tercia, parte de- 
Uos porque los njas se an muerto y la tierra y pue- 
blos desta governacion a benido en mucha diminuya 
cion y la causa principal de que an benido a t^nta. 
diminuycion a sydo porque dizen que los frayles de,, 
la borden de San Francisco de que hay mone^.teürio^ 



RELACX0NE3 DE YPpAXiN. 121 

e^ estas provincias los sacaban de, su asyento e na- 
tural e población antigua a donde vivían a m con- 
t/jentp y los an mudado en otros asyentos no a su 
contento y de temples diferentes a sus cunplisianes 
y £i,nsy mesmo porque an hecho los dichos Religiosos 
muchos edificios y monesterios superfino^ en lo» 
pueblos de los dichos yndios y cabeceras que son 
ixia3 fortalezas para defenderse en ellos, mas de seys 
mil españoles e mas que en cada monesterios no Re* 
siden mas de dos frayles y para estos bastayan los 
conbentos moderados a causa de lo qual el cargar de 
las. piedras grandes y maderos y tablazón otras 
cosas a sydo la causa de mucha falta dellos y dema^ 
de^to agora, de poco tienpo a esta, parte se beneficia 
uu granjeria de. anis que se hace con los yndios que 
sy i^u magestad no lo proybe que ee haga esta tierra 
se; perderá, e yra en gran desminuicion por lo que 
dicho tengo. 

7 — al sétimo capitulo digo que dista esta dicha 
villa a la ciudad de merida cabegera, desta governa- 
cÍQ% ques adonde Reside el governador y obispo 
de^tjas provincias ay treynta e quatro leguas poco 
notas o menos, e por todas partes esta poblada de una. 
p^rte. y de otra de algunos pueblos pequeños de 
yndios. 

8— al otavo capitulo digo que las leguas que ay 
en e3tas provincias son pequeñas a. lo qua tengo en- 
tendido y en lo demás me Rjemito al capitulo antea 
deste como, dicho tengo. 



122 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

9 — a los nuebe capítulos digo que en los términos 
désta villa ay quatro provincias e quatro monesterios 
fundados en cada cabecera un monesterio que son el 
monesterio de QÍcal questa estramuro desta villa y el 
otro es el monesterio y cabecera de tecemin y sus 
pueblos diez leguas desta villa y el otro esta en el 
han cenote y el otro en el pueblo de yxmul cabecera 
déla dicha provincia diez y seys leguas desta villa y 
en estos monesterios acuden los yndios de cada pro- 
vincia a misa y a la dotrina la qual tienen de los 
frailes franciscos. 

14-^a los catorce capítulos digo que esta el pue- 
blo de temul quinze leguas desta villa jurisdi- 
cion del corregidor que esta y Keside en el pueblo 
de tecemin cabecei*a de dotrina de los dichos yndios 
de temul y esta este dicho pueblo cinco leguas del 
dicho monesterio y ansy mismo esta en comarca de 
otros pueblos abia antiguamente en este pueblo de 
temul mas de quinientos yndios tributarios los quales 
estaban repartidos en quatro pueblos y tenian por 
cabecera este pueblo de temul y dizen los yndios que 
abra quinze años los frayles franciscos por decir que 
era mejor que estuviesen todos juntos los abian jun- 
tado e congregado en otro pueblo por acércalo de la 
dicha cabecera los quales lo habyan hecho contra su 
boluntad y ansy los mudaron a un pueblo que se 
dijo panaba en la qual tenia una laguna muy grande 
y la agua de ella era amarilla a manera de encalada 
y en mas de un año que estuvieron ally fundados 



EELACIONES DE YUCATÁN. 123 

sienpre fueron a menos todas las yndias que se en- 
preñavan morían y las que parían no gomaban la 
criatura mas de hasta veynte días mas o menos y 
asy los mudaron a otra parte y ay de bysta hasta 
ochenta yndíos antes menos que mas: llamóse este 
pueblo temul por causa que tenían en medio del ce- 
note un cepo grande en el qual tenían un ydolo que 
adoraban y a esta causa le llamaron temul esta en 
otro pueblo agora poblado que se llama mexquítan 
adonde no se mueren tantos yndíos como quando los 
mudaron los fray les. 

15 — a los quínze capítulos digo que e oydo dezír 
que antiguamente los yndíos desta tierra andavan. 
desnudos en cueros con unos pañetes puestos en las 
berguen^as y al presente traen camisas y zaragüelles 
por yndustria de los españoles es jen te maliciosa e 
ynclinados a mal y mentyrosos y dízen ellos que an- 
tiguamente solyan bivír mas por estar menos traba- 
jados questan agora y ansy mesmo porque beuian 
un bino que hazian de corteja de palo y miel conque 
dicían que los purgava y andavan mas sanos el qual 
llamavan balche y las bevidas que agora beven muy 
fría qües un poco de pocos que se hace de una masa 
de mayz y después las deslien en agua y ansy la 
beven y rebuelto en cacao que todo es muy frío. 

23— a los veynte y tres capítulos digo que en esta 
tierra ay muchas frutas de la misma tierra como son 
mameyes grandes y ^apotes pequeños y plátanos e 
otras muchas frutas de castilla como es ubas e higos 



124 POCUMENTOkS INÉt>ltOS, 

e^.etp que no ay mucha cantidad y durart poco la» 
parras y laa higeras y otras frutas de castilla se puede 
criar en pero es todo poco. 

27 — a lo3 veynte e siete capitulos digo que ay en 
eata tierra muchas diferencias de animales como son 
tigres muy bravos que suelen acometer y ay leonea 
acá que no son bravos y culebras ponzoñosas y otraa 
muchas diferencias dellas de bravos y mansos, e mu- 
chos, conejos y benados y cabras monteses y perdices: 
y palomas y otras aves de volatería e caballos en can* 
tidad e yeguas e bacas y obejas y cabras y es \^ 
tierra muy fortalecida para todo esto que dicha tengo 
y de buenos pastos. 

3Q — a los treinta capítulos digo que en las CQsta» 
desta villa ay muchas salinas que quajan quando es 
el tienpo sin que las beneficien mas de que las cria- 
ron que para el bien desta tierra, y ay ansi mesmo 
unos cues de piedra mobediga todo el de que se hazen 
los edeficios de las casas. 

31 — a los treynta e un capitulos digo que los yn- 
dios destas provincias tienen sus casas de paja y las 
paredes son de varas atadas con unos bejucos y las 
casas que los españoles tienen en la ciudad de merida 
y los bezinos desta villa son todas de piedra y bien 
aderezadas y las mas, cubiertas de teja y las demm. 
de paja y esta piedra la ay muy cerca en todas partes 
par causa de los cerritos que, dicho tengo. 

33— a, los treynta, e. tres capítulos digo que Im 
contrataciones que ay es que en esta tierra ay fajlta 



EELACIOKES BE YUCATÁN. 125 

de todas las cosas de Castilla como es a^eyte vino 
jabón lenQO y todas las demás cosas porque se trae 
d-e fuera parte e bale todo a muy escesybo precios y 
ansy mesmo ay una contratación que ise trata de 
{juatemala e honduras a esta tierra a vender qües 
cacao como moneda porque con ello se conpra de 
comer y lo beven los yndios y españoles y asy no ay 
otras grangerias por ser la tierra muy prove y sy no 
fuese por la fruta que los yndios nos dan no biviria- 
mos en ella por la provena y necesidad que se pasa y 
en guardar y defender la tierra de franceses que cada 
tin año que vienen á los términos desta tierra arro- 
bar y a tomar bastimentos, y nos sustentamos de 
mayz que nos dan los yndios de tributo y algunas 
gallinas e cada quatro meses nos dan unas mantas 
de algodón tejidas y estas bendemos para sustentar 
nuestras casas e mujeres armas e caballos todo lo 
qual sustentamos con mucho trabajo por ser como 
es esta tierra muy prove e falta de todo lo necesario 
e muy caras las cosas y ansi beo que los conquistado- 
res que al presente bi ven y otros bezinos tienen al rin- 
cón las hijas dongellas por casar que padecen necesi- 
dad por no tener con que las casar como es tierra 
tan prove y tener fama de pocas granjerias no acu- 
den á ella jente de fuera parte con quien las poder 
casar. 

— y en los demás capítulos en la dicha ynstruy- 
cion contenida digo que me Remyto como dicho 
tengo a lo que los yllustres señores alcalde mayor y 



126 BOCUMENTOS INÉDITOS. 

ayuntamiento desta dicha villa dieren y esto Res- 
pondo a ella en diez y nuebe dias del mes de hebrero 
de mili e quinientos y setenta y nueve años e lo firme 
de mi nomhre. =z Juan de benavides,=^}ltíy una 
rúbrica. 



XIL 
RELACIÓN DEL PUEBLO DE CISMOPO. 

1579. — En la villa de balladolid Provincias e go- 
vernacion de yucatan en diez y ocho dias del mes de 
hebrero de mil e quinientos y setenta e nueve años 
yo Juan de benavides subcesor en la encomienda del 
pueblo de cismopo de mandamiento de y Ilustre señor 
don diego sarmiento de figeroa alcalde mayor por su 
magestad en esta dicha villa e por virtud de la yns- 
truycion que por su merced me fue dada para decla- 
rar lo en ella contenida e conforme a ella hize la de- 
claración syguiente. 

Primeramente esta esta dicha villa poblada en un 
asyento el qual se llamava caquy en lengua de los 
yndios por un ydolo que ellos adoraban en tienpo 
de su jentilidad y llama vase el ydolo en su lengua 
cacvil y a esta causa le llamaron caquy y agora se 
llama la villa de balladolid porque asy la nombro el 
capitán francisco de montejo quando la fundo e 
pobló. 

— Esta el pueblo de cispo una legua desta villa 
jurisdicion del alcalde mayor camino Real para la 



128 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

billa de bacalar questa desta dicha villa mas de se- 
tenta leguas el qual dicho pueblo de cismopo tiene 
por cabeQera de dotrina al pueblo de ^ical ques un 
monesterio extramuros desta dicha villa donde aby- 
tan los Religiosos de la borden del señor san fran- 
cisco y esta en comarca de otros pueblos que la dis- 
tancia del uno sera un quarto de legua y el otro una 
legua camino Real para la dicha villa de bacalar esta 
asentado el dicho pueblo en un lugar muy fragoso 
de piedra y no es tierra llana su distrito aunque no 
ay sierras en el sino algunos cerritos pequeños que 
fácilmente suben por ellos. 

— llamóse este dicho pueblo ^ismopo aunque el 
nonbre perfecto esta ya corrubto por causa questava 
sobre el cenote y aguada donde beven una palma que 
acá llamamos cocoyol y en lengua de los dichos yíx^ 
dios se llama mop y a esta causa nombraron citmop, 
la fruta desta dicha palma es amarilla de coco ansy 
en el Racimo como en el gusto CQCto el tamaño del 
ques como una nuez grande y la tienen por fruta los 
españoles y es de gran sustento para los naturales en 
tienpo que ay eñ la tierra falta de maiz. 

— ^ la aguada donde beven es un Rio que corre de- 
bajo de tierra trece e catorce estado en hondo la qual 
esta debajo de uña queba y sacan el agua con unas 
Sogas delgadas y puestas unas jicaras en ellas a ma- 
nera de herrada y esta jicara es a manera de fruta 
que echa un árbol que acá llaman éü lengua desta 
tierra luch y en la castellana jicara sirbe para mü- 



RELACIONES DE YUCATÁN. 129 

chas cosas para el servicio de casa asy para beber 
como para basyjas. 

— Esta este dicho pueblo treynta e quatro leguas 
de la ciudad de merida donde esta la yglesia catredal 
donde Residen los obispos y go vernadores que ay en 
estas Provincias. 

— eran antiguamente sujetos a un cacique que en 
lengua de los dichos yndios se llamaba batal al qual 
llamaban nasulcupul que asy era su nonbre y alcuña 
adonde yban a tomar parecer y consejo para las cosas 
conbynientes y necesarias al gobierno del dicho su 
pueblo y este cacique Residia donde al presente está 
fundada esta dicha villa al pie de un Cerro donde 
tenia un y dolo que llamaban cacvil de donde se co- 
rrompió el nonbre de llamar a esta villa caquy. 

— la vestidura que traen es solamente unos zara- 
güelles y camisa y con una manta puesta a manera 
de capa que para ello hazen y les sirven dello. 

— las demás virtudes e cosas ansy de yervas como 
de comida y beuida y otras cirimonias antiguas que 
los yndios desta tierra tenian me Remito a lo que 
acerca desto el y Ilustre cavildo desta villa juntamente 
con el yllustre señor alcalde mayor desta dicha villa 
an hecho y dan por repuesta como personas que se 
hallaron presentes y lo saben e lo firme de my non- 
bre. — Juan de benaUdes, — Hay una rubrica; 



xnL 

RELACIÓN DE LOS PUEBLOS 
DE TENüM Y TEMOQON. 

En la villa de valladolid de las provincias e go- 
bernación de yucatan yndias del mar océano en doze 
dias del mes de mar<}o de mili e quinientos e setenta 
e nueve años yo Juan cano el viejo vezino destá di- 
cha villa y uno de los primeros conquistadores que 
entraron en la conquista e pacificación de estas pro- 
bincias el qual entre en ellas en el año de mili e qui- 
nientos e quarenta e uno en el mes de agosto en la 
compañía del Capitán rreynoso y de francisco de 
bracamonte maese de canpo por mandado del ade- 
lantado don francisco de montejo governador y ca- 
pitán general que fue destas provincias y biniendo 
al descubrimiento y conquista de estas provincias 
fuimos con el dicho maese de canpo y capitán a jun- 
tarnos con don francisco de montejo capitán hijo del 
dicho adelantado al qual estaba asentado su rreal en 
conpañia de francisco de montejo su primo ansi 
mesmo capitanes de esta conquista en tuchica que es 
catorze leguas de llegar a teho donde esta poblada 



RELACIONES DE YUCATÁN. 131 

la cibdad de merida y llegado que fuimos luego bi- 
nieron de paz los yndios y de ay a quatro meses se 
alearon la mayor parte dellos contra los españoles y 
los españoles dimos en los yndios dándoles guerra 
con gran trabajo y muerte de algunos soldados hasta 
que vinieron de paz y después de conquistada la 
ciudad de merida vine en compañia del capitán 
francisco de montejo a la conquista de los copules 
que es en esta villa de Valladolid e las ayude a con- 
quistar hasta que los trujimos al domynio de su 
magestad tornáronse a rrevelar y mataron a diez y 
ocho españoles que estaban en los pueblos los quales 
mataron de paz durmiendo en sus camas entre estos 
diez y ocho españoles que mataron fueron muertos 
bernardino de villa gomez alcalde y maese de canpo 
y hernando de aguilar alcalde ordinario de crueles 
muertes por ser como es estos yndios la jente mas 
cruel que ay en el mundo quedamos en esta villa 
veynte y dos españoles y sabido en la ciudad de 
merida el alQamiento de los yndios por el dicho don 
francisco de montejo capitán general y la matauQa 
que en los españoles se avia hecho envió a socorrer- 
nos francisco tamayo con treynta e dos soldados de 
a caballo e quinientos yndios amigos de la ciudad y 
luego day a quinze dias llego francisco de montejo 
capitán con setenta españoles y con la llegada y so- 
corro dimos nueva guerra tras todos los yndios sub- 
jetos a esta villa y con grandes trabajos binyeron de 
paz desde a quatro meses que se rrevelaron y én 



132 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

rreconpensa de los serbicios que a su magestad hize 
en la conquista e paciticacion destas probincias me 
encomendaron la cabecera de boloncavil cicitaz ti^ 
quivique cachimey y la mitad del pueblo de caluco 
y cenote que un fray hernando de guevara fue a 
todos estos pueblos y los depoblo y quemo los ca- 
seríos que tenyan los yndios y los trajo en tenune y 
en temocon donde estos dos pueblos están agora po- 
blados, después de los aber despoblado vinieron los 
yndios a tanta diminuicion que por la mudada se 
morían todos los mas dellos y se an ydo apocando 
que entonces me daban ochenta e cinco mantas agora 
no me dan mas de setenta yo bisto el agrabio que el 
dicho frayle me hazia en despoblar mis encomenda- 
dos querelle del ante el licenciado ortiz delgueta 
alcalde mayor que a la sazón hera e me condenaron 
en las costas alegando, el dicho frayle que el licen- 
ciado tomas lopez oydor de la rreal audiencia délos 
confines y besitador destas probincias se lo mando 
este pueblo de tenum donde agora están poblados 
esta quatro leguas desta villa y la mitad del pueblo 
de temocon esta dos leguas desta villa son asientos 
Ikmos y en medio délos dichos pueblos ay unos ce- 
notes y lagos de agua donde los dichos yndios beben 
tienen sus yglesias de piedra labrados de cal y canto 
con su sacristía e coro y casas muy buenas de altos 
y bajos labrados de cal y canto donde se aposentan 
los frayles tienen sus canpanas grandes y medianas 
tienen sus hornamentos de cáliz e patena de plata 



RELACIONES BE YUCATÁN. 133 

casulla y alba frontales de damasco de castilla e 
rraso tienen su cruz dorada con su manga de tercio* 
pelo bordados de oro y plata en el coro ay maese dé 
de capilla con mas de veynte cantores que ofician el 
culto divino tienen sus flautas y sacabuches tienen 
sacristán e monezilios que ofician la misa el pueblo 
de tenum por estar quatro leguas desta villa cádá 
semana va un frayle a dezilles misa y sermón casar 
e bautizar y confesarles el dicho pueblo de tomocon 
como es cerca del monesterio desta villa que no ay 
mas de dos leguas acuden cada domingo a mysa y 
sermón y de quando en quando va un frayle a les 
bisitar en su pueblo y los casa y bela y bautiza y 
dize misa en estos dos pueblos no ay cosas notables 
que dezir mas de las que tengo rreferidas — estas pro- 
bincias de yucatan es la tierra mas pobre y misera 
que ay en las yndias por no aber en ella granjerias 
con que se aplicar los onbres y de diez años a esta 
parte sea descubierto una granjeria de añir ques en 
harto perjuicio para estos naturales porque para 
abello de sacar a de ser con fuerga de gran cantidad 
y en tienpo que se hazen las Koqas para el añir es en 
el mismo tienpo que los yndios están ocupados en 
sus labragas y sementeras y por la saca de yndios 
que se haze dejan de hazer sus millpas y sementeras 
a cuya causa ha abido grandes hambres y apoca- 
miento en los naturales y causa de aber abido mor- 
tandad entre ellos y si la dicha granjeria no cesase 
seria causa de perderse estas provincias porque no 



134 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

tan solamente los naturales se mueren mas aun los 
que usan desta granjeria están pobrisimos y adeu- 
dados porque son mas las costas que la ganancia y 
Kemitome a todo lo que el yllustre ayuntamiento 
desta villa acerca délos capítulos Responden porque 
con esto concluyo y lo firme de mi nonbre. fecho en 
el dicho dia suso dicho. — Joan cano el hiejo. — Hay 
una rúbrica. 



XIV. 
RELACIÓN DEL PUEBLO DE XOQUEN. 

1579. — En la villa de Valladolid de Yucatán en 
veynte dias del mes de abril de mili e quinientos e 
setenta e nueve años yo salvador corzo vezino desta 
villa de Yalladolid e antiguo poblador en ella como 
marido e conjunta persona de ysabel de castro mu- 
ger primera que fue de alonso gonqalez difunto 
que dios aya uno de los primeros conquistadores que 
entraron en la conquista e pacificación destas pro- 
vincias en conpañia del adelantado don francisco de 
montejo gobernador e capitán general destas provin- 
cias de yucatan y encomendero del pueblo de xoquen 
que por los serbicios que a su magestad hizo le die- 
ron y encomendaron el dicho pueblo que por su 
fin e muerte sucedió la dicha ysabel de castro e yo 
como su segundo marido e conjunta persona poseo 
la dicha encomienda en nombre de su magestad y 
rrespondiendo a los capítulos que me fue dado por 
el muy yllustre señor gobernador destas probincias 
sobre la descripción délas yndias la qual su mages- 
tad Real del rrey don fifelipe nuestro señor manda 



136 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

hazer para la buena gobernación délas yndias y rres- 
pondiendo a lo que toca al pueblo de my encomienda 
digo en la manera siguiente: 

1 — primeramente digo que abiendo servido a su 
magestad en la conquista e pacificación destas pro- 
bincias el dicho alonso gouQalez y siendo la dicha 
ysabel de castro my muger una de las primeras mu- 
geres que entraron en compañía del dicho adelantado 
le encomendaron e dieron por cédula de nueba enco- 
mienda el dicho pueblo de xoquen la qual dicha en- 
comienda poseyó hasta que fálleselo e paso desta 
presente vida e yo segunda vez case con la dicha 
ysabel de castro y poseo la dicha encomienda como 
paresce por los títulos e mercedes. 

2— Este pueblo de xoquen esta dos leguas desta 
villa hazia el sudeste esta asentado en un llano as^ 
pero y pedroso y de grandes matorrales abra en el 
dicho pueblo quarenta cinco vecinos tiene media le- 
gua de contorno y en medio del dicho pueblo esta 
un ceno y aguada que es un lago de agua muy 
grande donde los naturales del dicho pueblo beben, 

3 — este pueblo se llama xoquen que quiere dezir 
el nonbre del cacique que governaba el dicho pueblo 
que en nuestra lengua castellana quiere dezir señor 
natural adoravan en tienpo de su ynfidelidad un 
ydolo que llamavan chaqué ques abogado del pan y 
délas pluvias sacrificavanle armados perros y otras 
aves silvestres y ca^as de benados y conejos, 

4 — este pueblo de xoquen solian dar de tributo en 



RELACIONES DE YUCATÁN. 137 

cada quatro meses cincuenta mantas j agora no dan 
' mas de treynta mantas en cada tributo por la gran 
dimynucion que a abido de yndios el dicho asiento 
es sano y el agua que beben es muy buena la causa 
de morirse e yrse estos naturales en tanta dimynu- 
cion es andar descontentos por no usar las borracha- . 
ras e ydolatrias que solian usar en tienpo de su jen- , 
tilidad porque con toda la dotrina y aprieto que los 
frayles les ponen no dejan munchos dellos de ydo- 
latrar e hazer sus cerimonias antiguas hazen unos 
ydolos de barro con muy malas cataduras. 

5 — este pueblo de xoquen tienen un governador 
que los mantiene en justicia que se llama don fran- 
cisco xoque tienen sus alguaziles mayores e ordinarios 
e mayores vezinos del dicho pueblo tienen su yglesia 
debobeda labrada de cal y canto tienen sus hornamen- 
tos de cáliz e patena de plata sus Retablos íFrontales 
de damasco e rraso de Castilla tienen su cruz dorada 
con su manga de terciopelo bordadas de oro tienen 
su sacristán e monezillos que ofician el culto divino 
tienen sus cantores en el coro con su música de 
flautas ay escuela de muchachos que les enseñan a 
leer y escribir tienen su maestro dotrinan estos yn- 
dios de mi encomienda los frayles de san francisco 
questan en los estramuros desta villa dos leguas del 
dicho pueblo de xoquen acuden a esta villa a oyr 
misa e sermón y algunas bezes van los frayles a les 
bisitar en el dicho pueblo y los casa e bautiza e dize 
mysa e sermón y se buelven — este pueblo esta sujeto 



138 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

a la alcaydia mayor desta villa por el lUustre señor 
don diego sarmiento figueroa alcalde mayor puesto 
por el muy yllustre señor gobernador destas probin- 
cias el qual dicho alcalde mayor Reside en esta dicha 
villa esta Relación e dado en forma Remitiéndome 
a los capitulos déla memoria general quel yllustre 
ayuntamiento desta villa a hecho y fírmelo de mi 
nonbre. — salvador corqo. — Hay una rúbrica. 



XV. 

RELACIÓN DEL PUEBLO DE PIZOY. 

1579.— En la billa de Valladolid de yucatan en 
quinze dias del mes de hebrero de mili e quinientos 
e setenta e nuebe años yo esteban gonzalez de najera 
encomendero del pueblo de pisoy de mandamiento 
del yllustre señor don diego sarmiento de figueroa 
alcalde mayor por su magestad en esta dicha villa e 
por virtud de la ynstruycion que por su magestad 
me fue dada para declarar lo en ella contenida e con- 
forme a ella fize la declaración siguiente: 

—Remitiéndome a la declaración hecha por el 
yllustre cabildo desta villa juntamente con el yllus- 
tre señor alcalde mayor desta dicha villa solo diré 
la declaración porque se llama pijoy el dicho pueblo 
de mi encomienda llamóse pijoy el dicho pueblo 
porque sobre el cenote y aguada donde beven estaba 
un harbol que se llama pijoy el qual hera muy 
grande y a esta causa se llamo pijoy el qual dicho 
harbol hecha una fruta negra a manera de mora y el 
harbol sirve en esta tierra para muchas cosas porque 
es muy correoso y otras cosas de que syrve. 

— esta el dicho pueblo de pijoy una legua desta 



140 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

villa jurisdicion del alcalde mayor camino Real de la 
ciudad de merida tiene por cabecera de dotrina al 
pueblo de 9Ícal donde están y rresyden los padres de 
la borden del señor san francisco los quales los do- 
trinan están asentadas las casas donde biven en un 
lugar muy fragoso de piedras y montañas, 

— heran hantiguamente sujetos a un cagique que 
en lengua de los dicbos naturales se llama bastao al 
qual Uamavan nasulcopul al qual trayan de presente 
quando benyan a tomar del algún consejo algunas 
marmóreas de mayz y otra legumbres y cacao de lo 
qual le hazia presente para que les diese parescer o 
dijese alguna cosa que conbiniese a su pueblo y go- 
vierno. 

— en esta tierra tienen de cosecha maiz harto 
quando es buen año y aji y otras muchas legumbres 
de que se sustentan, cojen algodón en gran cantidad 
de que pagan su tributo y tienen colmenas de que 
cojen miel y alguna que ay silvestre. 

— su natural es andar siempre desnudos y poco 
comer sustentanse de bevidas que tienen y hazen 
del mayz, la ropa que bisten es poca que no es mas de 
Qaraguelles y camisa y mayate o manta que traen en 
los honbros por capas. 

— en esta tierra no ay nengunos rios que corran 
sino unos ojos de aguas questan debajo de tierra mas 
de catorce o quinze estados donde se crian unos pes*- 
cados pequeños los quales son de color negra y lla- 
man en esta tierra bagres. 



RELACIONAS DE YUCATÁN. 141 

— ay arboles en esta tierra de muy buenas frutas 
y de provecho asy de cedro ques para hacer tablas y 
quartones y otras maderas que sirben para hazer las 
casas destos yndios y españoles. 

— heran estos yndios antiguamente mas cantidad 
que heran mas de trescientos yndios los quales se an 
muerto de enfermedad que an tenido y no ay oy dia 
mas de hasta cien yndios que pagan esto su tributo 
como su magestad lo manda de las cosas que ay 
en esta tierra y cojen syn mucho beneficio e afir- 
mandóme a lo que dicho tengo di esta firmada de 
mi nonbre. — Estevan gonqalez. — Hay una rúbrica. 



XVL 

RELACIÓN DE LOS PUEBLOS 
DE CACALAC Y DE TAN CUY. 

1579. — En la villa de Valladolid délas provincias 
e governacion de yucatan ques en las yndias del mar 
océano a seis dias del mes de mayo de mili e qui- 
nientos y setenta e nuebe años yo pedro de valencia 
vezino desta dicha villa y alcalde ordinario en ella y 
uno délos primeros conquistadores que entraron en 
estas dichas provincias a la conquista dellas en cum- 
plimiento de la ynstruicion en molde y capítulos della 
enbiada por la magestad rreal del rrei don feliphe 
nuestro señor para que conforme a ella se haga rre- 
lacion de las cossas que en esta tierra ay la qual fue 
enbiada a esta dicha villa por el muy yllustre señor 
don guillen de las casas governador en estas dichas 
provincias y me fue entregada por el j^Hustre señor 
don diego sarmiento de figueroa alcalde mayor en 
esta dicha villa y Kespondiendo a los dichos capitu- 
los es en la forma e manera siguiente: 

— Primeramente yo el dicho pedro de valencia 
entre en estas provincias de yucatan a la conquista 



RELACIONES DE YUCATÁN. 143 

dellás en el año del señor de mili e quinientos e quá- 
renta años estando proveído francisco jil vezino déla 
cibdad rreal de chiapa por capitán general de todas 
estas provincias por el adelantado don francisco de 
montejo en cuyo cumplimiento se partió de la dicha 
cibdad rreal de chiapa a usar del dicho cargo el qual 
llego a la villa de tabasco de donde se bol vio por 
aver enbiado el dicho adelantado montejo a don 
francisco de montejo su hijo que avia ydo de la nueva 
españa en demanda del dicho adelantado su padre y 
assy entro el dicho don francisco de montejo por ca- 
pitán general destas provincias y Repartidor dellas 
las quales conquisto desde la villa y puerto de san 
francisco de canpeche hasta la cibdad de merida ques 
cabecera desta gobernación y dende a ciertos dias el 
dicho adelantado montejo dio a francisco de montejo 
su sobrino la conquista desta villa de valladolid que 
llaman de copules y le dio titulo de capitán general 
y Repartidor della el qual dicho francisco de montejo 
entro en la dicha provincia con quarenta soldados 
poco mas o menos todos apercebidos y conquisto esta 
tierra y la pacifico trayendo a los naturales al rreal 
dominio de su magestad la qual Repartió entre las 
personas que avian servido y tenian méritos para 
ello y estando esta villa y provincia Repartida entre 
las personas dichas y poblados los vezinos en ella 
dende a cierto tienpo que fue en el año de mili e qui- 
nientos e quarenta y seis años los naturales desta 
provincia de valladolid se alearon y Rebelaron contra 



144 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

la magestad rreal en manera que mataron a diez y 
ocho o veinte españoles questaban derramados por 
los pueblos desta dicha provincia haziendo en ellos 
muchas crueldades y ansi mesmo mataron mas de 
quatrocientos yndios e yndias naborías questaban en 
servicio de los españoles sin dejar a ninguno a vida 
aunque fueran sus hermanos y deudos muy cercanos 
pero como oliese a españoles no escapaba ninguno e lo 
mesmo hacían en los ganados que fue una crueldad 
maravillosa en aquel tienpo que se algaron los natu- 
rales avía poca gente de españoles por lo qual se dio 
noticia a la cibdad de merida de donde vino luego 
socorro y el primero que vino con el socorro fue 
francisco tamayo pacheco que vino por capitán con 
quarenta onbres poco mas o menos y luego dende a 
pocos dias vino francisco de montejo con mas solda- 
dos y de su heñida resulto que dentro de quatro 
meses se apaziguo la tierra y los yndios vinieron 
de paz aunque fue hecho castigo exemplar en los 
culpados. 

— y generalmente en quanto al tenperamento y 
calidad déla provincia e comarca y la tierra es cali- 
da y umeda y de muchas aguas y los bientos que 
mas de ordinario en ella bientan son leste y lessueste 
los quales bientan lo mas del año y el mas ordinario 
biento destos es el sueste que dizen ser sano para los 
naturales — es tierra llana aunque ay algunos cerros 
pequeños es muy áspera y pedregosa y montuosa no 
ay rríos ni fuentes en todo ella y es falta de agua y 



BEL ACIONES DE YUCAtIn. 145 

dfí pastos y abrebadéros para los ganados que ay 
pocos en la tierra. 

T— en quanto a los pueblos de mi encomienda, a mi 
el dicho pedro de valencia me fue encomendado en 
nombre de su magestad por la renumeracion y tra- 
bajos de los servicios que a su magestad liize en la 
conquista e pacificación destas provincias la mitad 
del pueblo de cacalac y la otra mitad fue encomen- 
dado en esteban glnoves y juan de la cruz vezinos e 
conquistadores destas provincias ya diffunctos en 
quien subcedieron sus herederos. 

. — : solian darme de tributo en cada un año ciento 
y ochentíi mantas de algodón por los tercios del año, 
de a quatro varas de largo cada una y tres quartas 
de ancho cada, pierna que son tres varas de ancho 
cada manta y por la mesma orden daban el mayz y 
la Qera y gallinas que hera cada tributario media ha- 
nega de mayz y una gallina de la tierra y una libra 
de cera sin otras menudencias y el maiz lo daban por 
las cozechas del año — agora a venido este pueblo 
de cacalac en gran diminuicion en manera que tan 
solamente me dan agora de tributo en cada tercio 
treinta e (jinco mantas que vienen a ser en cada año 
ciento y Qinco mantas y por la misma orden me dan 
las gallinas y la cera y demás menudencias e^eto el 
maiz que lo dan por las cosechas del año según dicho 
es: y la causa porque an venido estos yndios en dimi- 
nuicion es cosa cierta y averiguada que por averíos 
mudado los Religioi^OQ d,e sus tan antiguos asientos 



10 



146 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

que tenian y averíos pasado a la cabecera de dotrina 
an venido en esta diminuicion lo qual se tiene por 
cossa general en todas estas probincias como es no- 
torio — esta este pueblo de cacalac desta villa diez y 
siete leguas y assy mesmo esta de la cabecera de 
dotrinadonde ésta el monesterio de los Religiosos dos 
leguas y media — es tierra llana aunque pedregosa y 
montuosa y de malos caminos y mal abiertos — cae 
este pueblo al sudeste — tiene su yglesia pequeña y 
su capilla de aqotea de cal y canto— tiene assi mesmo 
sus ornamentos y recaudos para dezir misa assi de 
cáliz como de las demás cosas necesarias tiene sus 
cantores y maese de capilla y su manga de tercio- 
pelo y su cruz alta dorada y las demás cosas nece- 
sarias para el ornato del culto divino, 

— y assi mismo tengo en encomienda la mitad del 
pueblo de tancuy que dista desta villa legua y media 
poco mas o menos, el qual me fue encomendado assi 
mesmo por los servicios que a su magestad hize el 
qual me solia dar de tributo en cada un afio sesenta 
mantas de algodón por la orden y modelo de las de 
arriba y lo mesmo las gallinas y cera y el maiz que 
lo daban por las cosechas del afio— danme agora 
tan solamente veinte y una mantas en cada un año 
y por la-mesma orden me dan la cera .maiz y galli- 
nas a venido en esta diminuycion por las Razones 
que arriba e rreferido de los aver mudado los Reli- 
giosos de sus antiguos asientos — cae este pueblo al 
este, tiene su yglesia pequeña con su capilla de a^dtea 



KELACIÓNlíS DE YUCATÁN. I;4í7 

^e cal y canto tiene sus ornamentos y cáliz para 
dezir missay sus cantores y lo demasnescesario. acu- 
den a la cabecera de do trina al monesteriodesta villa 
que los dotrinan los Religiosos que en el dicho mo- 
nesterio Residen solían ser visitados por los clérigos 
:que en esta villa an Residido que son los curas 
della. 

— estos yndios ansi'mesmo se a entendido an ve- 
nido en esta diminuycion por cierta grangeria que 
en esta tierra sea ynbentado de añir que a sido la 
final destruicion para que estos pocos naturales que 
quedan se acaben por el mucho trabajo que les dan 
en el beneficio del y dexar como dexan de acudir a 
¡BUS labran9as y sementeras por ocuparse en este be- 
neficio ques de tanto trabajo ques despantar y sino 
se pone Remedio en ello se vendrán todos a acabar: 
estos yndios -han tenido desde su gentilidad sus ydo- 
los que an adorado y aun agora se tiene poi: ciertD 
que hazen lo^mesmo y que adoran unos ydólos de 
barro los quales dizen tienen en sus casas escondidos 
y en los montes y milpas adonde los ban adorar y 
sacrificar ofreciéndoles una Rezina a manera de yn- 
cienso que llaman copal, ase hecho mucho por apar- 
tarlos destos ydolos y cada dia se ban descubriendo 
mas. 

— no ay én esta tierra minas de oro ni de plata ni 
sierras ni bolcanes ni grutas ni otras cossas memo- 
rables de que se pueda hazer Relación — es tierra de 
muchos pedregales que los ay en mucha cantidad 



148 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

ay assi mesmo mucha cantidad de frutas de la tierra 
y de castilla no se dan eqeto algunas parras e higue- 
.ras naranjos limas e limones sidras e otras verduras 
— ay algún ganado mayor de bacas aunque en poca 
cantidad y assi mismo ay cabras y algunas obejas-^ 
ay mucha caza del monte como son benados leones 
tigres osos dantas conejos perdizes codornizes e otras 
cossas — los caminos son torcidos y mal abiertos y de 
mucha piedra. 

— y en quanto a las demás cossas generales de que 
;se manda se yníforme no tengo que tratar mas de 
remitirme a la Kelacion general que a su magestad 
Real se enbia por esta villa de valladolid a la qual me 
Eemito por donde se bera délo que se ynftbrma — e 
yo como uno de los del cabildo e ayuntamiento desta 
dicha villa me halle presente a la dicha Relación y 
firme en ella juntamente con los demás oficiales desta 
República que en ella ban firniados y según dicho efe 
en todo me Remito á ella. — Pedro de valencia,-^ 
ílay una rúbrica. 



XVIL 

RELACIÓN DE LOS PUEBLOS 
DE ZOZIL Y DE TECA T. 

1579. — En la villa de Valladolit probincia y go- 
bernación de yucatan en dos dias del mes de mar^o 
de mili e quinientos y setenta y nuebe años yo Juan 
darreigosa tutor y curador a la persona y bienes de 
Juan darce menor hijo que fue de martin rruyz darce 
conquistador que fue a estas provincias, rrespondien- 
4o a la ynstrucion que por mandado del muy yllus- 
tre señor don guillen de las casas gobernador y ca- 
pitán general se medio ques la rrespuesta en la forma 
y manera siguiente: 

1 — la dicha villa de valladolit esta poblada des- 
pafioles y en lengua de yndios se llama cequi por un 
y dolo grande que se hallo en ella, 

2 — el descubridor y conquistador de todas estas 
probincias fue el adelantado montejo y su sobrino don 
francisco de montejo los quales las conquistaron e pa-. 
cificaron en nonbre y por mandado de su magestad.^ 

á — es tierra rrasa e de muchas piedras y áspera y 
de montes silvestres y falta de rios:y abundosa dev 
mantenimientos. , 



150 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

7 — desta villa de valladolit a la ciudad de merida 
ay treinta y tres leguas donde rreside el gobernador 
y obispo ques la cabecera destas provincias. 

11 — el dicho mi menor tiene en nonbre de su 
magestad el pueblo de zozil y el de tecay los quales 
están en la provincia de tecemin diez leguas desta 
villa y son sujetos al monesterio de fray les franciscos 
que rresiden en el dicho pueblo de tecemin que alli 
los casan y dotrinan. 

• 13 — el pueblo de zezil se llamo zezil porque en el 
aguada que antiguamente tenian avia muchos mur* 
cielagos que en lengua deyndios di zezil y el pueblo 
de tecay se llamo porque en el aguada del dicho 
pueblo abia unas mojarras que los yndios le llamaron 
cay y de aqui toman el apellido y sobrenonbres di- 
chos y la lengua que hablan hes jeneral en toda la 
probincia. 

14 — que en tiempo de su jentilidad antes que los. 
españoles los conquistasen tributaban y obedescían 
a un señor que se llamaba naobon cupul que este. 
i?residia en chichiniza diez y ocho leguas de^ta pro*-, 
bincia y a este conocían y tenian por señor y le tri- 
buta van cuezcas coloradas y piedras verdes que entre 
los dichos naturales tienen por moneda y mayz y 
gallinas de la tierra y de otras legunbres que ellos 
cojian. :. 

16— en el dicho pueblo de zozil esta un baile llano 
que no tienen ninguna sierra!; ni cordillera ni Rio- 
cerca de si ni en toda esta probincia lo ay y el pue*^ 



EELACIpNES DÉ, YUCATÁN. 151 

blo de tecay esta poblado en un alto junto al mo- 
nesterio de tecemin. 

20- — en toda la dicha probineía ay rrio solamente 
ay unos cenotes a manera de aljibes manantiales y 
estos tienen mucha agua y se entiende que corren 
por debajo de tierra y destos ay muchos en toda esta 
probincia, 

22 — ay en la dicha probincia y pueblos, de yndios 
muchos arboles silvestres entre ellos ay brasil y 
guayacan y otros frutales de la tierra ques palo bra- 
sil sirbe de teñir y se suele llevar a los reynos de 
Castilla. 

33— los naturales destas dichas probincias pagan 
sus tributx)s en mayz y cera y en unas telas de al- 
gOjdon de quatro baras en largo y tres quartas de 
ancho y de esto biben y tratan los españoles que rre- 
siden en esta dicha probincia. 

34 — que de la dicha provincia de tecemin a la 
ciudad de merida ay 33 leguas y alli rreside el obispo 
y gobernador destas probincias y esta hes la cabe- 
cera destas probincias. 

36 — en esta dicha probincia de tecemin no ay 
mas de un monesterio de frayles franciscos y todos 
los yndios de la dicha probincia son sujetos a yr oyr 
misa y dotrina las fiestas y pascuas del año y en 
todas estas probincias ay otra orden de rreligiosos 
sino de la borden de señor san francisco. 

39 — dende el cabo de cotoche hasta la desconocida 
ques longitud defnas de cinquenta leguas se corre 



152 DOCUMENTOS IlíÉüri'OS. 

leste ueste he^ todo playa de arena y aplácelas fondo 
linpio y de poca agua, corriendo una legua de la 
tierra yran entres bragas y no abra mas fondo no ay 
puertos para rreparo de naos grandes sino de barcos" 
pequeños de porte de cinquenta pipas eceto la baya 
de san francisco de canpeche que alli pueden estar 
cantidad de naos y estaran una legua surtos en la 
mar apartados de tierra. 

' 40 — las mareas y crescimientos no son ciertos ni 
se pueden entender, ni nigun piloto que toda esta 
costa se gobierna por ellas por no tener punto en* 
crecer y menguar. 

— y en todos los demás capítulos y preguntas cón- 
tenydos en la dicha ynstrucion me rremito a lo quel' 
alcalde mayor y cabildo desta villa de Valladolit a 
ellos rresponden y lo firmo de mi nonbre. — Juan 
darreygosa. — Hay una rubrica. 



XVIIL 

RELACIÓN EXTENSA Y GENERAL 

DE LA FROVINGIA DE VALLADOLID 

Y DEL PUEBLO DE TIQUIBALON. 

, 1579.— En quatro dias del mes de mar^o afío del 
señor de mili e quinientos e setenta e nueve años 
Juan gutierrez picón vezino y encomendero desta 
villa de valladolid y uno délos primeros conquista- 
dores destas provincias de yucatan y coQumel ques 
en las y n dias del mar océano Respondiendo a la 
ynstrucion y capitulos en molde enviada por la ca- 
tólica rreal magestad y lo que por ella se manda, 
hazer la qual fue enbiada a esta dicha villa por el 
muy yllustre señor don guillen de las casas governa- 
dor y capitán general por su magestad en estas dichas 
provincias que me fue dada por la justicia mayor 
desta villa y en su cunplimiento es lo que se sigue = 
Por mandado del adelantado don francisco de 
montejo governador y capitán general y descubridor 
(Jestas provincias de yucatan por su comisión y orden 
conquistaron don francisco de montejo su hijo e 
francisco de mpntejo su sobrino la cibdad de merida 



154 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

y SUS proA'incias año del señor de mili e quinientos 
e quarenta e uno; después de averse conquistado por 
los capitanes don francisco de montejo e francisco de 
montejo y comentado á Repartir por el dicho don 
francisco de montejo algunas encomiendas de yndios 
a los conquistadores, salió el capitán francisco de 
montejo con sesenta soldados para las provincias 
de los copules y chiquincheles que caen en los tér- 
minos desta villa de valladolid que por conquista le 
avia dado el adelantado don francisco de montejo su 
tio año de mili e quinientos e quarenta y dos, y assi 
bino por sus jornadas hasta llegar a la provincia 
de los chiquinchiles — allego año de mili e quinientos y 
quarenta y tres al pueblo que se dize chuaca ques- 
tava cercano al oriente de una laguna; el capitán 
puso su rreal y asiento al otro lado del poniente que- 
dando la laguna en medio, este pueblo de chuaca no 
dio guerra salió de paz el qual dicho pueblo esta 
situado en una gran llanura de mas de tres leguas 
de valle en su contorno, era pueblo bicioso; dase dos 
vezes en el año maíz de que se haze pan, dase frisóles 
y agi — este pueblo de chuaca quiere dezir agua larga 
cae tres leguas de la mar, hera de doszientas e cin- 
quenta casas que abia como seiscientos ó setecientos 
vezinos, esta jente anda van bestidos con algunos 
xicoles ques un abito a manera de chamarretas y 
mantas de algodón con alguna plumería y andavan 
en bixados de negro y colorado que son unos betu- 
mes a manera de almagra (el valle es apazible para 



RKLACIONES DE YUCATÁN. 155 

ganados que se podrían criar en^ el nueve ó diez mili 
cabegas de ganado vacuno en este sitio), ni en toda- 
su; comarca no ay sierras ni bolcanes ni rrios ni- 
fiíentes ni minas de oro ni de plata — ay algunas la- 
gunas que venido el verano se secan algunas dellas. 
esta en veinte e un grado este asiento a lo que dizen 
los que lo entiende — ay caga de venados dantas co- 
nexos puercos de monte y caga de bolateria pabos' 
gallinas de la tierra perdizes codornizes de que se 
mantienen los naturales — en este mismo año de mili 
e quinientos e quarenta y tres después de aver hecho 
algunas entradas fundo la villa de chuaca el capitán 
francisco de montejo, y comento á dar repartimien- 
tos a los conquistadores que bien e fielmente avian 
servido ala magestad rreal que fue de quarenta e 
cinco vezinos — en este tiempo por el año de mili e 
quinientos e quarenta e quatro en el entretanto que 
elí capitán francisco de montejo visitaba las probin- 
cias y castigaba algunos yndios principales amotina- 
dos sobre vinieron muchas Ilubias continas en la 
villa de chuaca cesando después las aguas, los canpos 
quedaron tan en lamados y ansi con las excesivas 
umidades las tierras y los aires se corronpieron de 
tal manera que comento luego grandes enfermedades 
ansí dé catarro como de callen turas y dolor de 
oydos y barriga de que morian y enfermaban muchos 
naturales y españoles— -sabido por el capitán fran- 
cisco de montejo las enfermedades y calamidades lo 
enbio a rreferir al adelantado don francisco de mon- 



15{¡ DOCUMENTOS INÉDITOS. 

tejo SU tio e ávida la Relación y despacho le enblo. 
ffacultad para que buscase otro asiento que fuese 
mejor y mas sano y poblase otra villa en nombre de 
su magestad — poblóse la villa de valladolid por el 
capitán francisco de montejo año de mili e quinien- 
tos e quarenta e cinco en un pueblo que se dize 
^aquival que. quiere dezir por nonbre de un ydolo 
que estava en un edificio entre dos cenotes, que 
quiere dezir pozos hondos, tomando el edifficio en 
medio de que se ha hecho la yglesia desta villa y un 
monesterio de frailes franciscos questa extramuros 
desta villa muy sumptoso — el tenplo desta villa 
tiene tres naves con sus pilares de piedra bien la- 
brada es tenplo acomodado para los vezinos y cu- 
bierto todo de teja, súbese a el por seis escalones y 
tiene assi mismo y tiene lo nescesario para el ornato 
del culto divino — las casas de los vezinos son de 
cantería y algunas de aQotea cubiertas de teja^ — esta 
esta dicha villa de valladolid en el comedio de toda 
la tierra de los acopules y chiquincheles y tacles y 
cochua y estas provincias la mas lexana dista desta 
villa a diez y siete y a veinte leguas esta esta villa 
en veinte e un grados conforme a la declaración délas 
personas que lo entienden — y la cibdad de merida 
cabeQcra desta governación dista desta villa treinta 
y tres leguas — esta fundada esta villa en unos prados 
pequeños -cercados de mucha arboleda silvestre ay 
junto a ella y fuera della en los montes mucha piedra 
mobediza y otras que de su nacimiento son grandes 



RJBLACIONES DE YUCATÁN. 157 

del tamaño de una pipa y otras menores y por ser 
tan pedregosa y áspera no se puede correr a caballo 
y en otras partes ansí mesmo no se puede andar a 
caballo sino es con muy excesivo trabajo y los ca- 
minos por esta causa son torcidos y mal abiertos — 
tiene de vezindad treinta e cinco vezinos encomen- 
deros de yndios sin otros tantos vezinos pobladores 
que en ella biven, es pueblo sano crianse muchos 
niños despafioles, es tierra calurosa los siete mezes 
del año que son el mes de mar^o abril mayo, junio 
juUio agosto y los Restantes son mas tenplados 
porque haze en alguna manera frió y con el norte lo 
haze en mas cantidad ques muy dañoso para los 
naturales. 

Año de mili e quinientos e quarenta e seis se al- 
earon los naturales y Rebelaron contra su magestad 
haziendo grande matan 9a en los españoles vezinos y 
entre ellos algunas personas señaladas como fue el 
maese de campo vernaldino de villa gomez y ber- 
nando de aguilar alcalde ordinario — tomando los 
diez y ocho españoles dellos en los propios pueblos 
donde ffueron sacrificados y ansi mismo muchos 
yndios naborías criados de los vezinos y todos los 
ganados que pudieron aver y toda cossa que oliese 
a español no lo dexaban á vida: en este mesmo año 
vino el capitán francisco tamayo y dende a pocos 
dias vino el capitán francisco de montejo al socorro 
y aviendo algunos Requentros con los naturales 
siendo yo uno délos conquistadores que fueron con 



158 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

el dicho capitán francisco de montejo vi por vista 
de ojos algunos españoles sacrificados y en un cu 
^ manera de hermita entre yo y otro soldado donde 
hallamos un braqo y una pierna que los yndios 
avian ofrecido a sus ydolos y los avian puesto en- 
cima. 

11 — en lo tocante al onceno capitulo el capitán 
francisco de montejo por ser yo uno délos conquis- 
tadores que se hallo en todas estas probincias ansi 
de la ciudad demerida como desta villa de valladolid 
y villa de salamanca sirbiendo yo a su magestad en 
la conquista e pacificación destas provincias con mis 
armas e caballo a mi costa e mynsion me encomendó 
la cabecera de tiquibalon con cinco pueblos los qua- 
tro dellos fuex'on despoblados por los Religiosos | 
esta situado este pueblo en un lugar llano, es pueblo 
formado aunque mal trabado, dista del monesterio y 
cabecera de dotrina quatro leguas y lo mesmo distan 
desta villa de valladolid donde son subjetos | esta 
este pueblo de tiquibalon situado en una gran llanura 
y en su contorno tiene casi una legua de prado con 
alguna arboleda qne tiene en algunas partes cáele a la 
parte del norte la provincia de tecemyu que dista del 
dicho pueblo quatro leguas donde esta un monaste- 
rio de fray les franciscos á la parte de leste tiene el 
pueblo de hunucu e yalcoba y otros pueblos | las 
leguas son algo grandes y los caminos mal abiertos 
y torcidos por mucha malera de laxa aunque toda 
es tierra llana. 



RELACIONES DE YUCATÁN. 159 

— llamóse tiquibalon deste nombre por un gran 
señor que lo fundo y pobló que quiere decir tigre ne- 
gro: era en tienpo de su gentilidad una délas prenci- 
páles (3abe(;eras desta probincia, tiene cinco edificios 
grandes todos de cantería de piedra labrada y el uno 
dellos en lo alto del ay casas de bobedas y grandes 
í^ilos adonde echaban el mayz para su mantenimyento 
y asi mesmo sus sistemas donde se Recojia el agua 
que llobia todo hecho de cantería muy bien obrada 
tienen estos edificios algunas figuras de piedra anti- 
guas con sus labores y molduras y parece aver en 
alguna manera letras que por ser cosa tan antiquí- 
sima no se dexa entender lo cifrado del — tiene este 
edificio mas de quatrocientos pasos en quadro súbese 
a el con gran trabajo por averse derrumbado los es- 
calones que tenia poí donde se subían a él y por ser 
muy altísimo y del alto del se divisa todo aquello 
que puede ver uno de buena vista, tiene en lo alto 
del una gran llanura donde hazian sus fiestas y en 
el ay tres pilares grandes donde esta asentada una 
piedra Redonda grande de mas de doze pies en qua- 
dra todo ello muy bien labrado de cantería tiene 
otras muchas figuras de piedra que parecen onbres 
formados y los demás edifficios de la mesma cantería 
alo antiguo y 6obre la antigüedad destos edificios 
hable á los prencipales y vezinos del dicho pueblo 
que lo supiesen y ubiesen entendido de los antiguos 
y de sus historias me lo diesen escrito en un papel 
y después de averio consultado eutre ellos se me dio 



160 , : DOCUMENTOS INÉMTQS. : 

y sacando lo mejor y mas memorable es lo que. se 
sigue, 

— llamóse la cabecera de tiquinbalon deste nonr 
bre un gran señor que se llamaba erbalam que quiere 
decir tigres negro y tanbien se llamaba cochcalvalan 
que quiere decir señor sobre todos — este edificio es 
uno de los cinco edeficios el mayor y mas suntuoSQ 
y los quatro fueron edeficados por otros señores y 
capitanes — -estos reconocían al.cochcalbalan por se- 
ñor y el era el supremo — y los mantenyan en ju3ti- 
cia estos señores y capitanes que ansí se a dicho, se 
tiene entre los naturales por cosa muy averiguada 
vinieron de aquella parte del oriente con gran nur 
mero de gentes y que eran gente baílente y dispuei^-, 
tos y que eran castos este señor después de aveí 
edeficado y poblado y aver governado mas de qüa-. 
renta años viéndose poderoso y señor de muchas 
gentes se ensoberbeció y hizo malquisto porque vino 
a despreciar y a tener en poco a sus subditos y echa- 
lies trebutos demasiados y hazerles otros malos tra- 
tamyentos que fue causa de su muerte porque la 
gente popular le tomo gran odip a el y a sus capita-, 
nes porque tanbien se avian hecho crueles y ávida 
consejo entre ellos un dia los mataron a todos, por 
BU muerte ubo luego muchas desensiones y muertes 
porque a mucha parte de. sus gentes les peso | dicese' 
deste señor y sus capitanes que al principio de su 
fundación ¡eran buenos e no hazian. agrabios y que el 
pachcalbalan era brujo. 



RELACIONES BE YUCATÁN. 161 

— por muerte destos señores vino a ser sefior he- 
blaiehas que era de su linaje: después de aver gober- 
nado algún tiempo que lo cierto no se sabe, viéndose 
este heblaychas cercano a la muerte de su enferme- 
dad natural llamo a sus hijos y algunas personas se- 
ñaladas y amigos suyos aviendoles hecho cierta pla- 
tica les persuadió hiciesen una figura a su semejanza 
y que lo adorasen por su Dios y ansi se hizo por su 
orden después de su muerte, lo qual fue principio de 
que ubiese ydolos de piedra y barro como los a ávido 
y tenydo por su dios porque antes los señores y fun- - 
dadores de erbalon no los tenyan porque adoraban 
un solo Dios que avia por nombre hunab. y zamana 
que quiere decir un solo Dios. 

— por la muerte destos erbalonystas alearon por 
señor a un copul que era señor muy nonbrado, fue 
este copul señor de erbalon mucho tienpo el gover- 
naba y mantenya en justicia su provincia y como a 
tal señor le Reconocían y ttrebutaban haziendole su 
sementera de mayz y agi frisóles y algodón y otras 
cosas de su sustento y quando era necesario le hazian 
y Reparaban su casa | este señor tenyaguerray con- 
petencia con un pueblo que se decia yalcoba y otros 
pueblos que están despobladose oy diay losquecau- 
tibaban quedaban por esclabos y a otros sacrificaban 
a sus. y dolos que eran de piedra y baiTo con algunas 
figuras feas y espantables, y la orden que tenyan de 
guerra eran flechas Rodelas y lanquelos de abraca con 
pedernales agudos, y van almagrados de negro y colo- 



11 



162 DOCUMKNTOS INÉDITOS. 

rado hablan sus albaradas y flechaderos de madera 
tocavan sus cornetas y davan alaridos esto propio 
hazian con los españoles en la conquista desta tierra; 
estos copules castigaban con todo Rigor los ladrones 
y salteadores , en su gentilidad no comyan carne 
umana ny cometían el pecado nefando, casaban a los 
hijos de pequeños conforme a su uso que parece causa 
bastante para evitar este daño los señores y onbres 
Ricos aunque tenjan señaladanaente una muger no 
dexavan de tener esclavas por concobinas, en dias se- 
ñalados hazian sus banquetes de comyda y bayles y 
con grandes borracheras hazian vino de myel y agua 
con ciertas Rayzes que lo hazia fuerte y fazilmente 
cnborrachava, dicen que este vino les causaba salud 
porque en aquel tienpo que usaban el vino andavan 
gordos y Rezios — el origen y linage de este gran 
copul dura hasta oy dia porque sus decendientes por 
linea reta es juan copul governador y alonso copul 
su alguazil mayor, estos son los que mandan oy dia. 
— este pueblo de tiquibalon se da dos bezes mai^ 
en el año de que se haze pan y lo demás que es fri- 
sóles agi y otras cosas de su comida a su tienpo se da 
abundantemente y todos las demás caqas de aves y 
venados corgos y otros anymales de que se sustentan 
sin las gallinas que crian tienen granjerias de cera y 
myel, grana y algodón, ay en este pueblo dos hoyas 
de agua grandes hondas que por sus bueltas y camino 
bajan abajo sacase agua a una braga la una hoya cae 
a la parte de oriente y la otra al ponyente quedando 



KEL ACIONES DE YUCATÁN. 163 

los edificios y pueblo en medio — esta este pueblo en 
veinte y un grado. 

— daba este pueblo por tasación mas de seiscien- 
tos pesos de minas de tributo en cada un año y al 
presente da hasta doscientos pesos , a venido en gran 
dismynuiycion a causa de averíos mudado los Reli- 
giosos de sus pueblos y asientos donde fueron naci- 
dos y criados y llevarlos a la parte que querian y 
ansi unos se ausentavan y otros enfermavan de tris- 
teza. 

— tiene este pueblo su yglesia Retablo cruz y 
ínanga de terciopelo carmesí Rica y sus canpanas y 
lo demás ornato para celebrar la mysa y assi mesmo 
feus cantores y maestro de capilla y su música de 
flautas: los yndios andan al presente con alguna pu- 
lizia bestidos con sus camysas y zaragüelles y algu- 
nos llevan sonbreros y quando ban a sus labranzas 
y camino algunos se los quitan y van desnudos, fe- 
cho por mandado de la magestad Real que nuestro 
señor guarde y conserve con mayor acrecentamyento 
de Rey no y señoríos por muy ffelicissimos años. = 
Juan gutierrez picón. == hay una rubrica. 



XIX. 

RELACIÓN DEL PUEBLO DE TEMOQOM 

Y SUS SVBJECTOS, 

TEQEMI, ATEQÜEAQÜE, OACALCHEN, 

QENOTEy TEPIQÜE, CAGUÁN Y TEgAXOCO. 

1579. — En cunpliiniento délo mandado por la 
magestad rreal del Rei don Feliphe nuestro señor y 
rrespondiendo a lo mandado en la ynstruccion que 
fue dada a mi Diego de burgos cansino, subcesor de 
Sebastian de burgos mi padre conquistador que fue 
destas provincias, 

— entro en la conquista Sebastian de burgos mi pa- ' 
dre después de a ver servido a su magestad en la con- 
quista y pacificación de gracias a Dios y sus provin- 
cias siendo capitán. el adelantado don francisco de 
montejo el qual enbio por capitán general a su hijo 
don francisco de montejo á estas provincias de yu- 
catan, en cuya conpania entro el dicho mi padre con 
sus armas y caballos y criados y durante toda la 
conquista sirvió a su magestad a su costa y muision 
por cuyos servicios le encomendaron en nonbre de 
su magestad el pueblo de quiñi y en el alejamiento 



RELACIONES DE YUCATÁN, 165 

desta villa de valladolid vino con el capitán fran- 
cisco Tamayo al socorro y pacificación de los natu- 
rales en donde pidió se le diese vezindad y enco- 
noíienda dexando la que tenia en la cibdad de merida 
en la corona rreal y assi el capitán francisco de 
nxontejo le encomendó en nonbre de su magestad los 
pueblos siguientes= la cabeqera de temo^on y sus 
subjectos que agora se dize t^Qemi y atequeaque y 
sus subjectos y acacalchen y la mitad de cenote te- 
pipe y la mitad de caguán y texanxoco, que al pre- 
sente yo poseo como su hijo legitimo por aver sido 
casado con francisca de cabrera mi madre hija legi- 
tima del capitán diego cansino y de madalena de ca- 
brera conquistadores que fueron de muchas provin- 
cias de la nueva españa y guatemala, y al presente 
es casada la dicha mi madre con juan de urrutia al- 
férez general que fue de toda la conquista y maese 
de canpo de la pacificación desta villa. 

— el pueblo de tecemi es cabecera de la provincia 
assi llamada y esta asentado en un llano cercado de 
montañas y assi mesmo están poblados otros tres 
pueblos encomendados en diferentes encomenderos. 

— fue este pueblo assi llamado porque los primeros 
pobladores hallaron estiércol de dantas en una aguada 
que tienen por donde dirivaron el nonbre de tace- 
min que quiere decir estiércol de danta | su antigüe- 
dad tubieron de cismopo que fue cabeg^era de otros 
seis pueblos que al presente están juntos en este di- 
cho asiento. 



166 3D0CÜMENT0S XíüÍLDITOS, 

— tienen nn monesterio de frailes de la orden de se- 
ñor sant francisco y es labrado de cal y canto con las 
paredes de a diez y a doze pies que parescen murallas 
y puede servir de fortalezas y muy fuerte, tiene seldas 
para ocho ó diez frayles tiene la sacristía muy Ricos 
ornamentos de seda asisten | dos frayles que admi- 
nistran la doctrina y los sacramentos a doze pueblos 
que le son sufráganos. 

— Dista desta villa diez leguas camino rreal del 
rrio de lagartos questa al norueste desta villa. 

— tubo quando se encomendaron al dicho mi padre 
seiscientos tributarios y al presente tiene ciento y 
quarenta. Rentan por cada un tributario tres piernas 
de manta y una gallina y media hanega de maiz una 
libra de cera en cada un año y otras menudencias 
que por todo sera doscientos y quarenta ducados por 
año de que se paga doctrina y alcabalas y traeduras 
en que se distribuye el un tercio de toda la rrenta. 

— El pueblo de tequeaque esta asentado en una 
montaña, la derivación deste nonbre no se entiende 
por ser poblazon muy antigua, es sufragano de la cabe- 
cera de chancenote en donde asisten frailes de la or- 
den del Señor sant Francisco — dista de la cabecera 
quatro leguas y desta villa quinze y es el camino 
rreal y puerto de conil. 

— tiene un yglesia de paja y en su sacristía orna- 
mentos de seda conforme a la posibilidad del pueblo 
tiene maestro de capilla y cantores de los mismos 
naturales. 



RELACIONES DE YUCATÁN. 167 

' — tenia quatrocientos tributarios y al presente 
tiene veinte y ocho tributan cinquenta ducados por 
año coniforme a lo que arriba tengo dicho, es pueblo 
muy fértil y abundoso de mantenimiento y frutales 
de la tierra. 

— El pueblo de cacalchen esta asentado en un baile 
llano y assi mesmo están en este assiento canxoco y 
caguán y se llama el assiento canxoco, los nonbres 
son antiguos y los pobladores deste pueblo no se 
sabe de que parte vinieron. 

— este pueblo es de la provincia de ci^al que donde 
esta poblada esta villa son suffraganos a la yglesia 
mayor desta villa. 

—Distan desta villa hazia el oriente tres leguas 
tienen capilla de piedra con su sacristía y coro tienen 
ornamentos de seda muy buenos tienen dos seldas 
de piedra, para los sacerdotes que ban a visitallos 
tienen maestro de capilla y cantores de los naturales 
del mismo pueblo. 

— El pueblo de cacalchen tributa cinquenta duca- 
dos por la orden arriba Referida son veinte y ocho 
tributarios, fueron cien tributarios. 

— El pueblo de tecanxo fue antiguamente de quatro- 
cientos y sesenta tributarios juntamente con raguan 
y al presente son ciento y noventa tributarios rentan 
la mitad que me cabe duzientos ducados por cada un 
año conforme a lo arriba dicho. 

— En este pueblo de Raguan en el alzamiento de 
los yndios mataron a su encomendero que era Juan 



168 DOCUMENTOS INÉDITOS* 

de Villa gomez y le cortaron un braqo y enbiaron 
por los pueblos comarcanos en señal de troffeo. 

— assi mismo en otro pueblo deste cercano sacrifi- 
caron dos niños de hedad de ocho y nueve años hijos 
del capitán diego cansino mi agüelo como arriba 
tengo dicho. 

— en lo tocante a las poblaciones costunbres Kíctos 
y cerimonias ser y maneras de los naturales con to- 
das las demás particularidades me Remito á la ge- 
neral que en este caso habla por ser toda la gente 
una y una lengua y en todo generales y los asientos 
destos pueblos ser muy fértiles de sementeras y lo 
demás a que me Refiero a la general. 

— 'ffue fecha por comisión dada por el muy Illus- 
tre señor don guillen délas casas governador y capi- 
tán general dada al Illustre don diego sarmiento de 
figueroa alcalde mayor siendo de cabildo Juan ve- 
llido y pedro de Valencia alcaldes y blas gongales 
Juan Cano bernaldo Sánchez Juan bautista de Var- 
gas e yo diego de Burgos cansino Regidores e diego 
truxeque de ayala procurador [ oy ocho de mayo 
de mili e quinientos y setenta y nueve slüob.^=: Diego 
de Burgos Cansino. ^=\xfij una rubrica. 



XX. 

JtELACIÓN DEL PUEBLO DE YALCON. 

1579.— En la villa de Valladolid de las provin- 
cias e governacion de yucatan délas yndias del mar 
océano yo juan farfun el moQo hijo de juan farfan 
vecino e conquistador destas dichas provincias como 
marido e conjunta persona que fui de angelina diaz 
difunta que Dios aya, muger primera que fue de lucas 
pimentel difunto que Dios aya uno délos primeros e 
antiguos pobladores destas dichas provincias primer 
encomendero que fue del pueblo de yalcon al qual 
por su fin e muerte sucedi en la dicha encomienda 
sienáo su bida e la mya toda una como de la dicha 
encomienda e posision que alos dichos pueblos tengo 
en nonbre de su magestad Respondiendo a los capí- 
tulos que me fue dado por el muy ylustre señor don 
guillen délas casas governador destas dichas provin- 
cias digo que en cunplimiento délo suso dicho en to- 
dos los dichos capitules después de lo aber leydo e 
bisto lo probeydo por su magestad no tengo mas que 
dezir a ellas de que e bisto por las tasas que del pue- 
blo de yalcon de my encomienda tengo queentienpo 



170 UOCL'MENTOS INÉDITOS. 

que se higo la encomienda primera en el dicho lucas 
pimentel my predecesor, paresce que entonces que fue 
de veynte años a esta parte le davan de trebuto el 
dicho pueblo de yalcon cinquenta mantas de algodón 
y desde el dicho tienpo acá el dicho pueblo a ydo en 
tanta diminución quel dia de oy no me dan mas de 
deciocho mantas, por las grandes mortandades que a 
abido entre los dichos naturales: este pueblo de yal- 
con esta poblado en un llano una legua desta villa 
hacia levante y tiene media legua de contorno donde 
esta pobladas y tienen sus caserías y en medio del 
dicho pueblo esta un lago de agua que llaman cenote 
es grande y tiene mas de cinquenta pies de anchura 
. la boca | es pueblo sano aunque no a dejado de aber 
abido mortandades esta cercado de montañas altas 
donde los naturales cultivan e hacen sus labrangas y 
sementeras. 

, — govierna este pueblo un cacique llamado don 
lorenzo xoe | en el dicho pueblo ay alguacil mayor 
. y alguaciles que acuden a los mandos del cacique ay 
mayordomos que tienen la caja de la comonidad, en 
este dicho pueblo tienen los dichos yndios una ygle- 
sia de bobeda labrada de cal y canto con su coro y 
sacrestia tiene escuela y maestro que les enseña tie- 
nen su Retablo hecho al olio y su frontal de damasco 
sus ornamentos de casulla y alba cáliz e patena todo 
de plata tienen su misal y brebiarios y libros que sir- 
ben al coro ay mas de quincQ cantores que ofician el 
culto divino, ay sacristán y monescillos que ofician 



RELACIONES DE YUCATÁN. 171 

la misa tienen sus flautas y sacabuches tienen su 
cruz dorada de oro con su manga de terciopelo bor- 
dada de seda y oro ay casa donde los frayles van 
a posar y en la dicha casa tienen camas de cordeles 
con sus petates tienen sus frazadas y almogadas con- 
que duermen los frayles y bateas con que les laban 
los pies que para todo esta dedicado, estos yndios del 
dicho pueblo de yalcon son grangeros porque como 
esta cerca desta villa los dichos yndios sienbran gran 
cantidad de melones donde esta villa se probeen los 
vezinos — ay muchos frutales de cirguelos y plátanos 
gicamas y mameyes camotes chile y tomates y otras 
.legumbres de comer que traen a esta villa cada año 
coxen mayz e algodón zera y miel es tierra fértil 
llana y pedregosa, los caminos son mal abiertos aspe- 
ros y de grandes barrancos y pedregales los natura- 
les deste pueblo acuden a oyr misa y sermón a esta 
villa donde esta el monesterio de frayles franciscos 
que los tienen a cargo, de tres afios a esta parte los 
frailes an sacado délos dichos yndios ydolos que ado- 
raban que tenian escondidos en sus casas y cuebas | 
toda esta Relación e dado Respondiendo en suma a 
los dichos capitules y otra cosa no se mas Remitome 
a la Relación larga quel yllustre ayuntamiento desta 
villa azen a su magestad en fee délo qual lo firme de 
mi nonhTe.= Joan Farfan,y)=^]laj una rubrica. 



XXI. 

RELACIÓN DE LOS PUEBLOS 
DE TEGON Y EGABO CON SUS ANEXOS, 

1579, — En la villa de Valladolid délas probincias 
de yucatan yndias del mar océano en primero del 
mes de Mayo de mili e quinientos e setenta e nueve 
años yo juan de cárdenas hijo legitimo de juan de 
cárdenas uno de los primeros evaquianos conquista- 
dores que entraron por soldados en la conquista e pa- 
cificación destas probincias e las ayudo a conquistar 
e poblar la ciudad de merida e villas de valladolid 
canpeche y en rreconpensa de los servicios que a su 
magestad en estas dichas probincias hizo le dieron y 
encomendaron la cabecera de tecon con todos sus su- 
jetos y el pueblo de ecabo los quales poseyó el dicho 
mi padre hasta que fálleselo e paso desta presente 
vida, e como su universal heredero e fijo legitimo primo 
genito sucedi en las dichas encomiendas las quales 
poseo en nonbre de su magestad quyeta e pacifica- 
mente, y rrespondiendo a los capítulos que me fue 
dado por el yllustre señor don diego sarmiento al- 



EELACIOJííES DE YUCATÁN. 173 

calde mayor por su magestad en esta dicha villa, 
sobre la discrepcion e rrepuesta alo toca alos pueblos 
de mi encomienda digo en la manera siguiente: 

1 — El pueblo de ecabo esta poblado quarenta le- 
guas desta villa hazia levante en la mar que los ma- 
reantes llaman este paraje el cabo, | ocho leguas de 
conil donde surgen algunos barcos que van a hondu- 
ras y vienen a los puertos desta villa, | esta el asiento 
del dicho pueblo en un lugar alto de la mar en tierra 
rasa que se devisa el dicho pueblo quatro leguas déla 
mar es la tierra negra donde están poblados aunque 
en algunas partes arenysca y es tierra enferma. 

2 — El altura deste pueblo esta en veynte grados 
y quatro leguas del hazia la vanda del norte toman 
fondo de veynte e cinco brabas y de la vanda del este 
no hallan ffondo, esta deste pueblo una ysla que lla- 
man la ysla de mugeres ocho leguas del hazia le 
sueste y es una ysla pequeña que tiene tres leguas de 
contorno en ella no ay población aunque antigua- 
mente paresce estaba poblada la dicha ysla porque 
en ella ay algunos edeficios antiguos en esta ysla de 
mugeres ay dos salinas las quales se an perdido por 
causa de no beneficiarse y en toda esta tierra desde 
el dicho pueblo de ecabo hasta el cabo de cotoche e 
ysla de mugeres es la derrota de los nabios que van 
y bienen de honduras; y en esta tierra ay muchos gé- 
neros de animales mansos y bravos vienen a hazer 
sus mili perlas e sementeras los yndios al puerto de 
conil ocho leguas deste cabo aunque en el dicho cabo 



174 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

se coje mayz no tan abundante como se coje en el 
dicho puerto de conil. 

3 — en este dicho pueblo de ecabo tienen los yndios 
del una yglesia labrada de cal y canto con su sacris- 
tía e coro, debisase en la mar muy lexos aquella 
yglesia por estar a la orilla déla mar en un alto y en 
el dicho pueblo tienen los yndios ornamentos, de 
cáliz e patena de plata, frontales y rretablos con que 
se celebra el culto divino dotrinan a estos yndios los 
frayles de san francisco questa poblado un moneste- 
rio dellos en chancenote donde acuden a mysa y de 
quando en quando acude un fray le a dezilles mysa e 
sermón e bautizar en el dicho pueblo e casarlos, 

4 — la cabecera de tecon con todos sus sujetos esta 
quatro leguas desta villa asentados en unos llanos 
pedregosos es tierra sana y abundosa y los yndios 
del son granjeros cojen sus cosechas de mayz en los 
tienpos del año, llamase tecon por el nonbre de un 
ydolo que ellos adoraban en tienpo de su jentilidad, 
en el dicho asiento tienen sus aguadas que llaman 
cenote que es un lago de agua que jamas falta agua 
en ellos crianse en estos ceños unos pescados que 
llaman vagres que son buenos para comer, | dottrinan 
estos yndios los frayles de san francisco que están en 
el monesterio desta villa, acuden a oyr misa y sermón 
cada domingo y fiestas señaladas y de quando en 
quando acude un fraile a los dichos pueblos a les 
decir mysa y sermón e predicalles, tienen sus yglesias 
labradas de cal y cantp con sus coro y sacristía tie* 



RELACIONES DE YUCATÁN. 175 

nen hornamentos de cáliz e patena de plata fronta- 
les de Raso y de damasco y sus rretablos e música 
de tronpetas flautas sacabuches con que se oficia el 
culto divino, I tienen sus cantores en el coro y sacris- 
tán e monezillos los yndios tienen buena policía por- 
que andan bestidos con sus camisas e garaguelles y 
unas mantas con que se cubren que sirben de capas 
ay muchos dellos que son ladinos tienen en cada 
pueblo su cacique e gobernador con sus alguaziles 
mayores y menores que estos están puestos por el 
gobernador que gobierna estas probincias— esta rre- 
lacion e dado Remytiendome a los capítulos que el 
yllustre ayuntamiento desta villa a hecho sobre la 
descrexcion destas probincias y lo firme de my non- 
hre=Juan de card€nas=}ieiy una rubrica. 



xxn. 

RELACIÓN DE LOS PUEBLOS 
DE CAMPOCOLCHE Y CHOCHÓLA, 

En la villa de valladolid de las probincias e go- 
bernación de yucatan yndias del naar océano, en 
cunplimiento de lo mandado por su magestad del 
rrey don Felipe nuestro señor a quien nuestro Señor 
guarde e conserbe en su santo serbicio, y del auto 
que me fue noteficado por el muy yllustre señor 
don guillen de las casas gobernador e capitán gene- 
ral por su magestad en estas probincias en su rreal 
nonbre en la descripción y rrespuestas de los capí- 
tulos que se me dieron para que rrespondiese )0 
Juan Farfan el biejo vezino desta villa de valladolid 
e uno délos primeros conquistadores que entraron 
por soldado en la población e conquista destas pro- 
bincias, el qual entre en ellas con mis armas e cava- 
llos en conpañia del capitán gaspar pacheco en el 
año de mili e quinientos e quarenta y uno desenbar- 
cando en el puerto de canpeche para benirnos a 
juntar con don Francisco de montejo teniente de 
governador e capitán general de todas estas probin- 



REl^ACIONp, DE YUCATÁJST. 177 

cia^ ,pOE el adoUntaíJo don . ^Fr^ncisqo ^e,jnqnt^jq ^u 
p^dre, gQvejrnador e, . caiptxtm.genñrú. pgr,, j^u,,mí^geg- 
-tad e ^repartidor en ellas, questaba. el dicljo capitán 
y tpdos Los mas^pldados, en.nn puejblo catorce le- 
guas déla ciudad de íxxe.rida. que se ill^.ma; Ijiicluca e 
luego, con nuestra llegada el dicho capitán con 
todos los 'demás spldados ca^dUlos, e capit^ftes ,y 
qtr^s oficiale^i de guerra fue acordado (Je, alg^r, el di- 
xí.ho.rreal para, benyr talando la tierra dpnde Ips.pa- 
tumle^ con toda la rresistencia de aripas, Aps. salie- 
ron al encuentro dándonos crueles, guerras q h^^ien- 
dp grandes daños en los dichos soldadps, haat^.que 
llegamos a la dicha ciudad de merid^i. que antigua- 
mente se llamaba aquel asiento teho, y allí mandóles 
elfdicjio. capitán poblar la ciudad de^i^rida, e los 
yndips de guerra vinieron luego de. pa^ y, de ay a 
.qu^tro íaeses se tornaron a^rrebelai: coi^tra Ips espa- 
fiples, y los capitanes y spldados. dimos ,?n Jo^^yn- 
dios dándoles crueles guerras con grand.es tr.abajos 
e muertes* de muchos soldados. hasta qye. binyeron 
.de paz y e yo como, uno délos soldados ,ayi:^de a con- 
quistar e poblar la ciudad de, merida cpn, toda su 
jurisdicioxx e de^pi^es. de lo ayer.qonquystajdp y ej di- 
chp.dpn. francisco ; .de -ní.pjpLtpjo, encomendado yndios 
a|os conquistadores, se pfdpno debeiiir ^,la,<?Qnq\iis- 
,ta; (J^loQ copule9,,que,es.,en.,e3tq, villa de valjadolid 
y para ellpi.fue.fl.pp,br^dp .poy capitán a.frai^pisco de 
montejp^pfimp del dicho dpn .£fanpÍ9cO'4e.nipntejo 
con tí)4osloftSQldados^qiie para- ello ,íUerpií,,nonbra- 

12 



178 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

dos; fuy yo el uno dellos, que vine en compañía del 
dicho capitán a esta probincia de los copules treynta 
leguas de la ciudad de merida pasando excesivos 
trabajos y peleando a pie y a caballo Ronpiendo 
alborradas hasta que los trajimos al dominio de su 
raagestad y poblamos esta villa de valladolid que 
los naturales llamaban Qaquy y el dicho capitán en- 
comendó yndios y pueblos alos conquistadores que 
con el heñimos y después de aver allanado y con- 
quistadas estas probincias se volvió el dicho capitán 
ala ciudad de merida a dar quenta de la guerra que 
se avia hecho en los copules; y dende a quatro años 
que a traycion e hecbo pensado debajo de la paz y 
obidencia que avian dado a los españoles se torna- 
ron a rrebelar estos copules y mataron diez y ocho 
españoles questaban en los pueblos de sus enco- 
miendas y a traición y durmiendo en sus camas 
descuy dados fueron muertos e sacados los corazones 
y entre estos diez y ocho españoles a bernardino de 
villa gomez e a hernando de aguilar alcaldes ordi- 
narios y el uno maese de canpo, quedamos pobla- 
dos en esta dicha villa quando sucedió el dicho 
alzamiento diez y ocho españoles con gran peligro 
de ser muertos de los dichos naturales porque esta- 
ban aleados contra nosotros mas de veynte mili yn- 
dios , enviamos a pedir socorro al dicho don francisco 
de montejo capitán general questaba en la ciudad 
de merida dándole rrelacion de como los yndios se 
avian aleado e muerto a diez y ocho españoles a 



EELACIONES DE YUCATÁN. 179 

traycion, e luego el dicho capitán enbio a francisco 
tamayo con treynta soldados que vinieron a nuestro 
socorro y dende a pocos dias llego el capitán fran- 
cisco de montejo con quarenta soldados de a caballo 
y con la llegada destos capitanes y soldados dimos 
nueba guerra a estos copules con grandes trabajos 
•e muertes de algunos soldados y de ay a quatro 
meses vinieron de paz y después de los aber alla- 
nado e conquistada esta villa y sus subjetos poblan- 
do esta villa el dicho francisco de montejo con los 
mas soldados que pudo fuymos a la conquista délos 
guaymyles que por otro nonbre es llamada la pro- 
bincia de chetemal e bacalar, e yo fuy uno de los 
soldados que fueron en la dicha conpañia del dicho 
capitán francisco de montejo y llegados a la orilla 
de una laguna que Uamavan los naturales bakhalal, 
que es sesenta leguas desta villa hazia la vanda del 
sur en este asiento llamado bakhalal se pobló una 
villa que agora llaman la villa de salamanca: esta 
villa de salamanca cerca esta laguna por un lado 
hazia la banda del sur, salen della para yr alos pue- 
blos donde están poblados los yndios, en canoas 
falcadas; esta laguna es muy grande que va a salir 
^ la mar y a puerto de cavallos a golffo dulce, y ansi 
llegados que fuymos a esta villa prosiguyendo la 
conquista de los yndios nos metimos en canoas por 
las lagunas y esteros para traer los yndios de paz 
donde con grandes trabajos de ciénagas y atollade- 
ros peleamos con los dichos yndios llamados guay- 



*180 1)0CÜAÍEN1X)S INÉDITOS. 

iiiyies y nos ^Hieren tatita gnetra^qne entendimos 
todos perecer en Ja dicha conquista segan íbera tra- 
bajosa, y bisto los naturales los Rebates ^ue les 
dábamos dende a cierto tienpo binyeron de ^ paz con 
muertes de muchos soldados nuestros porque no se 
podia pelear con ellos sino era a pie metido en las 
lagmias y ciénagas que nos daba en la rodilla y en 
muchas partes en los: pechos y después de allanada 
la tierra e pacifioos los yndios el dicho capitán fran- 
cisco de mon tejo encomendó los pueblos que alli 
avia alos conquistadores e pobló Ja dicha villa de 
«alamanca, e a mi me encomendó jmdios en la dicha 
villa que tuve en ' nonbre de su magestad munchos 
años, y por ser la tierra pobre y tan fragosa de 
lagunas e umydades los :deje y se dieron a otro con- 
quistador, y me bine a esta villa de valladolid donde 
en JReconpensa de los servicios que a su magestad 
hize en la población e pacificación destas probincias 
me encomendaron la cabecera de canpo colche con- 
sus sujetos, questa veynte leguas desta villa en la 
probincia de cochoah camino rreal que va para la 
probincia de los guaymyles e villa de salamanca: 
dos leguas deste pueblo esta un monesterio de fray- 
Íes franciscos que les admynistran los sacramen- 
tos ; este pueblo de canpocolche quando se rrebela- 
ron los yndios la postrer bez e mataron los diez y 
ocho españoles en los pueblos de yndios en eL dicho 
pueblo estaba un juan duran conquistador en quien 
estaba el' dicho pueblo encomendado y durmiendo 



RELACIONí:S de YUCATÁN. 18lí 

en su cama salbQ y seguro le^ mataron. lOs? naturales, 
del dielío » pueblo ide^ rcanpocoleh^ : canp^ocokíie , qyiie-. 
re deok. palolabo ^ de: amarillo qu^- fmú se llamaba» 
el . yd<í>lo q\j^: ellos* adoravaii 5 esjté pueblo ^esta- Eot 
deado de.diezí pueblos que tiene;aquellafguaídianya; 
es pueblo enfermo, porque veynte años aca^aaaydo 
euidimypucion en- mas de la^.m^itad^deJos yndios 
que. tenia . quand6 me , lo encomendaron^ tienen, un 
cenotD aguada dondfe beben í que es muy, buena aguíi^ü 

1— tengp. otl^o- pueblo, llamado* chochóla, que . e3 
nonbire',propiOidel. dioho pueblo en kngria destos yn- 
diosfv naturalesí que traduzido e» , lengua castelUnp* 
quiere decir chola ^ agua salada, eate nonbre tomp del 
ydolo euique ellos; adora víin en tienpo de su ynfide- 
lidad; antes que ^ se conquistase.;esta tierra no estaba 
este! dicho í pueblo de, daoehola^ asentado donde al 
presente esta sino^una legua del dicho, pueblo, hazia 
donde eL sol sale, ] es el asiento muy sano y adonde 
se daba.e cojia^gran cantidad de mayz frisóles ealgor 
don y otiras frutas que.tenian para su sustento, J; en 
medio del dicho pueblo esta un lago de aguaique IUt 
man cenote que tiene muy buena agua donde los ¡n^? 
turales beben. 

2 — ansi.mesmo en el? dicho pueblo e asientos que 
dejaron: agora veynte años ansi este pueblo como el 
de canpot colche', avia^mas yndios tributarios que 
agora' ay porque de los dichos veynte años^aca aji 
faltado: mas de la mitad dellos, el pueblo de canpp^ 
colche esta sujeto a la alcadya mayor, desta viUa.y 



182 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

el dicho pueblo de chochóla esta sujeto al correji- 
miento questa una legua del que se llama tegemin 
que es la cabecera desta probíncia donde esta po- 
blado un monesterio de fray les franciscos puestos por 
los provinciales e obispo, mudanse quando los dichos 
probinciales les paresce e quyeren, 

3 — este pueblo de quyquil esta desta villa de va- 
Uadolid once leguas grandes y de la ciudad de me- 
rida que es la cabecera déla gobernación en donde 
Reside y esta el gobernador que gobierna estas pro- 
bincias treynta e quatro leguas | esta cercado de pue- 
blos de yndios unos a dos leguas y otros a una y 
otros a cinco y a seys leguas y del puerto e costa 
esta diez leguas, todos los caminos que andan son 
llanos sin cuestas aunque ay en algunos caminos 
dellos gran cantidad de piedras e algunos son dere-^ 
chos y otros torcidos e mal abiertos. 

4 — estos yndios antiguamente y en tienpo de su 
jentilidad no tenian amo ny tenyan quien les pidiese 
tributo como agora , tienen por señores y gobernado- 
res a un batal que ellos llaman , que en nuestra len- 
gua castellana quiere dezir capitán, este les gobierna 
e manda tienen otro que ellos llaman acuchcabes que 
quiere dezir segunda persona del que los gobierna. 

5 — tenyan otro que ellos llamayan ahRin que es 
en castellano sacerdote, a este obedescian aunque no 
tanbien como a los batabos sino que les tenyan rres- 
peto porque estos agoravan y adevinaban los tienpos 
que abian de tener si avian de ser buenos e malos y 



EELACIOííES DE YUCATÁN. 183 

si avia de ha^er hanbre o abundancia de manteny- 
myentos, e para declaraíle esto hazia una.cerimonia 
que tomava una torta a masa de mayz cozida y 
puesta en las manos la subia hazia el cielo y esto 
hablando y Kezando ofresciendo todo aquello que 
hazia a su ydolo que llamavan ytzamna que era su 
propio nonbre del dicho ydolo, al que le encomenda- 
van y hazia que todos los yndios que le estubiesen 
inj^rando estubiesen contritos porque estaban en bis- 
peras de. bien y de mal y los yndios lo estaban escu- 
chando e myrando y el dicho alquyn propon yendo 
sus conjuros de todo aquello diziendole en su lengua- 
quitahtepale pynmicacine y antemuyal y anticaine 
que buelto.e traduzido en castellano quiere dezir se- 
ñor grande del cielo 3^ que estas puesto en las nuyes 
y en el cielo danos buen año de mayz o de lo que 
por aquello que hazian las cerimonias, y luego hecho 
todg esto les dezia el dicho ahKin a los oyentes yn- 
dios que avian de tener mucho mantenimiento e lo 
demás que oyiesen menester y por el tenor quando 
tenian hanbre para que su ydolo que era el ytzamua 
que arriba esta puesto y declarado que el dicho ah- 
Jiin y sacerdote tenian entendido que era el que es- 
íava en el cielo se ponia y yva a el y le presentava 
,unas piedras verdes que llaman ellos tun e otras que 
llaman Kan que son coloradas y estas coloradas son 
de valor e prescio porque con ellas conpran lo que 
ellos an menester, e demás desto si les seguia mucho 
la hanbre pensando que aquel ydolo les avia de dar 



1 84 dócuménI'Os - iNÍíii'ftoái* 

lo que léb fálta;vW de'tómyMinutáVa 
uíi oiibtB'ytíáió e\é^ sácávarr^ el ' cóVa^oii 'y sé" lo pl-e- 
sénííáirá'a el'dióho yfloío qtteni'aiiaotíélÁ délat^tó, qae 
era su skcrifióio y* ceríniónía diciendo y rrezándo 
en ' su lengua "Rtíahté^áíé y' por el ' propio ' tétíoV lo 
ófresbia a' la ^doia' di¿iendoíé 'en lá lébgtia cóñesjx 
Rañlloxe ; qtíé es "síx pVbpió noúfcvéy este cÓráQon^ 
píiedrá^*^ té^ ófrez'óo patk' que n:ós ' fabbre^ca' en: esta 
néácésí áid dé tíáinbre'; qtie ' tfeWétífós y' (Jtíe todo esto 
era rfietítírk poíqiié'algünas Vfekes 'ácertk^ no 

pof^ sü* ce'rítnóñiá'qüe' haiia'synd^pot dios -del cield 
y otras' veíéi herVava é* myntía'y todtí' esto lia¿ía 
porqué lé daVíiii'de presente a el dícho ahRín'gailos 
galíinasmay^e'otrá'fe' cosas e póí^éffto quéhaiiialé 
tenían irrespetó. 

é — Así tíiismo teníanótüo rritb 'o usó aiítígtid ■ en 
sus'bíiyleá^qile juritáVáíí naübíia lefia 'seca; qiie abría 
como riíásde cieii carretadas y pobiarieí* fuego y^ha- 
ziaiiló't'ódo brasas, y desflties tendíanla con un palH 
qué tenia dfe largor como' véynte* píes*jr^dé áfa'chó 
corrió díe¿'edbzéy^he¿Hó estoVéiíla'el sacérdotid- llá- 
iríadb' áliRin con ütia* rtíitra en' la^cfatíd^Ü y don una 
bestitríeüta larga blatica y líecliá de'córfcíézas de arbo- 
les delgadas y trayá üií yáb^íb* y don lin basó que 
hazia como* hasta dos qUart'illos* de viiio d'él que 
lleílos hiiziah éii su tienpo víejb, y* andaba derredor 
del* faegó' ñióján'cJo él ^sópb y lléchandtf en el' jfuego 
y di zí (indo' é¿' lli4"e'¿güa^ ün' cínitíá/ qtiiy^nó'* éütíeiidemós 
por ño éab'érl'á lengua rá'as dé" qué fóe&dezia el'ftiegó 



yi hecho esto pasavá- ccyi'fiéii''do "póv ci'ii^aí' dél-fúfegó y. 
lue^ venkn otrór- y'páááVánft uti/oá pSéó'á-p'óíjó^y 
otróá canio'-lefe-páífesciíj; y ' eisto descalzos y ' ytatf <Ié- 
x'ahdü iiiías^t)asitoá*devm<!^'eli medro- del füégo^^y Vé- 
man -otros detrae- de l6s - q(üé lodexaVari y^yvahlo* 
tomando y beviatií el dichfé/'vind, y el ahRiíí*priiÜerÓ 
que comén<}aTa*a'píiskr pOr^ el fuego prirnert) lleVáVa 
xiti 'yddlo colgado en la^mánoy diciendo' que^'aqüét 'lea 
pfá^atapíór él fue^ó sin qiíé'lés^hiziése mal y dizélí 
c|üe eátíí qüé^lléVátí^á él yd6ló aléanc^a'vá- para los^tíé- 
más c[ue' pfudiéséri pasát syn qué?mai:se-con; las* pfálá- 
btós ^y cérim6niás q[üé házíá^ y^dézianj denía^déqüe 
baylavan'm:uchos yndios-^ caritavan^iiiüclios calita- 
res los qüálés rfó eiitéridiá'táos porque líó sabemos *la 
leSgüayyi démá&^deste báyle'del fdégo avia otrbs' nín* 
dhás^báyies que seíriah dé más de mili généi^ós e tetíian 
éstos'estb' por muy grañdiáima^ cosa y sé'juntavañ* íé 
Vello tanta cantidad- é numero dé gente' qtie se jun- 
tarían rtíaá de quinzé miUyndios-e qüé-véííyáñ' dé- 
maáí de treynta- leguas a verlo porque cénio-digó^ltí 
tfetíiañ ellos poi^ muy grandísima cosa. 

7 — ténian en oti^o tienpo cdmb se ti dicho atrás ^uña 
peísoña;que les mandáva como agot'á que era- el qué 
Ilámavan batab estei eracóino dicho* es^ ctímo dápi^ 
tari I trayíiil éstos 'yndioseh aquel tien posguerra *con 
un nacomyoc qué es üria^píovitíciaé púébltí qtié-lia- 
man tepaétói qué esél propio noribredel ptieblo e<jótí 
otro nacoriadhinab e' náéóiñ^ix*^ que quiere- deiííi^ ca- 
pitanes é'cdri^ otro* náéónljib^ suéhria^obíñea' déStbá* sé 



186 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

llamavanacomchulen e Dacon y jincab — las armas que 
llevavan quando yvan a pelear eran arcos e flechas 
macanas e Rodelas; al arco llaman chuhul a las flechaSi 
llaman halal a las macanas y langas nabte y las Ro-: 
délas llaman chimas y las armas que llevavan .en el 
cuerpo puestas para que no les hiziesen mal ny ma-; 
tasen eran unas mantas torcidas y hechas Rolletes e 
Rebueltas por el cuerpo y eran algunas destas tan 
fuertes que no las pasaban las flechas ny les hazian 
paella ninguna: demás délas mantas trayan otras de 
manta tanbien con algodón entremedias e pe.spion- 
tadas que ellos llaman euyub que eran tanbien tan 
fuertes que no les dañava cosa a los que las trayan 
puestas e agora las ay tanbien y áseles corronpido el 
nombre e llamanles escopil: la causa porque entre 
ellos se trayga guerra era por cautivarse unos á otros 
e por las cobranzas que hazian algunos que fiavan 
sus haziendas como el dia de oy las fian y sobre la co- 
branza como dicho es Reñían unos con otros y se 
descalabraban e herian e luego el descalabrado yvase 
a quexar a su naccm y el nacom armava luego gente 
para yr atomar venganqa de su soldado y dava guerra 
sobre ello y si alguno de los nacomes bolvia las es- 
paldas e huya tanbien los spldados huyan tras el e 
lo propio si lo matava y quando los que yvan ven- 
ciendo yvan en seguimiento délos que huyan mata- 
van muchos e cautiva van muchos, pero con todo eso 
quando entramos los españoles en esta tierra avia 
grandísima multitud de gentes qual no hay agora 



RELACIONES DU YUCATÁN. 187" 

porque se an muerto de ocho partes délas que avia 
entonces las seis. 

8 — Fue también la causa porque estos yndios an 
venydo a tanta diminución averse salido e dexado^ 
sus pueblos e asientos viejos en donde ellos soliaa 
estar asentados e situados, los quales no dexaron ellos 
de su voluntad ny se salieron de ellos, porque faeronr 
apremiados por un tomas lopez oydor de su mages- 
tad que vino déla audiencia ileal de guatemala a esta 
tierra porque entonces estava esta tierra subjeta a 
olla I y este les apremio que se mudasen e dexasen 
sus casas arboles de frutas labranzas y sementeras 
para que se llegasen a los monesterios porque fuesen 
dotrinados y yndustryados en las cosas de nuestra 
í:anta fee católica y los que no se querían mudar de 
vuen grado los mudavan por fuerqa e contra su vo- 
luntad quemándoles sus casas e cortándoles sus ar- 
boles e plantas que tenian en sus casas que avian 
plantado e senbrado ellos mesmos, y bisto que los 
avian mudado e sacadoles de sus casas y avian per- 
dido sus contentos y plazeres porque sienpre anda- 
van en fiestas en bayles y en bodas de algunos casa- 
myentos que hazian y porque les quitaron sus Ritos 
e cerimonias e cosas antiguas e tanbien porque les 
quitaron que no hiziesen un vino que ellos solian 
hazer que dizen ellos que aquello les era sano que 
ellos llamavan balche que hazian de agua e miel y 
echavan una rrayz que es el propio nombre balche y 
esto hechavan en unos basos grandes a manera de 



l'SS DOCUMENTOS IK¿a>ITOgV 

librillos ígraíkdes que hablan ciuqueirtaarrobasie mas 
de agua e cozia e hervia alli dos dias ello solo^por si 
e ha^ia^e una cosa fmiiy /fuerte e que.olia'mujrííial, y 
en sus bayles e cantares andando 'baylándo e cantant 
doles d&va» a cada uno.dé los que baylavan y ca!Q+ 
tavan a beber por uDvasito pequeño e davaales^tan* 
tas vezes que se enborrachavan. con ello - e ' bazian e 
de2íian tantos dispívrateB e monerías que *era^- cosa de 
vér^ y luego les dava* después de borríicbos algunos 
bomitos por arriba e por abajo que los dexaba.lin* 
pios e con mueba hanbree que^comiaB^dedpueslnuy 
bieníy dizen algunos viejos de aquel titopo*que les 
era taíi provechoso que Jes era medicina e-cura por*- 
que era como una purga muy. büená e con estoíinda- 
van síanos e Rezios e. llegaban- muy. muchos a ser 
muy ^ viejos'j . e avia^ ittuchos y es verdad, porque en 
aquel vi^bartoa los qualesno ay agora!] demás dedo 
quál dizen que también en aquel tienpo tenian las 
mugeres que queria- cada uno e las dexava* quando 
les parescian e se les^antójava^ e agora las justicias 
por un cavo los Religiosos por otro les apremian* a 
que sean cristianos e a que dexen sus malas costum? 
brés ydolatrias Ritos e usos pasados e malos e tomen 
los buenos e no tengan mas de una muger e con ella 
estén casados por borden de la santa^. madre ^yglesia 
e que tengan buena crian(}a'*pulicia»e horden.de cris-* 
tianos: y porque les añ quitado todo ló que arriba se a 
dicho dizen que se anentristezido'cles a dado tanta 
pesadumbre que de pensamiento^se dexan morir, por- 



RE Ji A eiONES ^ D'E Y^GA TÁ N. 189 

que B€XD/ de. tal calidad, los ^ y ndios destai tierra que en 
hechandose un poco? malog sise les pone en la miente 
que'Se an de morir.ee van quescosa de espantose^afei 
digo que el dia^de^oy no ay de yeynte.' partes de-yn- 
dios que solia aver *agoira veyntef años las; qtinze,%y 
esta^esla. causa que ellos dan porque :ee:>mueren y 
asi me paresce a my que podra ser porque la libertad 
es 'grande cosa. 

9-^los..bestidos antiguos destos yndios era andar 
en cueros aclámente sus: vergüenzas concuna. venda 
que alganas de^ ellas a oinco e seis varas ceñydas y 
dadas tres e quatro bueltas. por Jos quadriles e por 
debaxode las piernas e queda vale un rramal por de- 
tras y el otro por delante de manera que le tapava 
todo ' con las nalgas de fuera, y 'todo lo :demas -del 
cuerpo e una manta por debaxo del bra^o y dado 
nudo por cima del honbro a» manera de manto de 
gitana econ una manta Rebuelta en la cabega-que 
les servia de sonbrero andavan descalzos e quando 
alguno :se calcjava era íde un pellejo ^de benado sola- 
mente en las plantas de los pies.y. unas correas que 
les entravan por entre los dedos délos pies de ma- 
nera que venian a dar un nudo por detrás del carca- 
ñal y todo el pie de fuera. 

— '. andan agora bestidos de camisas e saraguelles 
e jubones e.sonbreros en las caberas e: alpargates ¡en 
los pies:: las mugeres . andavan desnudas^ de la cinta 
arriba yde la cintura* abajo trayan e andavan metidas 
enmno como costal de'dosr bocas e atado por: la <íin- 



100 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

tura e agora les traen salvo que usan otros como cos- 
tales abierto por abaxo e por arriba y en los cuboxo- 
nes de los costales dos agujeros por donde sacan los 
bragos que llaman guaypil, son hechos de hilo de al- 
godón tegido e con mucha pluma de pato blanco y 
labrados de estambre de lana colorado e amarillo e 
asul e verde e negro que se llama tuchumite e pares - 
cen bien e con el mesmo estanbre hazen unas tran- 
zaderas e se atan los cabellos a la rredonda déla ca- 
becja e muchas destas yndias se prescian de andar 
bien vestidas de bestuario especial las que son her- 
mosas que las ay muchas y todas las mas destas son 
amigas de españoles e que a mucho que están en 
yndias. 

10 — los yndios solían traer el cabello largo en otro 
tienpo como mugeres que les llegava a la cintura e 
mas abaxo, e agora andan trasquilados que los Reli- 
gioso les an enpuesto en ello: solian ser los yndios 
grandes ydolatras e sacrificadores que para cada cosa 
solian tener un ydolo e todos los mas de los viejos las 
orejas arpadas e con la sangre que les sallan délas 
orejas quando los arpavan huntavan sus ydolos, e aun 
oy en dia ay pocos yndios que no tengan ydolos e 
cada dia se les halla, porque hasta los maestros délos 
muchachos que los enseña a leer y a cantar en la 
yglesia los tienen y son tan grandes ydolatras como 
los de aquel tienpo — ^ynprime en todos ellos en gene- 
ral tan poco la dotrina que los Religiosos les enseña 
y dáseles tan poco por lo que cada dia les predican y 



RELACIONES BE YUCATÁN. 191 

¿izen y son tan faborescidos por otro cabo délos pro- 
pios Religiosos e de las justicias Reales que son tan 
desvergonzados e tan grandes vellacos que algunos 
quien poner manos en españoles y en especial los que 
son criados y an estado con frayles porque entienden 
•ellos que sabiendo leer y escrevir que sean de ygua- 
'lar con los españoles y cada dia dan veynte ocasiones 
a los españoles para que pongan las manos en ellos 
porque con el favor que tienen son los españoles que 
les enojan castigados en pecunia, y con poco mal que 
les hagan se van a quexar a las justicias para que les 
hagan dar algo porque les an puesto en ello — las mu- 
geres por el propio tenor son taii desvergonzadas 
tanto que ellas propias se van en busca délos espa- 
ñoles en sabiendo que en algún pueblo de yndios los 
ay especialmente las que an sido amigas de ellos. 

11 — esta este pueblo de chochóla situado e asen- 
tado en tierra llana grandes montañas de arboledas 
a la rredonda que solamente esta desconbrado el 
asiento donde el dicho pueblo esta asentado, e por es- 
tos montes hazen los yndios sus labranzas y el fruto 
que coxen lo traen a cuestas que no usan ny tienen 
bestias que se los traygan y ni mas ni menos traen 
la madera y leña que an menester para sus casas. 

12 — las casas en que biven son de maderas cu- 
biertas con unas hojas de palmas que en su lengua se 
llama jaan, es muy buena cobija que dura cinco ó seys 
años sin que se pudra y si los horcones son de ma- 
dera rrezia dura diez e doze años, llega la madera e 



1 92 HOCXJMENTOS INÉI>JT.OS. 

SU cobixa hasta el suelo j; sipnpre^ |as puertas deltas 
casQs estí^ hazia ^onde ?ale el «ol y psta mas alta d^sta 
vanda aunque no taíito que porj,fuefQ£^ a menestpr el 
que entrare en ella bazar^para en^trar — Ips.yndiqs 
desta provincia asy los yndios^cpmo las mujeres son 
de color leonados grandes yellacos perezosos , e. a esta 
causa sifinpre andan cf)n nescesidadde comyda ede 
lo que an menester aunque lo que eUos sienbran para 
SU" sustento se (Ja con muy poco tt^^-vajo , la tijerra es 
muy fértil; :porque con yr;al monte e rrp^ar e cortar 
algungs arboles grandes e pegalle^ fpegOijia^en fiícil- 
mente sus sementeras, y al tienpo ^de, s^mbrp-llas no 
hazen.más de un hoyito pequeño con un palo aguzado 
en el suelo y alli hechan cinco o, seis granos dcrmayz 
e tres e quatro frisóles e otras taitas ^pepi tas que sacan 
de calabazas se. les da la comida, el algodón por el 
consiguiente, e todo lo que siembran sin arallo ny ca- 
vallo como se haze en españa, y si subceden buenos 
años tienen abundancia de comida y de todo lo que 
an menester aunque algunos años son estériles de 
agua e padescen nescesidad de comida e algunos 
í^ños vienen por el mes de agosto y setienbre algunas 
tormentas de bientos muy Rezios que derriba los ar- 
boles y las sementeras i e quai^do esto acaesce pades- 
cemos todos los españoles e yndios mucha nescesidad 
de comyda porque los yndios es gente, que no saben 
guardar de. oy para mañapa ny. saben proveerse de 
cosa alguna. para sus nescesidades,, porque son de tal 
calidad que aunque tenga muchas gallinas y Jas aya 



EELACIONES DE YUCATÁN. 193 

menester -para sus enfermedades y tengm.^me^os 
para otras cosas antes se dexaran morir que, matar 
gallina iii gastar blanca para su comier, y si.alguna 
«gallina le toman e matan la lloran ¿como si.se.leiíiu- 
riera su pí|,dre o su madre. 

13 — avia en esta» tierra en la costa.de la mar sali- 
nas muchas en donde los naturales della sacayan sal 
pajra ^u ^sustento e provecho, e algupos espafiples 
se an dado a coger, de ella para se aprovechar de 
ella e ven della a navios ; de la bayana honduras y 
nueva españa que vienen a el puerto e an quitado 
a los yndios e estorvado que no cojan, sal e aun .so- 
brello les an hecho algunos malos trataniientos, e a 
sido nuestro señor servido que estas. salinas, s^ pí^^' 
den y se van perdiendo cada dia e los naturales 
della e nosotros con ella padescemos grande nesce- 
sidad de ella , e una ha nega valia quatro rreales por 
a ver mucha e agora no se halla por ochenta rreales 
iiy por ningún dinero e abia su magestad rreal del 
rrey nuestro señor de mandar que ningund espa- 
ñol no cogiese sal para ben della para fuera desta 
tierra sino que ya que la sacase la vendiese en ella 
y no estorvase a los yndios que no la sacasen pues la 
descubrieron ellos. 

14 — El grano de que se haze pan en esta tierra es 
el que llaman mayz que en lengua desta tierra llaman 
yxim, demás de hazerseí del pan se hazen otras cosas 
ele comida que otros pornaii: tanbien tienen frutales 
con que se ayudan á sustentar y en tiempo de hgm- 



13 



194 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

bres comen rrayces de arboles que se pasan con ellos 
Razonablemente. 

15 — en estos dos pueblos llamados chochóla y 
canpocolche tienen los yndios sus yglesias de bo- 
beda labradas de cal y canto, tienen coro y sacristia 
e tienen cada dos canpanas e canpanillas, tienen sus 
ornamentos de paliz e patena de plata, tienen mysales 
y breviarios e libros que sirben al coro, tienen maes- 
tro de capilla con mas de cada quyze cantores tienen 
su música de tronpetas y sacabuches flautas y otros 
ynstrumentos de música con que se oficia el culto 
dibino, tienen sacristán e monezillos que ofician la 
mysa, tienen sus rretablos al olio tienen sus frontales 
de damasco de castilla con sus delanteras e mangas 
de terciopelo tienen sus cruces doradas de oro con 
sus mangas de terciopelo bordadas de oro y seda, tie- 
nen su casulla y alba tienen en cada pueblo destos 
tres celdas donde se aposentan los frayles quando les 
ban a hesitar las quales celdas son de piedra de cal 
y canto para las dichas celdas tienen para los dichos 
frayles camas de cordeles con sus esteras y almoha- 
das de rruan llenas de lana tienen sus fragadas en que 
duermen sus necesarias donde se proveen sus bateas 
conque les laban los pies y sus toallas conque les 
limpian en cada pueblo, tienen los dichos frayles co- 
zineros e panaderos que les hazen pan danles de co- 
mer de limosna gallinas de la tierra y de castilla 
pollos benado e conejos e quando un frayle entra en 
algún pueblo destos salen todas las yndias bestidas 



RELACIONES DE YUCATÁN. 195 

con SUS guaypiles enaguas a Rescebir los dichos fray- 
Íes a la entrada de los dichos pueblos y todos los yn- 
dios sacan sus atambores e músicas que ellos acos- 
tunbran y Resciben a los dichos frayles hasta que 
entra en la yglesia y celda donde se aposentan — esta 
rrelacion e dado en suma conforme a los capitules que 
me fue dado Remy tiéndeme alo que el yllustre ayun- 
tamiento desta villa hiziere a que me Remito y fír- 
melo de mi nombre. =/^^a?^ i^ar/an. = (Hay una 
rúbrica.) 



XXIIL 

RELACIÓN DEL PUEBLO DE. QAMA. 

1579. — En la villa de balladoUt probincia. y go- 
bernación de yucatan, en nueve dias del mes de mar^o 
de mili e quinientos y setenta y nueve años yo Juan 
da rreigosa vecino de la dicha villa e tutor y curador 
de la persona y bienes de juan martin hijo de diego 
martin de guelva conquistador que fué destas probin- 
cias, y rrespondiendo a una instrucion que por man- 
dado del muy yllustre señor don guillen de las casas 
gobernador y capitán jeneral por su magestad en ellas 
se me dio ques en la forma y manera siguiente= 

1 — el dicho menor juan martin tiene por fin y 
muerte del dicho su padre y en nonbre de su ma- 
gestad un pueblo de yndios llamado Qama que en 
lengua de yndios quiere dezir mañana esta en la costa 
de la mar veinte leguas desta villa y son sujetos a 
Cfiita villa y caen en esta dicha probincia. 

2 — el conquistador y descubridor de toda esta tie- 
rra fué el adelantado montejo y su sobrino don fran- 
cisco de montejo los quales la descubrieron por orden 
y mandado de su magestad y en su Keal nonbre se 
conquisto y gano. 



REÉACIOiíES DE YUCATÁN. l&f^^ 

4-^hés toda ella tieira Uaná es^écialciiéñté él diéhó ' 
pueblo de qáímá-y tiene muchos montes silbéstres* y: 
malóÉJ ctímyttbá todos" dé 'müchá piedra y falta dé ; 
Eáái^énytüieñtÓ de máyz y abüádosa'de pescado por 
e§tár en-Ia^dicñá cóstá y los naturales darse -mas a > 
lá pesqüéria qué no a labrar tierras de pan y désíta' 
cáú^a lésl falta sien pre pan: tieüe'un rrio dos leguas • 
del- dichd pueblo a mañera de laguna^ eíitíá la tiéría > 
adentro doálégúag, llatnáse muyL 

5-^el difeho púébló de Qama a sido población de 
muchos yjldiós y dé veinte años a esta parte se añ • 
muerto mucha cantidad dellós* dé suerte que en el ■ 
dicho pueblo el dia de oy no ay* cinquentá yudi^os ^ 
tributarios los -quales son de- baxos pensamientóá^e 
inclinaciones, y el pueblo no hes formado ni tiene ' 
cdüéierto eh ^ las calles ni traga sino a manera; de - 
aldea. 

6 — el dicho pueblo esta en altura de 18 grados y 
medio en la costa de nordeste suduestey.batelamar 
eñ el alborradá y edificios del dicho pueblo fechos en 
tienpo antiguo, y son unos cerros muy altos qué* los 
yñdios hizieron a manó que se llaman' cue en lengua^ 
déyndios y entre ellos ay uno queá mayor qiiie todos*: 
los otros y fechó a manera de fortaleza con sus es- 
quinas de piedra muy bien labrados y los naturales ■ 
que son bibos no saben dar ninguna rrázon de quien 
los hizo ni para que se hizieron | deste dicho puerto' 
a 'la y sla de cozumel ay diez y ocho leguas. 

11 — el dicho pueblo de gama hes sujeto a la alcal- 



198 DOCUMENTOS INÉDITOS. . 

dia mayor desta villa de valladolit, y ansi mismo en 
esta dicha villa hes su cabecera de dotrina los rreli- 
gipsos de señor san francisco que rresiden en ella. 

14 — en tienpo de su jentilidad trayan guerras unos 
con otros y peleaban enbijados y unas mantas de 
algodón arrolladas al cuerpo y un arco y flechas en 
las manos y comían el grano del mayz y pescado 
que agora comen y bebían el vino que llaman qui- 
balche, y con esto bibian mas sanos que no agora. 

22 — ^n la costa del dicho pueblo de ^ama ay mu- 
cha cantidad de arboles silbestres en los quales ay 
brasil e guayacan , que en los rreinos de castilla sir- 
ben los dichos palos. 

31 — las casas que los dichos yndios de Qama tienen 
son fechas de madera todas ellas y cubiertas con una 
cubija de palma que acá se llama guano y enbarradas 
al Rededor con lodo texido con baras y esta madera 
se halla luego junto a las casas y pueblos. 

33. los españoles que biben en esta dicha probín- 
cia I tratan en conprar cera mantas de algodón que 
son unas telas de cuatro baras en largo y tres quar- 
tas de ancho y en comprar cera y myel e algodón 
todo lo qual se halla entre los dichos naturales, y los 
dichos yndios pagan sus tributos en estas telas y en 
miel y cera y mayz. 

34 — El dicho pueblo de gama esta cinquenta y tres 
leguas de la ciudad de merida donde rreside el gover- 
nador y obispo y aquella hes la cabecera destas pro- 
bincias. 



RELACIONES DE YUCATÁN. 199 

36 — ay ^monesterios de frayles franciscos, y otros 
de ninguna orden no los ay, estos tienen a cargo la 
dotrina y administración de los naturales. 

38 — tengo dicho antes de agora quel dicho pueblo 
de ^ama esta en la costa de la mar y es mar braba y 
costa braba y se corre norueste sueste, y los nabe- 
gantes que vienen de honduras de mar en fuera ben 
los cerros questa el dicho puerto de ^ama y le llaman 
la mesa de ^ama. 

40 — que en las mareas de la dicha costa no ay 
concierto que algunos dias las ay y otros no de suerte 
que no se pueden rregir por las dichas mareas, 

41— del dicho puerto de qama a la ysla de cozumel 
ay 18 leguas y se corre nordeste sudueste, y de la 
dicha ysla de cozumel isla de mugeres ques en esta 
mesma costa se corre de nordeste sudueste, ay doze 
leguas: de la dicha ysla de mugeres al cabo que dizen 
de cotoche ay ocho leguas en lo qual se acaba esta 
costa de nordeste sudueste y luego da en costa del 
este ueste hasta la desconocida ques sobre la baya de 
$an francisco de canpeche. 

42 — del dicho pueblo y puerto de (;ama al sudueste 
esta un puerto que se dize la baya de la asencion ay 
14 leguasj y hes un rrio que entra la tierra adentro 
mas de dos leguas y hes capaz para muchas naves y 
de fondo linpio y por la mesma costa comienzan los 
bajos e ysla de san martin que ay longitud todo de- 
llos de mas de 40 leguas y muchas yslas y todas 
despobladas en las quales se pierden sienpre naos y 



20b DDCUMÍSNTOS INÉDITÓá. 

barcos por no saber ni conocer esta- costa láqiial va 
prosiguiendo hasta cerca dé ptiertb de caballos qüéíí ' 
probincia de honduras, y torno a defcir qu'es toda? 
costa de' nordeste sudueste écétó que hecha 'muchos 
arrecifes hes menester darles rresgaai^do. 

43— el pueblo e puerto de gama hes muy pequeño' 
y no caben en el naos' grandes por falta de poco 
fondo que tiene, qué no tiene mas de dos brabas, hei^ 
limpio y esta abrigado de unos aracifes no ay biento 
nyn^ünó qué haga daño alguno eceto el sueste que 
haze es corello — y en otro tienpo solia ser esto"^ 
puerto donde se cargaba y descargaba lo qué yba y,* 
sé navegaba para la probincia de honduras, y por 
falta de los yndios y los caminos ser tan agros y 
montuosos y de mucha piedra se mudo la descarga ^ 
desta villa al Rio de lagartos que esta en costa de 
leste -ueste. 

45— para entrar' en el dicho puerto de ^ama an dé' 
entrar al noíueste y hes muy buena entrada y fondo ^ 
linpio de tres brabas hasta estar surta. 

— que todos los demás capítulos y cosas en la dicha ^ 
ynstruicion contenidas me rremito a lo que a ellos 
respondiere el alcalde mayor y cabildo desta villa de * 
húhdoliL =:iJuáh da Raygosa. =hay una* rubrica. 



XXÍV. 

RELACIÓN DEL PUEBLO DÉ QICAK 

1 57 9-— Yo Alonso dé Viilanüebá conquistador ^de' 
todas estas Provincias de Yucatán y cogumel tutor '• 
y curador de la persona de bal tasar de montenegro > 
menor, Respondiendo a unas memorias del ' I^y ' 
nuestro señor enbiadas por el muy yllustre señói*' 
don' guillen de las casas govérnador y capitán gene- 
ral de todas estás provincias y dé tava6co,M3igo que 
por quanto la justicia mayor y cabildo da Relación' 
de todos los negocios desta tierra asi del que la des-^ 
cubrió cómo de los qué la pacificaron qué fué don*^ 
fóahcisco de montejo sü hijo del adelantado como dé^ 
su sobrino francisco de montejo, por eso no haremos ' 
de dar Relación de la calidad y términos deste pueblo ' 
que' esta junto a esta villa de valladolid poblado etí' 
uno délos dos lagos que tiene este pueblo de valla- 
dolid hacia el poniente^qué se diíSe el didho pueblo * 
9Ícab por el agua en* que esta poblado que quiere 
decir en lengua española lago de agua fria: este' 
pueblo tenia quatro pueblos subjeto» á esta cabezera 
los qualeá se metieron en la dicha cabessera y coiiio ' 



202 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

los quitaron de su natural los unos se murieron y 
los otros se huyeron biendose fuera de sus naturales 
y casas que tenian y esto a sido la causa por donde 
an benido a menos los yndios y por el gran trabaxo 
que tubieron en hazer un monesterio que tienen 
dentro del pueblo, porque este pueblo tenian quinien- 
tos yndios antes que se hiziese el monesterio y agora 
tienden dozientos y quarenta yndios: este pueblo tenia 
un cacique que era capitán general de toda esta pro- 
vincia llamavase batab caubal y después se torno 
cristiano y le llamaron don Juan Caubal con el 
qual las justicias que aqui benian de las audiencia le 
hizieron governador de toda esta provincia y asi lo 
fue hasta que murió y dexo un hijo suyo en su lugar 
que se llama don Juan Caubal como el padre. Este 
pueblo tiene a la Redonda a una parte y a otra seys 
leguas a la Redonda veynte y seys pueblos que 
bienen ala dotrina deste monesterio; es tierra fértil 
donde se dan los mantenemyentos de algodón y maiz 
y aji y otras legunbres necesarias para el bastimento 
de los yndios y délos españoles, tienen muchas frutas 
de muchas maneras y muchas Rayzes con que se 
mantien los yndios quando tienen necesidad y comen 
los españoles dellas, es tierra montosa y pedregosa 
criase en ella mucha miel y cera y mucha caza de 
benados y coraos y conejos y otros animales de que . 
comen los yndios y los españoles y ay abes y pabas 
y ay perdizes y codornizes y faysanes y otros gene- 
ros de abes; esta tierra es tenplada que los ocha . 



RELACIONES DE YUCATÁN. 203 

meses del año haze calor y en los quatro meses es 
fria no para que aya nieve ni yelo en ella y estos 
quatro meses es setienbre y otubre y nobiembre y 
diciembre, causa enfermedad entre los naturales de 
catarro y Romadizo: este pueblo tiene a la ciudad de 
merida treynta y tres leguas a la banda del poniente 
y a la billa de bacalar ay sesenta leguas y ala banda 
del sur van por caminos malos de ciénegas pedrega- 
les y montañas y tiene la mar del iiorte a veynte 
leguas de aqui, son caminos muy bellacos y predre- 
gosos que las bestias los andan con mucho trabaxo, 
no ay Rios ni cuestas en toda esta tierra y esta es 
la Relación de la calidad deste pueblo — fecho a 
veynte y ocho de mar^o del año de mili y qui- 
nientos y setenta y nuebe años y lo firme de mi 
nonhTe=alonso de villanueva^=^'hzy una rubrica. 



XXV; 

RELACIÓN DEL PUEBLO DE DOHOT, . 
Y CABECERA DE TETZIMIN. 

157Í9. -^ En diez y ocho dias d¿l mtes dé febrero 
de mili e quinientos y setenta e nueve años éñ cün- 
plimiento de lo mandado por la rreal magestád del 
Rey don felipe nuestto señor que nuestro señor Jesu- 
cristo guarde y conserve en su santo servicio y del 
muy yllustre señor don guillen délas casas goberna- 
dor destas probincias en su rreal nombre en la dis- 
crepcion y rrespuesta de los capítulos que se me 
dieron para que rrespondiese yo giraldo diaz de al- 
puche, natural del pueblo de dos barrios que es en la 
sagra de toledo, hijo legitimo de alonso de alpuche y 
de quiteria diaz su legitima muger, conquistador que 
soy destas probincias y governacion de yucatan yn- 
dias del mar océano en lo que toca a el pueblo de 
dohot de mi encomienda que al presente esta poblado 
en el asiento e cabecera de tetzimyn que es lo si- 
guiente = 

Después de averse conquistado e poblado la ciu- 
dad de merida por el capitán e teniente de governa- 



BJEMCIONES PE .YUCATÁN. 205 

drQ;doA francisco de montejo y de su sobrino fran- 
cisco de montejo e cpmenQado a rrepartir en ;la 
' cjiudad de ,merida algunos rrepartimientos, salió el 
dicho 'francisco de montejo por capitán e por co^d^ta 
del diqho adelantado a conquistar e poblar la yilja 
: de yalladolid, ques una provincia treynta e tres le- 
; guas déla dicha ciudad de, merida, e por sus jornadas 
t llegamos a las provincias de loschikincheles e copu- 
. le^ año de mili e, quinientos y quarenta e tres a un 
asiento e pueblo de yndios que.se dize chuaca que 
..en lengua de yndios desta tierra quiere dezir agua 
larga; asentóse la villa junto a un lago de agua muy 
grande y asentóse a la vanda de poniente de manera 
que quando salia el sol salia por cima de la laguna: 
ay de ay a Ja mar cinco leguas todo prados y vegas 
: grandes que en lengua de yndios se llama charañ,,ay 
muchas lagunas cenagales e quando llueve grandes 
barriales se pega alos pies y no dexa andar e a estas 
lagunas llaman en lengua de yndios hok e a esta 
.causa e por estas lagunas e barriales esta la tierra 
, muy enferma y en obra de quatro meses poco mas o 
menos que estubimos poblados en este asiento dio 
^ grande enfermedad asi en nosotros como en nuestros 
criados j que eran yndios e yndias que murió gre^n 
cantidadde ellos e todos los mas de nosotros enfer- 
mos e a esta causa se despobló esta villa e se pasa- 
;.ron a bivir e poblarsee en una provincia que se dize 
dejos copules; pusiéronle por nombre ValladoHd, 
. (ísta poblada en tierra llana entre dos cisternas que 



206 DOCÜMKNTOS INÉDITOS. 

en lengua destos yndios quiere dezir agua honda e 
nosotros los españoles les llamamos cenot porque 
asi los emos oydo nombrar, y destos ay muchos en 
toda esta tierra y como es tierra muy llana sin rrios 
tienese entendido que por concabidades vienen de 
hazia las serranías que están lexos de aqui rrios que 
corren e parescen por estas bocas que estos cenotes 
que por si mesmo se an abierto sin avellos hecho 
hombres, todos los mas dellos ay desde la tierra 
hasta el agua honze y doze bragas y otras tantas de 
agua y muy pocos a menos; crian unos pescados ne- 
gros que en lengua española llaman bagres y en len- 
gua destos yndios llaman ahlu, mueren al anzuelo y 
con nasas y en algunos destos cenotes se cria otro 
genero de pescado que en nuestra lengua se llaman 
mojarras y en lengua de estos yndios llaman chec: 
la dicha villa esta situada las calles las unas norte a 
a sur e las otras leste a hueste, la una destas cester- 
nas junto a ella esta poblado un monesterio de 
frayles menores, llamase qical en lengua destos yn- 
dios que quiere dezir en lengua castellana agua fria, 
la otra cisterna o cenote que esta hazia donde sale el 
sol trasmuros de la dicha villa se llama Qaquival, 
tomo este nombre por un ydolo que los naturales de 
' alli tenian en que adoravan e sacrifica van que se Ua- 
mava deste nombre, e porque la casa e adoratorio a 
donde lo tenian estava junto a esta cisterna o cenote 
le llamaron del nombre del ydolo: no lo se declarar 
lo que quiere dezir en nuestra lengua porque no en- 



BELACIONES DE YUCATÁN. 207 

tiendo la lengua de los yndios , esto es lo que toca 
a la villa. 

En lo que toca al honzeno capitulo e a los yndios 
que yo tengo en encomienda en nonbre de su mages- 
tad, el pueblo se llama dohot que en lengua caste- 
llana quiere dezir cosa honda — esta poblado junto a 
un monesterio de fray les menores que les enseñan la 
dotrina, solia ser pueblo grande que agora treynta 
años eran seiscientos casados sin los muchachos e 
solteros, a venido este a tanta diminuicion que al pre- 
sente no tiene cien yndios tributarios: pregunte a los 
viejos que que era la causa porque an venido a tanta 
dimynuicion dixeron que porque antes que entrasen 
los españoles en la tierra bivian a su plazer e con 
gran contento, sienpre andavan en fiestas en bayles y 
en bodas y en casamientos y hazian un vino de agua 
e myel y hecha van una rrayz que llaman balche en su 
lengua y hechavanlo en unos vassos de palo a ma- 
nera de artesas grandes que hazian a treynta e qua- 
renta e a cinquenta arrobas de agua e cocia e hervia 
alli dos dias ello solo por si e haziase una cosa muy 
fuerte y que olia mal, y en sus bayles andando bay- 
lando les yvan dando desto a bever en unos vasitos 
pequeños y a menudo, y en breve espacio se enborra- 
chavan en tal manera que hazian veynte locuras y 
monerías, y yo vi muchas borracheras de estas y des- 
pués de borrachos les dava gomito por la boca e por 
abaxo en tal manera que no avia purga en el mundo 
que mas les aprovechase, quedavan linpios y con 



^208 DOCUMENTOS IJ^ÉDXTOS. 

gran gftna/ de comer y dizen ellps que. esto les hazia 
gran provecho porque purgavan e asi avia muchos 
viejos en la tierra, y yo soy buen testigo que vi har- 
tos y muy muchos, los quales no ay agora, e que 
agora como están subjetos e tributan e los rreligio- 
sos los aprietan a la dotrina e las justicias Reales 
les apremian a que dexen sus rritos e usos pasados e 
que anden bestidos y en puliciay que no tengan mas 
de una muger e con estos estén casados en h^iz déla 
santa madre yglesia, porque de antes solían tener las 
que querían y dexallas quando se les antojavan, e 
por estas causas e otras e por ser gente de poco 
animo les da tal tristeza en el coraron que se dexan 
morir e asi se mueren muchos: yo a quarenta años 
que entre en esta tierra e la ayude a conquistar toda 
y de diez parte de la gente que avia entonces faltan 
agora las ocho y mas; este pueblo a lo que me dixe- 
ron dos viejos que ay en el rreconoscian a tres princi- 
pales, el uno se Uamava en su lengua batab que quiere 
dezir en nuestra lengua capitán, a este no le tributa- 
van nada mas que se rrecogian en su casa a tratar 
.algunos negocios e a holgarse e quando sallan a al- 
guna guerra lo llevan como por cabeqa porque estos 
tenian guerra con una provincia que se llamava Rin- 
chel que la cabecera se llama tabuctzon y dilam, las 
armas que lleva van a la guerra arcos y flechas ma- 
, canas y Rodelas, al arco llaman chulut en lengua 
, destos yndios y a las flechas llaman hala y las ma- 
jCanas llaman nabtey alas Rodelas llaman chimil las 



RELACIONES DE YUCATÁN. 209 

armas que llevavan defensivas en el cuerpo eran 
mantas torzidas hechas Rolletes e algodón en medio 
e algunas eran tan fuertes que no les pasavan las fle- 
chas, la rrazon porque tenian guerra unos con otros 
era por tomalles las haziendas e por cautivalles los 
hijos e mugeres, e porque se usavan entre ellos fiarse 
lo que tenian unos a otros y sobre la cobranza y paga 
venian a rreñyr y se descalabravan y luego el señor 
de aquel pueblo arma va su gente contra el otro e por 
esta rrazon se davan guerra unos a otros; llama vanse 
los capitanes que eligían para la guerra nacomes y 
si algunos destos nacomes bolvian las espaldas o lo 
matavan bolvian las espaldas e huyan tanbien sus 
soldados y asi en el alcance matavan muchos de ellos, 
mas con todo esto quando entramos en esta tierra 
avia ynfinidad de gente lo qual no ay agora; dizen 
tanbien estos yndios viejos que fue mucha parte para 
morirse tanta gente despoblarse los pueblos donde 
estavan poblados en sus asientos viejos por allegallos 
cerca de los monesterios y que el ynstrumento de 
despoblallos fue un tomas lopez oydor de su mages- 
tad que vino de la audiencia Real de guatemala a esta 
con poder de la dicha audiencia porque esta tierra es- 
tava a la sazón subjeto a ella e que este tomas lopez 
mando despoblar los dichos pueblos para Uegallos 
junto alos monesterios como tengo dicho, e los pue- 
blos que no querían despoblarse de sus asientos les 
mandava poner fuego alas casas, y desque se fue desta 
tierra dexo poder a los Religiosos frayles de sant 



14 



210 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

francisco que los pueblos que quisiesen mudallos 
alos monesterios que los mudasen j los que no que 
los quemasen, y desto soy yo buen testigo que lo vi 
todo, y este tomas lopez fue parte para mudarse y 
que muriese tanta gente como se a muerto, porque 
dizen los yndios que como los manda van mudar por 
fuerza y les quemavan sus casas y les cortavan los 
arboles de fruta que tenian les dava tan gran tris- 
teza en el coragon que se morían como esta ya dicho 
atrás, y por esto e otras cosas que fueron parte an 
venido a tanta dimynucion e se an muerto casi todos 
y yo asi lo creo porque lo vide. 

tenian estos yndios otro a quien obedecían que era 
como sacerdote que en su lengua se dize ahRin, este 
les declarava los tienpos en que avian de senbrar e 
yvan los yndios a tomar parescer si avia de aver 
buen año y si avia de llover, e tomava este sacerdote 
pan amasado e cozido de mayz y en las manos su- 
bíalo hazia el cielo e sienpre les dezia que avian de 
tener super abundancia de comyda y buenos años y 
les dava buena esperanza sin saberlo cierto porque le 
diesen algo, e asi le presentavan gallinas de la tie- 
rra y cacao que es xma fruta que sirve de moneda y 
mantas de algodón y unas cuentas coloradas que tan- 
bien sirve de moneda, e a estos sacerdotes o ahRines 
que es en su lengua, tenian ellos en mucho y estos 
ahRines tenian libros de figuras por donde se Reglan 
e alli tenian señalados los tienpos en que avian de 
senbrar e coger e yr a caza e a la guerra e se enten- 



RELACIONES DE YUCATÁN. 211 

dian unos sacerdotes con otros e se escrevian por fi- 
guras e sabían lo que avia subcedido muchos años 
atrás. 

tenían otro,yndio que era como Regidor que tan- 
bien le obedescian auque no le tributavan en su len- 
gua de ellos llaman ahcuchab | este era como el señor 
que llaman ellos batab, que tenia su boto como rre- 
gidor en cabildo y sin su boto no se podía hazer nada, 
y el día de oy se usa que en cada pueblo ay dos o tres 
de estos para que entre ellos se rrija el pueblo y ha- 
gan lo que se a de hazer. 

los bastidos antiguos de estos era andar en cue- 
ros, solamente sus vergüenzas tapadas con una venda 
que algunas dellas tenían a cinco y a seis varas 
<íeñídas e dadas tres e quatro bueltas por los qua- 
driles e por debaxo de las piernas e que davale el un 
rramal por detras y el otro por delante de manera 
que le tapava todo con las nalgas de fuera e todo lo 
demás del cuerpo, e una manta por debaxo del brago 
y dado nudo por cima del hombro a manera de manto 
de gitana; andavan descalzos e quando alguno se cal- 
<}aba era de un pedazo de pellejo de benado solamente 
en las plantas de los pies y unas correas que le en- 
travan por entre los dedos de los pies de manera que 
venia á dar un nudo por detras del carcañal y todo 
el pie de fuera | agora andan vestidos en camisas e 
zaragüelles e jubones sonbrejros en las cabcQas y to- 
dos traen alpargates, las mugeres andavan desnudas 
-de la cintura arriba e déla cintura abaxo trayan e an* 



212 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

davan metidas en uno como costal de dos bocas e 
atado por la cinturaj e agora lo traen salvo que usan 
otros como costales abiertos por abaxo e por arriba 
y en los cubixores de los costales doa agugeros por 
donde sacan los bracos que llaman guaypil, son he- 
chos de hilo de algodón tegido e con mucha pluma 
de pato blanco e labrados de estanbres de lana colo- 
rado e amarillo e azul e verde e negro que se llama 
tuchumyte e parescen bien, e con el mesmo estanbre 
hazen unas tranzaderas e se atan los cavellos a la rre- 
donda de la cabera con ellos e muchas destas yndias 
se prescian de andar bien vestidas deste bestuario, 
especial las que son amigas de españoles, e a los espa- 
ñoles que a mucho que están en la tierra no les pa- 
resce mal — los yndios solian traer los cavellos largos 
en otro tienpo como mugeres que les llegaba a la 
cintura e mas baxo e agora andan trasquilados que 
los Religiosos les an ynpuesto en ello — solian ser 
los yndios grandes ydolatras y sacrificadores que 
para cada cosa solian tener un ydolo, e todos los mas 
délos viejos las orejas arpadas e con la sangre dellas 
se sacavan huntavan los ydolos, y aun oy en dia ay 
pocos yndios que no tengan ydolos, e cada dia se les 
hallan: ynprime en ellos muy poco la dotrina que les 
enseña los Religiosos e con el favor que tienen de 
ellos y de las justicias son desvergonzados y ocasio- 
nados para que los españoles pongan las manos en 
ellos, y si algún español les da aunque sea hazelles 
poco mal se van a quexar a la justicia y el español es 



RELACIONES DE YUCATÁN. 213 

castigado en pecunia, y ellos dan ocasión para que los 
españoles les pongan las manos en ellos para que les 
den algo, y los mas desvergonzados e mayores vella- 
cos son los que sse crian con los frayles y en las es- 
cuelas; las mugeres tanbien son tan desvergonzadas y 
cada dia se hazen mayores Putas: ansse hallado en 
criados de frayles y en algunas de las escuelas ydo- 
losy cada dia se hallan | esta este pueblo que tengo en 
nonbre de su magestad situado en tierra llana gran- 
des arboledas y montanas alarredonda que solamente 
esta desconbrado el asiento donde el dicho pueblo 
esta asentado, y por estos montes hazen los yndios 
sus labranzas y el fruto que cogen lo traen a cues- 
tas que no tienen bestias y asi la leña y madera con 
que hazen sus casas — las casas son de madera con 
unas hojas de palma cubiertas que en la lengua se 
llama jaan, es muy buena, cobija que dura cinco o 
seis años sin que se pudra y si los horcones e otra 
madera con que hazen las dichas casas son de ma* 
dera rrezia dura diez ó doce años; llega la madera y 
la cobija por la vanda del poniente hasta el suelo y 
sienpre la puerta de estas casas esta hazia donde sale 
el sol y esta mas alta desta vanda aunque no tanto 
que no se baxen un poco para entrar en cassa — los 
yndios desta provincia asi los honbres como lasmu- 
gei'es son de color leonados grandes perezosos y a 
esta causa padescen necesidad asi de rropa como délo 
que an menester, la tierra es fértil dase en ella todo 
que siembran muy fácil porque con yr al monte e 



214 DOCÜxMENTOS INÉDITOS. 

cortar algunos arboles e apalear otros pequeños con 
palos e poniéndoles fuego hazen fácilmente sus se- 
menteras y al tienpo de sembrallas con un palo agu- 
zada la punta hazen un hoyillo en la tierra y alli 
van hechando cinco o seis granos de mayz y entre 
ellos algunos granos de frisóles, y desta manera se 
les da la comida y el algodón, y todo lo que siembran 
sin arallo ny caballo a uso de españa, y si subceden 
buenos años sienpre tienen abundancia de comida 
aunque algunos años son estériles de aguas e pades- 
cen nescesidad de hanbre, e algunos años vienen por 
el mes de agosto y setienbre algunas tormentas de 
vientos muy rrescios que derriba los arboles y las 
sementeras y quando esto acaesce padescemos nece- 
sidad todos los yndios e nosotros los españoles de, 
comida, porque los yndios es gente que no saben 
guardar para sus nescesidades, esto es lo que toca de 
los yndios. 

— tenian estos yndios un rrito e cerimonia que 
juntavan ynfinita leña seca que abría como cien ca- 
rretadas y poníanle fuego y hazianlo todo brasas, y 
después tendíanla con un palo que tenia de largor 
como veynte pies y de ancho como diez e doze, y 
hecho esto venia el sacerdote llamado ahRin con 
una mitra en la cabega como lo usan nuestros obis- 
pos, e con una bestimenta blanca hecha de unas cor- 
tezas blancas de arboles delgados, e traya un ysopo 
e con un vaso que hazia como hasta dos quartillos 
de vino, de lo que ellos solian hazer como esta 



RELACIONES DE YUCATÁN. 215 

dicho ariba, e andava de rrededor del fuego mojando 
el ysopo y Lechándolo y diziendo palabras que 
nosotros los españoles no las entendemos, mas de 
quanto víamos que bendezia el fuego y hecho esto 
pasava por cima corriendo y venian otros los que 
querían y pasavan, unos pasavan poco a poco dexan- 
do alguna cosa puesta encima del fuego e otros 
yvan de tras cogiendo lo que los otros avian dexado 
y esto tenían ellos por gran cosa | nynguna fiesta 
destas avia donde no oviese borrachera ny sacrificio, 
yo me halle en tres fuegos destos e los vi hazer e 
pasar por ellos a yndios e vi un yndio que yva me- 
dio borracho que cayo en medio de las brassas y 
por presto que acudieron se tostó de manera que no 
duro dos oras que luego murió: otras cerimonias e 
sacrificios tenían estos yndios que yo no lo se por- 
que no entiendo la lengua, rremitome a los nascidos 
en esta tierra que an heredado que saben la lengua 
délos yndios como ellos propios que lo pornan todo. 
— avia en esta tierra en la costa de la mar unas 
saRnas donde los naturales se proveyan de sal para 
su sustento, e algunos españoles se han dado acoger 
esta sal para aprovecharse de ella e vendella a algu- 
nos navios que vienen de honduras déla habana y 
de la nueva españa a esta tierra e an quitado a los 
yndios y estorvado que no cojan sal y aun sobre 
ello les an hecho algunos malos tratamientos, y a 
sido nuestro señor servido que estas salinas se pier- 
den e cada día se van perdiendo e los naturales de 



216 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

la tierra e nosotros con ellos padescemos gran nes- 
cesidad, e una hanega de sal que solía valer quatro 
rreales no se halla agora por ochenta ny por nin- 
gún dinero, y seria servicio de dios y déla rreal ma- 
gestad mandar que no se sacase sal desta tierra sino 
que cada uno cogiese sal para el sustento de su casa 
e ya que algunos cogiesen para vender que se ven- 
diese en esta tierra e no para fuera de ella. 

— la constelación de la tierra los ocho meses es 
muy caliente y algunas vezes tanto que de noche 
no se puede sufrir la rropa, y los quatro meses del 
año que son noviembre y diciembre y henero y fe- 
brero haze frió de noche como lo haze en Sevilla, y 
en este tienpo mueren mucho los indios porque es- 
tan bezados a la calor y tienen poca rropa para cu- 
brirse de noche, y estos quatro meses que hace frió 
es con el viento norte y nordeste que según se díze 
vienen estos vientos de sobre sierras nevadas y tie- 
rra fria de la Florida: es toda esta tierra llana sin sie- 
rras muy pedregosa y según paresce en otro tienpo 
fue toda mar porque haziendo en nuestro solares 
pozos para sacar agua, porque no ay Rios en toda 
ella, hallamos las piedras que eran todas conchas de 
caracoles y ostiones y esto dende el comiengo de 
abrir el pozo hasta dar en el agua que tiene honze 
bragas el que menos tiene, y encima déla tierra se 
hallaban piedras grandes y pequeñas todas de con- 
cha que se an convertido en piedras | no ay mina de 
ningún metal en toda esta tierra ha esta causa es 



RELACIONES DE YUCATÁN. 217 

tierra muy pobre e los vezinos que en ella biven 
sienpre están enpefiados de deudas y sus Eentas 
pocas, e muchos las que tienen se las llevan merca- 
deres y seria gran rremedio para la tierra los que 
en ella biven que su majestad mandase no vendie- 
sen fiado sino de contado que por fialles largo a los 
vezinos están todos perdidos y enpeñados. 

— El grano conque hazen Pan en esta tierra 
es el que llaman mayz, que en lengua destos yn- 
dios llaman yxim, demás de hacerse del pan, se 
haze un brebaje que se llama ^a que es a manera 
de poleadas y hechado en un baso de una fruta que 
hecha un árbol en esta tierra rredondo que se llama 
luch, y desta fruta de cada una de ellas cortada por 
medio sacan dos vasos y esto les sirve de bever con 
ellas aquí hechas poleadas y encima le hechan un 
poco de agí que en esta lengua se llama ye e quan- 
do van a su labranzas llevan un calabago desto lle- 
no y con esto se sustentan todo el dia hasta que 
buelven a sus casas y quando van camino llevan 
una pella des te maiz cozido molido hecho masa y 
desliendo con la mano en uno destos luches que 
sienpre llevan consigo en agua e aquello beven e 
con esto se sustentan tres o quatro dias sin comer 
otra cosa | es una gente que estando enfermos aun- 
que tengan gallinas en su casa no mataran una para 
comer aunque se mueran y lo mesmo hacen con los 
pobres que aunque vayan a sus casas a que por 
amor de dios les den algo no les darán cosa alguna 



218 BOCUMENTOS INÉDITOS. 

aunque les vean morir porque no saben que cosa es 
caridad ny la tienen aunque sea con sus mesmos 
padres e parientes, y asi los Religiosos y sus enco- 
menderos destos yndios quando se hallan en sus 
pueblos les matan alguna gallina y se la hazen co- 
mer y como comen muchas buelven luego en si: 
usan la ca^a de benados matan cantidad de ellos y 
puercos monteses aunque son defferentes de los de 
castilla al venado llaman ceh y al puerco montes 
quitan — otras muchas cagas tienen que matan y de 
que se sustentan, ay muchos conejos como los de 
castilla, en la mar matan muchos géneros de pesca- 
dos de que tanbien se sustentan, comen lagartos 
de la tierra que son ni mas ni menos que los de cas- 
tilla y nosotros los españoles los comemos Uamanse 
huh, de todo esto ay gran cantidad mas son los 
yndios tan perezosos que como tengan un poco de 
maiz no se les da nada por buscarlo , demás tienen 
muchas batatas que sienbran que en esta tierra lla- 
man yz, muchas calabazas y muy buenas que tienen 
las tajadas señaladas como melones de castilla, Ua- 
manse Ruum tienen muchas frutas e arboles dellas asi 
plantadas a mano como silvestres — de las silvestres 
ay gran cantidad de muchas maneras y muy buenas 
por los montes, no pongo los nombres que no se a 
que fruta las apode de las de castilla, otros que saben 
la lengua de los yndios las pondrán. 

Año de mili e quinientos y cuarenta e quatro el 
capitán francisco de montejo que fue el que con- 



RELACIONES DE YUCATÁN. 219 

quisto esta provincia e pobló la villa de valladolid 
salió con hasta treynta soldados, e yo el uno dallos, 
a tomar posesión de una ysla que llaman coQumel 
para que fuese términos desta villa y andando por 
sus jornadas llegamos a la mar hazia el sur que ay 
dende la villa a la costa veynte leguas y la dicha 
ysla como tengo dicho esta quatro leguas dentro en 
la mar, y llegados que fuimos a un pueblo que se 
dize pole en lengua de yndios y queriéndose enbar- 
car para pasar a la dicha ysla dixeronle los yndios 
muchas vezes que no se enbarcasen, porque la mar 
andava enojada, e no queriéndoles creer el dicho 
capitán se enbarco con los dichos soldados en unos 
barcos hechos de una piega de arboles gordos que en 
esta lengua se dizen chem y serían los barcos hasta 
doze de ellos en que y va Repartida la gente e no pu- 
diendo tomar la dicha ysla arribamos otra vez á tie- 
rra con harta tormenta e peligro de la vidas, y otro 
dia siguiente el capitán se torno a enbarcar para 
tomar la dicha ysla e torno arribar que no la pudo 
tomar y tres barcos destos tomaron la ysla que 
yrian en ellos hasta diez soldados y estubieron en 
la dicha ysla dos dias y visto que no yva el capitán 
se bolvian á tierra firme y dioles tan gran tormenta 
que de diez hombres que venian en los dichos bar- 
cos se ahogaron los nueve y uno que escapo anduvo 
dos noches y un dia asido en un barquillo de aque- 
llos por ser hombre de muchas fuerzas y la corrien- 
te que es alli muy grande y lo hecho a tierra firme 



220 DOCUMENTOS INÉDITOS, 

a la vanda donde estaba el capitán toda la barriga y 
los bragos y los pechos desollados déla fuerza que 
hazia por tenerse en el barquillo, llamavase este 
hombre francisco hernandez, era portugués, matólo 
después un yndio en un pueblo que se dize caga- 
guastlau camino de guathemala: bolviose el dicho 
capitán francisco de montejo a la dicha villa sin po- 
der tomar la dicha ysla y con nueve soldados 
menos. 

Año de mili e quinientos y quarenta y seis sse 
Rebelaron los yndios desta provincia y mataron 
quince hombres vezinos de la dicha villa que halla- 
ron en sus pueblos que les habían dado en Reparty- 
miento y muchos criados e criadas de españoles yn- 
dios e yndias no dexaron cosa que no oviese sido 
de españoles que no lo matasen perros gatos galli- 
nas gallos finalmente todos los que avian comido 
pan de españoles todo lo mataron, e a los españoles 
les daban grandes tormentos e les sacavan los cora- 
zones en sus adoratorios delante de sus ydolos, fue 
menester travajar de nuevo en tornallos a conquis- 
tar e asi se hizieron muchas entradas e antes de un 
año esta va todo pacifico e no se an aleado mas aun- 
que cada un año ay un rrum rrum de que se quie- 
ren al^ar, e aunque muchos de los yndios que han 
nascido después que se pobló esta tierra saben leer 
y escrevir e ayudar los oficios divinos a los Religio- 
sos e muchos se crian entre nosotros los españoles e 
son muy ladinos pero no dexan de ser tan grandes 



RELACIONES DÉ YUCATÁN. 221 

vellacos como los otros y si vinyesen a rrebelarse 
estos serian los que mas mal nos avian de hazer. 

— abra treynta años poco mas ó menos que vi- 
nyeron provisiones a esta provincia de la sacra ma- 
gestad del enperador nuestro señor que Dios tiene 
en su santa gloria en que mandava que todo hom- 
bre encomendero de yndios se casase porque así 
convenia al servicio de dios y de su sacra majestad, 
e como esta tierra estaba Recien conquistada no 
avia mugeres unos se casavan con las que hallavan 
con mestizas e otros que no hallavan con quien pe- 
dían larga de tienpo por no perder los yndios que 
tenian encomendados en nonbre de su sacra mages- 
tad, e yo por cumplir el dicho mandado me case con 
una sobrina de motequma gran señor de mexico, 
hija" de su hermano que se Uamava doña ysabel, el 
qual el dicho mote^uma avia enbiado por capitán 
general con gran numero de gente a conquistar esta 
provincia, e asi asento su rreal en un sitio que se 
dize gicalango, que esta entre esta tierra y tabasco, y 
queriendo ya entrar en la conquista desta tierra le 
vinyeron mensajeros de mexico enviados por su 
hermano motcQuma haziendole saber como la ciu- 
dad de mexico y toda la nueva españa estava por 
españoles y envióle alguna rropa de españoles como 
fue sayo sombrero e otras preseas para que las viese 
e supiese de cierto como estava ya de españoles 
subjeto, e a este capitán le tomo gran pessar que se 
murió de enojo, quedando esta su hija e mi muger 



222 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

pequeña y después subcedio que el adelantado don 
francisco de montejo teniendo la conduta e con- 
quista desta tierra la enbio a conquistar como esta 
dicho e los españoles tomaron el dicho pueblo de 
gicalango y entraron en esta tierra a la conquista 
e conquistada como tengo dicho, y yo por cunplir 
el mandato del enperador nuestro señor me case 
con esta dicha muger con la qual estuve casado 
treynta años e tuve en ella dos hijas e un hijo las 
quales dichas hijas case, e la una de ellas abra dos 
años que se le murió el marido dexandola muy po- 
bre e con tres hijos dos varones e una muger, e la 
otra esta casada e tiene dos hijos un varón e una 
muger y el hijo varón tanbien lo tengo cassado y 
tiene otros dos hijos pequeños: tengo otro hijo 
ciego de anbos ojos que ube en una mujer soltera, 
tanbien es casado e tiene dos hijos; todos estos que 
tengo dicho están en mi casa e todos comemos 
dessa poquilla de Renta que me a quedado de los 
yndios y es tan poca que serán hasta cien ducados 
por año, y en esta tierra no aver granjerias ningu- 
nas en que los hombres poder ganar de comer sino 
es unos yngenios de añir e tienen tanta costa e son 
tan trabajosos que muchos se an perdido en ellos | e 
querido poner esta rrelacion de mi muger e hijos 
para que el Rey don felipe nuestro señor me haga 
merced y mercedes de damos alguna cosa con que 
nos sustentemos, pues a quarenta años que entre en 
esta tierra e la ayude a conquistar toda sirviéndole 



RELACIONES DE YUCATÁN. 223 

con my persona armas e cavallos e criados a mi 
costa e mynsion como hasta el dia de oy lo hago 
sustentándome honrrosamente a mi e a todos mis 
hijos con las dichas mys armas e cavallos como esta 
dicho para serville estando como estoy presto para 
lo que se ofrezca en su servicio rreal e soy hombre 
de sesenta y cinco años = fecho ut supra=>porman- 
dado déla rreal magestad del rrey don felipe nuestro 
señor e yo el dicho giraldo diaz de alpuche lo firme 
de mi i\omhre=^ giraldo diaz dalpuche.=]x2Ly una 
rubrica — 



APÉNDICE 



15 



APÉNDICE 



I. 



Carta del Cabildo de la ciudad de Mérída de Yucatán á S. M. , donde, 
después de hacer una breve descripción de aquellas provincias , da 
cuenta del estado de dicha ciudad. — Mérída 14 Junio 1643. — 
(Archivo general de Indias, 60-4-29.) 

Sacra Católica Cesárea magestad. 

Grrande es el deseo que en esta tierra de contino 
avernos tenido así de ynformar á vuestra magestad 
lo que en ella nos a pasado, como en nos desculpar 
del descuido que en no formar avernos tenido, pero 
como nuestra necesidad sea por alia notoria y nues- 
tra proveza sea por acá tan contina, ni vuestra ma- 
gestad nos echara culpa de lo pasado ni menos con 
clemencia dexara de oyr lo presente | ya que vues- 
tra magestad avra sido ynformado dende que nues- 
tro governador entro en esta tierra con mucha pu- 
janza de gente armas y caballos, que desembarcamos 
^n una playa junto a un pueblo de yndios que dizen 
canpeche donde nos dieron muchas batallas e se pu- 
meron en nos ynpedir la tierra por ser como son 
yndios yndomitos gente belicosa criada dende su 



228 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

nascimiento en la guerra donde contra voluntad 
dellos con muertes y feridas ansí de nuestra parte 
como de la suya tomamos tierra y asentamos rreal 
y luego con ynterprete que He va vamos nuestro go- 
vernador los enbio a hazer entender que no veníamos 
a los matar ferir ni rrobar sino hazerles entender 
como ay dios en el cielo a quien todos cristianos 
acatan y como vuestra magestad estava en la tierra 
a quien toda la cristiandad obedece venera y honrra^ 
que procurasen de nos dar lugar para que los sacer- 
dotes les predicasen el santo evangelio y que a nues- 
tro governador en nombre de vuestra magestad rre- 
conociesen dominio y que les perdonaríamos toda» 
las muertes y daños que en nosotros avian echo y 
que adelante en vuestro rreal nonbre les defendería- 
mos de sus enemigos si los quisieren contrallar, lo 
qual algunas veces hizieron debaxo de traycion y 
cautela viendo que en las batallas que nos davan de 
contino perdían y que les aviamos rronpido todas 
sus fuerqas y albarradas que para se defender y nos 
ofender tenían, y desta maner amuchas y diversas nos 
armaron traycíones y cautelas, haciéndose de con- 
cierto con todas estas provincias que en un día y 
ora diesen sobre nosotros y nos matasen, sino que 
dios milagrosamente nos ha librado asi por los 
espías que nuestro governador de contino las a 
echado como por la buena vela y guarda que en 
nuestro rreal se a tenido, porque toda esta tierra es 
una lengua y una amistad y confederación ques la 



RELACIONES DE YüCAOrÁN. 229 

mayor fuerza della y si algunos dias esta conquÍBta 
no se a acabado no a sido falta desfuerzo de cristianos 
sino la confederación de la tierra que nunca emos 
podido fallar en ella amigos como en las demás con- 
quistas de las yndias se an fallado y por tener los es- 
pañoles tan poca voluntad a permanecer en esta 
tierra a causa de no haber ella oro ni plata ni otra 
cosa de que se saque provecho, y en las demás tierras 
•deste mar océano en todas ay oro y plata la qual 
"cobdicia desasosiega los corazones délos cristianos 

que en esta tierra entran (roto) personas en 

esta tierra al presente estamos mas es por las mer- 
cedes que de vuestra magestad esperamos que no de 
la rriqueza que en esta tierra sespera, porque en esta 
governacion como tenemos ynformado ni ay oro ni 
plata ni menos rrios en que cojerlo antes es tierra 
estéril de aguas ansi para alimentos de nuestras per- 
sonas como para criar ganados en ella: la calidad déla 
tierra ni es fria que nos de pesadunbre ni tan calu- 
rosa que nos haga sin sabor, es bien templada tierra 
m.ontuosa llana toda de piedra biva que si no ay 
poijos hechos de antigua edad que los naturales ayan 
fecho, hazer nosotros otros es nos muy dificultoso por 
ser como es peña biva e el agua hondable y de poca 
"Cantidad lo qual tenemos por gran dificultad para la 
población de esta cibdad e villas que se an poblado 
^ quieren yr a poblar, dé cuyas causas y por la gran 
nueba que del perú a esta tierra vino a doze años y 
por suspender vuestra magestad el hierro de los es- 



230 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

clavos de rrescates que en esta tierra se hazian se 
despobló sin ser parte nuestro governador ni su hija 
nuestro capitán general, que con dadivas ni prome- 
sas ni castigos que en la gente hizo nunca la pudo 
detener: visto por nuestro governador lo sucedido y 
el perdimiento en que esta tierra quedaba; con dadi- 
vas que a muchos de nosotros dio y con mercedes 
que de parte de vuestra magestad nos ofreció queda- 
mos algunos en un pueblo de yndios que se dize 
chanpoton con don francisco de montejo su hijo que 
nos dexo de su lugarteniente, el qual nos sostubo 
tres años asi con su hazienda propia como con la del 
governador su padre que era ydo al audiencia rreal 
de mexico a ynformar a vuestra magestad de lo su- 
cedido y a nos enviar socorro asi de armas como de 
caballos y otras municiones a esta tierra necesarias, 
el qual socorro se tardo algunos dias a causa destar 
tan entendida la nueba por toda la nueba españa 
questa tierra es pobre e sin provecho e los yndios 
naturales della valientes belicosos exercitados en la 
guerra, hasta agora que fue dios servido doliéndose 
de nuestra perdición con gran gasto que se hizo e 
ayuda de costa que dieron a cristianos, ha entrado 
gente toda a gran costa de moneda, quedando como 
quedan nuestro governador y su hijo enpeñados y 
pobres en grandes cantidades de oro y en diversas 
personas asi por servir a vuestra magestad como por 
acabar de efetuar su proposito | don francisco de 
montejo con poderes del governador su padre de 



RELACIONES DE YUCATÁN. 231 

teniente de governador y capitán general entraron 
la gente aderezado de lo necesario, y en la costa déla 
mar en la provincia de a^amel junto a un pueblo de 
yndios que dizen canpeche asento rreal e pobló una 
villa que oy dia bive y permanece que dizen san 
francisco, e dexo en ella la guarda que era necesario 
asi para la defensa de los cristianos como para la 
buena guarda e conservación della e paso a otras 
provincias que dizen checau e quepeche, cada un dia 
con grandes batallas que a fuerQa de armas ronpien 
la tierra e caminos que nos tenian cerrados con al- 
barradas pobladas de gente de guerra donde con el 
ayuda de dios e favor de vuestra magestad que te- 
nemos por anparo pasamos e nos mando asentar 
rreal e le asentamos en el rriñon de la tierra y a 
donde esta la mayor fuerga e copia délos yndios ques 
treynta y quatro leguas déla villa de san francisco y 
poblamos en ella la cibdad de merida, donde al pre- 
sente quedamos pobres e gastados cada un dia con 
alborotos Rebatos e armas que los yndios nos dan 
poniendo como pusieron por obra de morir e de 
echarnos de la tierra, porque en un dia y en una ora 
juntas todas estas provincias, cubiertos los canpos 
de xente de guerra se alearon e nos cercaron la cib- 
dad en rredonda: sino fuera por dios primeramente 
y nuestro capitán general que tubo toda vigilancia 
e aviso e tomo la una parte de la provincia de checau 
y salió contra ella e se mostró tan valeroso que a 
fuerqa de armas les rrompio las fuerzas, y otros sus 



232 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

capitanes salieron por otras vandas firiendo y matan- 
do en el alcance de la vitoria corriéndolos fasta sus 
pueblos; los cristianos fatigados y cansados délas ba- 
tallas rrecebidas fallaron los pueblos quemadas las 
casas e los bastimentos escondidos, los pogos cerrados 
que no poco detrimento padecieron nuestras vidas 
ansi de las heridas de las batallas como de la sed 
hanbre y cansancio que ovo muchos onbres que die- 
ran por bien perdida la vida porque los hartaran al 
presente de agua, porque como á vuestra magestad 
tenemos ynformado en esta tierra no ay otra agua 
sino es los pogos y estaban al presente tan cerrados 
con tanta cantidad de piedra e tierra que en tres ni 
quatro dias no se pudieron destapar | tomamos por 
remedio los que mas libres nos hallamos deste peli- 
gro entrar sin orden ninguna por los montes en con- 
dición de perder las vidas y buscar agua para nues- 
tros conpañeros porque los yndios después de aver 
quemado sus casas escondieron sus mugeres e hijos 
en montes ynusitados de toda avitacion, e con ellos 
llevaron algunas vasijas con agua que les tomamos 
con que miserablemente bevimos hasta que los na- 
turales dieron la paz á don francisco de montejo 
nuestro capitán general y a vuestra magestad reco- 
nocieron dominio ( desta manera pasamos hasta que 
bolvimos a esta cibdad donde no falto voluntades 
unos de despoblar la tierra | otros con rrazones es- 
quisitas pedir licencias viéndose en tantos trabajos y 
necesidades y tan poco fruto y provecho dellos que 



RELACIONES DE YUCATÁN. 233 

prometemos a vuestra magestad y asi es que para 
los honbres en esta tierra comer hay necesidad en 
condición de la vida salir a lo buscar porque luego la 
mayor parte délos naturales que quemaron sus casas 
tomaron sus mugeres e hijos e se fueron dexando 
sus pueblos e naturalezas, e se Rehizieron en tres 
partes los unos en una provincia que dizen chiquin- 
chel e los otros en la provincia de calarand que sera 
quarenta leguas de esta cibdad. luego nuestro capi- 
tán general con rruegos dadivas e promesas que dio 
a los soldados, despacho un capitán a la provincia de 
chiquLuchel y otro a la provincia de calamird donde 
ovieron muchas batallas fasta tanto que a fuerza de 
armas les ganaron la vitoria, e ynformado nuestro 
capitán general de lo fecho y la cantidad de yndios 
y dispusicion de la tierra mando que poblasen alli 
una villa que oy dia permanece que dizen valladolid. 
y aderecjado de todo lo necesario nuestro capitán ge- 
neral salió a los que se Rehicieron en la otra parte 
ques en la provincia de cochua gente mas belicosa e 
mas lejana de nosotros donde ovo muchos rreen- 
cuentros e batallas e le hirieron e mataron mucha 
gente e caballos, e duro la guerra quatro meses to- 
mándose como se tomo muy gran presa de mujeres 
e muchachos los quales luego se soltaron porque 
dellos no ay otro provecho sino tenerlos en prisión 
e dalles de comer | otros muchos se mataron y de 
cada dia se matan por no ser vuestra magestad ser- 
bido de nos los dar por esclavos, que si vuestra ma- 



234 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

gestad lo hiziese daria causa a que los españoles de 
alguna cosa se rremediasen y los pobres ynocentes no 
muriesen, porque siendo esclavos sus amos los guar- 
darían y criarían, dotrinarian en fe ecristiana e viendo 
que vuestra magestad no es servido que confisca sin 
se poder poner en ello rremedio los matan | nuestro 
capitán general después de aver echo la guerra se yn- 
formo como junto agesta provincia de cochua pasadas 
unas grandes lagunas ay gran cantidad de yndios y 
pueblos y que son desta mesma tierra e lengua ; al 
presente queda adercQando para ir o enbiar a poblar 
alli una villa que sera gran seguridad desta tierra, 
porque viéndonos los naturales de asiento en tantas 
partes no pueden dexar de serbir y olvidar la guerra 
y bolverse a sus asientos y naturalezas, porque toda 
su yntencion es como a los primeros cristianos echa- 
ron desta tierra con guerra que asi harán agora a no- 
sotros I de cada dia entre los soldados ay clamores 
y novedades , unos se quexan que pierden el tienpo 
otros rreclaman que an gastado lo que en otras tie- 
rras ganaron otros que quieren yr a^trabajar donde 
de su travajo saquen provecho, sino que nuestro ca- 
pitán general a unos con dadivas a otros con prome- 
sas pone animo que vuestra magestad nos hará por 
nuestros trabajos y necesidades mercedes: porque no 
tienen por gi'ave la hanbre sed y travajo que en esta 
tierra se pasa sino el poco provecho que della sespera 
tomamos por consejo ayuntados todos dar la boz a 
nuestro cabildo para que escribiésemos y ynformase 



RELACIONES DE YUCATÁN. 235 

mos a vuestra magestad para ver el fin de la merced 
que de parte de vuestra magestad se nos ofrecen 

umíUmente suplicamos beninamente en rrenume- 
racion de nuestros servicios y trabajos se vea ciertos 
capitulos que alonso lopez vecino de esta cibdad en 
una ynstrucion firmada en nuestros nonbres lleva, y 
vistos pues son justos y a esta tierra necesarios 
vuestra magestad nos lo conceda con lo demás que 
nuestro procurador se quisiere alargar porque para 
todo lleva poder, porque haziendolo vuestra mages- 
tad ansi dios nuestro señor sera muy serbido en la 
población desta tierra y la corona rreal de vuestra 
magestad sera aumentada, doncje no vuestra mages- 
tad sea servido de dar orden como yucatan se pueble 
porque acá no podremos ni otro rremedio sino es 
este alcanzamos: cuya sacra cesárea católica mages- 
tad nuestro señor guarde ynperio y rreal corona 
acreciente como vuestra magestad desea y todos sus 
vasallos deseamos, de nuestro cabildo de la cibdad 
de merida a catorce días del mes de junio de mili e 
quinientos e quarenta e tres años= Sacra Cesárea 
Católica magestad vasallos de vuestra magestad=: 
pedro alvarez alcalde =íro?z^a/í? mendez alcalde= 
Cristóbal de Sanmartín alguazil m.Siyor=^ Francisco 
de bracamonte=^ melchior pacheco = Rodrigo alvarez 
^=^Juan de Sosa =^ Juan de Salinas =^ hernan muñoz 
^=Juliom donzel^iFoT mandado de los señores jus- 
ticia e Regidores Juan de Porras escribano publico 
y del Concejo = (Todos con sus rúbricas.) 



II 



Testimonio del requerimiento hecho al Provisor y notarios eclesiásti- 
cos del Obispado de Mérida de Yucatán por el gobernador de aquella 
ciudad, para que entregasen los procesos que hicieron unos religio- 
sos franciscos (entre otros al P. Diego de Landa) contra unos indios 
idólatras. — Merida 3 de Enero de 1665. — (Archivo general de Lidias, 
— Patronato, 2-4- Yg-) 

1565 — En la ciudad de merida de las provincias 
de yucatan á treynta dias del mes de henero de mili 
e quinientos e sesenta y cinco años El muy magni- 
fico Señor dotor Diego Quixada governador y jus- 
ticia mayor por su magestad en estas dichas provin- 
cias por precencia de my Alonso de Rojas escrivano 
de su magestad e del juzgado mayor dellas dixo, que 
por quanto su magestad rreal por una su Real Ce- 
dula firmada de su Real nonbre le a enbiado a man- 
dar que enbie a los Reynos de Castilla e a su Real 
Consejo de las yndias á fray Diego de landa e a Fray 
pedro de ciudad Rodrigo e a fray miguel de la pue- 
bla e á fray juan Pigarro fray les de la borden de se- 
ñor san francisco, personas que como juezes eclesiás- 
ticos procedieron contra los yndios naturales destas 
provincias sobre las ydolatrias , juntamente con los 
procesos e ynfformaciones que los dichos Religiosos 



BELACIONES DE YUCATÁN. 237. 

hizieron contra los dichos yndios sobrello segunt que 
mas largo se contenia en la dicha Cédula a que se 
reffirioj e porque los dichos Religiosos no están en 
estas provincias e sobre ello a hecho las diligencias 
necesarias para que sean ávidos los que están en estas 
partes de yndias y enbiados á los dichos Reynos de 
Castilla como su magestad lo manda, e porque los 
procesos e causas que asy fulminaron contra los di- 
chos naturales sobre las dichas ydolatrias pasaron 
ante Francisco de horozco e juan de villagomez no- 
tarios e para que se enbie a su magestad como le es 
mandado, mandaba y mando a my el dicho escrivano, 
que notefique a los dichos notarios e a cada uno dellos 
que dentro de segundo dia primero siguiente traigan 
y exsiban ante su magestad los procesos e causas que 
antellos se fulminaron contra los naturales sobre las 
dichas ydolatrias, para el dicho effeto e se los entre- 
guen originalmente ó treslados abtorizados en ma- 
nera que hagan fee, donde no lo haziendo según di- 
cho es procederá contra ellos e contra cada uno por 
todo Rigor de derecho hasta tanto que cunplan lo 
susodicho, e asi dixo que lo mandava e mando y 
firmólo el doctor Diego de Quixada : paso ante mi 
Alonso de Sojas escrivano de su magestad & 

E después de lo suso dicho, en la dicha ciudad de 
merida en el dicho dia treynta de henero del dicho 
de mili e quinientos e sesenta e cinco años yo alonso 
de Rojas escrivano de su magestad notifique el auto 
desta otra parte contenido á francisco de horozco 



238 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

notario en su persona el qual dixo en presencia del 
dicho señor doctor diego quixada e demi el dicho 
escribano e de los testigos de yuso escritos, que los 
procesos que antel pasaron sobre las dichas ydola- 
trias se los avia tomado fray Diego de Landa pro- 
vincial que a la sazón era en estas provincias, el qual 
sabe los entrego al Reberendisimo obispo dellas e 
que están en el Archibo de los papeles del juzgado 
episcopal, e que dello dará testimonio e lo traerá ante 
8U magestad a lo qual fueron presentes por testigo 
melchior de herrera e gaspar Ruiz vezinos desta ciu- 
dad, en fee délo qual lo firme de mi nonbre Alonso 
de Rojas escrivano de su magestad. 

E después délo suso dicho en la dicha ciudad de 
merida en el dicho dia treynta del dicho mes de he- 
nero del dicho año de mili e quinientos e sesenta e 
cinco años, el dicho señor doctor diego quixada por 
presencia de mi el dicho escrivano fué a las casas de 
don lorenzo monterroso chantre de la santa iglesia 
desta ciudad e provisor en estas provincias, y estando 
presente el dicho provisor el dicho señor dotor le 
Requirió con la Cédula de su magestad que de suso 
en el auto de atrás se haze mincion, e le pidió le diese 
y entregase todos los procesos e autos e ynformacio- 
nes que los Religiosos de la borden de señor san 
francisco hicieron en estas provincias contra los na- 
turales dellas sobre las ydolatrias, para los enbiar á 
su magestad como se le mandaba por la dicha Real 
Cédula la qual le fue leyda por mi el dicho escrivano 



RELACIONES DE YUCATÁN. 239 

de berbo ad berbo, el qual dixo que el señor Obispo 
los tenia e que el no sabia dellos que se los pidiese 
el dicho señor dotor a los notarios ante quien avian 
pasado: y esto Respondió en presencia del dicho se- 
ñor governador e de mi el dicho escrivano e de los 
testigos de yuso escriptos que fueron Francisco Pa- 
lomino alguazil mayor e francisco de horozco e gas- 
par antonio vezino y estante en esta dicha ciudad: en 
fee délo qual lo firme de mi nonbre alonso de Rojas 
escrivano de su magestad. 

E después délo suso dicho en la dicha ciudad de 
merida en treynta e un dias del dicho mes de henero 
del dicho año de mili e quinientos e sesenta e cinco 
años, yo el dicho Alonso de Rojas escrivano de su 
magestad notifique el auto atrás contenido sobre que 
los notarios entreguen al dicho señor governador los 
procesos que los Religiosos hicieron sobre las ydola- 
trias, el qual notifique a Juan de Yillagomez notario 
en su persona el qual dixo que antel abian pasado 
ciertas ynformaciones fechas por fray diego de landa 
contra los yndios de la provincia soQuta sobre las 
dichas ydolatrias, e que por mandamiento del dicho 
fray diego juez que era en ellas, se las avia dado y 
entregado al dicho fray diego de landa porque á ello 
le conpelio por mandamiento con dexcomunion. El 
qual esybira ante el señor governador con carta de 
Recibo firmada del dicho juez: y esto dixo que daba 
e dio por su Respuesta siendo testigos luis diaz e 
alonso Ramos estantes en esta dicha ciudad: paso 



240 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

ante my alonso de Hojas escribano de su magestad. 

E después délo suso dicho en la dicha ciudad de 
merida en primero dia del mes de febrero del año de 
myll e quinientos e sesenta e cinco años, ante el di- 
cho señor dotor diego quixada e ante mi el dicho 
escrivano e testigos de yuso escriptos, parescio pre- 
sente el dicho Juan de villagomez notario e dixo 
que para descargo délo que le a sydo mandado por 
su merced sobre que diese quenta y entregase los 
procesos e ynformaciones que los Religiosos destas 
provincias avian fecho antel como notario sobre las 
ydolatrias, hazia e hizo presentación de un manda- 
miento original firmado de fray diego de landa e re- 
frendado del dicho juan de villagomez por el qual 
le mando le entregase las ynformaciones que sobre 
lo suso dicho antel avian pasado, con una carta de 
pago á las espaldas del firmada del dicho fray diego 
de landa en que dice avellas del recibido el tenor 
de lo qual es el siguiente = 

Nos fray diego de landa, primer provincial destas 
provincias de los monasterios déla borden de señor 
san Francisco que en ellas están fundadas, e juez 
apostólico del santo oficio por bulas de su santidad 
concedidas e ganadas a pedimento de su magestad & 
á vos juan de villagomez notario apostólico ante 
quien han pasado ciertas ynformaciones que nos hi- 
zimos en esta provincia de qocuta contra los natu- 
rales della e délos pueblos de su guardiania sobre 
las ydolatrias y sacrificios de omicidios que los na- 



BELACIONES DE YUCATÁN. 241 

turales dellas an fecho, sabed que nos somos ynfor- 
mados que estáis de camino para la villa de vallado- 
lid e provincia de cochua e otras partes e conviene 
que las ynformaciones queden en nuestro poder para 
que por ellas se castiguen los culpados, lo cual no 
abria efecto si vos las llevasedes con vos porque vos 
mandamos que luego nos deis y entregueys las di- 
chas ynfformaciones para que queden en nuestro po- 
der para las ver e proveer en lo á ellas tocante en 
justicia lo qual vos mandamos ansi hagáis e cumpláis 
so pena dexcomunion sentencia latte pro trina canó- 
nica munycion, fecho en el pueblo de san pedro ca- 
becera de socuta a diez e nueve dias del mes de 
agosto de mili e quinientos e sesenta e dos añosr/ra^ 
diego de landa por mandado del señor provincial 
juez apostólico del santo officio^wan de villa gomez 
notario apostólico & 

Recibimos e quedan en nuestro poder las ynffor- 
maciones que an pasado ante vos Juan de villago- 
mez notario apostólico, fechas en este pueblo e pro- 
vincia de cotuta que son una ynformacion contra 
los naturales del pueblo de tevae encomendado en 
bartolome Roxo que tiene diez hojas de papel, e otra 
contra los naturales del pueblo de mopila encomen- 
dado en pedro de canpo que tiene ocho ffojas de pa- 
pel de pliego entero, e otra contra los naturales del 
pueblo de tibolon encomendado en juan de magaña 
que tiene treze fojas, otra contra los naturales del 
pueblo de canchenip encomendado en pedro garcía 



16 



242 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

que tiene diez y seya hojas escripias poco ó mucho 
I otra contra los naturales de yaxcaba encomendado 
en joachin de leguiqamo que tiene trece hojas, e otra 
contra los naturales del pueblo de tiscacal que tiene 
onze ffojas, e otra contra los naturales del pueblo de 
casaba que tiene diez hojas, que todas ellas son ocho 
ynformaciones las quales Recibimos como juez ante 
quien an pasado para las ver e determinar en ellas 
lo que conbenga e sea de justicia: e por esta os da- 
mos por libre dellas e dezimos no son a vuestro 
cargo ny están en vuestro poder e que están a nues- 
tro cargo e quedan en nuestro poder, e para que dello 
conste e para vuestro descargo vos damos el man- 
damiento desta otra parte contenido con esta nues- 
tra carta de pago, que es fecha en el pueblo de socuta 
a diez e nueve dias del mes de agosto de mili e qui- 
nientos e sesenta e dos años, testigos gines alvarez 
de san gines alguazil mayor del santo oficio e barto- 
lome de bohorques fiscal del santo oficio— fray diego 
de landa & 

E presentado el dicho mandamiento e carta de 
pago el dicho juan de villa gomez pidió al dicho se- 
ñor dotor que quedando un traslado autorizado le 
mande bol ver el original e pidió justicia, testigos 
alonso hernandez de santiago e alonso de Carrion & 
El señor dotor lo ovo por presentado e dixo que 
quando conbenga se le bolvera el dicho mandamiento 
como lo pide e firmólo, testigos los dichos: paso ante 
mi Alonso de Hojas escrivano de su magestad & 



RELACIONES DE YUCATÁN. 243 

E visto lo SUSO dicho por el dicho señor dotor 
dixo, que francisco de horozco notario le a dado y 
entregado un testimonio signado de lo que pasaba 
sobre lo tocante a los dichos procesos por el qual pa- 
rece están en poder del señor obispo destas provin- 
cias el íjual esta en la villa de campeche treynta y 
tres leguas desta ciudad de merida, e por estar el na- 
bio que va para la habana donde an de yr estos Re- 
caudos tan de camino no se le pueden pedir al dicho 
señor obispo, demás que el no tiene comisión de su 
magestad para apremialle a que los de | e para que a 
su magostad le conste e sea ynformado délas diligen- 
cias que en ello se an fecho mando amy el dicho es- 
crivano saque destos abtos un treslado abtorizado en 
publica fforma e manera que haga ffee para el dicho 
effeto, e firmólo el doctor diego quixada: paso aníe 
su merced alonso de Rojas escrivano de su mages- 
tad ^= El doctor Diego quixada con su rubrica 

E yo alonso de Rojas escrivano de su magestad 
Real e su notario publico en la su corte Reynos e 
señoríos y del juzgado mayor destas provincias de 
yucatan alos dichos autos e notificaciones presente 
fui, e de mandamiento del dicho señor governador 
que aqui firmo su nombre saque este traslado en es- 
tas tres hojas con esta e vá cierto e verdadero e fize 
aqui este mió signo = en testimonio de verdad = 
Alonso de Rojas escrivano de su magestad = hay un 
signo == hay una rubrica. 



III. 



Información en que el Alcalde mayor de Yucatán, Diego Quixada, da 
cuenta á S. M. de los sucesos y estado de dicha provincia á su lle- 
gada. — (Archivo general de Indias. 60-4-32.) 

C. R. magestad 

yo llegue a estas provincias de yucatan para da 
traxe mi provisión a veynte y ocho de junio pasado 
bispera de sant pedro y san pablo maltratado déla 
mar y con algunas yndispusiciones, y aunque a esta 
causa me pudiera escusar de no entender en nego- 
cios por luego, me ofreci al trabajo el dia primero 
que entre y tome la vara y luego pregone Residen- 
cia contra el licenciado loaysa oidor de los conffines 
y sus oficiales, el qual vino aqui por juez de Resi- 
dencia y justicia mayor con quatrocientos y cin- 
quenta mili maravedís de salario sin los quinientos 
mili maravedis que v. magestad manda dar a cada 
uno délos oidores de aquel audiencia, por manera 
que demás del salario de oidor llevava los quatro- 
cientos y cinquenta mili maravedis ya dichos y en 
efeto gozo de nuevecientos y cincuenta porque se 
tiene por costumbre en aquel audiencia que para 
aprovechar a los oidores que salen á visitar demás 
de su salario de oidor se les da el del alcalde mayor 



RELACIONES DE YUCATÁN. 245 

de la provincia donde van a visitar, y desto aviso 
a V, magestad para que entienda del arte que pasa, 
quando aqui llegué ya el licenciado era ydo a su 
audiencia sabida mi provisión, yo mande a pregonar 
la Residencia contra el y le llame por edictos y la 
sentencie y van Remitidos á vuestra magestad los 
mas de los cargos los quales conviene que se vean y 
determinen porque contienen Restitución de partes, 
esta agraviado el licenciado diziendo que siendo 
oydor no le pude tomar Residencia sin espresa 
comisión de vuestra magestad que para ello tuviera 
y la verdad es que yo se la tome como justicia ma- 
yor que últimamente avia tenido este cargo, pues 
como tal governava yo ya en grado de apelación y 
lleva va el salario y esto entendí y colegi de mi pro- 
visión y de la yntincion y voluntad de vuestra ma- 
gestad a quien suplico lo vea y haga en ello lo que 
mas á en servicio convenga. 

Contento an recibido los vecinos destas provin- 
cias en a ver v. magestad proveydo de juez para ella 
con provisión de su Real Consejo, porque dizen que 
los que han enbiado las audiencias trayan corta 
comisión y breve tiempo, de manera que jamas go- 
vernavan a derecho porque quando se y van comen - 
^^avan a entender la tierra como quiera que todos 
los principios sean dificultosos, y en dos años que 
aqui avian de Residir y a veces menos no podian 
tener inteligencia para todo lo que conbenia al 
buen gobierno della, demás que certifico a vuestra 



246 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

magestad como quien a Eesidido diez e siete año» 
^n estas partes y se el pecho de presidente y oidores 
quel yntento de las audiencias solo es en semejantes 
proveymientos aprovechar al proveydo y no de 
proveer Remedio a la tierra y naturales del la quea 
el fin principal porque vuestra magestad manda 
proveer de personas que la govierne | a dado asi 
mesmo contento a los vezinos venir esta provincia 
subjeta a la audiencia de mexico porque la contrata- 
ción de los puertos desta es para los puertos de 
aquella provincia y quando van á negocios de go- 
vernacion llevan á vender sus haziendas y hallan 
breve venta y despacho dellas y aun quien le preste 
dineros para su aviamiento y en todo mayor como- 
didad que estando subjeta á los confines, y aunquel 
camino por tierra es largo van brevemente por la 
mar lo que no podian quando esta va subjeta a los 
confines porque yvan por tierra y por Rios peligro- 
sos y por diversos tenples de tierra y por algunos 
lugares muy enfermos donde los que yvan ó morian 
o enfermavan y que sea muy mejor y mas al propo- 
sito desta tierra sienpre se a entendido aunque algu- 
nos por particulares intereses como suele suceder 
no an ynformado bien á vuestra magestad 

a la costa destas provincias al puerto de canquel 
della llegaron franceses avra veynte meses poco mas 
o menos y procuraron entender la tierra y saber que 
términos tendría para apoderarse della, y procuraron 
los vezinos desta ciudad de Resistirles la entrada, y 



RELACIONES DE YUCATÁN. 247 

<Jio tan poco calor el bachiller paredes alcalde ma- 
yor que aqui estava que pudiendo se sorprender y 
hacer presa en lo que trayan los dexo yr, y plugo a 
Dios que aviendo hecho vela y comengado a nave- 
gar les dio un tenporal conque dieron a la costa y 
ellos mesmos se rindieron y vinieron á poner en 
manos délos vezinos | destos se enviaron algunos a 
mexico y otros al audiencia de los confines y otros 
a esas partes y algunos quedaron aqui y fue asi, que 
por aviso que uvo en franela de los que fueron a Es- 
paña que entendieron esta tierra y el buen trata- 
miento de los vezinos y el adornamiento de sus 
casas 3;^ la plata y oro labrado que vieron en sus 
mugeres y en sus aparadores procuraron de venir á 
Kobar y con este acuerdo y con un piloto que tru- 
xeron portugués que se díze borjas vecino y casado 
en Triana, perrochia déla ciudad de Sevilla, vino al 
puerto de canpeche un patax á vela y Remo con 
hasta quarenta soldados martes en la tarde a veynte 
e quatro del agosto pasado, el qual fue visto por los 
vezinos y se descuydaron no procurando saber ei 
eran enemigos porque hasta entonces no avia lle- 
gado francés ninguno a aquel puerto^ entendiendo 
que fuese navio de la nueva España o de la habana 
o de otros de las yslas de san juan o santo domingo 
que suelen alli tener su contratación, y con este 
descuydo los franceses venida la noche se apode- 
raron en una urca de juau üodriguez de noriega en 
que yo vine desas partes y la robaron y saquearon 



248 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

y mataron una negra y hirieron mal al contra maes- 
tre, y de allj saltaron veynte e dos de ellos en tierra 
dos oras antes que amaneciese con buen apercebi- 
miento de armas y arcabuzes y dieron en el pueblo 
de los españoles que esta van durmiendo, y los que 
dellos pudieron se huyeron y fueron al monte con 
sus mugeres y tomados a prisión onze personas 
honbres y mugeres, y antonio ponce vecino y alcalde 
hordinario fue mal herido en una cadera de un xa- 
razo de lo qual esta ya sano, y aviendo quemado al- 
gunas casas del pueblo apoderados de las haziendas 
de los vezinos y algunas mercaderías que valdrían 
veynte mili pesos de oro y mas. Robaron la yglesia 
e hizieron pedamos el niño jesús y quebraron el cáliz 
y el ara e hizieron otros desafueros de que dan a 
entender ser luteranos y enemigos de nuestra santa 
fe catholica, y estando de la manera suso dicha sa 
Recogo la gente del pueblo miércoles a medio dia y 
enbiaron por terceros á pedirles la presa de muge- 
res y onbres y que se contentaren con el daño que 
abian hecho y las haziendas de vezinos que Uevavan 
y les ofrecieron demás desto mili e quinientos pesos 
de oro, y no lo queriendo hazer los franceses avien- 
dose ynformado de los vezinos de la poca gente que 
era se esforzaron y dieron sobre ellos y de un arca- 
buzazo mataron un francés y los demás se Reti- 
l'aron y entraron en una fragata questava en el 
puerto de un mercader desta ciudad y se fueron 
con toda la presa hazia la urca, y porque la fragata 



RELACIONES DE YUCATÁN. 249 

a la sazón no tenia velas timón ni tiempo con que 
navegar la llevaron al Remolque con un batel al 
remo, y en esta coyuntura quiso dios que llegase un 
barco de la havana al puerto con hasta catorce sol- 
dados de la florida y punta de santa elena, que con 
señas de los del pueblo vinieron á el y se juntaron 
con los vezinos y se metieron en dos barcas al Remo 
y fueron tras la fragata en que los franceses lleva- 
van la presa y abordando por anbas partes della 
con piedras y bozes y pocas armas mataron los 
nueve dellos y prendieron los cinco, y los demás 
mal heridos huyeron en el batel en que iban Re- 
molcando la fragata y los nuestros con toda la 
presa se bolvieron al pueblo sin perder cosa alguna 
dello ni derramar mas sangre de la que arriba tengo 
dicho I luego que sucedió la llegada destos franceses 
lo supe dentro de veynte y quatro oras por 'aviso 
que me dio un vezino de los de aquel pueblo y avien- 
dome pedido socorro provey luego que fuesen veynte 
y cinco onbres y por capitán y caudillo dellos fran- 
cisco tamayo vezino y alcalde hordinario en esta 
ciudadj, los quales ya que comengavan á marchar 
para hacer su viaje al puerto questa treynta y tres 
leguas desta ciudad y llego la nueva del buen 
suceso de los vezinos y el vencimiento de los france- 
ses y asi ceso la yda la gente del socorro y en este 
tienpo yo puse todo Recaudo en la costa questa 
seis y siete y ocho leguas desta ciudad en que de 
cada día surgen navios y barcos de diversas partes 



250 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

y híze que se velase €sta ciudad por sus cuartos y 
apercebi cinco mili naturales para que con arcos y 
flechas estubiesen a punto | si acaso los mesmos o 
otros franceses viniesen, y de cada día se tiene toda 
vigilancia y e hecho alardes en toda la tierra de 
armas y cavallos y todo tiene buen apercebimiento, 
de manera que si de aqui adelante sucediese algún 
daño no seria por descuydo mío ni de los vezinos 
que todos son personas honrradas y de buen pun- 
donor y que según entiendo dellos defenderán bien 
sus capas y casas. La urca en que los franceses se 
apoderaron sacaron del puerto y aviendo tomado lo 
mejor del la la dexaron y los marineros la bolvieron 
al puerto sin que mal alguno los hiziesen y se en- 
trego á su dueño y la presa toda ya dicha a cuya 
era, quiero que sepa vuestra magestad que quando 
llegaron los franceses al puerto habia descargado 
la urca y enviado a esta cibdad lo mejor de las mer- 
caderias y pagado a vuestra magestad los derechos 
de almojarifazgo que monto mili pesos de oro de 
minas y mas y lo que llevasen pudo montar hasta 
dos mili ducados de enpleos de Castilla: los cinco 
franceses que se truxeron presos a tierra de la fra- 
gata los ahorco el alcalde francisco de quiros luego 
que llego a tierra con la presa aviendo les tomado 
primero sus confisiones, entiendo que eran del puerto 
de diepa porque avra ocho dias que Recebí cartas 
del virrey de la nueva España en que me avisa que 
ponga Recaudo en los puertos desta provincia por- 



RELACIONES BE YUCATÁN. 251 

que tiene carta de vuestra magestad en que le da 
aviso de los luteranos y otros franceses que salieron 
contra la voluntad de su Rey para andarse robando 
en el coiso de esta carrera, luego que supe la vitoria 
ya dicha contra los franceses despache una caravela 
de aviso al virrey y oidores de mexico y les di no- 
ticia de lo sucedido y escrevi a los alcaldes de tabasco 
y el alcalde mayor de la veracruz para que entu- 
viesen en vela y por descuydado no sucediese algún 
daño enlos navios de aquellos puertos, y di despacho 
para el governador de la havana para que asi mesmo 
este sobre aviso porque hasta agora no a ávido 
barca que lo pueda hazer, avra tanbien quinze dias 
que me vino en posta una carta del cacique de cilan, 
pueblo de yndios questa doze leguas desta cibdad 
y dos de la costa, en que me escrivio que avia llegado 
aquel puerto un navio de franceses y questava surto 
en el y que anda va la gente en tierra y como no la 
conociesen ni viesen yndios ni españoles se bolvie- 
ron a enbarcar y se hizieron a la vela: antes que 
supiese su yda provey que saliesen desta ciudad 
veynte y cinco onbres bien apercebidos y por cau- 
dillo dellos a francisco tamayo el que antes di noti- 
cia que yba a canpeche con promesa de le enviar 
socorro luego que me lo enviase a pedir, y aviendo 
marchado hasta tres leguas desta ciudad les bolvi a 
mandar que se bol viesen sabido que se hablan y do 
como arriba dixe ] en todo esto no se a gastado cosa 
a-lguna de la hazienda de vuestra magestad syno 



252 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

fueron treynta pesos que mande dar al patrón de la 
caravela que fue de aviso a la nueva españa, que los 
vezinos por respeto de la merced que tienen de 
vuestra magestad de las encomiendas de jndios y 
de ayudar de costa son obligados a defender esta 
República, y ellos lo hazen de buena voluntad y 
sin premia y yo de mi parte e mandado con toda 
libertad porque asi conviene en semejantes tienpos, 
ando apercibiendo lo que resta de armas y de otros 
aparejos si se ofreciere necesidad en que se an me- 
nester, entendiendo que en tienpo de paz se an de 
apercebir las cosas de la guerra; temo cierto que a la 
primavera son en esta costa por que aunque en esta 
provincia no hay minas los vezinos tienen mucha 
plata labrada y joyas de oro en valor de dos zientos 
mili pesos y mas, hasta a ora los franceses an llevado 
lo peor plazera a dios que ansi sea de aqui adelante, 
en esta tierra no se an dexado de cargar jamas los 
yndios ni a ávido provisión de vuestra magestad ni 
otro despacho para que no se carguen, y sienpre los 
an consentido cargar las justicias mayores que aqui 
an sido de que e Recibido gran admiración, porque 
en el audiencia de los confines do esta va subjeta esta 
provincia avia provisión de vuestra magestad para 
que no se cargasen y en la nueva españa y en todas 
aquellas partes esta pregonada a lo menos con mer- 
caderías sopeña de mili pesos y perdimiento déla 
carga. Verdad es que a ávido alguna ocasión para 
permitirlo en esta provincia, porque aunque la tierra 



RELACIONES DE YUCATÁN. 25S 

es llana en dozientas leguas y mas que tiene de lati- 
tud y longitud es una laja y peña biva donde con 
dificultad caminan los cavallos porque se deshierran 
a cada paso, y porque ansi mesmo en toda esta tierra 
ya dicha no ay Rios si no es uno questa en un pue- 
blo que se llama chanpoton questa en cabera de vues- 
tra magestad y junto a la costa a la lengua del agua, 
mas los questan la tierra adentro no se aprovechan 
sino de pozos hechos a mano de cinquenta y sesenta 
braíjas de hondo y no los ay en todas partes ny se 
halla aparejo necesario para dar de bever a las harrias 
y como desta causa ay pocos ganados ni ay tanta 
abundancia de cavallos y muías como son menester 
para el sustento de la tierra, como quiera que sea yo 
procurare de abrir los caminos y haré que aya algu- 
nas harrias en la tierra y pondré recaudo en los po- 
zos de los caminos de manera que no tengan por falta 
el no aver Rios, y de aqui a navidad con ayuda de 
Dios no se cargaran los yndios con mercaderías, por- 
que en lo que toca a traer bastimentos y tributos de 
los pueWos por agora no tiene remedio de quitarse 
aunque entiendo yr cercenando y cortando conforme 
al tienpo, y de lo que hiziere daré aviso a vuestra ma- 
gestad, ay provisión del audiencia de los confines en 
esta ciudad para gastar quinientos pesos de la ha- 
zienda de vuestra magestad en cada un año en ade- 
rezar caminos y hazer puentes en las ciénagas, yo 
entenderé en ello con toda curiosidad en cesando las 
aguas: en la provisión que traxe de mi cargo manda 



254 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

vuestra magestad que goze del salario que an gozado 
los otros alcaldes mayores que an venido a estas pro- 
vincias y porque estos an traydo diversos salarios 
querría que vuestra magestad me declarase el que 
tenga de aver que unos an traydo a mili ducados y 
otros quatrocientos mili maravedís y otros quatro* 
cientos y cincuenta mili, y como el licenciado loaysa 
a quien yo tome Residencia truxo las quatrocientas 
y cinquenta mili que es el mayor salario que a ávido 
me an comeuQado a librar este los oficiales de vues- 
tra magestad y lo llevare hasta que vuestra mages- 
tad me avise de lo que tengo de llevar, que con este 
salario ni aun con dos mili ducados no me podre 
sustentar por la carestía de la tierra y por mi mucho 
gasto y porque sustento una casa de las principales 
desta tierra, demás que los oidores que an venido an 
traydo los salarios ya dichos y mas los que tienen de 
oidores viniendo ellos y los demás que aqui an Re- 
sidido sin mugeres ni gastos y llevando otros apro- 
vechamientos de que a vuestra mage^ad dará esta 
ciudad noticia, demás que al tienpo que vuestra ma- 
gestad me hizo la merced deste cargo yo dexe los 
yndios de mi encomienda, que tenia en la cibdad de 
sant Salvador que Rentavan ochocientos pesos de 
minas y mas, y están puestos en cabera de vuestra 
magestad por el audiencia de los confines en cuyo 
distrito están porque en otra manera no se me quiso 
dar provisión para estas partes diziendo que no las 
governaria con la libertad que convenia teniendo 



EPILACIONES DE YUCATÁN. 255 

encomienda de yndios, y desta causa los dexe por 
mejor servir a vuestra magestad, y en yr destas par- 
tes a negociar a esa corte gaste tres mili ducados y 
mas y vine adeudado en otros tantos, y para enbiar 
por mi muger y traerla a esta tierra e gastado otros 
mili y mas en que se a consumido y gastado todo lo 
que yo tenia y avia ganado en dezisiete años que a 
que pase a estas partes, como de todo enbiare pro- 
vauQa y testimonios para que dello conste a vuestra 
magestad, a quien suplico que teniendo respeto a los 
gastos ya dichos me provea de salario con que me 
pueda sustentar que con aver vezinos en esta ciudad 
que tienen a quatro y cinco y seis mili ducados de 
Renta ninguno se trata mejor que yo, y esto con- 
viene al servicio de vuestra magestad para autorizar 
el cargo que en otra manera la gente de yndias es tan 
giobre si que viendo mal tratado al que govierna se 
le desacatarían y no obedecerían sus mandamientos: 
provea vuestra magestad en ello lo que mas con- 
venga a su servicio. 

Por otra clausula me comete vuestra magestad 
todo lo que por provisiones cédulas ynstruciones y 
otros despachos se a cometido a los otros alcaldes 
mayores y governadores que hasta aqui an sido en 
esta provincia, en lo qual se conprehenden muchas 
facultades que los pasados an tenido en especial las 
encomiendas que vacaren y las ayudas de costas que 
se an de dar de la hazienda de vuestra magestad a 
algunos pobladores casados y necesitados que no 



256 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

tienen yndios de lo procedido de los tributos de los 
pueblos en que se gastaran hasta dos mili pesos pocos 
mas o menos, porque lo demás que Renta la hazienda 
de vuestra magestad se a de distribuir en salarios de 
oficiales y obispos y juez y limosnas de Religiosos; 
yo pienso usar de la facultad que vuestra magestad 
me da por quel licenciado thomas lopez que vino por 
justicia mayor siendo oidor de los confines traxo 
facultad para encomendar yndios y dar ayudas de 
costas y proveer corregimientos y dar solares y es- 
tancias de ganados y la misma facultad traxo el li- 
cenciado loaysa oidor asi mesmo que vino aqui con 
el mismo cargo y el adelantado montejo governador 
que fue y capitán general tuvo espresa cédula y yns- 
trucion para hazer lo mesmo, soy ynformado que los 
oidores del audiencia de mexico pretenden yrme a la 
mano para que no use de esta facultad Suplico a 
vuestra magestad que vistos los recaudos que yo 
ynbiare se me ynbie provisión y declaración espresa 
para que entienda en lo dicho sin que persona al- 
guna me lo ynpida, que pues vuestra magestad me 
hizo la merced y pues yo no e desmerecido hasta 
agora antes se me an de acrescentar las facultades y 
mercedes que diminuyr, mayormente que sin esta 
facultad el cargo es de ningún efeto y no es justo 
que yo la govierne y trabaje en esta provincia y 
otros den y repartan los aprovechamientos della, y 
sin esto holgaría antes ser abogado en los confines 
como lo era de antes que estar en el cargo, especial- 



RELACIONES DE YUCATÁN. 257 

mente quel audiencia de mexico nunca tubo ni tiene 
facultad para encomendar yndios ni se encomiendan 
en toda la nueva españa y los que aqui vacaren se 
an de encomendar de necesidad, porque como no ay 
grangerias algunas en toda la tierra despoblarse ya 
si lo que vacase no se encomendase, y el que aqui 
residiere a de tener esta facultad de necesidad por- 
que teniendo el negocio presente sabe qual es el mas 
mérito y a quien se deven encomendar y guardarse 
la orden que vuestra magestad tiene dada, en lo que 
hasta aqui en la audiencia de los confines que tenia 
esta facultad se a guardado mal que se a visto por 
yspiriencia darse las encomiendas y las mas ayudas 
de costa a criados deudos y a llegados de presidente 
y oidores que se andan á su lado y en teniendo noti- 
cia de la vacante la piden y se les concede las mas 
veces, y an dando saco mano a la caxa de vuestra 
magestad dando a seyscientos pesos y mas de ayuda 
de costa por dos años a los dichos y a otros que ellos 
quieren que no están en esta provincia ni residen ni 
son casados en ellas, ques diretamente contra todo lo 
que vuestra magestad tiene proveydo, y demás deste 
ynconveniente sacan la moneda déla tierra para dar 
a los que no la conquistaron ny tienen poblada, y 
los pobladores padezen el trabajo y no gozan de las 
mercedes que vuestra magestad a los semejantes 
manda hazer, y el audiencia de mexico esta dozien- 
tas tantas leguas desta provincia y el que va a pedir 
la merced gasta mas en yda y buelta que gana en 



17 



258 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

hazér la jornada y a vezes se podría venir sin lo que 
pretende: todo esto dicho no por anbicion ny ynteres 
que en ello pretenda, mas de para dar autoridad al 
cargo y para quel que aquí residiere sirva merjor a 
vuestra magestad, que teniendo que dar sera temido 
tenido y acatado, y no lo teniendo sera en tanto te- 
nido como un alcalde ordinario ni entienda vuestra 
magestad que pretendo darlo a deudos criados ni 
allegados porque mi yntento no es otro sino servir 
a vuestra magestad y governar esta tierra en paz y 
merecer para adelante. 

Por cédula de vuestra majestad se vendió en al- 
moneda la escrivania desta governacion a quien mas 
diese por ella, y se remato en feliciano bravo onbre 
de bien y de buena conciencia que tiene abilidad 
y esperiencia de negocios, dio por ella mili pesos 
de oro que yo mande meter y están en la caxa de 
vuestra magestad, prometiosele al tiempo del re- 
mate que vuestra magestad le mandaría dar titulo 
librado en su Real Consejo y para que acá se pu- 
diese hazer escrivano de vuestra magestad esta es- 
perando por este despacho, suplico a vuestra mages- 
tad se le mande enbiar el titulo, | yo despacho con 
el los negocios y le hallo siempre a la mano para lo 
que e menester y como no es vicioso esta siempre 
desocupado, lo mas de lo que se despacha es de ne- 
gocios de yndios y de officio y lo que haze por di- 
neros es en poca cantidad, de manera que con ello 
no puede sustentarse, convendría darle alguna ayuda 



EELACIONBS DE YUCATÁN. 259 

de costa por lo que hace de oficio qne en el ttudien- 
cia de los confines se libran en cada un afio a los se- 
cretarios del audiencia trezientos y quatroeientos 
pesos en lo que se aplica para estrados, y esto creo 
que lo haze el audiencia por un capitulo de carta 
que tienen de vuestra magestad | el padece necesi- 
dad mas no me atreveré a darle ayuda de costa 
hasta que vuestra magestad me mande lo que tengo 
de hazer y mas convenga al servicio. 

En estíi tierra no se da trigo, por ser de temple 
caliente en demasía y porque toda la tierra es una 
laja y peña biva como e escrito a vuestra magestad 
en un caj^itulo desta carta, y asi no puede entrar 
arado en ella salvo en algunas partes donde encima 
de aquesta peña y laja ay hasta un estado de tierra 
y mas y menos donde se pudiera dar si fueran las 
aguas ^an concertadas como en españa y concurrie- 
ran otras cosas necesarias para la labranza, en los 
pocos dias que a que yo estoy en la provincia lo e 
senbrado y se a perdido y asi los vecinos no se an 
dado ni dan a ello y se sustentan con el pan déla 
tierra, la yndustria de amasarlo y cozerlo solo la 
tienen las yndias déla ^:ierra y si ellas no entendie- 
sen en ello en el estado de aora no se podrían sus- 
tentar los vezinos, | el licenciado loaysa que aqui 
vino por justicia mayor a quien se cometió por el 
audiencia dio por remedio que del pueblo de la enco- 
mienda áe cada un vezino viniesen por su tanda 
yndios que hiziesen el pan a sus encomenderos pa- 



260 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

gandoles cierta cantidad y questos se mudasen de mes 
a mes, y dio a los encomenderos mandamientos para 
que los justicias conpeliesen a los yndios que asi lo 
guardasen y cunpliesen, lo qual por parecerme que 
tenia color de servicio personal que vuestra mages- 
tad tiene mandado quitar en toda la tierra, pronuu- 
cie un auto que se pregono que los vezinos no se 
a provechasen de los mandamientos que para esto te- 
nian del licenciado loaysa sopeña de privación per- 
petua de los yndios de su encomienda: sintióse en 
demasia generalmente y conocida su necesidad los 
frayles desta provincia buscaron en los pueblos co- 
marcanos yndias vagabundas, solteras y de mal 
bivir y que son dañosas en los pueblos y las enbia- 
ron a esta ciudad para que se pusiesen de soldada 
con los vecinos y entendiesen en lo dicho, yo lo supe 
y lo e permitido aunque no e dado autoridad para 
ello y no dexo de tener algún escrúpulo por ser 
contra una de las hordenanqas hechas sobre el buen 
govierno y conservación de los naturales destas 
partes por la qual vuestra magestad manda que 
ninguno se sirva por via de naboria ni tapia ni en 
otra manera alguna, de lo que proveyó el licenciado 
loaysa yo le hize cargo en su Residencia y va so- 
metido a vuestra magestad, porque demás de ser 
servicio personal venian mugeres casadas sin sus 
maridos y algunas doncellas y no se usava bien de 
sus personas en los caminos ni en las casas de los 
vezinos que tienen españoles negros y mestizos en 



RELACIONES DE YUCATÁN. 261 

SUS casas con quien se Rebolbieran, y conocí otros 
ynconvenientes por donde me mobi a no consentir 
lo proveydo por el licenciado y en esto otro ultimo 
que hicieron los frayles e hallado menos ynconvi- 
nientes porque las yndias que an venido son solte- 
ras, y las mas viejas y muy pobres, y les mandare 
pagar quatro Reales en cada mes y algunas an ca- 
sado y casan los frayles | van los domingos a misa 
y a la dotrina doy noticia dello a vuestra magestad 
para que si esto ultimo no pareciera justo me avisé 
de lo que devo hazer que aunque no hallo otra ma- 
nera como la tierra se sustente cunplirse a lo que 
vuestra magestad proveyese dárseles a dos vestuarios 
cada un año a cada una 

— al tiempo que se hizo mi provisión que fue 
por tiempo de seis años y mas lo que fuese la vo- 
luntad de vuestra magestad, pedi a los del consejo 
me diesen titulo de governador y capitán general 
como lo fue don francisco de montejo adelantado 
que fue en estas provincias y lo son los que vienen 
a la isla de cuba y a sant Juan de Puerto Rico y al 
nonbre de Dios y a cartaagena y santa marta y 
otras partes, pues no es de menos ynportancia esta 
provLQcia que aquellas: prometioseme que mereci- 
dolo mis servicios que se me haría la merced Su- 
plico á vuestra magestad que pues a tercero desto no 
se recrece algún perjuyzio y conviene para quel 
cargo tenga la autoridad que se Requiere y para 
que con mas libertad pueda governar estas provin- 



262 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

cias y proveer en los negocios que sucedieren, se me 
haga la merced que bien se puede colegir del prin- 
cipio de mis servicios de la manera que serviré a 
vuestra magestad en el tiempo venidero que aqui 
Residiere. 

Lo que monta la hazienda de vuestra magestad 
en esta provincia y en que se distribuyen las Rentas 
avisare a vuestra magestad quando enbiare las Re- 
sidencias que yran con los nabios de la nueva espafia 
donde demás déla duplicada desta escriviere vuestra 
magestad de quales quiera otras cosas que de nuevo 
sucedan. 

e castigado algunos desacatos que se an hecho 
contra Religiosos de la orden de sant francisco y 
contra el juez eclesiástico que son los que sustentan 
la dotrina entre los naturales y sin ellos cesarla su 
cristiandad ynstrucion y policía: elos conformado 
con los vezinos porque entre ellos solia aver algunas 
diferencias, entiendo que en esto e hecho notable 
servicio a vuestra magestad porque de lo contrario 
se Recrecían muchos daños lo qual en alguna ma- 
nera a sucedido por las malas mañas que se an dado 
los alcaldes mayores que aqui an estado, sienpre 
procurare que aya esta conformidad y que a los 
Religiosos no se les haga ningún mal tratamiento 

La venida del Obispo a estas provincias es muy 
necesaria porque ay muchos pleitos eclesiásticos 
perdidos y otros suspensos y mal entendidos, y por 
falta de perlado no esta bien Regida la yglesia ni 



RELACIONES DE YUCATÁN. 263 

ay curas tan ahiles y suficientes como convendría de 
que los vecinos y sus mugeres Reciben grande con- 
solación, suplico a vuestra magestad que venga con 
toda brevedad y si oviere de venir electo solamente 
de vuestra magestad alguna orden como venga con 
ffacultad para entender en negocios porque asi con- 
biene al servicio de dios y de vuestra magestad y al 
buen despacho délos negocios. 

la provincia de Tavasco que se me encarga por 
mi provisión esta setenta o ochenta leguas desta 
ciudad y por no aver tenido hasta agora tan buena 
disposición como hazer el viaje convenia no la e 
visitado ni me e atrevido a enbiar teniente por no 
haber hallado persona de quien pueda confiarme 
que guardara el servicio de dios y de vuestra ma- 
gestad, en teniendo fuer(5as para ello pienso yr a lo 
hacer personalmente y daré aviso a vuestra mages- 
tad del estado de aquella tierra la calidad de los ne- 
gocios me a dado ocasión a alargarme Suplico á 
vuestra magestad me lo perdone: nuestro señor 
guarde a vuestra magestad por muchos años con 
acrecentamiento demás y mayores Reynos y seño- 
ríos, déla ciudad de merida y de otubre 6 de 1561 
años=Catolica Real magestad=obidiente criado de 
vuestra magestad que sus Reales pies y manos veso 
El doctor Diego qui¿cada=\xsiy una rubrica — 



RELACIÓN DE LAS COSAS DE YUCATÁN 

SACADA DE LA QUE ESCRIBIÓ EL PADRE FRAY DIEGO DE LAlíDA, 

DE LA OBDEN DE SAN FBANCISGO. 
(Bíhlíoteca de la Real Academia de la Bistoria, — Bat. 24, gi. S, B. ño. 68.) 



Fray D.** de Landa. 



MDLXVI. 

Que Yucatán no es isla, ni punta que entra en la 
mar, (3omo algunos pensaron, sino tierra firme, y 
que se engañaron por la punta de Cotoch que haze 
la mar entrando por la via de la Ascensión hazia 
Golfo dulce y por k punta que por esta otra parte 
hazia méxico haze la desconocida antes de llegar á 
Campeche, ó por el estendimiento de las lagtmas que 
haze la mar entrando por puerto real y dos bocas. 

Que es tierra muy llana y limpia de sierras^ y que 
por esto no se descubre desde los navios hasta muy 
cerca, salvo entre Campeche y Champoton donde 
descubren unas serrezetas y un morro de ellas que 
llaman de los diablos. 

Que viniendo de la vera cruz por parte de la punta 
de Cotoch, está en menos de xx grados^ y por la boca 
de puerto real en mas de veinte y tres,, y que tiene 
del un cabo de estos al otro bien ciento y treinta 
leguas de largo, camino derecho* 



268 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

Que su costa es baxa y por esto los nauios gran- 
des van algo apartados de tierra. 

Que la costa es muy suzia de peñas y piqarrales 
ásperos que gastan mucho los cables de los navios, 
y que tiene mucha lama, por lo qual aunque los na- 
uios den á la costa se pierde poca gente. 

Que es tan grande la menguante de la mar, espe- 
cialmente en la baya de Campeche, que muchas ve- 
zes queda media legua en seco por algunas partes. 

Que con estas grandes menguantes se quedan en 
las onas, y lama y charcos muchos pescados peque- 
ños de que se mantiene mucha gente. 

Que atraviesa á Yucatán una sierra pequeña de 
esquina á esquina, y comienza cerca de Champoton 
y procede hasta la villa de Salamanca, que es el cor- 
nijal contrario al de Champoton. 

Que esta sierra divide á Yucatán en dos par- 
tes, y que la parte de mediodía hazia Lacandon y 
Taiza está despoblada por falta de agua que no la 
ay sino quando llueve. La otra que es al Norte está 
poblada. 

Que esta sierra es muy caliente y el sol quema 
mucho, aunque no faltan aires frescos como brisa ó 
solano que allí reyna mucho, y las tardes la virazón 
de la mar. 

Que en esta tierra vive mucho la gente, y que se 
ha hallado hombre de ciento y quarenta años. 

Que comienza el invierno desde St. Francisco, y 
dura fin de Mar^o, porque en este tiempo corren los 



RELACIONES DE YUCATÁN. 269 

Nortes y causan catarros rezios y calenturas por es- 
tar la gente mal vestida. 

Que por fin de Henero y Hebrero ay un veranillo 
de rezios soles, y no llueve en este tiempo sino á las 
entradas de las lunas. 

Que las aguas comienzan desde Abril hasta fin de 
Setiembre, y que en este tiempo siembran todas sus 
cosas y viene á maduración aunque siempre llueva, 
y que siembran cierto género de maiz por Sant Fran- 
cisco que se coje brevemente. 

Que esta provincia se llama en lengua de los in- 
dios Veumilcuz y Etelceh, que quiere decir tierra de 
pauos y venados y que también la llamaron Peten, 
que quiere dezir isla, engañados por las ensenadas y 
bayas dichas. 

Que cuando Fran.***" Hernández de Córdoba llegó 
á esta tierra saltando en la punta que él llamó cabo 
de Cotoch, halló ciertos pescadores indios y les pre- 
guntó que tierra era aquella, y que le respondieron 
Cotoch, que quiere dezir nuestras casas y nuestra 
patria, y que por eso se puso este nombre á aquella 
punta, y preguntándoles mas por señas que como era 
suya aquella tierra, respondieron Ciuthan, que quiere 
dezir, dizenlo, y que los Españoles la llamaron Yuca- 
tan, y que esto se entendió de uno de los conquista- 
dores viejos llamado Blas Hernández que fueron con 
el adelantado la primera vez. 

Que Yucatán á la parte de mediodia tiene los rios 
de Taiza y las sierras de Lacandon, y que entre me- 



270 DCXJUMEííTOS mÉDITOS. 

diodia y poniente cae la provincia de Chiapa, y que 
para pasar á ellas se auian de atrauesar los quatro 
rios que decienden de las sierras, que con otros se 
viene á hazer San Pedro y San Pablo, rio que des- 
cubrió en Tabasco Grijalva, y que á poniente está 
Xicalango y Tabasco, que es uiía mesma provincia. 

Que entre esta provincia de Tabasco y Yucatán 
están las dos bocas que rompe la mar en la costa, y 
que la mayor de estas tiene una gran laguna de 
abertura y que la otra no es muy grande. 

Que entra la mar por estas bocas con tanta furia 
que se haze una gran laguna abundante de todos 
pescados , y tan llenas de isletas que los indios po- 
nen señales en los árboles para acertar el camino, 
para ir ó venir navegando de Tabasco á Yucatán, y 
que estas islas y sus playas y arenales están llenos 
de tanta diversidad de aves marinas que es cosa de 
admiración y hermosura, y que también bay infinita 
caga de venados, conejos y puercos de los de aquella 
tierra, y monos, que no los ay en Yucatán. 

Que ay muchas yguanas que espanta, y en una 
dellas está un pueblo que llaman Tixchel. 

Que al Norte tiene la isla de Cuba y á LX leguas 
muy enfrente la Habana, y algo adelante una islilla 
de Cuba que dizen de Pinos. 

Que al Oriente tiene á Honduras y que entre Hon- 
duras y Yucatán se haze una muy gran ensenada de 
mar, la qual llamó Grijalva Baya de la Ascensión, y 
que está muy llena de isletas y que se pierden en 



RELACIONES 2>E YUCATÁN. 271 

ellas na,YÍos, principalmente de los de la contracta- 
cion de Yucatán á Honduras, y que avrá XV afios 
que se perdió una barca con mucha gente y ropa, 
que se les qoqohró el navio, y se ahogaron todos 
salvo un Majuelas y otros quatro que se abracaron 
con un gran pedazo de un árbol del navio, y que 
andüuieron assi tres ó quatro dias sin poder llegar 
á ningima de las islillas, y que se ahogaron faltán- 
doles las fuerqas^ sino fué Majuelas que salió medio 
muerto, y tornó en sí comiendo caracolejos y alme- 
jas, y que desde la islilla passó á tierra en una balsa 
que Mzo de ramas como mejor pudo, y passado á 
tierra firme, buscando de comer en la ribera topó 
con un cangrejo que le cortó el dedo pulgar por la 
primera conjuntura con grauissimo dolor, y tomó la 
derrota por un áspero monte á tiento para la villa 
de Salamanca, y que anochescido se subió en un ár- 
bol, y que desde allí vio un gran tigre que se puso 
en acechanza de una cierna y se la vio matar, y que 
á la mañana él comió de lo que habia quedado. 

Que Yucatán tiene algo mas baxo de la punta de 
Cotoch á Cuzmil enfrente v leguas de una canal que 
haze la mar entre ella y la isla de muy gran co- 
rriente. 

Que Cuzmil es isla de xv leguas en largo y cinco 
en ancho, en que ay pocos indios y son de la lengua 
y costumbres de los de Yucatán, y está en xx grados 
á esta parte de la equinocial. 

Que la isla de las mugeres está xiii leguas abaxo 



272 DOCUMENTOS INÉDITOS, 

de la punta de Cotoch, ii leguas de tierra enfrente 
de Ekab. 

Que los primeros españoles que aportaron á Yu- 
catán, según se dize, fueron Ger.*^** de Aguilar, 
natural de Ecija y sus compañeros, los quales el 
año MDXi en el desbarato del Darien por las revuel- 
tas entre Diego de Nicuesa y Vasco Nuñez de Bal- 
boa, siguieron á Valdivia que venia en una carauela 
á Sto. Domingo á dar cuenta al almirante y al go- 
bernador de lo que passaua, y á traer xx mil duca- 
dos del rey, y que esta carauela llegando á Jamaica 
dieron en los baxos que llaman Vívoras donde se 
perdió que no escaparon mas de hasta xx hombres, 
que con Valdivia entraron en el batel sin velas y 
con unos ruynes remos, y sin mantenimiento nin- 
guno, y que anduvieron xiii dias por la mar, des- 
pués de muertos de hambre casi la mitad llegaron á 
la costa de Yucatán á una provincia que llamauan 
de la Maya, de la qual la lengua de Yucatán se 
llama Mayathan que quiere dezir lengua de Maya. 

Que esta pobre gente vino á manos de un mal 
cacique, el qual sacrificó á Valdivia y á otros quatro 
á sus ídolos, y después hizo vanquetes de ellos á la 
gente, y que dexó para engordar á Aguilar á Gue- 
rrero y á otros cinco ó seis, los quales quebrantaron 
la prisión y huieron por unos montes, y que apor- 
taron á otro señor enemigo del primero y más pia- 
doso, el qual se sirvió dellos como de esclauos, y que 
el que sucedió á este señor los trató con buena gra- 



RELACIONES BE YUCATÁN. 273 

da, pero que ellos de dolencia se murieron}. quedan- 
do solOB dos, Gerónimo de Aguilar y Gonzalo Gue^ 
rreroy de los quales Aguilar era buen cristiano, y 
tenía unas horas por las quales sabia las fiestas^ y 
que esto ^e salvó con la ida del Marqués Hernando 
Cortés año M.D.XVIII, y que el Guerrero como 
entendía la lengua se fué á Chectemal que e^ la 
Salamanca de Yucatán, y que allí le recibió un 
señor llamado Nachancan el qual le dio á cargo las 
cosas de la gaerra, en que se uvo muy bien vencien- 
do muchas veces los enemigos de su señor, y que 
enseñó á los Indios pelear mostrándoles hazer fuer* 
tes y bastiones, y con esto y con tratarse como In- 
dio ganó mucha reputación, y le casaron con una 
muy principal muger en que uvo hijos, y que por 
esto nunca procuró salvarse como hizo Aguilar, an- 
tes labraua su cuerpo, y criaua cabello y harpaba 
las orejas para traer Qar^illos como los indios, y es 
creíble que fué idolatra como ellos. 

Que el año M;D.XVII por Quarezmá salió de 
St. lago de Cuba Francisco Hernández de Gordoua;^ 
con tres nauios á. rezcatar esclauos para las minas, 
que ya en cuba se iua la gente apocando, y que otros 
dizen que salió á descubrir tierra, y que lleuo por 
piloto á Alaminos y que llegó á la isla de mugeres, 
que él le puso este nombre por los Ídolos que allí 
halló de las Diosas de aquella tierra como Aixchel, 
Ixchebeliax, Ixhunié, Ixhunieta, y que estañan ves* 
tidas de la cinta abaxo y cubiertos los pechos cotno 



18 



274 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

usan las indias, y que el edificio era de piedra de que 
se espantaron, y que hallaron algunas cosas de oro, 
y las tomaron, y que llegaron á la punta de Cotoch, 
y que de alli dieron vuelta hasta la baya de Cam- 
peche, donde desembarcaron domingo de J^ázaro y 
que por esto la llamaron Lázaro, y que fueron bien 
recebidos del Señor, y que los indios se espan ta- 
ñan de ver los Españoles y les tocaban las barbas 
y personas. 

Que en Campeche hallaron un edificio dentro de 
la mar cerca de tierra quadrado y gradado todo, 
y que en lo alto estaba un ídolo con dos fieros 
animales que le comian las ijadas, y una sierpe 
larga y gorda de piedra que se tragaua un león, 
y que los animales estañan llenos de sangre de los 
sacrificios. 

Que desde Campeche entendieron que auia un 
pueblo grande qerca, que era Champoton, donde lle- 
gados hallaron que el señor se llamaua Mochcovoh, 
hombre belicoso el qual apellidó su gente contra los 
Españoles, de lo qual pesó á Francisco Hernández 
viendo en lo que auia de parar, y que por no mos- 
trar poco ánimo puso también su gente en orden y 
hizo soltar artillería de los navios, y que los Indios 
aunque les fué nuevo el sonido, humo y fuego de los 
tiros no dexaron de acometer con gran alarido, y 
que los Españoles resistieron dando muy fieras he- 
ridas y matando muchos, pero que el Sr. los animó 
tanto que hizieron retirar á los Españoles y que 



RELACIONES DE YUCATÁN. 275 

mataron xx y hirieron cincuenta y prendieron dos 
viuos, que después sacrificaron, y que Francisco 
Hernández salió con xxxm heridas y que assi vol- 
vió triste á Cuba donde publicó que la tierra era 
muy buena y rica por el oro que halló en la isla de 
mugeres. 

Que estas nuevas movieron á Diego Velazquez 
gobernador de Cuba y á otros muchos y que enuió 
á su sobrino luán de Grijalva con quatro nauios y 
docientos hombres , y que fué con el Francisco de 
Montejo, cuyo era el un nauio, y que partieron pri- 
mero de Mayo de m.d.xviii. 

Que llenaron consigo al mismo piloto Alaminos 
y llegados á la isla de Cuzmil, que el piloto vio desde 
ella á Yucatán, y que la otra vez con Fran.*'*^ Her- 
nández la hauia corrido á la mano derecha, y que con 
desseo de bojarla si fuese isla echó á la mano izquier- 
da, y siguieron por la baya que ellos llamaron de la 
Ascensión, porque en tal dia entraron en ella y que 
dieron vuelta á toda la costa hasta llegar otra; vez 
á Champoton, donde sobre tomar agua les mataron 
un hombre y les hirieron cincuenta, y entre ellos á 
Grijalva con dos flechas y le quebraron diente y me- 
dio, y que assi se fueron, y nombraron á este puerto 
el puerto de mala pelea, y que deste viaje descubrie- 
ron la Nueva España y á Panuco y á Tabasco, y 
que en esto gastaron cinco meses, y quisieron saltar 
^n tierra en Champoton, lo qual les estorbaron los 
Indios con tanto coraje que en sus canoas entraron 



27^ DOCUMENTOS INÉDITOS. 

hasta cerca de las. carabelas á flecharlos , y que assi 
se hizieron á' la vela y los dexaron. 

Que quando Grijalva tornó de su descubrimiento 
y rescate de Tauasco y Ulua estaua en Cuba el gran 
capitán Hernando Cortés y que oiendo la nueva de 
tanta tierra y tantas riquezas desseó verlo y aun ga- 
narlo para Dios, y para su rey, y para sí y para sus 
amigos. 

Que Hernando Cortés salió de Cuba con once na- 
vios que el mayor era de cien toneles, y que puso en 
ellos onze capitanes, siendo él uno dellos, y que Ue- 
vaua quinientos hombres y algunos caballos y mer- 
cerías para rescatar, y á Francisco de Montejo por 
capitán y al dicho Alaminos mayor piloto del arma- 
da, y que puso en su nao capitana una vand^ra de- 
fuegos blancos y azules en reuerencia de nra Señora, 
cuya ymagen con la cruz ponía siempre donde qui- 
taua los Ídolos, y que en la vandera auia una cruz 
colorada con un letrero en torno que dezia, amici se^ 
quamur crucem^ & si nos hahuerimus Jidem in lioc 
signo vincemus. 

Que con esta flota y no más apparato partió y 
que llegó á Cuzmil con los diez nauios, porque el 
uno se le apartó en una refriega, y que después le 
cobró en la costa. Que la llegada á Cuzmil fué por 
la parte del norte y halló buenos edificios de piedra 
para los ídolos, y un buen pueblo, y que la gente 
viendo tanto nauio y salir los soldados á tierra huyó 
toda á los montes. 



RELACIONES "DÉ YUCATÁN. 277 

Qae llegados los Españoles al pueblo lo saquea- 
ron y se aposentaron en ^1, y que bascando gente 
por el monte toparon con la muger del Señor y con 
Í3US hijos, de los quales con Melchior intér;prete indio 
■que auia ido con Francisco Hernández y con Grijal- 
Va, ent(3ndieron que era la muger del S/ á la qual y 
á sus hijos regaló mucho Cortés^, y hizo queembias- 
ísen á Uamaí al S/ al qual venido le trató muy bien 
y le dio algunos donezillos y le entregó á su muger 
y hijos y todas las cosas que por el pueblo se auian 
tomado, y que le rogo que hiziesse Avenir los indios á 
sus casas, y que venidos hi2ó restituir á cada uno lo 
que era suyo, y que después de asegurados les pre- 
dicó la vanidad de los ídolos y les persuadió que 
adorassen la cl-uz y que la puso en sus templos con 
una ymagen de la Señora, y que con esto se ^na la 
idolatría pública. 

Que Cortés supo allí cómo unos hombres barba- 
dos estañan camino de seis soles en poder de un se- 
ñor y que persuadió á los indios que se los fuessen 
á llamar, y que halló quien faesse, aunque Con dif- 
ficultad porque tenian íniedo al señor de los baga- 
dos , y escribióles esta carta. 

Nobles señores: yo partí de cuba con onze navios 
de armada y quinientos Españoles y llegué ?aquí á 
cuzmil de donde os escriño esta óarta* Los desta isla 
me han certificado que ay en esa tierra cinco ó seis 
hombres barbados y en todo á nosotros muy seme- 
jantes, no me saben dar ni dezir otras señas mas por 



278 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

estas conjecturo y tengo por cierto sois Españoles, 
yo y estos hidalgos que conmigo vienen á poblar y 
descubrir estas tierras os rogamos mucho que den- 
tro de seis dias que recibiéredes esta os vengáis para 
nosotros sin poner otra dilación ni escusa. Si vinié- 
redes todos conoceremos y gratificaremos la buena 
obra que de vosotros recibirá esta armada. Un ver- 
gantin embio para en que os vengáis y dos naos para 
seguridad. 

Que los indios llenaron esta carta envuelta en el 
cabello, y la dieron á Aguilar, y que los nauios, 
porque tardauan los indios mas del tiempo del plazo 
creieron que los avian muerto, y que se boluie- 
ron al puerto de cuzmil , y que Cortés viendo que 
los indios no tornauan ni los barbados se hizo 
otro dia á la vela. Mas aquel dia se les abrió un 
nauio y les fué necessario tornar al puerto, y que 
estándole aderezando, Aguilar recibida la carta 
atraucQÓ en una canoa la canal entre Yucatán y 
Cuzmil, y que viéndole los del armada fueron á 
ver quien era y que Aguilar les preguntó si eran 
christianos, y que respondiéndole que sí y Espa- 
ñoles lloró de plazer y puestas las rodillas en tierra 
dio gracias á Dios, y preguntó á los Españoles si 
era miércoles. 

Que los Españoles le llenaron á Cortés assi des- 
nudo como venia, el qual le vistió y mostró mucho 
amor, y que Aguilar contó alli su pérdida y traua- 
jos, y la muerte de sus compañeros, y como fué im- 



RELACIONES DE YUCATÁN. 279 

possible auisar á Guerrero en tan poco tiempo por 
estar mas de Lxxx leguas de alli. 

Que con este Aguilar, que era muy buen inter- 
prete, tornó Cortés á predicar la adoración de la 
cruz, y quitó los ídolos de los templos, y dizen que 
hizo esta predicación de Cortés tanta impresión en 
los dei Cuzco, que sallan á la playa diziendo á los 
Españoles que por alli passauan, Maria, Maria, Cor- 
tés, Cortés. 

Que partió Cortés de allí y que tocó de passo en 
Campeche, y no paró hasta Tauasco, donde entre 
otras cosas y Indias que le presentaron los de Ta- 
uasco le dieron una india que después se llamó Ma- 
rina, la qual era de Xalisco, hija de padres nobles, 
y hurtada pequeña y vendida en Tauasco, y que de 
ay la vendieron también en Xicalango y Champoton, 
donde aprendió la lengua de Yucatán, con la qual 
se vino á entender con Aguilar, y que assi proveió 
Dios á Cortés de buenos y fieles interpretes, por 
donde vino á tener noticia y entrada en las cosas de 
México, de las quales la Marina sabia mucho por 
auer tratado con mercaderes Indios, y gente princi- 
pal que hablauan desto cada dia. 

Que algunos viejos de Yucatán dizen auer oido á 
sus passados que aquella tierra pobló cierta gente que 
entró por Levante á la qual auia Dios librado abrién- 
doles doze caminos por la mar, lo qual si fuesse ver- 
dad era necessario que viniessen de judíos todos los 
de las Indias, porque passado el estrecho de Maga- 



280 DOCUMENTOS INÉDITOS, 

llanes se auian de ir estendieudo mas de dos mil le- 
guas de tierra que oy gouierna España. 

Que la lengua desta tierra es toda una y que esto 
aprouecho mucho para su conuersion, aunque en las 
costas ay alguna differencia en vocablos y en el tono 
de hablar, y que assi los de la costa son mas polidoe 
en su trato y lengua, y que las mugeres se cubren 
los pechos y las de mas adentro no. 

Que esta tierra está partida en provincias sujetas 
á los pueblos de Españoles mas cercanos. 

Que la provincia de Chectemal y Bachalal, está 
sujeta á Salamanca. La provincia de Ekab de Co- 
chuah y de Kupul están sujetas á Valladolid, La de 
Ahkimchel y Izamal, la de Zututa, la de Hocabaihu- 
mum, la de Tutuxiu, la de Cehpech, la de Chakan 
están sujetas á la cibdad de Mérida. La de Camol 
y Campeche y Champutum y Tikchel acuden á 
S.^ Francisco de Campeche. 

Que en Yucatán hay muchos edificios de gran 
hermosura, que es la cosa mas señalada que se á des- 
cubierto en las Indias, todos de cantería muy bien 
labrada, sin hauer ningún genero de metal en ella 
con que se pudiesse labi'ar. 

Que están estos edificios muy cerca unos de otros 
y que son templos, y que la razón de auer tantos es 
por mudarse las poblaciones muchas vezes, y que en 
cada pueblo labrauan un templo por el grande apa- 
rejo que ay de piedra y cal y cierta tierra blanca 
excellente para edificios. 



RELACIONES DE YUCATÁN. 281 

Que estos edificios no son hechos por otras nacio- 
nes , fiino por Indios , lo qual se vé por hombres de 
piedra desnudos y honestados de unos largos listo- 
nes que llaman en su lengua Ex, y de otras divisas 
que los Indios traen. 

Que estando este religioso autor desta obra en 
aquella tierra se halló en un edificio que desbarata- 
ron un cántaro grande con tres asas, pintado de unos 
fuegos plateados por de fuera, y dentro Qeniza de 
cuerpo quemado y algunos guessos de los bracos y 
piernas muy gruessos á marauilla, y tres cuentas 
de piedra buenas de las que usan los Indios por mo- 
neda. 

Que estos edificios de Izamal eran xi ó xii por 
todos, sin auer memoria de los fundadores, y que en 
uno de ellos á instancia de los Indios se pobló un 
monesterio el año mdxlix que se llamó S.* Antonio. 

Que los segundos edificios principales son los de 
Tikoch y Chicheniza, los quales se pintaran des- 
pués. 

Que Chicheniza es un assiento muy bueno x le- 
guas de Izamal y xi de Valladolid donde dizen que 
reynaron tres SS.^®^ hermanos que vinieron á aquella 
tierra de la parte de Poniente, los quales eran muy 
religiosos , y que assi edificaron muy lindos templos, 
y que Avinieron sin mugeres muy honestamente, y 
que el uno de estos se murió ó se fué , por lo qual 
los otros se hizieron parciales y deshonestos y que 
por esto los mataron. La pintura del edificio mayor 



282 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

pintaremos después, y escribiremos la manera del 
pozo donde hechauan hombres viuos en sacrificio y 
otras cosas preciosas, tiene mas de vil estados de 
hondo hasta el agua, y de ancho mas de cien pies 
hecho redondo en una peña tajada que es marauilla, 
y el agua parece verde, dizen que lo causan la ar- 
boleda de que está cercado. 

Que es opinión entre los Indios, que con los Izaes 
que poblaron á Chicheniza vino un gran señor lla- 
mado Cuculcan, y que muestra ser esto verdad el 
edificio principal que se llama cuculcan, y dizen que 
entró por la parte de poniente, y que difieren en si 
entró antes ó después de los Izaes ó con ellos, y di- 
zen que fué bien dispuesto y que no tuvo muger ni 
hijos, y que después de su vuelta fue tenido en Mé- 
xico por uno de sus Dioses, y llamado Cehalcouati, 
y que en Yucatán también le tuvieron por Dios por 
ser gran republicano, y que esto se vio en el assiento 
que puso en Yucatán después de la muerte de los 
señores para mitigar la discussion que sus muertes 
causaron en la tierra. 

Que este Cuculcan tornó á poblar otra qibdad, 
tratándolo con los señores naturales de la tierra, en 
que él y ellos viuiessen, y que allí viniessen todas 
las cosas y negocios, y que para esto eligieron un 
assiento muy bueno viii leguas mas dentro en la 
tierra que donde está agora Mérida, y xv ó xvi de 
la mar, y que allí cercaron de una muy ancha pa- 
red de piedra seca, como medio quarto de legua. 



KELACIONES DE YUCATÁN. 283 

dexando solas dos puertas angostas, y la pared no 
muy alta, y que en medio desta cerca hizieron sus 
templos, y que al mayor que es como el de Chiche- 
niza llamaron Cuculcan, y que hizieron otro re- 
dondo con quatro puertas, diferente de quantos ay 
en aquella tierra, y otros muchos á la redonda jun- 
tos unos á otros, y que dentro de este cercado hi- 
zieron casas para los señores solos, entre los quales 
repartieron toda la tierra, dando pueblos á cada uno 
según la antigüedad de su linaje y ser de su per- 
sona, y que Cuculcan puso nombre á la cibdad, no 
del suyo como hizieron los Ahizaes en Chicheniza 
que quiere decir el pozo de los Aizaes, mas llamóla 
Mayapan, que quiere dezir el pendón de la Maya, 
porque á la lengua de la tierra llaman Maya, y que 
los Indios Ichpa que quiere dezir dentro de las cercas. 

Que este Cuculcan vivió con los Señores algunos 
años en aquella gibdad y que dexándolos en mucha 
paz y amistad se tornó por el mismo camino á Mé- 
xico, y que de passada se detuvo en Champoton, y 
que para memoria suya y de su partida hizo dentro 
en la mar un buen edificio al modo del de Chineniza 
un gran tiro de piedra de la ribera, y que assi dexó 
Cuculcan en Yucatán perpetua memoria. 

Que partido Cuculcan acordaron los señores para 
que la república durasse, que tuviesse el principal 
mando la casa de Cocomes por ser mas antigua ó 
mas rica, ó por ser el que la regía entonces hombre 
de mas valor, y que hecho esto ordenaron que 



284 DOCUMENTOS INÉDITOS, 

pues en el cercado no auia sino templos y casas 
para los señores y grap sacerdote, que se hiziessen 
fuera de la cerca casas donde cada uno de ellos tú- 
rnese alguna gente de servicio y donde los de sus 
pueblos acudiessen quando viniessen á la <}ibdad con 
negocios, y que en estas casas puso cada uno su 
mayordomo el cual traya por señal una vara gorda 
y corta y que le llamauan Caluac, y que este tenia 
cuentas con los pueblos y con los que los reglan , y 
que á ellos se enbiara auiso de lo que era menester 
en casa del señor, como aues, maiz, miel, sal, pes^ 
ca, ca9a, ropa y otras cosas, y que el Caluac acudía 
siempre á la casa del señor y veia lo que era menes- 
ter en ella, y la proueya luego, porque su casa era 
como oficina de su señor. 

Que acostumbraban buscar en los pueblos los 
mancos y ciegos y que les dauan lo necessario. 

Que los señores proueian de gouernadores, y si 
les eran aceptos confirmauan en sus hijos los offi- 
cios , y que les encomendauan el buen tratamiento 
de la gente menuda y la paz del pueblo, y el ocu- 
parse en trabajar para que se sustentasen ellos y los 
señores. 

Que todos los señores tenian cuenta con respetar 
visitar y alegrar á Cocom , acompañándole y feste- 
jándole y acudiendo á él con los negocios arduos, y 
que entre sí viuian muy en paz y en mucho passa- 
tiempo como ellos lo usan tomar en valles y com- 
bites y cagas. 



REI^ACIOÍÍ^S DE YUCATÁN. 285 

Que los de Yucatím fueron tan curiosos en las 
cosas de la religión como en las del gouierno, y que 
teman un gran- sacerdote que Hamauan Achktnmai 
y por otro nombre Ahucanmai, que quiere dernr el 
sacerdote Mai, ó el gran sacerdote May, y que 
este era muy reuerenciado de los señores, el qual no 
tenia repartimiento de indios, pero que sin las offren- 
das le. hacían presentes los seflorea y que todos los 
sacerdotes de los pueblos, le contribuían, y que á 
este le sucedían en la dignidad, sus hijos ó parientes^ 
mas cercanos, y que en este estaua la llave de sus 
sciencias, y que en estas tratauan lo masj y que da- 
ñan consejo á los. señores y respuestas á sus pre- 
guntas, y que cosas de los. sacrificios pocas ve:?es las 
trataua sino en fiestas muy principales, ó en nego- 
cios muy importantes, y que estos proueian de 
sacerdotes á los pueblos quando faltauau;^ exami- 
nándolos. en sus sciencias y cerimonias, y que les en- 
cargaua las cosas de sus off.o»y el buen exemplo 
del pueblo, y proueia de sus libros y los enbiaua, y 
que estos attendian al seruicio de los templos, y á 
enseñar sus sciengias y escriuir libros de ellas. 

Que enseñauan á los hijos de los otros sacerdotes 
y á los hijos segundos de los señores,, que los lie- 
yauan para esto desde niños, si veian que se incli- 
nauan á este officio. 

Que las sciencias que enseñauan eran la cuenta 
de los años, meses y días, las fiestas y cerimonias 
de la administración de sus sacramentos, los días y 



286 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

tiempos fatales, sus maneras de adiuinar y sus pro- 
phecias, los acaecimientos y remedios para los ma- 
les, y las antigüedades, y leer y escribir con sus letras 
y caracteres con los quales escribían y con figuras 
que significauan las escrituras. 

Que escribían sus libros en una hoja larga do- 
blada con pliegues, que se venia á cerrar toda entre 
dos tablas que hazian muy galanas, y que escriuian 
de una parte y de otra á colunas según eran los plie- 
gues, y que este papel hazian de raizes de un árbol 
y que le dauan un lustre blanco en que se podia 
bien escribir, y que sabian de estas sciencias algunos 
principales señores por curiosidad y que por esto 
eran más estimados, aunque no las usauan en pú- 
blico. 

Que cuentan los Indios que de parte de medio 
dia vinieron á Yucatán muchas gentes con sus seño- 
res, y que parece auer venido de Chiapa, aunque los 
Indios no lo sauen, mas que este autor lo conge- 
tura porque muchos vocablos y composiciones de 
verbos es la misma en Chiapa y en Yucatán, y que 
ay grandes señales en la parte de Chiapa de lugares 
que an sido despoblados, y dizen que estas gentes 
anduuieron xi años por los despoblados de Yucatán, 
sin auer en ellos agua sino la que Ilueue , y que en 
fin de este tiempo aportaron á las sierras que caen 
algo enfrente de la cibdad de Mayapan, x leguas de 
ella, y que allí comentaron á poblar y hazer muy 
buenos edificios en muchas partes y que los de 



RELACIONES DE YUCATÁN. 287 

Mayapan tomaron mucha amistad con ellos y hol- 
garon que labrassen la tierra como naturales, y que 
assi estos de Tutuxiu se sugetaron á las leyes de 
Mayapan, y assi emparentaron unos con otros, y 
que como el señor Xiuis de los Tutuxios era tal, 
vino á ser muy estimado de todos. 

Que estas gentes viuieron tan quietamente que 
no auia pleyto ninguno, ni usauan armas ni arcos 
aun para la ca^a, siendo agora excellentes flecheros, 
y que solamente usauan lazos y trampas con que 
tomauan mucha caga, y que tenian cierto arte de 
tirar varas con un palo gruesso como dos ó tres de- 
dos, agujereado hazia la tercia parte y largo seis 
palmos, y que con él y unos cordeles tirauan fuerte 
y certeramente. 

Que tenian leyes contra los delinquentes y las 
esecutauan mucho, como contra el adultero, que le 
entregauan al ofendido para que él le matasse sol- 
tando una piedra grande desde lo alto sobre la ca- 
bega, ó le perdonasse si quisiesse, y que á las adúl- 
teras no dauan otra pena mas de la infamia, que en- 
tre ellos era cosa muy graue, y que al que forgasse 
donzella le matauan á pedradas, y cuentan un caso 
que el señor de los Tutuxios tenia un hermano que 
fue acusado deste crimen, y le hizo apedrear y des- 
pués le hizo cubrir de un gran montón de piedras, 
y que dizen que tenían otra ley antes de la pobla- 
ción desta cibdad que mandaua sacar las tripas por 
el ombligo á los adúlteros. 



288 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

Que el Gouernador Cocom entró en cudicia de ri- 
quezas, y que para esto trató con la gente de guor- 
nicion que los reyes de México tenían en Tauasco y 
Cicalango que les entregaría la cibdad, y que assi 
truxo gente mexicana á Mayapan y oprimió los po-- 
bres y hizo muchos esclauos, y que le mataran los, 
señores si no tuuieran miedo á loa mexicanos, y qne 
el señor de los Tutuxios nunca consintió en esto, y 
viéndose los de Yucatán aprendieron de los mexi- 
canos el arte de las armas, y que assí salieron maes- 
tros del arco y flechas y de la lan^a y hachuela, y 
sus rodelas y lagos fuertes de sal y algodón y de * 
otros pertrechos de guerra, y que ya no se admira- 
uan de los mexicanos ni los temían, antes hazían 
poca cuenta de ellos y que en esto passaron algunos 
años. 

Que aquel Cocom fue primero el que hizo esclauos, 
pero que deste mal se siguió usar las armas con que 
se defendieron para que no fuessen todos esclauos. 

Que entre los sucessores de la casa Cocomina vuo 
uno muy orgulloso y imitador de Cocom, y que este 
hizo otra liga con los de Tauasco, y que metió mas 
mexicanos dentro de la cibdad y que comento á ty- 
ranizar y hazer esclauos á la gente menuda, y que 
por esto se juntaron los SS. á la parte de Tutuxiu, el 
qual era gran republicano como sus passados, y que 
concertaron de matar á Cocom, y assí lo hizieron ma- 
tando también á todos sus hijos, sin dexar mas de 
uno que estaua ausente, y que le saquearon la casa 



RELACIONES DE YUCATÁN. 289 

y le tomaran las heredades que tenía de cacau, y de 
otras frutas diziendo que se cobrauan de lo que les 
auia robado, y que duraron tanto los vandos entre 
los Cocomes, que dezian ser injustamente echado^ y 
los Xmis, que después de auer estado en aquella cib- 
dad mas de B afíoa la desampararon y despoblaron 
yéndose cada uno á su tierra. 

Que (conforme á la ementa de los Indios aura c. y 
XX afios que se despobló Mayapan, y que se hallan 
en la pla^a de aquella cibdad vii 6 mi piedras» de á 
s pies en largo cada una^ redondas por la una parte, 
bien labradas y que ti^en algunos i^nglones de los 
caracteires que ellos, usan , y que por estar gastadas 
de la agua no se ptteden leer,, maai piensan que es 
memoria de la fundación y de&truicion de aquella 
cibdad, y que otras semejantes están en Zilan pue- 
blo de la costa, aunque mas altas, y que loe natu- 
rales pi'eguntadc^ que cosa era responden que acos- 
tumbraban erijir de xx en xx años, que? es el nú- 
mero que tienen de contar sus edades, una piedra de 
aquellas. Mas parece que no lleua camino, porque 
según esto auia de auer muchas mas, principalmíente 
que no las ay en otros pueblos sino en Mayapan y 
Zilan. 

Que lo principal qaie llenaron á sus tierras estos 
señores que desampararon á Maiapan fueron loa li- 
bros de sus sciencias, porque siempre fueron muy 
sujetos á los consejos de sus sacerdotes, y que por 
esto ay tantos templos en' aquellas provincias. 

19 



290 DOCUMENTOS INÉDITOS, 

Que el hijo de Cocom, el qual escapó de la muerte 
por estar absenté en sus contrataciones, en tierra de 
Vlua que es adelante de la villa de Salamanca, como 
supo la muerte de su padre y el desbarato de la cib- 
dad, vino muy presto y que se juntó con sus parien- 
tes y vasallos y pobló un lugar que llamó Tibulon, 
que quiere dezir jugados fuimos, y que edificaron 
otros muchos pueblos en aquellos montes y proce- 
dieron muchas familias de estos Cocomes, y que la 
prouincia donde manda este señor se llama Zututa. 

Que estos señores de Mayapan no tomaron ven- 
ganza de los mexicanos que ayudaron á Cocom, vien- 
do que fueron persuadidos por el gouernador de la 
tierra, y porque eran extrangeros, y que assi los 
dexaron, dándoles facultad para que poblassen pue- 
blo apartado para si solos ó se fuessen de la tierra, 
y que no pudiessen casar con los naturales de ella, 
sino entre ellos, y que estos escojieron quedarse en 
Yucatán y no boluer á las lagunas y mosquitos de 
Tauasco , y poblaron en la prouincia de Canul que 
les fué señalada, y que allí duraron hasta las guerras 
segundas de los Españoles. 

Dizen que entre los xii sacerdotes de Maiapan 
vuo uno muy sabio que tuuo una sola hija á la qual 
casó con un mancebo noble llamado Achchel, el 
qual vuo hijos que se llamaron como el padre con- 
forme á la usauQa de la tierra, y dizen que este sa- 
cerdote auisó á su yerno de la destruicion de aquella 
cibdad, y que este supo mucho de las sciencias de 



BELACIONES BE YUCATÁN. 291 

B\i suegro, el qual dizen que le escriuió ciertas letras 
en la tabla del bra90 izquierdo de gran importancia 
para ser estimado, y que con esta gracia pobló en 
la costa hasta que vino á hazer assiento en Tikoch, 
siguiéndole gran numero de gentes, y que assi fué 
muy insigne población aquella de los Cheles, y pobla- 
ron la mas insigne prouincia de Yucatán que llama- 
ron de su nombre la prouincia de Ahkinchel y es la 
de Izamal donde residieron estos Cheles, y se multi- 
plicaron en Yucatán hasta la entrada del adelantado 
Montejo. 

Que entre tres casas de señores principales que 
eran Cocomes y Xiuis y Cheles vuo grandes vandos 
y enemistades, y oy en día con ser christianos las 
ay. Los Cocomes dezian á los Xiuies que eran es- 
tranjeros y traidores matando á su señor natural y 
robando su hazienda. Los Xiviés dezian ser tan bue- 
;nos como ellos y tan antiguos y tan señores, y que 
no fueron traidores sino libertadores de la patria ma- 
tando al tyrano. El Chel dezia que era tan bueno 
como ellos en linaje, por ser nieto de un sacerdote 
el mas estimado de Mayapan, y que por su persona 
era mejor que ellos, pues auia sabido hazerse tan 
señor como ellos, y que. con esto se hazian desa- 
brimiento en los mantenimientos, porque el Chel que 
estaua á la costa no queria dar pescado ni sal al 
Cocom, haziendole ir muy lexos por ello, y el Co- 
<5om no dexaua sacar caqa ni frutas al Chel. 

Que estas gentes tuuieron mas de xx años de abun- 



292 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

dancia y de salud y se multiplioaron tanto que tod^ 
la tierra páresela un pueblo, y qua entonces se h}>vB,^ 
ron los templos en tanta muchedumbre como ise vee 
oy en día por todas partes , y que atrauc»aodo por 
montes se veen entre las arboledas assientos de casan 
y edifioios labrados á maravilla. 

Que después desta felicidad, uxia noche por iuieruo 
vino ^n ayre como á las seis de la^ tarde y fue cre- 
ciendo habiéndose huracán de quatro vientos, y que 
este ayr derribó todos los arbolea orecidos, lo qual 
hizo gran matanza en todo género de caga, y que de- 
rribó todas las casas altas, las quales como son pa* 
jiaas y tenían dentro lumbre por el frió, se encendie» 
ron y abrasaron gran parte de la geute, y que si al* 
gunos escapauan quedauan hechos pedamos de los gol' 
pes de la madera, y que duró este huracán hastau 
otro día á las doze y que hallaron que auían esca^ 
pado los que morauan en casas pequeñas y los moíjos 
rezien casados, que allá usan hazer unas casillas en*- 
frente de las casas de sus padres ó suegros donde 
moran los primeros años, y que assi perdió entonces 
el nombre la tierra que soKa llamar de los venados 
y pauos, y tan sin árboles que los que agora ay pa- 
rece que se plantaron juntos según están nacidos á 
la ygual, y que mirando esta tierra de algunas partes 
altas parece que toda está cortada con una tijera. 

Que los que escaparon se animaron á edificar y 
cultivar la tierra y se multiplicaron mucho viniendo- 
les XVI años de salud y buenos temporales, y que el 



RELACIONES DE YUCATÁN. 293 

ultimo fae el mas fértil de todoB, y que queriendo 
comentar á cojer los frutos sobrevinieron por toda 
la tierra unas calenturas pestilenciales que durauan 
x^iiii horas, y ddspues que cessaüan &e hinchauan 
y rebentauan llenos de gusanos , y que con esta pes- 
tilencia murió mucha gente y se quedó gran parte 
de los frutos poí* cojer. 

Que después de censada la pestilencia tuvieron 
otros dies; y seis afios buenos, en los quales se reno* 
uaron las pasiones y vandos de manera que murie- 
ron en batallas c* y l. mil hombres, y que con esta 
matan^.a se sosegaron y hizieron paz, y desóan^aron 
por ííx años, después de los quales les dio pestilen- 
cia de unos granos grandes que les podría el cuerpo 
con gran hedor, de manera que se les caían los miem- 
bros á pedamos dentro de quatro ó cinco días. 

Que avrá que passó esta última plaga mas de í, 
años, y que la mortandad de las guerras fue xx años 
antes, y que la pestilencia de la hinchazón y gusanos 
sería xvi afios antes de las guerras y el huracán otros 
deziseis antes que esta y xxu ó x:s:ni después de la 
destruicion de la cibdad de Mayapan, que según esta 
cuenta ha cxxv años que se desbarató j denti'o de los 
quales los de esta tierra an passado las dichas mise- 
rias, sin otras muchas después que comentaron á en- 
trar en ella Españoles, assi por guerras como por 
otros castigos que Dios embia, de manera que es 
marauillaauer la gente que ay aunque no es mucha. 

Que como la gente meiicana tuuieron señales y 



294 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

prophecias de la venida de los Españoles, y de la 
cessacion de su mando y religión, también las tu- 
uieron los de Yucatán algunos años antes que el 
adelantado Montejo los conquistasse, y que en las 
sierras de Mani que es en la prouincia de Tutuxiu 
un Indio llamado Ahcambal y por oficio Cliilan, que 
es el que tiene cargo de dar las respuestas del demo- 
nio, les dixo públicamente que presto serian seño- 
reados de gente estrangera, y les predicarían un Dios 
y la virtud de un palo que en su lengua llamó Va- 
homche, que quiere dezir palo enhiesto de gran vir- 
tud contra los demonios. 

Que el sucessor de los Cocomes, llamado don Ju.** 
Cocom después de Christiano, fué hombre de gran 
reputación y muy sabio en sus cosas, y en las natu- 
rales bien sagaz y entendido, y que fué muy familiar 
del autor deste libro fray Diego de Landa, y que le 
contó muchas antigüedades , y que le mostró un li- 
bro que fué de su agüelo, hijo del Cocom que mata- 
ron en Mayapan, y que en el estaua pintado un ve- 
nado, y que aquel su agüelo le auia dicho que 
quando en aquella tierra entrassen venados grandes, 
que assi llaman a las vacas, cessaría el culto de lo» 
Dioses , y que se auia cumplido porque los Españo- 
les truxeron vacas grandes. 

Que el adelantado Fran.*^^ de Montejo fue natural 
de Salamanca y que passó á las Indias después de 
poblada la cibdad de S.*^ Domingo y la isla Espa- 
ñola, auiendo estado algún tiempo primero en Se- 



EEliACIONES DE YUCATÁN. 295 

villa donde dexó un hijo niño que alli vuo, y que 
vino á la cibdad de Cuba donde ganó de comer y 
tuuo muchos amigos por su buena condición, y que 
entre ellos fueron Diego Velazquez gouernador de 
aquella isla y Hernando Cortés, y que como el go- 
uernador se determinó embiar á Ju.^ de Grijalua su 
sobrino á rescatar á tierra de Yucatán, y á descubrir 
mas tierra después de la nueva que Fran.<^° Hernán- 
dez de Cordova truxo quando la descubrió que era 
rica tierra, determinó que Montejo fuesse con Gri- 
jalua , y puso uno de los nauios, y muchos bastimen- 
tos como era rico , y que as^i fué de los segundos 
Españoles que descubrieron á Yucatán , y que vista 
la costa de Yucatán, truxo deseo de enriquecer alli 
antes que en Cuba, y vista la determinación de Her- 
nando Cortés le siguió con su hazienda y persona, y 
que Cortés le dio un nauio á cargo haziendole capi- 
tán delj, y que en Yucatán vieron a Ger.^^ de Agui- 
lar de quien Montejo tomó lengua de aquella tierra 
y sus cosas , y que llfegado Cortés á la Nueva España 
comento luego á poblar, y que el primer pueblo 
llamó la Vera Cruz, conforme al blasón de su van- 
dera, y que en este pueblo fué Montejo nombrado 
por unos alcaldes del rey en que se vuo discreta- 
mente, y que assi le publicó por tal Cortés quando 
tornó por alli después del camino que hizo ñaue- 
gando la tierra á la redonda, y que por esto le em- 
bió á España por uno de los procuradores de aquella 
república de la nueva España, y para que llenase el 



296 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

quinto al rey con relación de la tierra descubierta y 
de las cosas que comeníjaban á hazer en ella. 

Que quando llegó Fran.^^Q de Montejo á la corte 
de Castilla era presidente del Consejo de las Indias 
Juan Rodríguez de Fonseca, obispo de Burgos, el 
qual estaua malamente informado contra Cortés por 
parte de Diego Velazquez governador de Cuba, que 
pretendía también lo de la nueva España , y que es- 
tauan los mas del Consejo con los negocios de Cor- 
tés que parecía que no embiaba dineros al rey sino 
que se los pedia, y que entendiendo que por estar el 
Emperador en Flandes se negociaba mal perseveró 
siete años desde que salió de las Indias que fué año 
de MDXix, hasta que se embarcó que fue el de xxvi, 
y con esta perseuerancia recusó al presidente y al 
papa Adriano que era gouernador y habló al Empe- 
rador, lo qual aprouechó mucho y que se despachó 
lo de Cortés como era razón. 

Que en este tiempo que Montejo estuuo en la 
corte negoció para si la conquista de Yucatán, aun- 
que pudiera negociar otras cosas, y diéronle titulo 
de Adelantado, y que assi se vino á Seuilla y lleuó 
un sobrino suyo de treze años de su mismo nombre, 
y que halló en Sevilla á su hijo de edad de xxviii 
años á quien llevó consigo, y que trató palabras de 
casamiento con una señora de Sevilla viuda, que era 
rica, y assi pudo juntar D hombres, y los embarcó 
en tres nauios, y siguió su viaje y aportó á Cuzmil 
isla de Yucatán donde los "Indios no se alteraron 



RELACIONES DE YUCATÁN. 297 

porque estauan domesticados con los Españoles de 
Cortés , y que alli procuró saber muchos vocablos de 
los Indios para entenderse con ellos , y que de alli 
nauegó á Yucatán y tomó la possession, diziendo un 
Alférez suyo con la vandera en la mano , en nombre 
de Dios tomo la possession desta tierra por Dios y 
por el rey de Castilla. 

Que desta manera se fué la costa abaxo que estaua 
bien poblada entonces hasta llegar á Conil pueblo de 
aquella costa , y que los Indios se espantauan de ver 
tantos cauallos y gente, y que dieron auiso á toda 
la tierra de lo que passaua y esperauan el fin que te- 
nian los Españoles. 

Que los Indios señores de la prouincia de Chicaca 
vinieron al adelantado á visitarle de paz, y que fue- 
ron biein recibidos, entre los quales venia un hombre 
de grandes fuerzas y que este quitó un alfange á un 
negrillo que le llevaua detrás de su amo, y quiso 
matar con él al adelantado, el qual se defendió y 
llegaron Españoles y se apaciguó el ruydo, y enten- 
dieron que era menester andar sobre auiso. 

Que el adelantado procuró entender qual era la 
mayor población, y entendió que era la de Ticoh 
donde eran señores los Cheles, la qual estaua en la 
costa tierra abaxo por el camino que los Españoles 
llevauan, y que los Indios pensando que caminauan 
para salirse de la tierra no se alterauan ni les estor- 
vauan el camino y que de esta manera llegaron á 
Ticoh y que hallaron ser pueblo mayor y mejor que 



298 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

auian pensado, y que fué dichoso en no ser los se- 
ñores de aquella tierra los Covohes de Champoton 
que siempre fueron de mas corage que los Cheles, los 
quales con el sacerdotio que les dura hasta oy no son 
tan orgullosos como otros , y que por esto concedie- 
ron al adelantado que pudiesse hazer un pueblo para 
su gente y les dieron para ello el assiento de Chiche- 
niza vil leguas de alli que es muy excellente, y que 
desde alli fué conquistando la tierra, lo qual hizo fá- 
cilmente porque los de Ahkinchel no le resistieron, 
y los de Tutuxiu le ayudaron y con esto los demás 
hizieron poca resistencia. 

Que desta manera pidió el adelantado gente para 
edificar en Chicheniza, y que en breue edificó un pue- 
blo haziendo las casas de madera y la cobertura de 
ciertas palmas y pajas largas al uso de los Indios, y 
que assi viendo que los Indios servian sin pesadum- 
bre contó la gente de la tierra, que era mucha, y re- 
partió los pueblos entre los Españoles, y según dizen 
á quien menos cabia alcanzaua dos o tres mil Indios 
de repartimiento , y que assi comenqo á dar orden á 
los naturales como hauian de seruir á aquella su cib- 
dad, que no pluxo mucho á los Indios, aunque disi- 
mularon por entonces. 

Que el adelantado Montejo no pobló á propósito 
de quien tiene enemigos , porque estaua muy lexos 
de la mar para tener entrada y salida á México y 
para las cosas de España, y que los Indios parecién- 
doles cosa dura seruir á extranjeros donde ellos eran 



RELACIONES DE YUCATÁN. 299 

señores, comenQaron á offenderle por todas partes, 
aunque él se defendía con sus cauallos y gente, y 
les mataua muchos, pero los Indios se reforgaban 
cada dia , de manera que les vino á faltar la comida, 
y que al fin dexaron la cibdad una noche, poniendo 
un perro atado al badajo de la campana y un poco 
de pan apartado que no lo pudiesse alcauQar, y que 
cansaron el dia antes á los Indios con escaramuzas 
para que no los siguiessen, y que el perro repicaua 
la campana por alcanzar el pan, lo qual hizo mucha 
marauilla en los Indios pensando que querían salir 
á ellos , y que después de sabido estaban muy corri- 
dos de la burla, y acordaron seguir á los Españoles 
por muchas partes por no saber el camino que lleva- 
uan, y que la gente que fue por aquel camino alcan- 
zaron á los Españoles dándoles mucha grita como á 
gente que huya, y que seis de ca vallo los esperaron en 
un raso y alancearon muchos dellos y que uno de los 
Indios asió de la pierna á un cavallo y le detuuo 
como si fuera un carnero, y que los Españoles lle- 
garon á Zilan que era muy hermoso pueblo, cuyo 
señor era un mancebo de los Cheles, ya christiano y 
amigo de Españoles, el qual los trató bien y que es- 
taña cerca Ticokh, la qual y todos los otros pueblos 
de aquella costa estaban en obediencia de los Cheles, 
y que af3si los dexauan estar seguros algunos meses. 
Que el adelantado viendo que desde alli no se pe- 
dia socorrer de ks cosas de España, y que si los In- 
dios tornauan sobre ellos que serian perdidos, acordó 



300 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

de irse á Campeche y á México dexando á Yucatán 
sin gente, y que auia desde Zilan á Campeche qua- 
renta y ocho leguas muy pobladas de gente, y que 
dieron parte á Namuxchel señor de Zilan y él se 
ofreció de asegurarles el camino y acompañarlos , y 
que el adelantado trató con el tio deste señor que 
era señor de Yobain que le diesse dos hijos que te- 
nia bien dispuestos para que le acompañassen, de 
manera que con estos tres mancebos primos herma- 
nos, los dos en colleras y el de Zilan á cavallo, lie* 
garon seguros á Campeche donde fueron recebidos 
en paz y se despidieron los Cheles, y bolviéndose á 
sus pueblos se cayó muerto el de Zilan, y que desde 
alli partieron para México, donde Cortés auia seña- 
lado repartimiento de Indios al adelantado aunque 
estaua ausente. 

Que llegado el adelantado á México con su hijo y 
sobrino llegó luego en busca suya doña Beatriz de 
herrera su muger, y una hija que en ella tenia lla- 
mada doña Beatriz de Montejo con quien auia ca* 
sado clandestinamente en Sevilla, y dizen algunos 
que lo negaua, pero don Antonio de Mendoga virey 
de la nueva España se puso de por medio, y que assi 
la recibió, y le envió el virey por gobernador de 
honduras, donde casó su hija con el Lic.^** Alonso 
Maldonado, presidente de la audiencia de los Confi- 
nes, y que después de algunos años le passaron á 
Chiapa desde donde embió á su hijo con poderes á 
Yucatán, y la conquistó y pacificó. 



REI^ACIOHSS D^ YUCATÁN. 30X 

Que este don Francisco hijo del adelantado se 
crió en la eorte del rey cathoUco y que lo tru3$:o bu 
padre quando boluió á las lodiaa á la eonqui^ta de 
Yucatán, y de aUi fué oon él á México, y que el vi' 
rey don Antonio y el marqués don Hernando Cor- 
tés le quisieron bien, y fué con el marqués á la jor- 
nada do CaUphornia, y que tornado le proveyó el 
virey para regir á Tabasco, y se desposó con una se- 
ñora llamada dofia Andrea del Cas^tülo que auia pas- 
sado doncella á México con parientes suyos. 

Que aaIido6 los Españoles de Yucatán faltó el 
agua m la tierra, y que por a^uer gastado sin orden 
BU maiu. e« las guerras de los españole» les sobrevino 
gran hambre, tanto que vinieron ó comer cortezas de 
árboles en especial de uno que llaman cunueha» que 
es fofo por de dentro y blando, y que por esta ham- 
bre los Xiuies, que son los señores de Mani, acordaron 
hazer un sacrificio solene á los ídolos llenando cier- 
tos esckuos y eselauas á echar en el po^o de Chi- 
cheniza, y que auian de pasar por el pueblo da los 
señores Cocomes sus capitales enemigosj y que pen- 
sando que en tal tiempo no renouarian las passio- 
nes viejas, les enviarou á rogar que los dexassen pa- 
sar por su tierra, y que los Cocomes los engañaron 
con buena respuesta, y que dándoles posada á todos 
juntos en una gran casa les pegaron fuego, y mata- 
ron, á los que escapauan, y que por esto vuo grandes 
guerras y que so les recreció langosta por espacio de 
cinco años que no les dexaua cosa verde, y que vi- 



302 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

nieron á tanta hambre que se cayan muertos por los 
caminos, de manera que cuando los Españoles vol- 
uieron no conocían la tierra aunque en otros quatro 
años buenos después de la langosta se auian algo me- 
jorado. 

Que este Don Francisco se partió para Yucatán 
por los ríos de Tabasco y entró por las lagunas de 
dos bocas, y que el pueblo primero que topo fué 
Champoton, con cuyo señor llamado Mochkonolí le 
fué mal á Fran.*'^ Hernández y á Grijalua, y por ser 
ya muerto no vuo alli resistencia, antes los deste 
pueblo sustentaron á don Francisco y su gente dos 
años, en el qual tiempo no pudo passar adelante 
por la mucha resistencia que hallaua, y que des- 
pués passó á Campeche y vino á tener mucha amis- 
tad con los de aquel pueblo, de manera que con su 
ayuda y de Champoton acabó la conquista, prome- 
tiéndoles que serian remunerados del rey por su 
mucha fidelidad, aunque hasta agora el rey no lo 
ha cumplido. 

Que la resistencia no fué bastante para que don 
Fram**^ dexasse de llegar con su exercito á Tiho 
donde se pobló la cibdad de Mérida, y que dexando 
el bagaje en Mérida comentaron á proseguir su con- 
quista embiando capitanes á diuersas partes, y que 
don Fran.*^*' embió á su primo Fran.***' de Montejo á 
la villa de Valladolid para pacificar los pueblos que 
estañan algo rebeldes, y para poblar aquella villa 
como aora está poblada, y que pobló en Chectemal 



RELACIONES DE YUCATÁN. 303 

la villa de Salamanca, y que tenia ya poblado á Cam- 
peche, y dio orden en el servicio de los Indios y en 
el gobierno de los Españoles, hasta que el adelantado 
su padre vino á gobernar desde Chiapa con su mu- 
ger y casa, y fué bien recibido en Campeche, y llamó 
á la villa Sant Francisco por su nombre, y después 
passó á la cibdad de Mérida. 

Que los Indios recibian pesadamente el yugo de 
la servidumbre mas los Españoles tenian bien re- 
partidos sus pueblos que abracaban la tierra, aunque 
no faltaua entre los Indios quien los alterasse, sobre 
lo qual se hizieron castigos muy crueles que faé causa 
que se apocasse la gente. Quemaron viuos algunos 
principales de la prouincia de Cupul y ahorcaron 
otros. Hízose información contra los de Yobain pue- 
blo de los Cheles, y prendieron la gente principal, y 
metiéronlos en una casa en cepos y pegaron fuego á 
la casa, y se abrasaron viuos con la mayor inhuma- 
nidad del mundo, y dize este Diego de Landa que él 
vio un gran árbol cerca del pueblo en el qual un ca- 
pitán ahorcó muchas mugeres indias de las ramas y 
de los pies dellas los niños sus hijos, y que en este 
mismo pueblo y en otro que dizen Verey dos leguas 
del ahorcaron dos Indias, la una donzella y la otra 
rezien casada, no por otra culpa sino porque eran 
muy hermosas, y temian que se rebolveria el real de 
los Españoles sobre ellas, y porque pensassen los In- 
dios que no se les daua nada á los Españoles de las 
mugeres, y que destas dos ay mucha memoria entre 



304 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

los Indios y Españoles por su gran hermosura y por 
la crueldad con que las mataron. 

Que se alteraron los Indios de la prouincia de Co- 
chua y Chectemal, y que Españoles los apaziguaron 
de tal manera que siendo dos prouincias las más po- 
bladas y llenas de gente quedaron las mas desuen- 
turadas de toda aquella tierra, haziendo en ellos 
crueldades inauditas, cortando manos bracos y pier- 
nas, y á las mugeres los pechos, y echándolas en 
lagunas hondas con calabazas atadas á los pies, y 
dando de estocadas á niños porque no andauan tanto 
como las madres, y si los que llevauan en colleras en 
fermauan ó no andauan tanto como los otros corta- 
vanles entre los otros las caberas por no pararse á 
soltarlos, y que trayan gran número de mugeres 
y hombres captivos para su servicio con semejantes 
tratamientos, y que se afirma que don Fran.^** de 
Montejo no hizo ninguna destas crueldades, ni se 
halló á ellas, antes le parecieron muy mal, pero no 
pudo mas. 

Que los Españoles se desculpan con dezir que 
siendo ellos pocos no podian sugetar tanta gente sin 
ponerles miedo con castigos terribles, y traen exem- 
plos de historias, y de la passada de los Hebreos á 
la tierra de promission con grandes crueldades por 
mandado de Dios, y que por otra parte tenian razón 
los Indios de defender su libertad y confiar en los 
capitanes que tenian muy valientes para entre ellos, 
y pensauan que assi seria contra los Españoles. 



RELACrOIíES DE YUCATÁN. 305 

Qu^ cuentan de un ballestero Español y de un. 
flechero Indio que por ser muy diestros el uno y 
el otro m procutavannaatar,: y no podían tomatrse 
descuidados, y que el Español fingió descuidarse, 
puesta ] a una rodilla en tierra, y que el Indio ]« 
dio un flechado por la mano que le subió el braqo 
arriba y le apartó las canillas una de otra, y qu^ al 
mismo tiempo soltó el Español la ballesta y dio al 
Indio por' los pechos,, y que sintiéndose herido de 
muerüe, porque ñoi dixessen que Español le auia 
muerto, cortón un bexuco, que es como mimbre,, y 
mniy maS' IcP'go, y se ahorcó á vista de todos con él, 
y que des tas valentías ay muchos exemplos. 

Que antes que los E&pafí-oles ganassen. aquella 
tierra viuiku; los, na^turales juntos en pueblos con 
mucha policía, y que tenían la tierra muy limpia y 
desmontada, de malas pliaotas, y puestos muy bue- 
nos' árboles, y que la habitación era.de esta.manera: 
en medioi del pueblo estañan los templos^ con her- 
mosas plaQas, y en tomo de los templos estañan las 
casas de los señores y de los sacerdotes, y luego la 
gente mas principal y que assi yuan los más ricos y 
estimados mas cercanos á. estos , y á los fines del 
pueblo estañan las casas de la gente mas baxa, y que 
los po^GS donde auia pocos estañan^ cerca de las ca- 
sas de los señores, y que tenian sus heredades plan- 
tadas de árboles de vino, y sembradas en algodón, 
pimienta y maíz, y que viuian en estas congrega- 
tiones por miedo de sus enemigos que los capti- 



20 



306 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

vauan, y que por las guerras de los Españoles se 
desparzieron por los montes. 

Que los Indios de Valladolid por sus malas cos- 
tumbres ó por el mal tratamiento de los Españoles 
se conjuraron de matar á los Españoles quando se 
diuidian á cobrar sus tributos, y que en un día ma- 
taron 17 Españoles y 400 criados de los muertos y 
de los que quedaron viuos, y que luego embiaron 
algunos braqos y pies por toda la tierra en señal de 
lo que auian hecho para que se aleasen, mas no lo 
quisieron hazer, y con esto pudo el adelantado so- 
correr á los Españoles de Valladolid y castigar loa 
Indios. 

Que el adelantado tuuo desasosiego con los de 
Mérida y muy mayores con la cédula del Empera- 
dor con la qual priuó de Indios á todos los gouer- 
nadores, y que fue un receptor á Yucatán y quitó 
al adelantado los Indios y los puso en cabeQa del 
rey, y que tras esto le tomaron residencias, á lo 
qual al audiencia real de México , la qual le remitió 
al consejo real de Indias en España donde murió 
lleno de dias y trabajos y dexó á su muger doña 
Beatriz en Yucatán mas rica que él murió, y á don 
Fran.^° de Montejo su hijo casado en Yucatán, y á 
su hija doña Catalina casada con el lic.^° Alonso 
Maldonado presidente en las audiencias de hondu- 
ras y S.*^ Domingo de la Isla Española, y á don 
Fran.*^^ de Montejo Español, y á don Diego, Meztizo 
que uvo en una India. 



RELACIONES DE YUCATÁN. 307 

Que este don Fran.^^ después que dexó el go« 
ciierno á su padre el adelantado viuió en su casa 
como un particular vezino quanto al gouierno, aun- 
que muy respetado de todos por auer conquistadog 
repartido y regido aquella tierra fué: á Guatimala 
<íon su residencia y tornó á su casa. Tuvo por hijos 
á don Ju.^ de Montejo que casó con doña Isabel 
natural de Salamanca, y á doña Beatriz de Montejo 
-cíon su tio primo hermano de su padre, y á doña 
Francisca de Montejo que casó con don Carlos de 
Avellano natural de Guadalajara, murió de larga en- 
fermedad después de auerlos visto á todos casados. 

Que Fray Jacobo de Testera franciscano, pasó á 
Yucatán y comengo de doctrinar á los hijos de los 
Indios, y que los soldados Españoles se quisieron 
servir de los mo^os tanto que no les quedaua tiempo 
para aprender la doctrina, y que por otra parte des- 
gustauan á los frayles quando los reprehendian de 
lo que hazian mal contra los Indios, y que por esto 
fray Jacobo se tornó á México donde murió, y que 
después fray Toribio de Motolinia embió desde Guati- 
mala frayles, y que de México fray Martin de Noja 
Castro embio mas Indios, y que todos tomaron 
assiento en Campeche y Mérida con fauor del ade- 
la.ntado y de su hijo don Fran.^° los quales les edi- 
ficaron un monasterio en Mérida como está dicho, 
y que procuraron saber la lengua lo qual era muy 
dificultoso. El que mas supo fué fray Luys de Vi- 
llalpando que comentó á saberla por señas y pedre- 



308 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

zuelas y la reduxo á alguna manera de arte, y es- 
crivió una doctrina Christiana en aquella lengua,, 
aunque auia muchos estorbos de parte de los Espa- 
ñoles que eran absolutos señores y querían que se 
hiziesse todo enderezado á su ganancia y tributos, y 
de parte de los Indios que procuraran estarse en sus 
idolatrías y borracheras; principalmente era gran 
trabajo estar los Indios tan desparramados por los- 
montes. 

Que los Españoles tomavan pesar de ver que los. 
frayles hiziessen monesterios, y ahuyentauan los hijoa 
de los Indios de sus repartimientos para que no vi- 
niessen á la doctrina, y quemaron el monesterio de 
Valladolid dos vezes con su yglesia que era de ma- 
dera y paja, tanto que fué necessario irse los frayiea 
á viuir entre los indios, y que quando se alearon los 
Indios de aquella provincia escrivieron al visorey 
don Antonio que se avian algado por amor de los 
fi^ayles, y que el virey hizo diligencia y averigud 
que al tiempo que se alearon aun no eran llegados 
los frayles á aquella prouincia, y que velauan de 
noche á los frayles con escándalo de los Indios j 
hazian inquisición de sus vidas y les quitavan las li- 
mosnas. 

Que los frayles viendo este peligro embiaron al 
muy singular juez Qerrato presidente de Guatemala, 
un religioso que le diesse cuenta de lo que passaua, 
el qual vista la desorden y mala Christiandad de Io& 
Españoles, porque Ueuavan los tributos absoluta- 



RELACIONES DE YUCATÁN. 309 

mente quantos podían sin orden del rey, y mas el 
seruicio personal en todo género de trabajo, hasta 
alquilarlos á Henar cargas, proveyó de cierta tassa- 
cíon harto larga, aunque passadera, en que señalava 
que cosas eran del Indio después de pagado el tri- 
buto á su encomendero, y que no fuesse todo abso- 
lutamente del Español, y que suplicaron desto y 
que con temor de la tassa sacauan á los Indios mas 
que hassta alli, y que los frayles tornaron á la au- 
diencia y embiaron á España , y que hizieron tanto 
que la audiencia de Guatimala embió un Oidor el 
qual tassó la tierra y quitó el servicio personal, y 
hizo casar á algunos quitando las casas que tenian 
llenas de mugeres. Este fué el licenciado Thomas 
López natural de Tendilla, y que esto causó que 
aborreciessen mucho mas á los frayles haziéndoles 
libellos infamatorios y cessando de oir sus missas* 

Que este aborrecimiento causó que los Indios es- 
tuviessen muy bien con los frayles, considerando los 
trabajos que tomauan sin interese ninguno, y que 
les causaron libertad , tanto que ninguna cosa hazían 
sin dar parte á los frayles y tomar su consejo, y esto 
dio causa para que los Españoles con embidia que 
los frayles auian hecho esto por gouernar los Indios 
y gozar de lo que á ellos se auia quitado. 

Que los vicios de los Indios eran idolatrías y re- 
pudios, y borracheras publicas, y vender y comprar 
por esclauos, y que sobre apartarles destas cosas 
vinieron á aborrcQcr á los frayles, pero que entre los 



310 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

Españoles los que mas fatigaron á los religiosos aun- 
que encubiertamente fueron los sacerdotes como gen- 
te que auia perdido su officio y los provechos del. 

Que la manera que se tuvo para doctrinar los In- 
dios fué recoger los hijos pequeños de los señores j 
gente mas principal, y que los ponían en torno de los 
monasterios en casas que cada pueblo hazía para los 
suyos, donde estavan todos juntos los de cada lugar, 
y que sus padres y parientes les trayan de comer, y 
que con estos niños se recojian los que venian á la 
doctrina, y con esta frequentacion pidieron muchos 
el bautismo con mucha devoción ; y que estos niños 
después de enseñados tenían cuydado de anisar á los 
frayles de las idolatrías y borracheras, y que rom- 
pían los ídolos aunque fueran de sus padres, y ex- 
hortavan á las repudiadas, y á los huérphanos si los 
hazian esclavos que se quexassen á los frayles, y aun 
que fueron amenazados de los suyos no por eso ces- 
sauan, antes respondían que les hazian onra pues 
era por el bien de sus almas, y que el adelantado y 
los juezes del rey siempre an dado fiscales á los fray- 
les para recoger los indios á la doctrina y para cas- 
tigar á los que les tornavan á la vida passada, y que 
al principio davan los señores de mala gana sus hi- 
jos pensando que los querían hazer esclavos como 
auian hecho los Españoles, y que por esta causa da- 
ñan muchos esclavillos en lugar de sus hijos, mas 
como entendieron el negocio los dauan de buena 
gana. 



RELACIONES DE YUCATÁN. 311 

Que desta manera aprovecharon tanto los mogos 
en las escuelas y la otra gente en la doctrina que era 
cosa admirable. 

Que aprendieron leer y escriuir en la lengua de los 
Indios, la qual se reduxo tanto á arte que se estu- 
dia va como ]a Latina y se halló que no usavan seis, 
letras nuestras, que son d. f. g. q. r. s. que para 
cosa ninguna las han menester, pero tienen necessi- 
dad de doblar unas y añadir otras para entender las 
muchas significaciones de algunos vocablos, porque 
Pa. quiere dezir abrir, y PPa. apretando mucho los 
labios quiere dezir quebrar, y Tan es cal ó ceniza, y 
Tan dicho rezio entre la lengua y los dientes altos- 
quiere dezir palabra ó hablar, y assi en otras diccio- 
nes, y puesto que ellos para otras cosas tenian dife- 
rentes caractheres no fué menester inuentar nueuaa 
figuras de letras sino aprovecharse de las latinan 
porque fuesse común á todos. Dióseles también or- 
den para que dexassen los assientos que tenian en 
los montes y se juntasen como antes en buenas po- 
blaciones para que mas fácilmente fuessen enseñados,. 
y no tuviessen tanto trabajo los religiosos, para cuya 
sustentación les hazian limosnas las pascuas y otras 
fiestas , y hazian limosnas á las yglesias por medio 
de dos Indios ancianos nombrados para esto, con lo 
qual davan lo necessario á los frayles quando anda- 
uan visitando entre ellos y también aderegaban las 
iglesias de ornamentos. 

Que estando esta gente instruidos en la religión y 



312 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

los mo^os aprouechados como diximos, fueron per- 
vertidos por los sacerdotes que en su idolatría te- 
man y por los señores, y tornaron á idolatrar y hazer 
sacrificios, no solo de savmerios sino de sangre hu- 
mana, sobre lo qual los frayles hizieron inquisición y 
pidieron ayuda al alcalde mayor y prendieron mu- 
chos, y les hizieron procesos y se celebró un auto en 
que pusieron muchos en cadahaltQos encorozados y 
acotados y tresquilados, y algunos ensambenitadoB 
por algún tiempo, y que algunos de tristeza enga- 
ñados del demonio se ahorcaron, y en común mos- 
traron todos muchos arrepentimiento y voluntad de 
ser buenos Christianos. 

Que á esta sazón llegó á Campeche don fray 
Fran/*^ Toral, frayle franciscano natural de Vbedaí 
que auia estado xx años en lo de México, y venía 
por obispo de Yucatán, el qual por las informacioneB 
de los Españoles y por las quexas de las Indios, des- 
hizo lo que los frayles tenian hecho, y mandó soltar 
los presos, y que sobre esto se agravió el provincial 
y determinó ir á España quexándose primero en Mé- 
xico, y que assí vino á Madrid donde los del Con- 
sejo de las Indias le afearon mucho que uviesse usur- 
pado el oficio de Obispo y de inquisidor, para des- 
cargo de lo qual alegaua la facultad que su orden 
tenia para en aquellas partes, concedida por el papa 
Adriano á instancia del emperador, y el auxilio que 
la audiencia real de las Indias le mandó dar confor* 
me á como se daba á los Obispos, y que los del Con- 



RELACIONES DE YUCATÁN. 313 

sejo se enojaron mas por estas desculpas, y acorda- 
ron de remitirle á él y á sus papeles, y á los que el 
Obispo auia embiado contra los frayles á fray Pedro 
de Bovadilla provincial de Castilla, á quien el rey 
escrivió mandándole que los viesse y hiziesse justi- 
cia, y que este fray Pedro por estar enfermo cometió 
el examen de los procesos á fray Pedro de Guzman 
de su orden, hombre docto y esperimentado en cosas 
de inquisición, y se presentaron los pareceres de siete 
personas doctas del reyno de Toledo que fueron el 
D. fray Fran.*^*^ de Medina y fray Fran.**** Dorantes 
de la orden de S."^ Fran,*""*, y el maestro fray Alonso 
de la Cruz, frayle de S.^ Aug. que auia estado xxx 
a.íios en las Indias, y el Lic.*^° Thomas López que 
faé oidor en Guatimala y en nuevo reyno, y fué 
juez en Yucatán, y el D. Hurtado Cathedrático de 
cañones, y el D. Méndez Cathedrático de Sagrada 
escritura, y el D. Martínez Cathedrático de Scoto en 
Alcalá, los quales dixeron que el provincial hizo 
justamente el auto y las otras cosas en castigo de 
los Indios; lo qual visto por fray Fran,*^° de Guzman 
€scriuió largamente sobre ello al provincial fray 
Pedro de Bovadilla. 

Que los Indios de Yucatán merecen que el rey los 
favorezca por muchas cosas , y por la voluntad que 
mostraron á su seruicio estando necessitado en Flan- 
des embió la princesa doña Joana su hermana, que 
entonces era gouernadora' del reyno, una cédula pi- 
diendo ayuda á los de las Indias la qual llevo á Yu- 



314 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

catan un oidor de Guatimala, y para esto juntó los 
señores y ordenó que un fraile les predicasse lo que 
devian á su mag.^ y lo que entonces les pedía, y 
que concluida la plática se leuantaron los Indios en 
pié y respondieron que bien sabian lo que eran obli- 
gados á Dios por averies dado tan noble y christia- 
nísimo rey y que les pesava no viuir en parte donde 
le pudieran seruir con sus personas, por tanto que 
viese lo que de su pobreza queria, que le servirian 
con ello y que si no bastasse que venderían sus hijos 
y mugeres. 

Que la manera de hazer las casas era cubrirlas de 
paja que tienen muy buena y mucha, ó con hojas 
de palma que es propia para esto, y que tenian muy 
grandes corrientes para que no se lluevan, y que 
después echan una pared por medio al largo que 
diuide toda la casa, y que en esta pared dexan algu- 
nas puertas para la mitad que llaman las espaldas 
de la casa donde tienen sus camas, y que la otra 
mitad blanquean de muy gentil encalado, y que los 
seilores las tienen pintadas de muchas galanterías, 
y que esta mitad es el recebimiento y aposento de 
los guéspedes, y que esta piega no tiene puerta sino 
toda abierta conforme al largo de la casa, y baxa 
mucho la corriente delantera por amor de los soles 
y aguas, y dizen que también para enseñorearse de 
los enemigos de la parte de dentro en tiempo de 
necesidad y que el pueblo menudo hazia á su costa 
las casas de los SS., y que con no tener mas puer- 



RELACIONES DE YUCATÁN. 315 

tas tenían por grave delicto hazer mal á casas 
agenas: tenían una portezilla atrás para el servicio 
necessario, y que tienen unas camas de varillas y 
encima una serilla donde duermen cubiertos de sus 
mantas de algodón, en verano duermen comunmente 
en los encalados con una de aquellas serillas, espe- 
cialmente los hombres. Allende de la casa hazian 
todo el pueblo á los señores sus sementeras, y se 
las beneficiavan y cojian en cantidad que se bastava 
á él y á su casa, y quando avia ca^as ó pescas ó era 
tiempo de traer sal siempre da van parte al Sr., por- 
que estas cosas siempre las hazian en comunidad. 
Si moria el señor, aunque le succediesse el hijo ma- 
yor eran siempre los demás hijos muy acatados y 
ayudados y tenidos por señores, á los demás princi- 
pales inferiores del señor ayudavan en todas estas 
cosas conforme á quien eran, ó al fauor que el se- 
ñor les da va. Los sacerdotes viuian de sus officios y 
offrendas. Los SS. rejian el pueblo concertando los 
litigios, ordenando y concertando las cosas de sus 
repúblicas, lo qual todo hazian por manos de los 
mas principales que eran muy obedecidos y estima- 
dos, especial la gente rica á quien visitauan, y tenían 
palacio en sus casas donde concertauan las cosas y 
negocios principalmente de noche, y si los SS. sa- 
lían del pueblo llevauan mucha compañía, y lo 
mesmo quando salian de sus casas. 

Que los Indios de Yucatán son gente bien dis- 
puesta y altos y rezios y de muchas fuerzas, y 



316 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

comunmente todos estevados, porque en su DÍñez 
quando las madres los Ileuan de una parte á otra 
van ahorcajados en los quadriles. Tenían por gala 
ser vizcos, lo qual hazian por arte las madres col- 
gándoles del pelo un pegotillo que les llegaua al 
medio de las cejas desde muy niños, y aleando los 
ojos siempre como les andana alli jugando venian á 
quedar vizcos, y que tenian las cabcQas y frentes 
llanas, hecho también de sus madres por industria 
desde niños, y que trayan las orejas horadadas para 
QarQÍllos y muy harpadas de los sacrificios. No cria- 
van barbas, y dezian que les quemauan los rostros 
sus madres con paños calientes siendo niños porque 
no les nacciessen, y que agora crian barbas aunque 
muy ásperas como cerdas de rocines. 

Que criauan cabello como las mugeres, por lo alto 
quemauan como una buena corona y assi crecia lo de 
debaxo mucho, y lo de la corona quedaua corto, y que 
lo entren^auan y hazian una guirnalda de ello en tor- 
no de la cabega, dexando la colilla atrás como borlas. 

Que todos los hombres usavan espejos y no las 
mugeres, y que para llamarse cornudos dezian que 
su muger le auia puesto el espejo en el cabello 
sobrado del colodrillo. 

Que se báñauan mucho no curando de cubrirse 
de las mugeres sino quando podía cubrir la mano. 

Que eran amigos de buenos olores, y que por esto 
usan ramilletes de flores y yervas olorosas muy cu- 
riosos y labrados. 



RELACrONES DE TUCATÁN. 317 

Qae usatian pintarse de colorado el rostro y 
cuerpo, y les parecía muy mal^ pero teníanlo por 
gran gala. 

Qne sn vestido era un listón de una mano en an- 
cho que les seruía de bragas y caigas j y que se da- 
ñan con él algunas bueltaspor la cintura, de manera 
que eí un cabo colgaua delante y el otro detrás, y 
que estos cabos les hasdan sus mugeres con curiosi- 
dad y labores de pluma, y que traían mantas largas^ 
y quadradas y las atauan en los ombros, y que 
traían sandalias de cáñamo d cuero Ae venado por 
curtir seco, y no usavan otro vestido. 

Que el mantenimiento principal es maíz del qual 
hazen diversos naanjares y bevidas, y aun beuido 
como lo beven les sirve de comida y bevida, y que 
las Indias echan el maíz á remojar una noche antes en 
cal y agua, y que á la mañana está blanda y medio 
cozído, y desta manera se le quita el hollejo y pegón 
y que lo muelen en piedras, y que de lo medio mo- 
lido dan á los trabajadores y caminantes y naue- 
gantes j^randes pelotas y cargas, y que dura con 
solo azedarse algunos meses, y que de aquello toman 
una pella y desliándola en un vaso de la cáxcara de 
una fruta que cria un árbol con el qual les proveíó 
Dios de vasos, y que se beuen aquella substancia y 
se comen lo demás, y que es sabroso y de gran 
mantenimiento, y que de lo mas molido sacan leche 
y la coajan al fuego, y hazen como poleadas para 
las mañanas y que lo beuen caliente, y sobre lo que 



318 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

sobra de las mañanas echan agua para beuer entre 
dia, porque no acostumbran beuer agua sola, que 
también lo tuestan y muelen y deslian en agua, que 
es muy fresca beuida, echándole un poco de pimienta 
molida ó de cacao. 

Que hazian del maiz y cacao molido una manera 
de espuma muy sabrosa con que celebran sus fiestas, 
y que sacan del cacao una grasa que parece mante- 
quillas, y que desto y del maiz hazen otra bevida 
sabrosa y estimada, y que hazen otra bevida de la 
substancia del maiz molido assi crudo que es muy 
fresca y sabrosa. 

Que hazen pan de muchas maneras bueno y sano, 
salvo que es malo de comer quando está frió, y assi 
passan las indias trabajo en lo hazer dos vezes al dia. 
Que no se ha podido acertar á hazer harina que 
se amasse como la del trigo, y que si alguna vez se 
haze como pan de trigo no vale nada. 

Que hazen guisados de legumbres y carne de ve- 
nados y aves monteses y domésticas que ay muchas, 
y de pescados que ay muchos, y que assi tienen 
buenos mantenimientos principalmente después que 
crían puercos y aves de castilla. 

Que por la mañana toman la beuida caliente con 
pimienta como está dho. y entre dia las otras frías, 
y á la noche los guisados , y que si no hay carne ha- 
zen sus salsas de la pimienta y legumbres, que no 
acostumbrauan comer los hombres con las mugeres, 
y que ellos comian por sí en el suelo, ó quando mas 



BELACIONES DE YUCATÁN. 319 

sobre una serilla por mesa, y que comen bien quando 
lo tienen, y quando no sufren muy bien la hambre y 
passan con muy poco, y que se lavan las manos y 
la boca después de comer. Labravanse los cuerpos, y 
quanto mas tanto mas valientes y bravosos se tenian, 
porque el labrarse era gran tormento, que eradesta 
manera. Los oficiales dello labrauan la parte que 
querian con tinta ^ y después sajavanle delicadamente 
las pinturas, y assi con la sangre y tinta quedauan 
€n el cuerpo las señales, y que se labran poco á poco 
por el tormento grande, y también se ponian después 
malos porque se les enconavan las labores y haziase 
materia, y con todo eso mofauan de los que no se 
labrauan, y que se precian mucho de ser requebrados 
y tener gracias y habilidades naturales, y que ya 
•comen y beven como nosotros. 

Que los indios eran muy dissolutos en bever y 
emborracharse de que les seguían muchos males 
<;omo matarse unos á otros, violar las camas pen- 
sando las pobres mugeres recebir á sus maridos, tam- 
bién con padres y madres como en casa de sus ene- 
migos, y pegar fuego á sus casas, y quanto todo eso 
se perdían por emborracharse, y que quando la bo- 
rrachera era general y de sacrificios contribuían to- 
dos para ello, porque quando era particular hazía el 
gasto el que la hazía con ayuda de sus parientes , y 
que hazen el vino de miel y agua y cierta raiz de un 
árbol que para esto criauan, con la qual se hazía el 
vino fuerte y may hidiondo, y que con valles y re- 



320 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

gozijos comían sentados de dos en dos, ó de quatra 
en qnatro, y que después de comido sacauan los es- 
cancíanos, los quales no se solían emborrachar, de 
unos grandes artesones de bever hasta que se hazían 
unas cimitarras, y que las mugeres tenían mucha, 
cuenta de boluer sus maridos borrachos á casa. 

Que muchas vezes gastan en un banquete lo que 
en muchos días mercadeando y trompeando ganavan, 
y que tienen dos maneras de hazer estas fiestas* La. 
primera que es de los SS. y gente principal obliga 
á cada uno de los combidados 4 que hagan otro tal 
combite, y que dan á cada uno de los combidados 
una ave assada, y pan y bevida de cacao en abundan- 
cia, y que al fin del combite suelen dar á cada uno 
una manta para cubrirse, y un banquillo y vaso 
mas galano que pueden , y si se muere uno dellos es 
obligada á pagar el combite la casa ó parientes del. 
La otra manera es entre parentelas quando casan 
sus hijos ó hazen memoria de las cosas de sus ante- 
passados, y esta no obliga á restitución, saluo que si 
ciento an combidado á un indio á una fiesta, assi á 
todos quando el haze fiesta ó casa á sus híjo& com- 
bida, y que sienten mucho la amistad y conservan 
aunque lexos unos de otros con estos combites, y 
que en estas fiestas les davan á beuer mugeres her- 
mosas las quales después de dado el vaso volvían las 
espaldas al que lo toma hasta vaciado el vaso. 

Que los Indios tienen recreaciones muy donosas 
y principalmente farsantes que representan con mu- 



EELACIONES DE YUCATÁN. 321 

cho donayre, tanto que estos alquilan los Españolee 
para no mas que vean los chistes de los Españoles 
que passan con sus moQas, maridos ó ellos proprios 
sobre el buen ó mal servir, y después lo representan 
con tanto artificio como curiosos Españoles. Tienen 
atabales pequeños que tañen con la mano, y otro 
atabal de palo hueco de sonido pesado y triste, tá- 
ñenle con un palo larguillo puesto al cabo cierta le- 
che de un árbol , y tienen trompetas largas y delga- 
das de palos huecos, y al cabo unas largas y tuertas 
calabaQas y tienen otro instrumento de toda la tor- 
tuga entera con sus conchas , y sacada la carne tá- 
ñenle con la palma de la mano , y es su sonido lúgu- 
bre y triste. Tienen chiflatos de vuessos de cañas de 
venados y caracoles grandes, y flautas de cañas, y 
con estos instrumentos hazen son á los vailantes, y 
tienen especialmente dos vailes muy de hombre y de 
ver. El uno es un juego de cañas, y assi le llaman 
ellos Colomche que lo quiere dezir. para jugarlo se 
junta una gran rueda de vailadores con su música 
que les haze son, y por su compás salen dos de la 
rueda el uno con un manojo de bohordos y vaila 
con ellos enhiesto; el otro vaila en cuclillas ambos 
con el compás de la rueda, y el de los bohordos con 
toda su faeríja los tira al otro, el qual con gran 
destreza con un palo pequeño arrebátalos, acabado 
de tirar bueluen con su compás á la rueda y salen 
otros á hazer lo mesmo. Otro vaile ay en que vallan 
ochocientos y mas y menos indios con banderas pe- 



21 



322 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

quenas, con son y paso largo de guerra, entre los 
quales no ay uno que salga de compás, y en sus val- 
les son pesados porque todo el dia entero no cessan 
de vailar porque los llenan ay decomer y beuer. Los 
hombres no solían vailar con las mugeres. 

Que los officios de los Indios eran olleros y car- 
pinteros, los quales por hazer los ídolos de barro y 
madera con muchos ayunos y obseruancias ganauan 
mucho. Auia también cirujanos, ó por mejor decir 
hechizeros, los quales cura van con yerbas y muchas 
supersticiones, y assi de todos los demás officios. El 
officio en que mas inclinados estañan es mercadería 
llenando sal, ropa y esclauosá tierra de Ulua y Ta- 
uasco trocándolo todo por cacao y cuentas de piedra 
que era su moneda, y con esta solían comprar escla- 
uos ó otras cuentas con razón que eran finas y bue- 
nas, las quales por joyas trayan sobre sí en las fies- 
tas los SS., y tenían otras hechas de ciertas conchas 
coloradas para moneda y joyas de sus personas, y lo 
traían en sus bolsas de red que tenían y en los mer- 
cados tratauan de todas quantas cosas auia en essa 
tierra. Fiaban , prestauan y pagauan cortesmente y 
sin usuras, y sobre todo eran los labradores y los que 
se ponen á coger el maíz y las demás semillas, lo qual 
guardan en muy lindos silos y trojes para vender á 
sus tiempos. Sus muías y bueyes son la gente. Suelen 
de costumbre sembrar para cada casado con su muger 
medida de cccc pies, lo qual llaman humvinic medida 
con vara de xx pies, xx en ancho y xx en largo. 



EEX-ACIONES DE YUCATÁN. 323 

Que los Indios tienen costumbre buena de ayu- 
darse unos á otros en todos sus trabajos. En tiempo 
de sus sementeras los que no tienen gente suya para 
las bazar júntanse de xx en xx, ó mas ó menos, y ba- 
zen todos juntos por su medida y tasa la labor de 
todos y no le dexen hasta cumplir con todos. Las 
tierras por ahora es de común y assí el que primero 
las ocupa las possee. Siembran en muchas partes por 
si una faltare supla la otra. En labrar la tierra no 
hazen sino coger la basura y quemarla para después 
sembrarla, y desde medio Enero hasta Abril labran y 
entonces con las lluuias siembran, lo qual hacen tra- 
yendo un taleguillo á cuestas, y con un palo puntia- 
gudo hazen agujeros en tierra y ponen allí cinco ó 
seis granos lo qual con el mesmo palo cubren. En 
Uouiendo espanto es como nace. Júntanse también 
para la caga de l en l mas ó menos , y la carne del 
venado asan en parrillas porque no se les gaste, y ve- 
nidos al pueblo hazen sus presentes al señor y distri- 
buyen como amigos, y el mesmo hazen en la pesca. 

Que los Indios en sus visitas siempre llenan con- 
sigo don que dar según su calidad y el visitado con 
otro don satisface al otro, y los terceros destas visi- 
tas hablan y escuchan curiosamente conforme á la 
persona con quien hablan, no obstante que todos se 
llaman de tu, por que en el progresso de sus pláti- 
cas el menor por curiosidad suele repetir el nombre 
del officio ó dignidad del mayor, y usan mucho yr 
ayudando al que dá los mensages un sonsonete he- 



8á4 Documentos inéditos. 

cho con la aspiración en la garganta que es ootno 
dezir vasta que ó assí que. Las mujeres son cortas 
en sus razonamientos y no acostumbrauan á negociar 
por sí, especialmente si eran pobres, y por esso los 
SS. se mofauan de los frayles que da van oydo á po- 
bres y ricos sin respeto. 

Que los agravios que hazian unos á otros mandava 
satisfaíser el señor del pueblo del dañador, y si no 
era ocasión y nutrimento de mas passiones, y si eran 
de un mismo pueblo con el juez lo comunicauan que 
era arbitro, y examinado el daño mandava la satis* 
ffaccion , y si no era sufficiente para la satisffaccion 
los parientes y amigos le ayudauan. Las causas de 
que se solian hazer estas satisfaciones eran si mata- 
uan á alguno casualmente, ó quando se ahorcauan 
la muger ó el marido con alguna culpa de auerle 
dado á ello ocasión, ó quando eran causa de algún 
incendio de casas ó eredades, de colmenas ó trojes 
de maiz. Los otros agravios hechos con malicia satis- 
facían siempre con sangre y puñadas. 

Que los Yucataneses son muy partidos y hospita- 
les, porque no entra nadie en su casa á quien no den 
de la comida ó beuida que tienen, de dia de sus he- 
ñidas y de noche de sus comidas, y si no las tienen 
busquanlo por la vezindad, y por los caminos si les 
junta gente á todos an de dar dellas aunque les que- 
pa por esso mucho menos. 

Que su contar es de v en v hasta xx, y de xx en 
XX hasta c. y de c. en c. hasta 400 y de coco en cccc 



KELACIONES DE YUCATÁN. 325 

ha^ta YinU y desta cuenta se seruian mucho para la 
Qoi3.tratacion del cacao. Tienen otras cuentas muy 
largas y que las protienden iu infinitum aontando 
las Yiíi mil ^ix, vezes que son c y í^x mil y tornando 
é XX duplicar estas ciento y lx mil, y después y rio 
as3Í duplicando por xx hasta que hazen un inconta- 
fel^ numero. Cuentan en el suelo ó cosa llana. 

Que tienen mucha cuenta con saber el origen de 
su^, linajes especial si viene de alguna casa de Maya- 
pan, y esso procuran saberlo de los sacerdotes que 
m *ana de sus sciencias y játanse mucho de los yaro- 
nes, que en sus linages ha anido señalados. Los nom- 
hrea de los padres duran siempre en los hijoa, en las 
hijas no. A sus hijos y hijas siempre llaman del nom- 
bre del padre y de la madre, el del padre como pro- 
pio y de la madre como apellatiuo desta manera. El 
hijo de Chel y Chan Uamauan Nachanchel que quiere 
dezir hijo de fuUanos, y esta es la causa que dizen 
los Indios son los de un nombre deudos y se tratan 
por tales, y por esso quando yienen ei^ parte ro co- 
nocida y necesitado luego acude al nombre, y si ay 
quien, luego con toda charidad le reciben y tratan^ 
mú nenguna muger ó hombre se casaua con otro del 
mesmo nombre, porque era á ellos gran infamia. 
Llámanse ahora los nombres de pila y los propios. 

Que los Indios no admitían las hijas á hered?^r 
con los hermanos sino era por via de piedad ó volunt- 
tad y entonces dáuanles del montón algo, lo de mas 
partían los hermanos igualme^te, salva que al que 



326 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

mas notablemente auia ayudado á allegar la hazien- 
da davanle equivalencia, y si eran todas hijas here- 
dauan los hermanos ó mas propincuos, y si eran de 
edad que no se suffria entregar la hazienda entregá- 
vanla á un tutor debdo mas cercano, el qual daua á 
la madre para criarlos porque no usauan de dexar- 
nada en poder de madres, ó quitáuanles los niños, 
principalmente siendo los tutores hermanos del di- 
funto. Estos tutores dauan lo que assi se les entre- 
gaua á los herederos quando eran de edad y no ha- 
zerlo era gran fealdad entre ellos y causa de muchas 
contiendas. Quando assi lo entregauan era delante 
de los SS. y principales, quitando lo que auian dado 
para los criar, y no dauan de las cosechas de las ere- 
dades nada mas, como era de colmenares y algunos 
árboles de cacao, porque dezian era harto tenerlo en 
pié. Si quando el señor moria no eran los hijos para 
rejir y tenia hermanos, regia de los hermanos el ma- 
yor, ó el mas desenvuelto y al heredero mostraban 
sus costumbres y fiestas para quando fuesse hombre, 
y estos hermanos aunque el heredero fuesse para re- 
jir mandauan toda su uida, y sino auia hermanos 
elegían los sacerdotes y gente principal un hombre 
sufficiente para ello. 

Que antiguamente se casauan á xx años, aora de 
XII ó XIII y por esso aora se repudian mas fácilmente 
como se casan sin amor y ignaros de la vida matri- 
monial y officio de casados, y si los padres no po- 
dian persuadir que volviessen con ellas buscábanles 



KELACIONES DE YüCATAK. 327 

otra y otra y otras. Con la mesma facilidad dexauan 
los hombres con hijos á sus mugeres, sin temor de 
que otro las tomase por mugeres ó después volver 
á ellas., pero con todo esso son muy zelosos y no 
llevan á paciencia que sus mugeres no les estén ho- 
nestas, y aora que an visto que los Españoles sobre 
esso matan á las suyas empiezan á maltratarlas y 
aun á matarlas. Si quando repudiavan los hijos eran 
niños dexáuanlos á las madres , si grandes los varo- 
nes con los padres y las hembras con las madres. 

Que aunque era tan común y familiar cosa repu- 
diar, los ancianos y de mejores costumbres lo tenian 
por malo, y muchos auia que nunca auian tenido 
sino una la qual ninguno tomaua de su nombre de 
parte de su padre, ca era cosa muy fea entre ellos, 
y si algunos se casauan con las cuñadas mugeres de 
sus hermanos era tenido por malo, lío se casavan 
con sus madrastras ni cuñadas hras. de sus mugeres, 
ni tias hermanas de sus madres, y si alguno lo hazia 
era tenido por malo: con todas las demás parientas 
de parte de su madre contrayan aunque fuesse prima 
hermana. Los padres tienen mucho cuidado de bus- 
carles con tiempo mugeres de su estado y condición 
y si podian en el mesmo lugar, y poquedad era en- 
tre ellos buscar las mujeres para sí, y los padres 
para sus hijas casamiento, y para tratarlo buscavan 
casamenteros que lo rodeasen. Concertado y tratado, 
concertavan las aras y dote lo qual era muy poco, y 
davalo el padre del moqo al consuegro, y hazia la 



328 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

suegra allende del dote vestidos á la nuera, y hijo y 
venido el día se juntauan en casa del padre de la 
novia, y alli aparejada la comida, venían los combi" 
dados y el sacerdote y juntado los casados y con- 
suegros trataua el sacerdote quadrarles pues lo avian 
bien mirado los suegros y estarles bien, y assi le 
dauan su muger al moqo essa noche si era para ello, 
y luego se hazia la comida y combite y de ay en 
adelante quedaua en casa del suegro el yerno tra- 
bajando cinco ó seis años por el suegro, y si no lo 
hazia echauanlo de la casa: y trauajauan las madres 
diesse siempre la muger de comer al marido en señal 
de casamiento. Los viudos y viudas sin fiestas ni 
solemnidades se concertavan, con solo ir ellos á casa 
dellas y admitirlos y darles de comer se hazia el 
casamiento de lo qual na^ia que se dexauan con 
tanta facilidad como se tomauan. Nunca los Yuca- 
tañeses tomaron mas de una como se ha hallado en 
otras partes tener muchas juntas, y los padres algu- 
nas vezes contrahen matrimonio por sus hijos niños 
hasta que sean venidos en edad y se tratan como 
suegros. 

No se halla el baptismo en ninguna parte de las 
Indias sino en esta de Yucatán, y aun con vocablo 
que quiere dezir na^er de nuevo ó otra vez, que es lo 
mesmo que en la lengua latina renascer porque en 
la lengua de Yucatán zihil quiere decir naqer de 
nuevo ó otra vez, y no se usa sino en composición de 
verbo, y assi capotzihil quiere dezir nacer de nuevo. 



RELACIONES DE YUCATÁN. 329 

No hemos podido saber su origen mas de que es 
cosa que siempre an usado y á que tenían tanta 
deuocioB que nadie le dexaua de recebir, y tanta 
reuerencia que los que tenian pecados si eran para 
saberlos cometer los auian de manifestar especial- 
mente á los sacerdotes para recivirlo, y tanta fee en 
el que no se iterauan en ninguna manera. Lo que 
penssauan recibian en él era una previa disposición 
para ser buenos en sus costumbres y no ser dañados 
en las cosas temporales de los demonios y venir 
mediante él y su buena vida á conseguir la gloria 
que ellos espera van, en la qual según en la de 
Mahoma avian de usar de manyares y beveres. Te- 
nian pues esta costumbre para venir á hazer los 
baptismos, que cria van las indias los niños hasta 
edad de tres años , y á los varoncillos usavanles po- 
ner siempre pegada á la cabeQa en los cabellos de la 
coronilla una contezuela blanca, y á las mochachas 
traian zeñidas por las renes muy abaxo con un cor- 
del delgado, y en él una conchuela assida que les 
venia á dar encima de la parte honesta, y destas 
dos cosas era entre ellos pecado y cosa muy fea qui- 
tarla de las mochachas antes del baptismo, el qual 
le dauan siempre desde edad de tres años hasta doze 
y nunca se casauan antes del baptismo. Quando al- 
guno avia que quissiesse baptizar su hijo iva al 
sacerdote y davale parte de su intento, el qual pu- 
blica va por el pueblo el baptismo, y el dia en que 
lo haria, el qual ellos mira van siempi^e no fuesse 



330 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

aciago. Esto hecho, el que hazia la fiesta que era el 
que movía la plática, elegia un principal del pueblo 
á su gusto para que le ayudasse á su negocio y las 
cosas del. Después tenian de costumbre elejir á otros 
quatro hombres ancianos y honrados que ayudasen 
al sacerdote el dia de la fiesta á las cerimonias, y 
estos elegian juntamente á su gusto con el sacerdote, 
y en estas elecciones entendian siempre los padres 
de todos los niños que avia que baptizar ca de todos 
era también la fiesta, y llamávanlos á estos que es- 
cojian Chages. Tres dias antes de la fiesta ayunavan 
los padres de los mochachos y los officiales abste- 
niéndose de las mugeres. El dia juntávanse todos 
en casa del que hazia la fiesta y llevavan los niños 
todos que avian de baptizar, á los quales ponían en 
el patio ó pla(}a de la casa, que limpio y sembrado 
de hojas frescas le tenian, por orden en rengla los 
varones por si y las niñas por si, poníanles como 
padrinos una muger anciana á las niñas y á los 
niños un hombre que los tuviessen á cargo. Esto 
hecho tratava el sacerdote de la purificación de la 
posada hechando al demonio della. Para echarlo 
ponían quatro banquillos en las quatro esquinas 
del patio en los quales se sentavan los quatro 
chaces con un cordel largo assido de uno á otro 
de manera que quedauan los niños acorralados en 
medio ó dentro del cordel , después passando sobre 
el cordel avian de entrar todos los padres de los 
niños que avian ayunado dentro del circuito. Des- 



RELACIONES DE YUCATÁN. 331 

pues Ó antes ponían en medio otro vanquillo donde 
el sacerdote se sentaua con un brasero y un poco de 
maíz molido y un poco de su encienso. Alli venían 
los niños y niñas por orden y echábales el sacerdote 
un poco de maiz molido y del encienso en la mano 
y ellos en el brasero, y ansí hazían todos, y estos 
sahumerios acabados tomaban el brasero en que los 
hazían y el cordel con que los chaces los tenían cer- 
cados, y echauan en un vaso un poco de vino, y 
dábanlo todo á un indio que lo llenase fuera del 
pueblo", avisándole no beuíese ni mírase atrás á la 
vuelta, y con esto dezían quedaba el demonio echado. 
El qual assí ido, varrían el patio y limpiábanle de 
las hojas del árbol que tenia que se dize Cthom^ y 
echaban otras de otro que llaman copo, y ponían 
unas seras en tanto que el sacerdote se vestía. Ves- 
tido salía con un saco de pluma colorado y labrado 
de otras plumas de colores, y que le cuelgan de los 
extremos otras plumas largas, y una como coroza 
en la cabega de las mesmas plumas , y debaxo del 
saco muchos listones de algodón hasta el suelo como 
colas, y con un hisopo en la mano de un palo corto 
muy labrado, y por barbas ó pelos del isopo ciertas 
colas de unas celebras que son como caxcaueles, y 
con no mas ni menos gravedad que ternía un papa 
para coronar un emperador, que cosa era notable la 
serenidad que le causaban los aparejos. Los chaces 
iban luego á los niños y ponían á todos sendos paños 
blancos en las cabezas, que sus madres para aquello 



832 DOCUMENTOS INÉDITOS» 

traían. Preguntaban á los que eran grandecillo3 si 
habían hecho algún pecado ó tocamiento feo y sí lo 
habían hecho conffesábanlos y separábanlos de los 
otros. Esto hecho xnandaua el sacerdote callar y 
sentar la gente, y comentaba él á bendezír con mu- 
chas oraciones á los mochachos y á santiguarlos con 
su isopo, y con mucha serenidad; acabada su bendi- 
ción se sentaba y se levantaba el principal que avian 
los padres de los mochachos elejido para esta fiesta, 
y con un guesso que el sacerdote le daba iba á los 
mochachos y amagaba á cada uno por sí nueve vezes 
con el guesso en la frente; después mojauale en un 
vaso de una agua que llevaba en la mano y untába- 
les la frente y las facíones del rostro y entre los 
dedos de los píes y los de las manos á todos sin 
hablar palabra. Este agua hazían de ciertas flores y 
de cacao majado y desleído con agua virgen, que 
ellos dezian, traída de los cóncavos de los árboles ó 
de las piedras de los montes. Acabada esta unctura 
se leuantaba el sacerdote y les quitaba los paños 
blancos de la cabega, y otros que tenían colgados á 
las espaldas en que cada uno traía atadas unas pocas 
de plumas de unos páxaros muy hermosos y algu- 
nos cacaos, lo qual todo recojia uno de los chaces y 
luego el sacerdote cortaba á los niños con una na- 
vaja de piedra la cuenta que auían traído pegada en 
la cabega: tras esto iban los demás ayudadores del 
sacerdote con un manojo de flores y un humago que 
los indios usan chupar y amagaban cada uno dellos 



KÍILACIONBS DE YUCATÁN, 333 

nueve vezeB á cada mochacho , y después dábanle á 
oler la^ flores y á chupar el humaíjo. Después recó- 
jian los presentes que las madres traían y daban 
dellos á cada mochacho un poco para comer allí, ca 
de comida eran los presentes, y tomauan un buen 
vaso de vino, y puesto en medio ofrecíanlo á los 
dioses, y con devotas plegarias les rogauan recibie- 
sen aquel don pequeño de aquellos mochachos, y 
llamando otro oficial que les ayudaua que llamauan 
Cayom davanselo que lo beuiese, lo qual hazia sin 
descansar, que diz que era pecado. Esto echo se des- 
pedían las mochachas primero, á las quales iban sus 
madres primero á quitarles el hilo con que avian 
andado hasta entonces atadas por las renes, y la 
conchuela que traían en la puridad, lo qual era ya 
€omo una licencia de poderse ya, quando quiera que 
los padres quisiesen, casar. Después despedían por si 
á los mochachos, y idos venían los padres al montón 
de las mantillas que avían traído y repartíanlo por 
BU mano por los circunstantes y officiales. Después 
acabañan la fiesta con comer é beber largo. Llama- 
uan á esta fiesta Emlcu^ que quiere dezir baxada de 
Dios. El que la avía hecho principalmente moviéu' 
dola y haziendo el gasto, allende de los tres días 
que se avia como por ayuno abstenido se avia de 
abstener nueve mas , y lo hazían invariablemente. 

Que los Yucataneses naturalmente conocían que 
hazían mal, y porque creían que por el mal y pecado 
les venían muertes, enfermedades y tormentos tenían 



334 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

por costumbre confesarse quando ya estañan en 
ellos. En esta manera, que quando por enfermedad ó 
otras cosas eran en peligro de muerte confesauan 
sus pecados, y si se descuidauan traianselos los pa- 
rientes mas cercanos ó amigos á la memoria, y ansi 
dezian publicamente sus pecados, si estaua alli el 
sacerdote á el, sino á los padres y madres y las mu- 
geres á los maridos y maridos á las mugeres. Los 
pecados de que comunmente se acusaban eran del 
hurto, homicidio, de la carne y falso testimonio, y 
con esto se creian salvos, y muchas vezes si escapa- 
ban avia rebueltas entre marido y la mujer por las 
desgracias que les avian sucedido y con los que las 
avian causado. Ellos confesaban sus flaquezas, salvo 
las que con sus esclauas, los que las tenian cometian, 
porque dezian era licito usar de sus cosas como que- 
rían. Los peccados de intención no confesauan. Te- 
nian empero por malos y en sus consejos y predica-' 
ciones consejauan de evitarlos. 

Que las abstinencias que comunmente hazian eran 
de sal en los guisados y pimienta, lo qual les era 
graue, y abstenianse de sus mujeres para la celebra- 
ción de todas sus fiestas. No se casauan después de 
viudos un año por no conocer hombre ó mujer en 
aquel tiempo, y á los que esto no guardauan tenian 
por poco templados, y que les vendría por eso algún 
mal; y en algunos ayunos de sus fiestas no comian 
carne ni conocer mujeres, recibian los oficios de las 
fiestas siempre con ayunos, y lo mesmo los officios 



RELACIONES DE YUCATÁN. 335 

de república, y algunos tan largos qne eran de tres 
años, y todos estos quebrantarlos eran grandes pe- 
cados. 

Que eran tan dados á sus ydolatricas adoraciones, 
que en tiempo de necesidades hasta las mujeres, mo- 
chadlos y moQas todos entendían en esto que era 
quemar encienso y suplicar á Dios les librasse del 
mal y reprimiese al demonio que esto les causaua, y 
que aun los caminantes en sus caminos llevauan en- 
cienso y un platillo en que lo quemar y assi á la no- 
che do quiera que llegauan erijian tres piedras pe- 
queñas y ponian en ellas sendos pocos del encienso, 
y poníanles delante otras tres piedras llanas en las 
quales echauan encienso y rogando á Dios que 11a- 
mauan Ekchuah los volviese con bien á sus casas ; 
y esto hasta ser vueltos á sus casas cada noche lo 
hazian, donde no faltaua quien por ellos hiziesse 
'otro tanto, y aun mas. 

Que tenian gran muchedumbre de ydolos y tem- 
plos y sumptuosos en su manera, y aun sin los co- 
munes templos tenian los SS. sacerdotes y gente 
principal oratorios y Ídolos en casa para sus ora- 
ciones y ofrendas particulares, y que tenian á Cuz- 
mil y pogo de Chicheniza en tanta veneración como 
nosotros á las romerías de Hierusalem y Roma, y 
assi les iban á visitar y ofrecer dones, principalmente 
á la de Cuzmil, como nosotros á lugares santos, y ya 
que no iban siempre, enviaban sus offrendas, y los 
que iban tenian de costumbre de entrar también en 



336 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

templos de relictos quando pasaban por ellos á orar 
y quemar copal. Tantos Ídolos tenían que aun no 
les basta va los de sus dioses, pero no avia animal ni 
savandija que no le hiziesen estatua, y todos los ha- 
zian á semejanza de sus dioses y diosas. Tenian al- 
gunos Ídolos de piedra, mas pocos, y otros de ma- 
dera y de bulto pequeños, pero no tantos como de 
barro. Los ídolos de madera eran tenidos en tanto 
que se heredaban, y tenidos por lo principal de la 
herencia, ídolos de metal no tenian porque no ay 
metal ahí. Bien sabían ellos que los ídolos eran obra 
suya, y muertas y sin deidad, mas que los tenían en 
reverencia por lo que representauan y porque los 
hablan hecho con tantas cerimonias en especial los 
de palo. Los mas idólatras eran los sacerdotes, chi- 
lañes, hechizeros y médicos, chaces y nacones. El 
officío de los sacerdotes era tratar y enseñar sus 
sciencias y declarar las necesidades y sus remedios, 
predicar y echar las fiestas, hazer sacrificios y admi- 
nistrar sus sacramentos. El officío de los chílanes 
era dar respuestas de los demonios al pueblo y eran 
tenidos en tanto que acontecía llevarlos en ombros. 
Los hechiceros y médicos curavan con sangrías he- 
chas en la parte donde dolía al enfermo, y echavan 
suertes para adivinar en sus officios y otras cosas. 
Los chaces eran quatro hombres ancianos elejidos 
siempre de nuevo para ayudar al sacerdote á bien 
y cumplidamente hazer las fiestas. Nacones eran dos 
officios, el uno perpetuo y poco onroso, porque era 



RELACIONES DE YUCATÁN. 337 

el que abria los pechos á las personas que sacrifica- 
•uan. El otro era una elecion hecha de un capitán 
para la guerra y otras fiestas que duraua tres afios. 
este era de mucha honra. 

Que hazian sacrificios con su propia sangre, unas 
vezes cortándoselas á la redonda por pedamos y alli 
los dexauan por señal, otras vezes se agujereauan 
las mexillas, otras los beQos baxos, otras se sajaban 
partes de sus cuerpos, otras se agujereauan las len- 
guas al soslayo por los lados, y passavan por los agu- 
jeros pajas con grandísimo dolor, otras se harpauan 
lo superfluo del miembro vergouQoso dexándolo 
como las orejas, de lo qual se engañó el historiador 
general de las Indias diziendo que se circuncidauan: 
otras vezes hazian un suzio y penoso sacrificio jun- 
tándose los que lo hazian en el templo, donde pues- 
tos en rengla se hazian sendos agujeros en los miem- 
bros viriles al soslayo por el lado, y hechos pasavan 
toda la más cantidad de hilo que podian, quedando 
assi todos asidos y ensartados. También untauan con 
la sangre de todas estas partes al demonio, y el que 
mas hazla por mas valiente era tenido, y sus hijos 
desde pequeños en ello comenqauan á ocupar, y es 
cosa espantable quan aficionados eran á ello. Las 
mujeres no usauan estos derramamientos aunque 
eran harto santeras: mas de todas las cosas que auer 
podian que son aves del cielo, animales de la tierra 
ó pescados de la agua, y siempre les embadurnavan 
los rostros al demonio con la sangre dellos , y todas- 



22 



338 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

otras cosas que tenían ofrecían, á algunos animales 
sacauan el coraron y le ofrecían, á otros enteros, 
unos viuos otros muertos, unos crudos otros guisa- 
dos, y hazían también grandes ofrendas de pan y 
vino y de todas las maneras de comidas y bevidas 
que usa van. 

Que sin las fiestas en las quales para la solemni- 
dad de ellas se sacrificaban personas, también por 
alguna tribulación ó necesidad les mandaua el sacer- 
dote ó chilanes sacrificar personas, y para esto con- 
tribuían todos para que se comprasen esclavos, ó al- 
gunos de devoción da van sus hijitos, los quales eran 
muy regalados hasta el día y fiesta de sus personas, 
y muy guardados que no se huyessen ó ensuciassen 
de algún carnal pecado, y mientras á ellos llevavan 
de pueblo en pueblo con bailes, ayunauan los sa- 
cerdotes y chilanes y otros officiales, y llegado el 
día juntavanse en el patio del templo, y sí avia de 
ser sacrificado á saetadas, desnudáuanle en cueros 
y untávanle el cuerpo de azul con una corola en la 
cabera, y después de alanzado el demonio hazia la 
gente un solemne baile con él, todos con arcos y 
flechas al rededor del palo , y bailando subíanle en 
él y atábanle, y siempre bailando y mirándole todos. 

Para hazer estos sacrificios, en los patios de los 
templos tenían unos altos maderos y labrados y en 
hiestos, y cerca de las escaleras del templo tenían 
una peana redonda ancha, y en medio una piedra de 
quatro palmos ó cinco de alto enhiesta algo delgada; 



BELACIONES DE YUCATÁN» 339 

arriba de las escaleras del templo avia otra tal peana, 
Subia el suzio sacerdote vestido y con una flecha 
en la parte verenda, fuesse hombre ó mujer le he- 
ría y sacaua sangre, y baxáuase y untaua con ella 
los rostros al demonio, y haziendo cierta señal á los 
bailantes le comentaban á flechar por orden como 
bailando passauan á priesa al coragon el qual tenia 
señalado con una señal blanca, y desta manera po- 
nianle los pechos en un punto como erizo de flechas. 
Si le avian de sacar el coraron le traian al patio con 
gran aparato y compaña de gente, y embadurnado 
de azul y su coroQa puesta le lleuauan á la grada 
redonda que era el sacrificadero, y después que el 
sacerdote y sus officiales untavan aquella piedra con 
color azul y echauan purificando del templo al de- 
monio, tomaban los chaces al pobre que sacrificavan, 
y con gran presteza lo ponian de espaldas en aquella 
piedra, y asíanle de las piernas y bracos todos qua- 
tro que le partian por medio. En esto llegaua el 
saion nacon con un navajon de piedra y dábale con 
mucha destreza y crueldad una cuchillada entre las 
costillas del lado izquierdo debaxo de la tetilla, y 
acudíale alli luego con la mano y echaualemano del 
coraron como rabioso tigre y arrancábaselo vivo, y 
puesto en un plato lo daua al sacerdote el qual iva 
muy á prissa y untava á los Ídolos los rostros con 
aquella ¡sangre fresca. Algunas vezes hazian este sa- 
crificio en la piedra y grada alta del templo, y en^ 
tonces echauan el cuerpo ya muerto en las gradas 



340 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

abaxo á rodar y tomáuanle abaxo los officiales y 
desoUauanle todo el cuero entero , saluo los pies y 
las manos, y desnudo el sacerdote en cueros vivos se 
aforrava de aquella piel, y bailavan con él los de- 
más, y era cosa de mucha solemnidad para ellos esto, 
A estos sacrificados comunmente solian enterrar en 
el patio del templo, ó si no comiansele repartiendo 
por los que alcangauan, y los señores; y las manos 
pies y cabega eran del sacerdote y officiales, y á 
estos sacrificados se tenian por santos. Si eran es- 
clavos captivados en guerra el señor dellos tomaua 
los guessos para sacar por divisa en los bailes en se- 
fial de victoria. Algunas vezes echauan personas vi- 
vas en el poQO de Chicheniza , creiendo que sallan al 
tercero dia, aunque nunca mas parecian. 

Que tienen armas ofíensivas y defensivas. Ofensi- 
vas eran arcos y flechas que llevaban en sus carcajes 
con pedernales por caxcillos y dientes de pescados 
muy agudos, los quales tiran con gran destreza y 
fuerza. Son los arcos de un hermoso palo leonado y 
a maravilla fuerte, mas derechos que corvos, las 
cuerdas de su canarvo? La largura del arco es 
siempre algo menos que el que lo trae. Las flechas 
son de cañas muy delgadas , que se crian en lagunas 
y largad de mas de cinco palmos, y enxierenle á la 
caña un pedazo de palo delgado muy fuerte, y en 
aquel va enxerido el pedernal. No usauan ni lo sa- 
ben poner ponzoña, aunque tienen harto de que. 
Tenian hachuelas de cierto metal y desta hechura 




RELACIONES DE YUCATÁN. 341 

las quales encaxaban en un astil de palo, y 
les servia de armas y vueltas de labrar ma- 
dera. Davanle filo con una piedra á porra- 
zos, que es el metal blando. Tenian lanQuelas 
cortas de un estado con los hierros de fuerte 
pedernal, y no tenian mas armas que estas. Tenian 
para su defensa rodelas que hazian de cañas hendi- 
das y muy texidas redondas y guarnecidas de cue- 
ros de venados. Hazian sacos de algodón colchados 
y de sal por moler colchada de dos tandas ó col- 
chaduras y estos eran fortissimos. Tenian algunos 
como SS. y capitanes morriones de palo, y estos 
eran pocos, y con estas armas iban á la guerra, y 
con plumajes y pellejos de tigres y leones puestos 
los que los tenian. Tenian siempre dos capitanes, uno 
perpetuo y se heredaua, otro elejido con muchas ce- 
rimonias por tres años para hazer la fiesta que hazian 
en su mes de la Pax, y cae á doze de Mayo, ó para 
capitán de la otra banda para la guerra, á este 11a- 
mauan Nacon, no avia en essos tres años conocer 
inuger, ni aun la suya, ni comer carne, teníanle en 
mucha reverencia, y dávanles pescados y y guanas, 
que son como la gartos, á comer: no se emborra- 
chaua en este tiempo, y tenia en su casa las vasijas y 
cosas de su servicio á parte, y no le servia mujer y no 
trataua mucho con el pueblo , Pasados los tres años 
como antes. Estos dos capitanes tratauan la guerra y 
ponian sus cosas en orden, para esto avia en el pue- 
blo gente escojida como soldados , que quando era 



342 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

menester con sus armas acudían los quales llamauan 
holcanes, y no bastando essos recojian mas gente y 
concertauan y repartían entre sí, y guiados con una 
bandera alta salían con mucho silencio del pueblo, 
y assi iban á acometer á sus enemigos con grandes 
gritos y crueldades donde topaban descuidados, en 
los caminos y passeos los enemigos les ponían de- 
fensas de flechaderos de varagon y madera, y comun- 
mente hechos de piedra. Después de la victoria qui- 
tauán á los muertos las quixadas y limpia de la carne 
poníánsela en el brago. Para sus guerras hazían gran- 
des ofrendas de los despojos, y si captivavan algún 
hombre señalado luego le sacrificavan porque no 
querían dexar quien les dañase después. La demás 
gente era captiva en poder del que la prendía. 

Que á esos holcanes sino era en tiempo de guerra 
no davan soldada, y que entonces les davan cierta 
moneda los capitanes, y poca porque era del suyo, 
y fii no bastava el pueblo ayudava á ello. Dávanles 
también el pueblo la comida, y essa aderegauan las 
mujeres; pero ellos las llevauan á cuestas por care- 
cer áé bestias, y assi les durauan poco las guerras. 
Acabada la guerra los soldados hazían muchas vezes 
vexaciones en sus pueblos durante el olor de la 
guerra sobre el hazerse servir y regalar, y si alguno 
había matado algún capitán ó señor era muy hon- 
rado y festejado. 

Que é esta gente les quedó de Mayapan costum- 
bre de castigar los adúlteros desta manera: hecha 



RELACIONES DE YUCATÁN. 343 

la pesquisa y convencido alguno del adulterio se 
juntavan los principales en casa del señor, y traido 
el adúltero atavan á un palo le entregaban al ma- 
rido de la mujer delinquente, y si él le perdonaua 
era libre, si no le mata va con una piedra grande en 
la cabera de una parte alta; á la muyer por satisfac- 
ción bastava la infamia que era grande y por esto 
las dexavan. La pena del homicida era morir por 
insidias de los parientes aunque fuese casual, ó si 
no pagar el muerto. El hurto pagavan y castigavan 
con hazer esclavos aunque fuesse muy pequeño el 
hurto, y por eso hazian tantos esclavos principal- 
mente en tiempo de hambre, y por esso fue que 
nosotros frailes tanto trabajamos en el baptismo 
para que les diessen libertad , y si eran señores ó 
jente principal juntávase el pueblo. Prendido le la- 
bravan el rostro desde la barba hasta la frente por 
los lados en castigo , lo qual tenian por grande in- 
famia. 

Que los moQos reverenciavan mucho á los viejos 
y tomauan sus consejos, y ansi se jactavan de vie- 
jos, y esto dezian á los moqos que pues habían mas 
visto que ellos les avian de creer, lo qual si hazian 
los demás los davan mas crédito. Eran tan extre- 
mados en esto, que los moqos no tr atavan con viejos 
sino era en cosas inevitables, y los moQos por casar 
con los casados sino muy poco, por lo qual se usava 
tener en cada pueblo una casa grande y encalada 
abierta de todas partes en la qual se juntavan los 



344 DOCIJIVIENTOS INÉDITOS. 

moQos para sus pasatiempos, jugavan á la pelota y 
á un juego con unas habás^como á los dados y á otros 
muchos. Dormían aqui juntos casi siempre hasta que 
se casaban, y dado que é oído que en otras partes de 
las Indias usavan del nefando peccado, en estas tales 
casas en esta tierra no é entendido que hiziesen tal, 
ni creo lo hazian, porque los llagados desta pestilen- 
cial miseria dizen que no son amigos de mujeres 
como eran estos, ca á estos lugares lleva van las ma- 
las mujeres públicas y en ellos usavan dellas, y las 
pobres que entre esta gente acertavan á tener este 
oficio, no obstante que recibían dellos galardón, eran 
tantos los mogos que á ellas acudian que las traian 
acosadas y muertas. Embadurnavanse de color ne- 
gro hasta que se casavan y no se solian labrar hasta 
cq-sados^ sino poco. En las demás cosas acompañaban 
siempre á sijs padres, yj^ssi salian tan buenos idola- 
tras como el^QS y servia^Jps mucho en los trabajos. 
Que las indias criavan sus hijitos en toda aspereza 
y desnudez di^ mundo, j|^ que á quatro ó cinco 
dias de ^ojtá%)j[a criatura/-le ponian tendidito en un 
lecho pequeño hgcho de varillas y alli boca arriba le 
ponian entr§ dos tablillas la cabeqa, la una en el co- 
lodrillo y la otra en la frente, entre las quales se le 
apretaban reciamente y le tenian allí padeciendo 
hasta que acabados algunos dias le quedava la ca- 
beza llana y enmoldada como lo usavan todos ellos. 
Era tanta molestia de los niños pobres que peligra- 
yan algunos, y el autor deste vio agujereársele á uno 



RELACIONES DE YUCATÁN. 345 

la cabeqa por detrás de las orejas, y assi devian ha- 
cer muchos. Criavanlos en cueros, salvo que de 4 
ó 5 años les davan una mantilla para dormir y unos 
listoncillos para onestarse como sus padres, y á las 
mochachas las comentaban á cubrir de la cinta aba- 
xo. Mamavan mucho porque nunca dexaban de dar- 
les leche pudiendo aunque fuesen de tres ó quatro 
años, de donde venia haber entre ellos tanta gente 
de buenas fuerQas. Criábanse los dos primeros años 
á maravilla lindos y gordos. Después con el ^conti- 
nuo bañarlos las madres y los soles se hazian more- 
nos, pero eran todo el tiempo de la niñez bonicos y 
traviesos que nunca paravan andar con arcos y fle- 
chas y jugando unos con otros, y assi se cria van 
hasta que comenzauan á seguir el modo de vivir de 
los mancebos, y tenerse en su manera en masy dexar 
las cosas de niños. 

Que las Indias de Yucatán son en general de mejor 
dispusicion que las Españolas y mas grandes y bien 
hechas , ca no son de tantas renes como las negras. 
Precianse de hermosas las que son, y á una mano 
no son feas; no son blancas sino de color baqo, cau- 
sado mas del sol y del continuo bañarse que de su 
natural. No se adoban los rostros como nra. nación, 
y esso tienen por liviandad. Tenian por costumbre 
aserrarse los dientes dexandolos como dientes de 
sierra, y esto tenian por galanteiia, y hazian este 
officio viejas, limándolos con ciertas piedras y agua. 
Horadábanse las narices por la ternilla que divide 



346 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

las ventanas por medio para ponerse en el agujero 
una piedra de ámbar, y tenianlo por gala. Horadá- 
banse las orejas para ponerse zarcillos al modo de 
sus maridos. Labrábanse el cuerpo de la cinta arriba, 
salvo los pechos por el criar, de labores mas delica* 
das y hermosas que los hombres. Bañávanse muy á 
menudo con agua fria como los hombres, y no lo 
hazian con sobrada honestidad porque acaescia des- 
nudarse en cueros en el poco donde ivan por agua 
para ello. Acostumbravan demás desto bañarse en 
agua caliente y fuego y deste poQo y por causa de 
salud y limpieza. Acostumbravan untarse con cierta 
imcion de colorado como los maridos, y las que te- 
nian posibilidad echavanle cierta confección de una 
goma olorosa y muy pegajosa que creo es liquidam- 
bar, que en su lengua llaman iztahte^ y con esta 
confección untavan cierto ladrillo como de xabon 
que tenian labrado de galanas labores, y con aquel 
se untavan los pechos y braqos y espaldas y que- 
dauan galanas y olorosas, según las parecia, y du- 
ravales muchos dias sin se quitar según era buena 
la unción. 

Traian cabellos muy largos y hazian y hazen de- 
Uos muy galán tocado, partidos en dos partes y en- 
tren^avanse los pelos para otro modo de tocado. A las 
mo^as por casar suelen las madres curiosas curárse- 
los con tanto cuidado que é visto muchas indias de 
tan curiosos cabellos como curiosas españolas. A las 
muchachas hasta que son grandecitas se los trenzan 



RELACIONES DE YUCATÁN. 347 

en quatro quernos y en dos que les parecen bien. 
Las indias de la costa y en las provincias de Bacalar 
y de Campeche son mas honestas en su traje, porque 
allende la cobertura que traian de medio abaxo se 
cubrían los pechos atándoselos por debaxo los soba- 
cos con una manta doblada. Las demás todas no 
traian mas de una vestidura como saco largo y an- 
cho abierto por ambas partes y metidas en él hasta 
los quadriles, donde se lo apretavan con el anchor 
mesmo y no tenian mas vestiduras, salvo que la 
manta con que siempre duermen usavan quando iban 
camino llevar cubierta doblada ó arrollada y assi 
andavan. Preciavanse de buenas, y tenian razón, 
porque antes que conociesen nra. nación, según los 
viejos aora lloran, lo eran á maravilla, y desto traeré 
dos exemplos. El capitán Alonso López de Avila, 
cuñado del adelantado Montejo, prendió una india 
mo^a y bien dispuesta y gentil mujer andando en 
la guerra de Bacalar. Esta prometió á su marido, 
temiendo que en la guerra no le matassen, de no co- 
nocer otro si él no y assi no bastó persuasión con 
ella para que no se quitase la vida, por no quedar 
en peligro de ser ensuziada de otro varón por lo 
qual la hizieron aperrear. A mi se me quexó una 
Lidia por baptizar de un Indio baptizado el qual 
andando enamorado della, ca hermosa era, aguardo 
se ausentase su marido y se le fué una noche á su 
casa, y después de manifestarle con muchos requie- 
bros su intento y no bastarle, provó á dar dádivas 



348 DOCUMENTOS INÉDITOS, 

que para ello llevaba, y como no aprovechassen , in- 
tentó forjarla, y con ser un jiganton y travajar para 
ello toda la noche, no sacó della mas de darle enojo 
tan grande que se me vino á quexar á mi de la 
maldad del Indio, y era assi lo que decia, Acostum- 
bravan á volver las espaldas á los hombres quando 
los topavan en alguna parte, y hazerles lugar para 
que pasassen, y lo mesmo quando les davan á bever 
hasta que acabavan de bever. Enseñan lo que saben 
á sus hijas, y crianlas á su modo bien, ca las riñen 
y doctrinan y hazen trabajar, y si hazen culpas las 
castigan dándoles pellizcos en las orejas y en los 
bracos. Si las veen alQar los ojos las riñen mucho y 
se los untan con pimienta, que es grave dolor, y si 
no son honestas las aporrean y untan con la pimienta 
en otra parte por castigo y afrenta. Dizen por mucho 
baldón y grave reprehensión á las mogas mal disci- 
plinadas que parecen mujeres criadas sin madre. Son 
zelosas, y algunas tanto que ponian las manos á las 
de quien tenian zelos, y tan coléricas enojadas, aun- 
que harto mansas, que solian dar vuelta de pelo al- 
gunas á los maridos con hazerlo ellos pocas vezes. 
Son grandes trabajadoras y vividoras porque dellas 
cuelgan los mayores trabajos y mas de la sustenta- 
ción de sus casas, y educación de sus hijos y paga de 
sus tributos, y con todo esso si es menester llevan 
algunas vezes mayor carga labrando y sembrando 
sus matenimientos. Son á maravilla granjeras, ve- 
lando de noche el rato que de servir sus casas les 



RELACIONES DE YUCATÁN. 349 

queda, yendo á los mercados á comprar y vender sus 
cosillas. Crian aves para vender de Castilla, y de las 
suyas para comer. Crian páxaros para su recreación 
y para las plumas para hazer sus ropas galanas, y 
crian otros animales domésticos de los quales dan el 
pecho á los corgos, con lo qual los crian tan mansos 
que no saben irse al monte jamas aunque los lleven 
y traigan por los montes y crien en ellos. 

Tienen costumbre de ayudarse unas á otras á las 
telas y al hilar, y paganse estos trabajos como sus 
mari.dos los de sus eredades, y en ellos tienen siem- 
pre sus chistes de mofar y contar nuevas y á ratos 
un poco de murmuración. Tienen por gran fealdad 
mirar á los hombres y reirseles, y por tanto que 
solo esto bastara para hacer qualquier fealtad y sin 
mas entremeses la hazian las ruines. Vailavan por 
sí sus vailes, y algunos con los hombres, en especial 
uno que llamavan naval no muy honesto. Son muy 
fecundas y tempranas en el parir, y grandes criade- 
ras por dos razones , la una porque las bevidas de 
las mañanas quebeven caliente cria mucha leche, y 
el continuo moler de su maiz y no traer los pechos 
apretados les haze tenerlos muy grandes donde les 
viene mucha leche. Emborracha vanse también ellas 
con los combites, aunque comían por si y no se em- 
borracharan tanto como los hombres. Son gente que 
desea muchos hijos la que carece dellos, y que los 
pedían á sus Ídolos con dones y oraciones, y aora 
los piden á Dios. Son avisadas y corteses y con- 



350 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

versables con quien se entienden, y á maravilla bien 
partidas. 

Tienen poco secreto y no son tan limpias en sus 
personas ni en sus casas con quanto se lavan como 
los armiños. Eran muy devotas y santeras , y assi 
tenian muchas devociones con sus Ídolos, quemán- 
doles de sus inciensos, ofreciéndoles dones de ropa 
de algodón, de comidas y bevidas, y tiniendo ellas 
por officio hazer las ofrendas en comidas y bevidas 
que en las fiestas de los indios ofrecían, pero con 
todo esso no tenian en costumbre derramar su san- 
gre á los demonios, ni lo hazian jamas, ni tan poco 
las dexavan llegar á los templos á los sacrificios 
salvo en cierta fiesta que admitían ciertas viejas para 
la celebración della. Para sus partos acudían á las 
hechiceras, las quales las hazian creer de sus men- 
tiras, y las ponian debaxo de la cama un idolo de un 
demonio llamado Ixchel que dezian era la diosa de 
hacer las criaturas. 

Nacidos los niños los bañavan luego, y quando ya 
los avian quitado del tormento de allanarles las fren- 
tes y caberas iban con ellos á los sacerdotes para que 
los viesse el hado, y dixesse el officio que avia de te- 
ner y pussiese el nombre que avia de tener el tiempo 
de su niñez, porque acostumbraban llamar á los ni- 
ños nombres differentes hasta que se baptizaba <5 eran 
grandezillos, y después dexavan aquellos y comen- 
^avan á llamarse el de los padres, hasta que los ca- 
sa van que se llamaban el del padre, y déla madre. 



RELACIONES BE YUCATÁN. , 351 

Que esta gente tenia mucho temor y excesivo á 
la muerte y esto muestravan en que todos servicios 
que á sus dioses hazian no eran para otro fin ni para 
otra cosa sino para que las diessen salud y vida y 
mantenimientos. Pero ya que venian á morir era 
cosa de ver las lástimas y llantos que por sus difun- 
tos hazian y la tristeza grande que les causaban, 
Llorávanlos de dia en silencio y de noche á altos y 
muy dolorosos gritos que lastima era oirlos. Anda- 
van á maravilla tristes muchos dias. Hazian absti- 
nencias y ayunos por el difunto, especial el marido 
ó la muger, y dezian se lo habia llevado el diablo, 
porque del pensavan les venian los males todos y 
especial la muerte. Muertos los amortajavan hin- 
chendoles la boca del maiz molido que es su comida 
y bebida que llaman Koyem^ y con ello algunas pie- 
dras de las que tienen por moneda, para que en la 
otra vida no les faltase de comer. Enterrávanlos 
dentro en sus casas ó á las espaldas dellas, echando- 
Íes en la sepultura algunos de sus Ídolos y si era sa- 
cerdote algunos de sus libros, y si hechizero de sus 
piedras de hechizos y peltrechos. Comunmente des- 
amparavan la casa y la dexavan yerma después de 
enterrados, si no era quando avia en ella mucha 
gente, con cuya compafiia perdían algo de miedo que 
les quedava de la muerte. 

A los señores y gente de mucha valia quemavan 
los cuerpos y ponian las cenigas en vasijas grandes, 
y edificavan templos sobre ellos, como muestran 



352 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

aver antiguamente hecho las que en Izamal se ha- 
llaron. Aora en este tiempo se hallo que echavan las 
cenigas en estatuas huecas de barro quando eran 
muy señores. La demás gente principal hazian á sus 
padres estatuas de madera á las quales dexavan 
hueco el colodrillo, y quemavan alguna parte de su 
cuerpo y echavan alli las cenizas y tapábanlo, y 
después desollavan al difunto del cuero del colodri- 
llo y pegavánselo alli, y enterrando lo residuo como 
tenian de costumbre. Guardavan estas estatuas con 
mucha reverencia entre sus Ídolos. A los señores 
antiguos de Cocom hablan cortado las cabegas quan- 
do murieron y cogidas las limpiaron de la carne y 
después aserraron la mitad de la coronilla para atrás 
dexando lo de adelante con las quixadas y dientes, 
á estas medias cabeQas suplieron lo que de carne les 
faltava de cierto betún, y les dieron la perfección 
muy al propio de cuyas eran, y las tenian con las 
estatuas de las cenigas , lo qual todo tenian en los 
oratorios de sus casas con sus ídolos en muy gran 
reverencia y acatamiento, y todos los dias de sus 
fiestas y regocijos les hazian ofrendas para que no 
les faltasen en la otra vida, donde pensavan descan- 
savan sus almas y les aprovechavan sus dones. 

Que esta gente han siempre creído la inmortali- 
dad del alma mas que otras muchas naciones aun- 
que no ayan sido en tanta policía, porque creían que 
avia después de la muerte otra vida mas excelente 
de la qual gozaua el alma en apartándose del cuerpo. 



RELACIONES DE YUCATÁN. 353 

Esta vida futura dezian que se dividía en buena y 
mala vida, en penosa y llena de descanso. La mala 
y penosa dezian era para los viciosos, y la buena y 
delectable para los que uviessen vivido bien en su 
manera de vivir. Los descansos que dezian avian de 
alcanzar si eran buenos eran ir á un lugar muy de- 
lectable donde ninguna cosa les diesse pena, y donde 
uviesse abundancia de comidas y bevidas de mucha 
dulQura, y un árbol que allá llaman Yaxche muy 
fresco y de gran sombra, que es zeiva, debaxo cuyas 
ramas y sombras descansasen y holgasen todos siem- 
pre. Las penas de la mala vida que dezian avian de 
tener los malos, era ir á un lugar mas baxo que el 
otro, que llaman Mitual, que quiere dezir infierno, y 
en el ser atormentados de los demonios, y de gran- 
des necessidades de hambre y frió y cansancio y 
tristeza. Tenian avia en este lugar un demonio prin- 
cipe de todos los demonios al qual obedecían todos 
y llamanle en su lengua RunhaUj y dezian no tener 
estas vidas mala y buena fin por no lo tener el alma. 
Dezian también, y tenian por muy cierto, iban á esta 
gloria los que se ahorcavan, y assi avia muchos que 
con pequeñas ocasiones de tristezas, trabajos ó en- 
fermedades se ahorcavan para salir dellas y ir á des^ 
cansar á su gloria, donde dezian los venia á llevar la 
diosa de la horca, que llama van Lxtah. No tenian no- 
ticia de la resurrección de los cuerpos , y de quien 
hayan ávido noticia desta su gloria y infierno no 
dan razón. 



354 DOCUMIfilíTOS IlJfÉÍ)lT06. 

No se esconde ni aparta tanto el éol destá tierra 
de Yucatán que vengan las noches jamas á éer níít- 
yores que los dias, y quando mayores vienen á ^ser 
suelen ser igualéis desde Sto. Andrés á Sta. Lucia, 
que comieníjan los dias á crecer. Regiánsé de noche 
para conocer la hora que era por el luzero y las ca- 
brillas y los astilejos. De dia por él medio diá, y 
desde el oriente y poniente tenían puestos á pedacjos 
nombres con los quales áe entendían y para sus tra- 
bajos se rejian. 



Si Yucatán uviera de cobrar nombre y reputación 
con muchedumbre y grandeza y hermosura de edifi- 
cios, como lo han alcanzado otras partes de las In- 
dias con oro, plata y riquezas, ella uniera estendí- 
dose tanto como el Perú y la Nueva España, porque 
es assi en esto de edificios y muchedumbre de ellos 
la mas señalada cosa de quantas hasta oy en las 
Indias sé ha descubierto, porque son tantos y tantas 
las partes donde los ay, y tan bien edificiados de 
cantería á^ su modo, que eá|)añta, y porque esta tie- 
rra no es tal al presenté, aúnqüé es bueri^ tierra, 
como parece auer sido énel tiempo prósí)ero éh que 
en ella tanto, y tan señalado edificio se labró, con no 
auer mngun género de metal en ella con que los la- 
brar, porné aqui las razones que hé visto dar á l5S 
que en ellos an mirado. Las quales son que estás 



RELACIONES DE YUCATÁN. 855 

gentes deuieron 6er sujetas á algunos SS. jandgos 
de ocuparlos mucho y que las ocuparon en esto, ó 
que como elios han ^ido tan honradeces de sus ído- 
los fíe señalauan de comunidad en hazerles templos, 
ó que por algunas causas se mudauan las poblacio- 
nes, y assi donde poblauan edificauan siempre de 
nueuo sus templos y santuarios, y casas á su usanza 
para los SS., que ellos siempre las *an usado d« ma- 
dera cubiertas de paja, ó que el grande aparejo que 
en la tierra ay de piedra y cal y cierta tierra blanca 
excellente para edificios les ha hecho como occasion 
hazer tantos , que si no es á los que los an visto pa- 
recerá burla hablar dellos. O la tierra tiene algún 
secreto que hasta agora no se le a alcanzado, ni la 
gente natural della destos tiempos ha tampoco al- 
<5an9ado. Porque dezir los ayan otras naciones suje- 
tando los indios edificado, no es assi por las señales 
que ay de auer sido edificados los edificios de gente 
Indiana, y desnuda como se vee en uno de los edifi- 
cios de muchos y muy grandes que alli ay, en las 
paredes de los bestiones, del qual aun duran señales 
de hombres en carnes y honestados de unos largos 
listones que llaman en su lengua Ex, y de otras di- 
üi«as que los Indios destos tiempos tra-yan, todo 
Jiecho de argamasa muy, fuerte : y morando yo 'allí 
€e halló en un edificio que desbaratamos un -cántaro 
grande con tres asas y pintado de unos fuegos pla- 
teados por de fuera, dentro del qual estañan cenizas 
4e cuerpo quemado, y entreellas hallamos tres quen- 



356 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

tas de piedra buenas, del arte de las que los Indios 
ahora tenian por moneda, lo qual todo muestra auer 
sido Indios. Bien sea, que si lo fueron, fué gente de 
mas ser que los de aora, y muy de mayores cuerpos, 
y fuerzas, y aun vee se esto mas aqui en Izamal que 
en otra parte, en los bultos de media talla que digo 
están oy dia de argamasa en los bestiones, que son 
de hombres crecidos, y los extremos de los bracos y 




piernas del hombre cuyas eran las cenizas del cán« 
taro que hallamos en el edificio, que estauan á ma- 
rauilla por quemar y muy gruessos. Veese también 
en las escaleras de los edificios que son mas de dos 
buenos palmos de alto , y esto aqui solo en Izamal 
y en Mérida. 

Ay aqui en Izamal un edificio entre los otros de 



RELACIONES DE YUCATÁN. 357 

tanta altura y hermosura que espanta, el qual se 
verá en esta figura y en esta razón della (1). 

Tiene xx gradas de á mas de dos buenos palmos 
de alto y ancho cada una, y ternan mas de cien pies 
de largo. Son estas gradas de muy grandes piedras 
labradas, aunque con el mucho tiempo y estar al 
agua están ya feas y mal tratadas. Tiene después la- 
brado en torno, como señala esta raya redonda, la- 
brado de canteria una muy fuerte pared, á la qual 
eomo estado y medio en alto sale una ceja de her- 
mosas piedras, todo á la redonda, y desde ellas se 
torna después á seguir la obra hasta ygualar con el 
altura de la pla^a que se traza después déla primera 
escalera. Después de la qual plaqa se haze otra esca- 
lera como la primera, aunque no tan larga ni de tan- 
tos escalones, siguiendo siempre la obra de la pared 
redonda á la redonda. Encima destos escalones se 
haze otra buena plazeta, y en ella algo pegado á la 
pared está hecho un cerro bien alto con su escalera 
al mediodía donde caen las escaleras grandes, y en- 
cima está una hermosa capilla de canteria bien la- 
brada. Yo subí en lo alto desta capilla, y como Yu- 
catán es tierra llana, se vee desde alli tierra quanto 
puede la vista alcanzar á maravilla, y se vee la mar. 
Estos edificios de Izamal eran por todos xi ó xn. 



(1) Este dibujo es facsímil exacto del que se encuentra en el ma- 
nuscrito original, hecho, como igualmente los dos que vienen después, 
por el cuidado y bajo la dirección del Excmo. Sr. D. Juan de Dios de 
la Kada Delgado , á cuyo favor se debe la reproducción en este lugar. 



358 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

aunque éste es el mayor, y están muy cerca unos de 
otros. No h¿iy memoria de los fundadores, y parecen 
auer sido los primeros. Están viii leguas de la mar, 
en muy hermoso sitio y buena tierra y comarca de 
gente, por lo qual mos hizieron los Indios poblar con 
harta importunación una casa en uno destos edificios 
que llamamos St. Antonio el año de m.d.xlix, en la 
qual y en todo lo de á la redonda se les ha mucho 
ayudado á su Christiañdad, y assi ée an poblado eñ 
este assiehto dos buenos pueblos á parte uno del 
otro. 

Los segundos edificios que en esta tierra son mas 
principales y antiguos, tanto que no ay memoria de 
6US fundadores, son los de Tiho, están treze leguas 
de los de Izamal y ocho de la mar como los otros, 
y ay señales oy en dia de auer auido una muy her- 
mosa calcada de los unos á los otros. Los Españoles 
poblaron aqui una cibdad y llamáronla Mérida por 
la éxtrañeza y grandeza de los edificios, el principal 
de los quales señalaré aquí como pudiere y hize al 
de Izamal, para que mejor se pueda ver lo que es. 

Este es el borrón que he podido sacar del edificio, 
para cuyo entendimiento se ha de entender que este 
es un ássiento quadrado de mucha grandeza, porque 
tiene mas de dos carreras de cauallo desde la parte 
del oriente. Comienza luego la escalera desde el sue- 
lo. Será esta escalera de siete escalones del altor de 
los de Izamal. Las demás partes de medio dia po^ 
niente y norte se siguen de una fuerte pared muy 



RELACIOljíl^S BE YI?(JAT4n. 359 

aBcha, Después aquel hen cimiento del, quadro todo 
e^4e piedra seca^ y ya llano torna acomendar otra 



o 







1 



rr 



m 











fp^^/áío^vg 



i 



s 



^HH 



I 

I 







escalera por la mesma parte del oriente, á mi pare- 



360 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

cer XXVIII ó xxx pies recoxida á dentro de otros 
tantos escalones y tan grandes. Haze el mesmo re- 
cogimiento por la parte del medio dia y del norte y 
no del poniente, y sígnense dos paredes fuertes hasta 
encontrar ó juntarse con las del quadro á la parte 
de poniente y assi llegan hasta el peso de las escale- 
ras, haziendo todo el henchimiento de en medio de 
piedra seca que espanta tal altura y grandeza como 
allí ay de henchimiento á mano. Después, en lo llano 
arriba, comienzan los edificios en esta manera. A la 
parte del oriente se sigue un quarto á la larga reco- 
jida adentro hasta seis pies , y no llega á los cabos 
labrado de muy buena cantería, y todo de geldas de 
una parte y de otra de á xii pies en largo y viii en 
ancho. Las puertas en medio de cada una sin señal 
de batientes, ni manera de quicios para cerrarse, sino 
assi llanas de su piedra muy labrada, y la obra á 
marauilla trauada, y cerradas todas las puertas por 
lo alto con tezas de piedra enteriza. Tenia en medio 
un tránsito como arco de puente, y encima de las 
puertas de las celdas salia un relexe de piedra la- 
brada por todo el quarto á la larga, sobre el qual 
sallan hasta lo alto unos pilarejos, la mitad de ellos 
labrados redondos y la mitad metidos en la pared, 
y seguíanse hasta lo alto que piden las bóvedas de 
que las celdas eran hechas y cerradas por arriba. 
Encima destos pilaritos salia otro relexe en rededor 
de todo el quarto. Lo alto era de terrado encalado 
muy fuerte como allá se haze con cierta agua de 



EELACIONES DE YUCATÁN, 361 

corteza de un árbol. A la parte del norte había otro 
quarto de celdas tales como estotras, salvo que el 
quarto con casi la mitad no era tan largo. Al po- 
niente se segaian otra vez las celdas, y á quatro ó 
cinco auia un arco que atrauesaua como el den- 
medio del quarto de oriente todo el edificio, y luego 
un edificio redondo algo alto, y luego otro arco, y 
lo demás eran celdas como las demás. Este quarto 
atrauiesa todo el patio grande con buena parte me- 
nos de la mitad, y assi haze aya dos patios, uno por 
detras del al poniente, y otro á su oriente que viene 
á estar cercado de quatro quartos, el quarto de los 
quales es muy differente porque es un quarto hecho 
á medio dia de dos piegas cerradas de bóveda como 
las demás á la larga, la delantera de las quales tiene 
un corredor de muy gruessos pilares cerrados por 
arriba de muy hermosas piedras labradas enterizas. 
Por medio va una pared sobre que carga la bóveda 
de ambos quartos con dos puertas para entrar al otro 
quarto. De manera que á todo por arriba lo qierra y 
sirve un encalado. Tiene este edificio apartado de 
sí como dos tiros de piedra buenos, otro muy alto y 
hermoso patio en el qual ay tres cerros que de mam- 
posteria estaban bien labrados, y encima si;s muy 
buenas capillas de la bóveda que solian ellos y sabian 
hazer. Tiene bien apartado de sí un tan grande y 
hermoso gerro, que con auerse edificado gran parte 
de la cibdad del, que se la poblaron á la redonda, no 
sé si se ha de verse jamas acabado. El primero edifi- 



362 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

cío de los quatro quartos nos dio el adelantado 
Móntelo á nosotros hecho un monte áspero, limpia,^ 
mosle y hemos hecho en él con su propia piedra un 
razonable monesterio todo de piedra, y una buena 
yglesia que llamamos La madre de Dios. Vuo tanta 
piedra de los quartos que se está entero el del medio 
dia y parte los de los lados, y dimos mucha piedra á 
los españoles para sus casas, en especial para sus 
puertas y ventanas, tanta era su abundancia. Los 
edificios del pueblo de Tikoh no son muchos ni tan 
sumptuosos como algunos destotros, aunque eran 
buenos y luzidos, ni aqui yo hiziera del mención, 
saluo por auer en él auido una gran poblazon de que 
adelante se ha necesariamente de hablar, y por esso 
se dexará aora. Están estos edificios tres leguas de 
Izamal al oriente y vii de Chichenyza. 

Es pues Chichenyza un asiento muy bueno x le- 
guas de Izamal y xi de Valladolid en la qual según 
dizen los antiguos de los indios, reynaron tres seño- 
res hermanos, los quales según se acuerdan auer 
oído á sus pasados vinieron á aquella tierra de la 
parte del poniente, y juntaron en estos asientos gran 
poblazon de pueblos y gentes las quales rijieron al- 
gunos años en mucha paz y justicia. Heran muy 
honradores de su Dios y assi edificaron muchos edi- 
ficios y muy galanos, en especial uno el mayor, cuya 
figura pintaré aquí como la pinté estando en él, para 
que mejor se entienda. Estos señores dicen viuieron 
sin miijeres y en muy grande honestidad, y todo el 



RKEACIONES DE YUCATÁN. 363 

tiempo* que vivieron assi fueron muy estimados y 
obedecidos de todos. Después andando el tiempo 
faltó el uno dellos, el qual se devió morir, aunque 
los indios dizen salió por la parte de Bachalal, de la 
tierra. Hizo la ausencia deste, como quiera que ella 
fuesse, tanta falta en los que después del reglan, que 
comenzaron luego á ser en la república parciales, y 
en sus costumbres tan deshonestos y desenfrenados 
que el pueblo los vino á aborrecer, en tal manera que 
los mataron y se desbarataron y despoblaron, de- 
xando los edificios y el assiento harto hermoso, por- 
que es cerca de la mar x leguas. Tiene muy fértiles 
tierras y provincias á la redonda. La figura del prin- 
cipal edificio es la siguiente. 

Este edificio tiene quatro escaleras que miran á 
las quatro partes del mundo, tienen de ancho á xxxiii 
pies y á noventa y un escalones cada una que es me- 
nester subirlas. Tienen en los escalones la mesma 
altura y anchura que nosotros damos á los nuestros. 
Tiene cada escalera dos pasamanos baxos á ygual de 
los escalones, de dos pies de ancho de buena cantería 
como lo es todo el edificio. No es este edificio esqui- 
nado porque desde la salida del suelo se comiencjan 
á labrar desde los pasamanos al contrario, como es- 
tan pintados, unos cubos redondos que van subiendo 
á trechos y estrechando el edificio por muy galana 
orden. Auia quando yo le vi, al pié de cada pasa- 
mano una fiera boca de sierpe de una pieQa bien cu- 
riosamente labrada. Acabadas de esta manera las 



364 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

escaleras queda en lo alto una placeta Uaná en la 




Oí 



RELACIONES DE YUCATÁN. 365 

qual está un edificio edificado de quatro quartos. 
Los tres se andan á la redonda sin impedimento, y 
tiene cada uno puertas en medio, y están cerrados 
de bóveda. El quarto del Norte se anda por sí con 
un corredor de pilares gruessos. Lo de enmedio que 
auia de ser como el patinico que haze el orden de 
los paños del edificio tiene una puerta que sale al 
corredor del Norte, y está por arriba cerrado de ma- 
dera y seruia de quemar los sahumerios. Ay en la 
entrada desta puerta ó del corredor un modo de ar- 
mas esculpidas en una piedra que no pude bien en- 
tender. Tenia este edificio otros muchos, y tiene oy 
dia á la redonda de sí, bien hechos y grandes y todo 
su suelo del á ellos encalado, que aun ay á partes 
memoria de los encalados, tan fuerte es el argamasa 
de que allá los hazen. Tenia delante la escalera del 
norte algo á parte dos teatros de canteria pequeños, 
de á quatro escaleras, y enlosados por arriba en que 
dizen representauan las farsas y comedias para solaz 
del pueblo. Va desde el patio enfrente destos teatros 
una hermosa y ancha calcada hasta un poQO como 
dos tiros de piedra. En este poqo an tenido y tenian 
entonces costumbre de hechar hombres vivos en sa- 
crificio á los Dioses, en tiempo de seca, y tenían que 
no morían, aunque no los veyan mas. Hechaban tan- 
bien otras muchas cosas de piedras de valor y cosas 
que tenían preciadas. Y assi si esta tierra vuiera te- 
nido oro, fuera este poQo el que mas parte dello tu- 
viera según le an los Indios sido devotos. Es poQo 



366 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

que tiene largos vn estados de hondo hasta eJ «agua, 
de ancho mas de cien pies, y redondo y de ¡una peña 
tajada hasta el agua que es marauilla: parece qu-e 
tiene el agua muy verde, y creo lo causan las arfeo- 
ledas de que está cercado, y es muy hondo. Tiene 
encima del iunto á la boca un edificio pequeño, don- 
de hallé yo ídolos hechos á honra de todos los edi- 
ficios principales de la tierra, casi como el Pantheon 
de ¿Roma. No sé si era esta inuencion antigua ó de 
los modernos para toparse con sus ídolos quíindo 
faessen con ofrendas á aquel poQo. Halle yo. leones 
labrados de bulto, y jarras y otras cosas, que no sé 
como nadie dirá que no tuvieron herramientas esta 
gente. También hallé dos hombres de grandes esta- 
turas labrados de piedrq,, c^da uno de una pie^a, en 
carnes, cubierta su honestidad como se cubrian los 
Indios. Teman las caberas por sí y con zarcillos en 
lasíaurejas como los usauan los Indios, y hecha una 
espiga por detrás en el pescuezo que encaxaua en 
un agugero hondo para ello hecho en el mesmo pes- 
cueQ.0, y encaxado quedaua el bulto cumplido. 

PORQUE COSAS HAZIAN OTROS SACRIFICIOS LOS INDIOS. 

Las fiestas que en el calendario de esta gentexitrás 
puesto quedan, nos muestran quales y quantaseran 
y para que y como las celebrauan. Pero porque eran 
BUS fiestas solo para tener gratos y propicios á sus 
dioses, sino eran (teniéndolos .ayrados no hazian mas 



EBLAGIONES DE tVCATÁN. 367 

ni masj sangrientas: y creyan estar ayrados qttando 
tenían necessidades de pestilencias, ó dissenciones, ó 
esterilidades, ó otrais semejantes necessidades; enton- 
ces no cuidaban de aplacar los demonios sacrifican - 
les animales, ni haziéndoles solas ofrendas de ^ns 
comidas y beuidas, ó derramando su sangre y áffli- 
giéndoSe con velas y ayunos y abstinencias; mas ol- 
nidada toda natural piedad y toda ley de razón les 
hazian sacrificios de personas humanas con tanta fa- 
cilidad como si síicrificaran aues, y tantas vezes 
quantas los ra alnados sacerdotes, ó los chilanes les 
deziañ eíra menester, ó á los señores se les antojaua 
<5 parecía. Y dado que en esta tierra por no ser mu- 
cha la gente como en México, ni regirse ya después 
de la destruycion de Mayapan por una cabera «ino 
por muchas, no hauia assi tan j tinta matanqa de 
hombres, no por esso dexauan de morir miserable- 
mente artos, pues tenia cada pueblo autoridad de sa- 
crificar los que al sacerdote, ó chilan, ó señor le pa- 
recía., y para hazello tenían sus públicos lugares en 
los templos como si fuera la cosa mas necessaria del 
mtindo á la conseruacion de su república. Después 
de matair en sus pueblos, tenían aquellos dos desco- 
mulgados sanctuarios de Chicheníisa y Cuzmil donde 
infinitos pobres enviauan á sacrificar al uno , á des- 
peñar, y al otro á sacar los coraigones, de las quales 
miserias tenga á bien por siempre librarlos el Sr. pia- 
doso que tuvo por bien hazerse sacrificio en la cruz 
al paáre por toáós* 



368 DOCUMENTOS INÉDITOS.. 

O señor dios mió, hombre ser y vida de mi alma, 
sta. guia y camino cierto de mis costumbres, con- 
suelo de mis desconsuelos, alegria interna de mis 
tristezas, refrigerio y descanso de mis trabajos, ¿y 
que me mandas tu, señor, que trabajo se pueda lla- 
mar, y no mucho mejor descanso?; ¿á qué me obli- 
gas que yo no pueda muy cumplidam.^^ hazer?; 
¿por ventura, señor ignoras la medida de mi vaso y 
la cantidad de mis miembros y la calidad de mis 
fuerzas?; ¿acaso, señor faltasme tu en mis trabajos? 
¿no eres tu cuydadoso padre de quien dize tu santo 
propheta en el psalrao, con el soy en la tribulación 
y trabajo, y yo le libraré della y le glorificaré? se- 
ñor, si tu eres, y tu eres aquel de quien dixo el pro- 
pheta lleno del tu Sto. espíritu que fingies en tu 
mandamiento trabajo, y es assi señor que los que no 
han gustado de la suavidad de la guarda y cumpli- 
miento de tus preceptos trauajo hallan en ellos, pero 
señor trauajo finjido es, trauajo temido es, trauajo 
de pusilánimos es, y témenlo los hombres que nunca 
acaban de poner la mano al arado de cumplirlos, 
que los que se disponen á la guarda dellos dulces 
los hallan, en pos del olor de sus ungüentos se van, 
su dulcedumbre los refrijera á cada paso, y muchos 
mas gustos experimentan cada día que les sabe dis- 
cerne nadie, como otra reyna de Saba; y assi, señor, 
te suplico me des gracia que á exemplo suyo dexada 
la casa de mi sensualidad y el reyno de mis vicios y 
peccados haga del todo experiencia de servirte y 



RíXACIONES DE YUCATÁN. 369 

guardar tus Stos. mandamientos, para que en lo que 
mas me enseñare la experiencia de su guarda, que 
de solo leerlos y tratarlos halle yo el bien de tu 
gracia para mi alma, y assi como creo ser tu yugo 
suave y leve te haga gracias por verme puesto de- 
baxo de su melena, y libre del en que veo andan y 
han andado tantas muchedumbres de gentes, cami- 
nando para el ynfierno: lo qual es tan graue dolor 
que no sé á quien no quiebra el coraron, ver la mor- 
tal pesadumbre y yntolerable carga con que el de- 
monio ha siempre llenado y lleua los ydólatras al 
ynfierno; y si esto de parte del demonio que lo pro- 
cura y haze es crueldad grande, de parte de dios es 
justissimamente permitido, para que, pues no se 
quieren regir por la lumbre de la ragon que él les 
ha dado, comiencen en esta vida á ser atormentados 
y á sentir parte del ynfierno que merecen con los 
trauajosos servicios que al demonio de continuo ha- 
zen con muy largos ayunos y vigilias y abstinen- 
cias, con increybles ofrendas y presentes de sus cosas 
y huziendas, con derramamientos continuos de su pro- 
pia sangre, con granes dolores y heridas en sus cuer- 
pos, y lo que es peor y mas graue, con las vidas de 
sus próximos y hermanos; y con todo esto nunca el 
demonio se harta y satisface de sus tormentos y tra- 
uajos, ni de llenarlos con ellos al ynfierno donde 
eternalmente los atormenta; cierto mejor se aplaca 
Dios y con menos tormentos y muertes se satisface: 
pues á vozes dize y manda al Gran Patriarca Abra- 



24 



370 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

han que no estienda su mano para quitar la vida á 
su hijo, porque está bu Majestad determinado de 
enviar el suyo al mundo y dexarle perder en la 
cruz la vida de veras, para que vean los hombres 
que para el hijo de dios eterno es el mandamiento 
de su padre pesado, aunque á el muy dulce, y á los 
hombres de trabajo finjido. Por lo qual quiten ya 
los hombres la tibieza de sus coragones y el temor 
del trabajo desta sta. ley de Dios, pues es su trabajo 
finjido y se vuelve en breue en dulzedumbre de las 
almas y de los cuerpos, quanto mas que allende de 
que es digno dios de ser muy servido y se lo deue- 
mos de justissima deuda y deudas, es todo para nro. 
prouecho, y no solo eterno pero aun temporal, y mi- 
remos todos los christianos, y especialmente los sa- 
cerdotes, que en esta vida es gran vergüenza y con- 
fusión y en la advenidera lo será mayor, de ver que 
halle el demonio quien le sirva con increybles tra- 
bajos para yr en pago dellos al infierno, y que no 
halle dios apenas quien en guarda de tan suaves 
mandamientos le sirva fielmente para ir á la eterna 
gloria. Por lo qual tú, sacerdote de dios, dime si has 
mirado con advertencia el officio destos sacerdotes 
tristes del demonio, y de todos los que en las divi- 
nas letras hallamos lo fueron en los pasados tpos., 
quan enojosos, y largos y muchos eran sus ayunos 
mas que los tuyos, que tantos mas continuos en las 
vijilias y en sus míseras orationes que tú, quan mas 
curiosos y cuydadosos de las cosas de sus officios 



RELACIONES DE YUCATÁN. 371 

que tú del tuyo; con quanto mayor zelo que tú en- 
tendian en enseñar sus pestíferas doctrinas, y si 
desto te hallaras en alguna culpa culpado remediala 
y mira que eres sacerdote del alto señor que con solo 
el officio te obliga á procurar biuir en limpieza y 
cuidado, limpieza del anjel quanto mas del hombre. 

Yucatán es una tierra la de menos tierra que yo 
he viísto, porque toda ella es una viva laa, y tiene á 
maravilla poca tierra, tanto que habrá pocas partes 
donde se pueda cabar un estado sin dar en grandes 
bancos de lajas muy grandes. La piedra no es muy 
buena para labores delicadas, que es dura y tosca; 
empero tal qual es, ha sido para que della hayan he- 
cho la muchedumbre de edificios que en aquella tie- 
rra hay. Es muy buena para cal, de que hay mucha, 
y es cosa maravillosa que es tanta la fertilidad desta 
tierra sobre las piedras y entre ellas, que todo lo 
que en ella hay y se dá, se dá mejor y más abun- 
dantemente entre las piedras que en la tierra, por- 
que sobre la tierra que acierta haber en algunas 
partes ni se dan árboles ni los hay, ni los indios en 
ella siembran sus simientes, ni hay sino yerba, y en- 
tre las piedras y sobre ellas siembran y se dan todas 
sus semillas y se crian todos los árboles y algunos 
tan grandes y hermosos que á maravilla son de ver; 
la causa desto creo que es haber mas humedad y 
conservarse mas en las piedras que en la tierra. 

En esta tierra no se ha hallado hasta agora nin- 



37^ bOCÜMENTOS INÉDITOS. 

gun gé'ñéro de metal que ella de suyo tenga, y espan- 
ta no lo habiendo con que se hayan labrado tantos 
edificios, porque no dan los indios razón de las he- 
rramientas conque se labraron; pero ya que les fal- 
taron metales proveyólos dios de una sierra de pe- 
dernal contigua en la sierra que dije en el primer 
capitulo atrauiesa la tierra, de la qual sacauan pie- 
dras de que íiazian los hierros de las langas para la 
guerra y los nayajones para los sacrificios (de los 
quales tenian buen recaudo los sacerdotes) hazlan 
los hierros para las saetas, y aun los hazen, y assi 
les servia el pedernal de metal. Tenian cierto azófar 
blando y con alguna poca mezcla de oro, de que ha- 
zian las hachuelas de fundición y unos cascabelejos 
con que baylaban, y una cierta manera de escopli- 
jlos con que hazian los Ídolos y agujereaban las ce- 
bratanas como esta figura de la margen, ( 1) ca mucho 
usan la cebratana y bien la tiran. Este azófar y otras 
planchas ó láminas mas duras les trayan á rescatar 
por sus cosas los de Tauasco para los ydolos, y no 
habia entre ellos otro algún género de metal. 

Según el sabio, una de las cosas á la vida del 
hombre mas necesaria es el agua, y es tanto que sin 
ella ni la tierra produce sus fructos ni los hombres 
se pueden sustentar, y con auer faltado en Yucatán 
la abundancia de rios que sus tierras vezinas tienen 
en mucha abundancia, porque solo dos tiene, el 



(1) No está el dibujo en el origiaal. 



RELACIONES DE YUCATAJÍ. 373 

uno el rio de lagartos, que sale por el u^ cabo d^ 1^ 
tierra á la mar, y el otro el de Cl^amponton, apibos, 
salobres y de metías aguas 1í^ proveyó dios, de íftu? 
chít?. y muy lindas agua? unas por industria y otra^ 
proueydas de naturaleza,. La naturaleza obró exie^t?^ 
tierra tan differentew^sííite en lo de los rips y fupii- 
tes,, que los rios que en todo el i3[iundo y lasf^e^t^s. 
correA sobre la tierra¡ en ^stí^ van y corren todos por 
sus ppeatos secretos poy debaxo della. Lo qvjal no^, 
jha enseñf^do el que casi toda la costa, ?stá 11^^?^ de 
fuentes de agua dulce que nacen dentro en la mar 
y s^ puede 4eUas en mucha parte coger agii?^ (coipRO 
á mí me ha caescido) q^aifUdo de la menguante de la 
agufi queda la orilla algo seca, en la tierira prpufiyó 
4ios de unas quebradas que lo^ indios llanaí^ii, ?íena- 
tes, que llegan de p^fia tapada hasta el agna, ei^i al- 
guna de las quales ay muy furiosas cpryientíi^ , y 
^caece licuarse ganado quando caen en ello^, y tq- 
das et^tas salen á la mar de que son las frentes diohas. 
;^stos zenotes son de muy lindas aguas y muy de 
yer, ca ay algunos de pena tajq,da hasta el agua y 
ptr9p con algunas boca^ que le§ crió, dios ó.caus?tron 
algui^os accidentes d^ rayos, que soplen c^er mi;- 
chp,s vezes, ó de otras cosas, y por de deiitío pon 
lindas bpuedas de pe% yiua, y en la superficie ^us 
4rbp]ps, de manerq, que ep lo d<^ arriba !^s p^opte, y 
delj^-xo zenotes, y hay algu;)ps que puedj^ ca,her. y 
spdar unp, cqirauela y otros mapy, n^^flipl. Jjp^ quie 
^stop alcapQau^n benjian dj^llqs, los qi^e no h^;?ii^A 



374 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

pozos, y como les auia faltado herramienta para la- 
brarlos eran muy ruynes. Pero ya no solo les hemos 
dado industria para hazer buenos pozos, mas muy 
lindas norias con estanques de donde como en fuen- 
tes toman el agua. Ay también lagañas y todas son 
de agua salobre y ruyn para beuer, y no son corrien- 
tes como zenotes. Tiene una cosa esta tierra en toda 
ella marauillosa en esto de los pozos, y es que en 
todas las partes della que se cabe salen muy buenas 
aguas de manantiales, y algunos tan hermosos que 
se sume una lan(}a por ellos, y en todas las partes 
que se han cabado se ha hallado medio estado antes 
del agua un vaneo de conchas y caracolillos de la 
mar de tantas differencias y colores, grandes y chi- 
cos, como los que están á la orilla de la mar, y la 
arena ya conuertida en dura peña blanca: en mani, 
pueblo del Rey, cabamos un pozo grande para ha- 
zer una noria á los indios, y á cabo de auer cauado 
siete ó ocho estados en una peña biua hallamos un 
sepulcro de siete pies buenos de largo, lleno de tierra 
bermeja muy fresca y de huessos humanos, y toma- 
dos estaban ya casi conuertidos en piedra; faltauan 
otros dos ó tres estados por llegar al agua, y antes 
della habia una bóveda hueca que crió alli Dios, de 
manera que estaua el sepulcro metido dentro en la 
peña y se podia andar por debaxo hasta donde él 
estaba. No pedimos entender como fuese esto, sino 
es que digamos que aquel sepulcro se abrió alli por 
parte de dentro, y después con la humedad de la 



RELACIONES DE YUCATÁN. 375 

cueua y el mucho tiempo vino á congelarse la pefia 
y crecer y assi cerrase aquello. Demás de los dos 
rios que lie dicho ay en esta tierra, tiene una fuente 
tres leguas de la mar cerca de Campeche y es salo- 
bre, y no hay en toda la tierra otra, ni otras aguas. 
Los indios de hazia la sierra por tener los pozos muy 
hondos, suelen en tiempo de las aguas hazer para sus 
casas concauidades en las peñas y allí recojer agua 
de la llouediza; ca Ilueue grandes y muy rezios 
aguazeros en su tiempo y algunas vezes con muchos 
truenos y relámpagos. Los pozos todos, y en espe- 
zial los cercanos á la mar crecen y menguan cada día 
á la hora que crece y mengua la mar, lo qual mues- 
tra mas claro ser todas las aguas rios que corren de 
baxo de la tierra á la mar, 

Ay una ciénaga en Yucatán digna de memoria, ca 
tiene mas de setenta leguas de largo y es salina toda 
ella. Comienza desde la costa de Ekab que es cerca 
de la isla de mujeres, y sigúese muy junto á la costa 
de la mar entre la misma costa y los montes hasta 
cerca de Campeche. No es honda porque no le da 
lugar el no haber tierra, pero es mala de passar 
yendo de los pueblos á la costa, ó viniendo della á 
los pueblos por los árboles que tiene y mucho lodo. 
Esta ciénaga es salina, que dios alli ha criado de la 
mejor sal que yo he visto en mi vida, porque molida 
es muy blanca, y para sal dizen los que lo saben es 
tan buena que sala mas medio celemín della que uno 



376 DOCITAÍENTOS INÉDITOS* 

de otras partes. Cria la sal nro. Sr. en esta ciénaga 
del agua tlovedizaj y no de la mar, ca no le entra, 
porque entre la mar y la ciénaga vá una ceja de tie- 
rra á lo largo todo lo que dura ella que la divide de 
la mar. En tiempo, pues, de aguas se hincha esta cié- 
naga y se quaja la sal dentro á terrones grandes y 
pequeños que no parecen sino pedazos de azúcar 
cande. Después de passadas las aguas quatro meses 
ó cinco, que ya la laguna está algo enxuta, tenian 
los indios antiguamente costumbre de yr á sacar la 
sal , la qual secan cojiendo aquellos terrones dentro 
del agua y sacándolos á enxugar fuera. Tenian para 
esto sus lugares señalados en la propia laguna que 
eran los mas fértiles de sal y de menos lodo y agua, 
y acostumbraban á no hazer esta cosecha de la sal 
sin licencia de los S.S. que á estos lugares della te- 
nian por cercanía mas acción: á los quales todos los 
que por sal venian hazian algún serviguelo, ó de la 
propia sal, ó de las cosas de sus tierras, y porque 
provó esto un principal llamado francisco euan natu- 
ral del pueblo de caukel, y provó hauia el rejimiento 
de k ciudad de Mayapan puesto á sus antepasados 
en la costa con cargo della y del repartimiento de 
ía sal , le mandó la audiencia de Guatimala dar agora 
lo mesmo á los que á sus comarcas la fuessen á cojer. 
Cójese ya mucha en el tiempo della para llevarla á 
México y á honduras y á la habana. Cria esta ciénaga 
en algunas partes della muy hermosos pescados, y 
aunque no grandes de muy buen sabor. 



REI^ACIONES DE YUCATÁN. 377 

No hay solo pescado en la laguna, pero es tg^nta 
la abundancia que en la costa hay que casi no, curan 
los indios de lo de las lagunas, sino son los que.no 
tienen aparejos de redes, que estos suelen con la 
flecha como hay poca agua matar mucho pescado; 
los demás hazen sus muy grandes pesquerias de que 
comen y venden pescado á toda la tierra. Acostum- 
bradlo á salar y asar, y á secar al sol sin sal, y tie- 
nen su quenta con qual destos beneficios ha menes- 
ter cada jénero de pescado, y lo asado se conserva 
dias, que se lleva xx y xxx leguas á vender, y para 
comerlo tórnanloá guisar y es sabroso y sano: los 
pescados que matan y hay en aquella costa son liqas 
muy excelentes y muy gordas, truchas ni más ni 
menos en el color y pecas y sabor, y son mas gordas 
y sabrosas de comer; llamanse en la lengua izcay; 
robalos muy buenas sardinas, y con ellas acuden 
lenguados, sierras, caballas, mojarras, y infinitas 
diversúdades de otros pescados pequeños; hay pul- 
pos muy buenos en la costa de Campeche, tres 6 
quatro castas de zoilos muy buenos y sanos, y espe- 
cial los unos á maravilla sanos y en las cabegas di- 
fferentíssimos de los otros, ca las tienen redondas y 
muy llanas que espanta, y por la parte de dentro la 
boca; y en las orillas del redondo los ojos: llámansQ 
estos alipechpoL Matan unos pescados muy grandes 
que parecen mantas y hazen á trozos en sal, muere 
á Tas orilla^ dq la redonda y es muy buena cosa: no 
&é si es este pescado raya. Hay muchos manatis en, la 



378 DOCUMENTOS INÉDITOS, 

costa de entre Campe y la desconocida, de los quales 
allende del mucho pescado ó carne que tienen, hazen 
mucha manteca excelente para guisar de comer, des- 
tos manatíes se cuentan cosas de maravillar, especial 
cuenta el autor de la historia general de las Indias 
que crió en la Isla Española un señor Indio uno 
en un lago tan doméstico que venia á la orilla del 
agua en llamándole por su nombre que le habian 
puesto que era matu. Lo que yo dellos digo, que son 
tan grandes que se saca dellos mucha mas carne que 
de un buen bezerro grande y mucha manteca; en- 
gendran como los animales, y tienen para ello sus 
miembros como hombre y mujer, y pare la hembra 
siempre dos, y no mas ni menos: y no pone huevos 
como otros pescados; tienen dos alas como bracos 
fuertes con que nadan, el rostro tienen harto seme- 
jante al buey y sacanle fuera del agua á pacer yerva 
alas orillas, y suélenlos picar los morciegalos en 
una xeta redí)nda llana que tienen que les da vuelta 
al rostro y mueren dello porque son muy sanguinos 
á maravilla y de qualquiera herida se desangran con 
el agua. La carne es buena, especial fresca con mos- 
taza es casi como buena vaca; mátanlos los Indios 
con harpones desta manera: búscanlos en los esteros 
y partes baxas (que no es pescado que sabe andar en 
hondo) y llevan sus harpones atados en sus sogas 
con boyas al cabo; hallados losharponean y suéltan- 
les las sogas y las boyas, y ellos con el dolor de las 
heridas huyen á una y otra parte por lo baxo y de 



RELACIONES DE YUCATÁN. 379 

poca agua, que jamás va á lo hondo de la mar ni 
saben, y como son tan grandes van turbando el cie- 
no, y tan sanguinos vanse desangrando: y assi con 
la señal del cieno los siguen en sus barquillas los in- 
dios y después los hallan con sus boyas y sacan. Es 
pesca de mucha recreación y provecho, ca son todos 
carne y manteca. Hay otro pescado en esta costa al 
qual llaman ¿a, ancho y redondo y bueno de comer, 
pero muy peligroso de matar, ó de topar con él; por- 
que tampoco sabe andar en lo hondo, y es amigo de 
andar en el cieno donde los indios le matan con el 
arco y flecha: y si se descuydan andando con él ó 
pisándole en el agua acude luego con la cola, que la 
tiene larga y delgada, y hiere con una sierra que 
tiene tan fieramente que no se puede sacar de donde 
la mete sin hazer muy mayor la herida, porque tie- 
ne los dientes al revés, de la manera que está aquí 
pintada (1). Destas serritas usavan los indios para 
cortar sus carnes en los sacrificios del demonio, y 
era officio del sacerdote tenerlas y assi tenian mu- 
chas, son muy lindas, ca son un hueso muy blanco 
y curioso hecho sierra assi aguda y delicada que 
corta como un cuchillo. Ay un pescadillo pequeño 
tan ponzoñoso que nadie que lo come escapa de mo- 
rir hinchado todo muy en breve, y burla á algunos 
hartas vezes, aunque es conocido en que es algo tar- 



(1) Tampoco existe la pintura en la copia que conserva la Real Aca- 
demia de la Historia , única conocida hasta hoy. 



380 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

dio en morir fuera del agua, y se hincha mucho todp 
él Ay muy gentiles hostiones en el rio de Champo- 
ton , y ay rnuchos tiburones en toda la costa. 

Demás de los pescados cuya morada son las aguas 
ay algunas cosas que juntamente se sirven y viven 
en el agua y en tierra como son muchas yquanas, 
las quales son como lagartos de España en la hechu- 
ra y grandeza y en el color, aunque no son tan ver- 
des, estas ponen huevos en mucha cantidad y andan 
siempre cerca de la mar y de donde hay aguas, y 
indifferentemente se guarecen en el agua y en la tie- 
rra, por lo qual las comen los españoles en tiempo 
de ayuno, y la hallan muy singular comida y sana. 
Hay destas tantas que ayudan la quaresma á todos: 
y péscanlas los indios con lazos encaramados en los. 
árboles y en agujeros dellos, es cosa increíble lo que» 
sufren la hambre, ca acaece estar veynte y treynta 
días después de tomadas vivas sin comer bocado y 
sin se enflaquecer: y he oydo que hay experiencia 
hecha que si las flotan las barrigas con arena, engor- 
dan mucho. Es el estiércol destas admirable medici- 
na para curar nubes de los ojos puesto fresco en ellas. 
Hay tortugas á maravilla grandes, que las ay muy 
mayores que grandes rodelas, y son de buen comer 
y tienen harto que: ponen los huevos tan grandeai 
como de gallina, y ponen ciento y cincuenta y dos- 
cientos, haziendo en el arena fuera del agua un gran 
hoyo y cubriéndolos después con el arena, y allí sa- 
len los tortuguillos. Hay otras differencias de tortu- 



EELACIONES BE YUCATÁN. 381 

^as en la tierra por los montes secos y en las lagu- 
nas. Un pescado vi en las costas algunas vezes que 
por ser de concha todo lo dexé para poner aquí. Es 
pues del grandor de una tortuga pequeña y cubierto 
por arriba de una concha delicada, redonda de her- 
mosa hechura y verde muy claro, tiene una cola de 
lo mesmo de la concha muy delgada que parece pun- 
zón y larga con un xeme, por debajo es de muchos 
pies, y todo lleno de menudos huevos, que no tiene 
que comer sino huevos, y cómenlo mucho los indios, 
llámaale en su lengua mer. Hay muy fieros lagartos, 
los quales aunque andan en el agua salen y están 
ínucho en tierra, y comen en tierra, ó la cabeíja fuera 
del agua, porque carecen de agallas y no pueden 
mascar dentro del agua. Es animal pesado y no se 
aparta mucho del agua, y tiene furioso Ímpetu en el 
acometer á algo, ó en la huyda. Es muy tragón, que 
cuentan del cosas extrañas, y lo que yo sé es que 
nos mató uno un indio cerca del monasterio bañán- 
dose en una laguna, y fué luego de allí á un rato un 
religioso con los indios á matarle á él , y para ma- 
tarle tomaron un perro no muy grande y metiéronle 
un fuerte palo por la boca hasta el siezo, hechizo con 
sus puntas, y atáronle por las tripas del perro una 
muy rezia soga, y echando en la laguna el perro sa- 
lió luego el lagarto y lo tomó en los dientes y se lo 
tragó; y tragado, tiró la gente que con el fray le iba 
y le sacaron con gran trabajo y dificultad, atrave- 
sándosele el palo en el cuerpo, abriéronle y halla- 



382 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

ronle la mitad del hombre en el buche, y mas el pe- 
rrillo. Estos lagartos enjendran como los animales 
y ponen huevos, y para ponerlos hazen grandes ho- 
yos en el arena muy cerca del agua y ponen tres- 
cientos huevos y mas, grandes mas que de aves, y 
dexanlos allí hasta el tiempo que les ha naturaleza 
enseñado que han de salir, y entonces ándanse por 
allí aguardando, y salen los lagartillos desta ma- 
nera. Salen del huevo tan grandes como un palmo 
y están aguardando la ola de la mar que bate cerca 
dellos, y assi como la sienten saltan de su lugar á la 
agua, y todos los que no alcanzan quedan muertos en 
el arena , que como son tan tiernos y ella está muy 
caliente del sol abrasanse y mueren luego: los que 
alcanzan el agua escapan todos j comienzan luego á 
andar por allí, hasta que acudiendo los padres los 
siguen. Desta manera escapan muy pocos aunque 
ponen tantos huevos, no sin divina providencia que 
quiere sea mas lo que nos aprovecha que lo que nos 
daña, y podría tanto perjudicar como estas bestias 
si todas saliesen á luz. 

Parkapho VII. — De la manera que hay 

DE SERPIENTES Y OTROS ANIMALES PONZOÑOSOS. 

De culebras, ó serpientes es grande la diuersidad 
que hay de muchas colores y no dañosas: salvo dos 
castas dellas. Las unas son muy ponzoñosas vívoras, 
y mayores mucho que las de acá de España, llaman- 



RELACIONES DE YUCATÁN. 383 

las taxinchan: otras ay también muy ponzoñosas y 
muy grandes, y con cascabel en las colas. Otras muy 
grandes que se tragan un conejo y dos y no son 
dañosas, y es cosa de dezir que hay indios que con 
facilidad las toman las unas y las otras sin recebir 
dellas perjuizio. Hay una casta de lagartijas mayo- 
res que las de acá, de las quales es maravilla grande 
el temor que los indios tienen, porque según ellos 
dizen en tocándola la persona suda un sudorcillo el 
qual es mortal ponzoña. Hay muchos alacranes en- 
tre las piedras , y no son tan ponzoñosos como los 
de acá de España. Hay un género de hormigas gran- 
des cuya picada es muy peor y duele y encona mas 
que la de los alacranes, y tanto que dura su enco- 
nacion mas al doble que la del alacrán, como he yo 
experimentado. Hay dos géneros de arañas , la una 
pequeña y muy pestífera, la otra es muy grande y 
toda cubierta de espinitas muy degadas negras, que 
parecen vello y tienen en ellas la porqoña: y assi se 
guardan mucho de tocarlas los indios donde las hay. 
Otras muchas sabandijas hay, pero no dañosas. Hay 
un gusanito colorado del qual se haze ungüento muy 
bueno amarillo para las hinchazones y llagas con no 
mas debatirlos ó amasarlos juntos, y sirve de olio 
para pintar los vasos, y haze fuerte la pintura. 

PÁKRAPHO VIH. — De las AUEJAS y su MIEL Y CERA. 

Hay dos castas de anejas, y ambas son muy mas 
pequeñas que las nuestras; las mayores dellas crian 



38J: DOCUMENTOS INÉDITOS. 

en colmenas, las quales son muy chicas, no hazen 
panal como las nuestras, sino ciertas bexiguitas 
comonuezes de cera, todas juntas unas á otras, lle- 
nas de la miel; para castrarlas no hazen mas sino 
abrir la colmena y retentar con un palito estas ve- 
xiguitas, y assi corre la miel y sacan quando les 
parece la cera; las demás crian por los montes en 
concavidades de arboles y de piedras, y allí les 
buscan la cera; de la qual y de miel abunda esta 
tierra mucho, y la miel es muy buena, salvo que 
como es mucha la fertilidad del pasto de las abejas 
sale algo tocada del agua y es menester darle un 
hervor al fuego, y con dárselo queda muy buena y 
de mucha dura. La cera es buena, salvo que es muy 
humosa y nunca se ha acertado que sea la causa, y 
en unas provincias es muy mas amarilla por razón 
de las flores. íTo pican eatas abejas, ni hazen quando 
las castran mal. 

Mucha es y muy de notar la diversidad de yerbas 
y flores que á Yucatán ornan en sus tiempos, assi 
en los árboles como en las yerbas y muchas dellas á 
maravilla lindas y hermosas y de diversas colores y 
olores: las quales allende el ornato de que los mon- 
tes y campos atavian, dan abundantíssimo manteni- 
miento á las auejitas para su miel y cera. Pero entre 
ellas porné aquí algunas assi por su preciosidad de 
olor y hermosura, como por el provecho que dellas 
los moradores de aquellas tierras tienen. Hay assen- 



RELACIOiíEfcí DE YUCATÁN. 385 

jos muy mas frescos y olorosos que los de acá y de 
mas largas hojitas, y delgadas, y críanlos los indios 
para sus olores y recreación, y he visto que se hazen 
mas hermosos con echarles cernada las indias al pié. 
Ay una yema de muy anchas hojas y de altas y 
gordas ramas de singular frescura y fertilidad, por- 
que de pedamos de las ramas se dan tanto que crecen 
en manera y muchedumbre de las mimbreras, aun- 
que en nada le son de comparar: tractada un poco 
la hoja entre las manos tiene el verdadero olor del 
trébol, aunque lo pierde después de seca, es muy 
buena para frescura de los templos en las fiestas y 
de esto sirve. Hay tanta aluahaca que están los mon- 
tes y Jos caminos llenos della en algunas partes, y 
con nacer en aquellas peñas es muy fresca hermosa 
y olorosa, aunque no se compara á la que se cria en 
las huertas llevada de acá, que es cosa de ver lo que 
cria y ensancha cada pié. Hay una flor que llaman 
tixzula del mas delicado olor que yo he olido y mu- 
cho mas que los jazmines, es blanca, y ayla morada 
clara, y porque es su tronco de cebollas gordas se 
podría traer á España. Es pues desta manera, echan 
sus cebollas unas espadañas altas y gruessas muy 
frescas, que todo el año duran y dan una vez en el 
año en medio un mástil verde ancho como tres de- 
dos y gordo, y tan largo como las espadañas. En 
este al cabo salen las flores en un manojo, cada una 
de un xeme de largo con el pegón, abiertas que dan 
cinco hojitas largas y abiertas, y ciérralas por lo 

25 



386 DOCUMENTOS INÍVDlfOS. 

bkjb üná tela blanca delicada, y éñmedio tienen unas 
teiitas amarillas á maravilla hermosas de blanco y 
amarillo; cortado este bástago y puesto en un jarró 
de agua dura con muy suave óloír itíüchos dia^, por- 
qué no sé abren las flores juntas sino íhüy pócó á 
poco. Hay uñas aQücénitás muy líláncas y olorosas 
y que duran mucho en agua, y fáciles dé traer acá, 
pÓí<jue son también dé cebolla y éñ todo semejantes 
á ISs aqücéñás; salvó que el olor es más suave y nó 
dañoso á la cabera, y no tiéneií lo amarillo de las 
azucenas en medio. Hay una rosa Uaniada íáZazíZ que 
me han dicho que es de mucha hermosura y olor. 
Hay también un género de árboles que llaman hieie 
que llevan muchas rosas blancas y otras amarillas y 
otras medio moradas : son de mucha frescura y olor 
y liazen dellas galanos ramilletes y los que quieren 
letuario. Hay una flor que llaman Rom, la quál es 
de mucho olor, y arde de gran calor quando huele; 
podríase fácilmente traer acá, y son sus hojas á ma- 
ravilla frescas y anchas. Sin estas flores y yéruas 
olorosas hay otras muy provechosas y medicinales, 
entre las quales hay dos maneras de yerua mora 
muy fresca y muy linda. Hay mucha doradilla y cu- 
lantrillo y una 3^erva con cuyas hojas cocidas y 
agua se quitan á maravilla las hinchazones de los 
pies y piernas. Hay otra muy singular para curar 
llagas viejas, que llaman iaxpalialche. Hay también 
otra que tiene el mesmo sabor del liinojo, y se come 
y es muy buena para cozer agua y para curar llagas 



REÜACÍÓNÜS bE YÜCAl^A'N. ÚST 

pÚkBÚL á^si brüda coiüó la pasSáflíi. íláy feli *lo dé 
Báyhalar Qargá;p'affllla. Tiéñéñ cierta fhttxá 'íjilfe 
man en los po'icís y éh otrá-^ j^scrtés tHáíigtíraSa 
c6iho la juncia pero líiuy mas gorda,'dela íjual Ha- 
í^k sus áéras y éuéléiíla teñir dle colores y 'haíerila^ 
Muy lindas á maravilla. Tienen ünk y éí tía silvestre, 
j^tümbi^ñ qtie'la tíHan^n'diis básaáy éáinéjoi-, dfela 
^ndl sacan su ínanera'de cdhatíióU^ (jüfe ^hkzén'iíífe- 
Mtas cosas para su servicio, ^áíicíbién áe cliáñ'ieií 
a%üiiós árboles' sin ser de feü Có^échá üñ cierto ge- 
líero dé yerbas las íj^ale's ébhán üMs 'ffutas fcofnó 
^fequéñós Cohóníbros, de los ¿[Üklfes ée hááéíi sus gb- 
íhás ó colas con que Jiegaüan Ib i:jué habían ifie- 
tíééter. 

Las simientes qiie para la hütñána sustteñtáfeióii 
tieñíen son ínuy buen ntiáiz y dé rnuchás ^iférenóiaó 
déllo y colores, de Ib quál bójén íüuclid y kazéii 
trojes y guardan en silos para lols años estériles. 
Hay dos castas de habas pequeñas, las unas negras 
y las otras de diversos colbrés, y" otras que háh lle- 
vado los españoles blaíiq[ülllas y pequeñas, fíuy dé 
su pimienta, muchas diferencias de calabazas, algu- 
nas de las quales son para sacar las pepitas para ha- 
zér guisados, otras para comer asadas y cbzidas y 
otras para vasos de sus servicios; tienen ya melones 
y muy biienos y calabazas de España: hemos los 
puesto en cojer mijo y dase á maravilla 'bien y es 
buen mantenimiento ; tienen una fructa á ' ínárá villa 
fresca y sabrosa que Se siembra y 'la raiz que sale 



388 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

nace como nabo gordo y redondo es la fruta, có 
mensa crudas con sal: la otra raiz que nace debaxo 
de tierra sembrándola que es grande mantenimiento, 
y es de muchas differencias, ca hay moradas amari- 
llas y blancas, cómense cocidas y assadas y son 
buena comida y tiran algo á castañas, y ayudan as- 
sadas á beuer. Hay otros dos géneros de raices bue- 
nas y son mantenimiento de los indios. Otras dos, 
raizes hay silvestres que se parecen algo á las dos 
que primero he dicho, y ayudan en tiempos de nece- 
sidad de hambre á los indios , ca sin ella no curan . 
dellas. Tienen un arbolillo de blandas ramas y que 
tienen mucha leche, las hojas del qual se comen 
guisadas y son como ber9as de comer y buenas con 
mucho tocino gordo. Plántanlo los indios luego do 
quiera que van á morar, y en todo el año tiene hoja 
que le coger. Hay muy frescas chicorias y criavanlas 
en las heredades, aunque no las saben comer. 

Cosa es de mucho alabar á Dios con el propheta 
que dize admirable es Señor tu nombre en toda la 
tierra, por la muchedumbre de árboles que en esta 
tierra su magestad crió y todos tan desemejantes de 
los nuestros que hasta hoy se haya visto uno que 
conozca, digo en Yucatán, que fuera si he visto, y 
de todos tienen sus servicios y provechos los indios 
y aun los Españoles. Hay un árbol de cuya fruta 
que es como muy redondas calabazas hacen los in- 
dios sus vasos, y son muy buenos, y hazenlos ellos 
muy pintados y galanos. Desta mesma casta hay 



RELACIONES DE YUCATÁN. 389 

otro que lleva la fruta mas pequeña y muy dura; 
hazen della otros vasillos para ungüentos y otros 
servicios. Hay otro el qual lleva una frutilla como 
avellanas del cuexco de la qual se hazen buenas 
quentas, y con la cascara se lava la ropa como con 
xabon, y assi haze su espuma. 

Criauan mucho el árbol del encienso para los de- 
monios y sacauanselo hiriendo con una piedra el árbol 
en la corteza para que por alli corriese aquella goma 
ó resina ; es árbol fesco , alto y de buena sombra y' 
hoja pero su flor hace negra la cera donde lo hay. 
Hay un árbol que crian en los pozos muy hermoso 
de alto, y fresco de hoja, y quees maravilla lo que 
estiende sus ramas, las quales nacen en el tronco por 
mucha orden, ca nacen de tres en tres ó mas, á trozos 
á la redonda del árbol, y assi se van ellas extendiendo 
y la guia creciendo. Hay cedros, aunque no de los 
finos. Hay una casta de palo algo amarillo y de ve- 
toso como enzina, a maravilla fuerte y de mucha 
dura y tan rezio que lo hallamos en las puertas de 
los edificios de Izamal, puestos por batientes y car- 
gada la obra toda sobre ellos. Hay otro fortíssimo 
y hazian del los arcos y las langas y es de color leo- 
nado. Otro hay de color naranjado escuro de que 
hazian bordones, es muy fuerte y creo se dice eshra- 
sil. Hay muchos árboles de los quedizen son buenos 
para la enfermedad de búas, Uamanle zon. Hay un 
árbol que Ueua leche la qual es rejalgar y llaga 
quanto toca, y su sombra es muy pestífera, especial 



390 I^OCVAí^NTOS INÉDITOS. 

31 se duerme á ella. H^y, otro que todo él e$tá ll^p 
de par^ 4<^ ^^IJW^ hrg^s j muy;, dujras y, gordas quq 
npMj^ 9.xe que en éljapias reposa n^ se pue<íp> en 41 
^ssi^^ítar, tiene aqujglla? e^pin^s todas agujereadas por 
ellironcp y llenap siepapre de hormigas. Hay un í^r- 
bol de muy gran altura y grandeza, lleva upa fruta 
comp. algarrouaa Ilepa de unos pifiones negros, y 
que en tiempo de necesidad h^zen della los indios 
comiíl^, 3^ Ijazen de sus. raices cubos para sacar agua 
de lop pozo3 y las pori^^. Otrpg árbples hay de cu- 
ya^ cprljeza^ hazep los indios cubillo^ para sacaí: 
agu^ para sí, y otros de que hazen Iíj^s QOgas, y otros 
de la,9; corte?íaa de Ips quales majadas hazen un caldo 
pp.ra bru.air cpn él los encalados y házelos muy fuer- 
tes. H^ay muy hermosas moreras y es buena madera, 
y tien.en. tantos otros arboles y de todo seruicio y 
prpvepho. qu^ espanta- Tienen en los campos y-monr 
tes muchasi differencias de mimbres muy largp^, 
aunque no sop mimbres, de los quales hacen pest^^ 
de todas manaras y cpn las quales atan sus casas y 
quinto b^an menester, y es muy grande el servicia 
que desto tienen á^ maravilla. Hay un árbol cuya le- 
che es sipgular medicina p^ra encarnar los dientes. 
Hay otrp que lleva cierta fruta grande, Uení?, de lanq. 
mejoi: pa^raj almohadas que las estopas del alcarria. 
Tei3Q(ien,do. hazpr. agravio á la fruta ó á su,s árboles, 
loa he acordado, poner por sí, y priiaaero diré d^l 
YÍP.Q como. QQm que los ipdios mucho estimauan y 
y p.o:q e^o 1^ plai^tauan <?asi, todoa ^n sus confaj^es <> 



RE^yVCfONES m YUCATÁN. 39^ 

espacios dp bus casas. E^ arlpol feo y sin njas fruta 
de hazer sus r^izes y miel y agua su yinp. Hay en 
esta tierra ciertas parras silvestres y l^levan coiíiesti- 
bles uva?, y tay muchas en la costa de ?^upul. Hay 
ciruelos de muchas diferencias de ciruelas y algunas 
muy salerosas y panas y differentissimas de las nues- 
tras, ca tienen poca carne y gran cuesco, al revés de 
las que acá hay á ,que lo comparar; echa este árbol 
las frutas antes que las hojas, y sin flor, sino la fru- 
ta. Hay muchos plátanos y hanlos llevado los e^pa- 
flples que no los hayia antes. Hay un árbol muy 
grande el qual lleva una fruta grande algo larga y 
gord^, cuya carne es colorada, y muy buena de co- 
mer; no eciha flor sino la propia fruta, muy peque- 
flita y va cresciendo muy poco á poco. Hay otro 
árbol muy fyondosp y hermoso y que nunca se le 
cae la hoja, y sin echar flor echa una fructa d;e tianta 
y mas dulgura que la de arriba, pequeila, muy go- 
losa y gustosa de comer y muy delicada, y hay unos 
mejores que otros, y llanto mejores que serian muy 
preciados si acá los tuvies^emos: llámanlos en la 
lengua Ya. Hay otro muy hermoso y fresco árbol que 
nunca pierde la hoja y lleva unos higuillos sabrosos 
que llaman Ó/c. Otro árbol hay á maravilla hermoso 
y i^repco y lleva la fruta como guevos grandes. Có- 
¿eijla verde los indios y maduranla en ceniza, y ma- 
dura queda á ^larayilla y al comer es dulce y empa- 
laga como yenaas de guevos. Otro árbol lleva otra 
fruta ^ssi amarilla y no tan grande, como estotra y 



392 DOCUMENTOS IN¿DITOS. 

mas blanda y dulce que ella, la qual comida queda 
el cuexco como blando eriqo todo, que es de ver. 
Hay otro muy fresco y hermoso árbol que lleva una 
fruta ni mas ni menos que las avellanas con su cáx- 
cara, tienen debaxo aquella cáxcara una fruta como 
guindas, y su cuexco grande; Uamanlas los indios 
Vayam y los Españoles Guayas. Hay una fruta que 
han los Españoles llevado, de buen comer y sana 
que llaman Guayavas, En las sierras hay dos géne- 
ros de árboles. El uno lleva unas frutas tan grandes 
como una buena pera, muy verdes y de gorda cor- 
teza, las quales maduran aporreándolas todas en una 
piedra, y son después de muy singular sabor. El 
otro lleva unas frutas muy grandes, de la hechura 
de las pinas y tienen gustoso comer, ca son aguano- 
sas y azedas, y tienen muchos cuexcos, pequeños, 
pero no son sanas. Hay un árbol el qual se dá siem- 
pre en los rasos, y nunca entre otros árboles sino 
solos ellos, cuya corteza es muy buena para adobar 
cueros, y sirve de gumac, lleva una frutilla amarilla 
sabrosa y golosa mucho para las mugeres. Hay un 
árbol muy grande y fresco al qual llaman los indios 
On: lleva una fruta como calabacillas grandezuelas 
de gran suavidad que parece á sabor de manteca y 
es mantecosa, y es de muy gran mantenimiento y 
sustancia. Tiene gran cuexco y delicada caxcara, y 
cómese cortado revanadas como melón y con sal. 
Hay unos cardos muy espinosos y feos, y crecen á 
troíjos siempre pegados á otros árboles y arrebueltos 



RELACIONES DE YUCATÁN. 393 

á ellos. Estos llevan una fruta cuya corteza es colo- 
rada y semejante algo á la hechura de la alcachofa 
y blanda de quitar y sin ninguna espina. La carne 
que dentro tiene es blanca y llena de muy pequeños 
granos negros. Es dulce y delicada á maravilla y 
aguanosa que se deshaze en la boca; cómese á ruedas 
como naranjas y con sal, y no hallan los indios 
tantas, por los montes quantas comen los Españoles. 
Hay un árbol fofo y feo aunque grande que lleva 
cierta manera de fruta grande llena de ^tripas ama- 
rillas muy sabrosas y coxquezuelos como cañamones 
y muy mayores los quales son muy sanos para la 
orina.. Desta fruta haz en conserva buena , y echa el 
árbol la hoja después de pasada la fruta. Hay un ár- 
bol algo espinoso pequeño el qual lleva una fruta 
de hechura de delgados pepinos y algo larga. Tiene 
alguna similitud su sabor con el cardo, y cómese 
assi con sal, partida á rebanadas, y los cuexcos son 
como los del cohombro, y muchos y tiernos. Si 
acierta á tener esta fruta algún agujero por algún 
accidente estando en el árbol, es ima gomilla que en 
él se le recoje muy fino olor de algalia. Es también 
buena fruta para las mesinas enfermedades de las 
mujeres. Hay otro árbol cuya flor es azaz de suave 
olor, y cuya fruta es la que acá en España llaman 
del manjar blanco, y hay muchas diuersidades dellos 
en el llevar fruta buena y mejor. Hay un arbolitó 
que suelen los indios criar en sus casas, el qual lleva 
unos erizos como las castañas, aunque no son tan 



39,4 POPUBÍENTOS. díjíditos. 

gí^aAdes m tan ásperos. Abrense qyando están eneí|,- 
zjQQ y tieneiji dentro i^nos granillos de los qualps 
usan, y aun los Españoles para dar color á los gui- 
fí^doe, como lo dá el azafrán, y tan fino el color que 
maucha mucho. Bien creo se me deben quedar mas 
frut/^s, pero todavia diré de la de las palmas, de las 
quales hay dos castas. Las unas sirven sus ramas de 
cubrir las casas, y son muy altas y delgjadas, y lle- 
van unos muy grandes razimos de una golosilla fruta 
i^egr^, como garbanzos, y son l.e las indias aficio- 
nadas. Las otras son unas palmas baxas y muy espi- 
nosas, y no sirve su hoja de nada que es muy corti- 
lia y rara. Llevan unos grandes razimos de una 
fruta redonda Yevdje^ tan grande es como guevos de 
paloma. Quitada la cascara le queda un cuexco de 
gran dureza y quebrado sale del una pepita redonda 
tan grande como una avellana muy sabrosa y pro- 
vechosa en tiempos estériles, ca hazen della la comida 
caliente que beven á las, mañanas, y á falta se guisa- 
ría con su leche qualquier manjar como con la de las 
almendras. 

Cójese mucho algodón á maravilla, y dase en to- 
das las partes de la tierra, de lo qual hay dos cas- 
tas. La una siembran cada año, y no dura mas de 
aquel año su arbolito, y es muy pequeño. La otra 
dura el árbol cinco ó seis aljos y todos dá sus 
frutos, que son unos capullos como nuezes con 
c42$:cara verde el qual se abre en quatro partes á su 
tiempo y allí tiene el algodón. Solíase cojer grana, 



RELACIONES DE TÜCATÁN. 395 

y dize» que era de la mejor de las Indias por ser 
tierra ^eca, y todavía cojen en algunas partes al- 
guflft poc^ los indios. Colores hay de muchas diver- 
^i43'4<5S h^ctos de tintas de algunos árboles., y de 
florea, y poj-quQ los indios no han sabido perfeccio- 
na.rlpB con las gomas qu.e le dan el temple que han 
n^enester para que no desdigan, desdizen. Pero los 
qu^ qojeu la seda h^n ya buscado remedios y dizep 
§e dara,n tan, perfectos como, en las partes que mas 
pprfectos se dan. 

L^ abundancia que tiene esta tierra de aves es á 
ir^ara villa grande, y tan diversas que es n;iucho de 
alabar al que dellas la hinchió como d? bendición. 
TiepeijL aues domésticas y que crian en las casas 
como. soi;i ^us gallinas y gallos en mucha cantidad 
9íUnqu^ son penosos de criar. Hánsp dado á criar 
aues de España, gallinas y crian muchas á maravilla, 
y en tqdos los tiempos del año hay pollos pellas. 
Crian algunos palomas mansas de las nuestras, y 
multiplican mucho. Crian cierta casta de anadones 
Illancos grandes, que creo les vinieron del Perú, para 
la pluma y assi los pelan muchas vezes las barrigas, 
y quieren aquella pluma para las labores de sus 
ropas. Hay mucha diversidad de, pájaros y mu- 
cho^ n;i^y lindos, y ^ntre ellos, hay dos castas de 
tortolilla? muy saladar, y la^ unas muy chiquitas y 
dQmé^tíca,^ pj^ya griar mansas. H¡ay un paxai^ito pe- 
qwfio d^ tan suave c^ntg como el Ruiseñor que 11a- 
ma,n Xqtyakhq,riíi,il^ anjdaj ^n las. paredes de las casas 



üí)o DOCUMENTOS INÉDITOS. 

que tienen huertas y en los árboles dellas. Hay otro 
páxaro grande y muy lindo de color verde muy 
escuro, que no tiene en la cola mas de dos plumas 
largas, y con no mas de la mitad, y al cabo pelos 
en ellas, y su morar es en los edificios, y no anda 
sino á las mañanas. Hay otros páxaros que en las 
travesuras y cuerpo son como las picabas, y grandes 
gritadores á la gente que passa por los caminos, que 
no la dexan ir secretas. Hay muchos avioncillos ó 
golondrinas, y yo he creido son aviones porque no 
crian en las casas como las golondrinas. Hay un 
páxaro grande y de muchas colores y hermosura, el 
qual tiene gran pico y muy fuerte, y anda siempre 
en los árboles secos asido con las uñas, agujereando 
las cortezas aherronadas con el pico tan rezio que 
se oye buena pieza, para sacar los gusanos déla 
carcoma de los quales se mantiene; y es tanto lo 
que agujerean estos páxaros, que están los árboles 
que crian estos gusanos de alto abaxo hechos una 
criba de agujeros. Hay muchas aves del campo, 
buenas todas para comer, ca hay tres maneras de 
muy lindas palomitas pequeñas. Hay unas aves en 
todo semejantes á las perdices de España, saluo que 
son de muy altas piernas, aunque coloradas, y tie- 
nen ruin comer, son empero á maravilla domésticas 
si se crian en casa. Hay muchas codornices á mara- 
villa, y son algo mayores que las nuestras, y de 
singular comer; vuelan poco y tómanlas los indios 
encaramadas en los árboles con perros y con lago» 



Missing 
Page 



Missing 
Page 



R^lLÁCldlíÉS DÉ tüdXT^N. 39& 

Hay tinos f)á2¿arós gráüdés flacos y que vuelan ¿lu- 
chó y muy alto los qtialés dividen la colá'én siís dos 
jíunta^, la enjundia dé los q[üáles á máfavilla és 
nííédíciííal p^í*a señales de heridas y para pfíáíñó de 
miembros por causa de héi*idáá. Hay Unos ánkdoñés 
qué se sustentan grandísáimo rato deba:xo del agua 
para pescar que coíñer, y kcín iüuy áueltos y tienen 
ek el pico un garfio con que pescan. Hay otroé ana- 
doñcitos pequeños y de niüclia hermosura que se 
llaman Mdxix^ son muy mansitos y si ge crian en 
casá no se saben hüyr. Hay muchas maneras dé gar- 
i^éts, y garcetas, unas blancas, otras pardas, unas 
grandes otras peqüefías; y en las lagunas de términos 
hay muchas encarnadas muy claras que parecen de 
color de grana de polvo, y tantas maneras de paxa- 
rillos chicos y grandes que ponen admiración su 
muchedumbre y diversidad, y más el verlos á todos 
cuidadosos á buscar de coiner en aquella playa, unos 
entrando tras la ola en la reventazón de la mar, y 
después huyendo della, otros buscando comida á las 
orillas, otros quitándola á otros con llegar mas ayna 
á ella, y lo que más admira ver que á todos los 
provee Dios que los hinche de bendición. 

De muchos animales han carecido los indios y es- 
pecialmente han carecido de los que mas necesarios 
son para el servicio del hombre, pero tenian otros 
de los mas de los qüales se aprovechaban para su 
mantenimiento, y ninguno dellos era doméstico sal- 
vo los perros, los quales no saben ladrar ni hazer 



400 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

mal á los hombres, y á la caqa sí, cá encaraman las 
codornices y otras aves y siguen mucho los venados 
y son grandes rastreadores algunos. Son pequeños y 
comíanlos los indios por fiesta, y ya creo se afren- 
tan y tienen por poquedad comerlos. Dizen que te- 
nían buen sabor. Hay dantas en solo un cornejal de 
la tierra que está detras de las sierras de Campeche, 
y hay muchas, y hanme dicho los indios que son de 
muchos colores, ca hay rucias y boberas , vayas y 
castañas y muy blancas y negras. Andan mas en 
en este pedazo de tierra que en toda ella, porque es 
animal muy amigo de agua y hay por allí muchas 
lagunas de aquellos montes y sierras. Es animal del 
tamaño de medianas muías, muy lijero y tiene za- 
pata hendida como el buey y una trompilla en el 
hocico en que guarda agua. Tenían los indios por 
gran valentía matarlas, y durava para memoria el 
pellejo ó partes del hasta los vizníetos , como lo vi 
yo; llámanla Tzimín^ y por ellas han puesto nombre 
á los caballos. Hay leoncillos y tigres , y mátanlos 
los indios con el arco encaramados en los árboles. 
Hay un cierto género de oso ó quier que es á mara- 
villa amigo de castrar colmenas. Es pardo con unas 
manchas negras y largo de cuerpo y corto de pier- 
nas y cabeQÍredondo. Hay cierta casta de cabrillas 
monteses pequeñas y muy ligeras y de color hosqui- 
Uas. Hay puercos , anímales pequeños y muy dife- 
rentes de los nuestros, ca tienen el ombligo en el 
lomo y hieden mucho. Hay muchos venados que es 



RELACIONES DE YUCATÁN. 401 

maravilla, y son pequeños y de buen comer la carne. 
Conejos hay infinitos en todo semejantes á los nues- 
tros , salvo el hozico que le tienen largo y no nada 
romo, sino como de carnero; son grandes y de muy 
buen comer. Hay un animalito tristísimo de su na- 
tural y anda siempre en las cavernas y escondrijos, 
y de noche, y para cacarlo le arman los indios cierta 
trampa y en ella le cogen; es semejante á la liebre y 
anda á saltos y encogido. Tiene los dientes delante- 
ros muy largos y delgados, la colilla aun menor que 
la liebre y el color xeloso y muy umbrio, y es á 
maravilla manso y amable y llámase Zuh. Hay otro 
animalito pequeño como un lechoncillo recien na- 
cido, y assi las manequelas y el hocico y gran bo- 
xeador, el qual está todo cubierto de graciosas con- 
chas que no parece sino caballo encubertado con 
solas las orejuelas y los pies y manos fuera, y su 
pezcucQO y testera cubiertos de las conchas; es muy 
bueno de comer y tierno. Hay otros animales como 
perrillos pequeños, tienen la cabeqa de hechura de 
puerco y larga cola, y son de color ahumado y á 
maravilla torpes, tanto que lo toman muchas vezes 
de la cola. Son muy golosos , y andan de noche en 
las casas y no se les escapa gallina en poco á poco. 
Paren las hembras catorce y diez y ocho hijuelos 
como comadrejuelas y sin ningún abrigo de pelo, y 
á maravilla torpezillos y proveió Dios á las madres 
de una extraña bolsa en la barriga en que los am- 
paran ,, porque le nace todo lo largo en la barriga 



£6 



402 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

por cada parte encima de las tetas un cuero, y quan- 
do lo junta uno con otro quedan cerradas las tetas, 
y quando quiere lo abre, y alli reciben los hijos cada 
uno el pe^on de la teta en la boca, y quando los 
tiene todos asidos échales aquellas ijadas ó cueros 
encima y apriétalos tan fuertemente que ninguno se 
le cae , y con ellos assi cargada vá por ay á buscar 
de comer, crialos asi hasta que tienen pelo y pueden 
andar. Hay zorras en todo como las de acá, salvo 
que no son tan grandes ni tienen tan buena cola. 
Hay un animal que llaman Chú á maravilla travie- 
so, tan grande como un perrillo, de hozico como 
lechón. Críanlo las indias, y no les dexan cosa que 
no les hozean y trastornan , y es cosa increible que 
pon á maravilla amigos de burlar con las indias , y 
l'is espulgan y se llegan siempre á ellas , y no pue- 
den ver al hombre mas que á la muerte. Hay mu- 
ciios destos y andan siempre á manadas en hilo, uno 
tras otro, encaxados los hocicos los unos debaxo de 
la cola de los otros , y destruyen mucho la eredad 
de maiz donde entran. Hay un animalito como ardi- 
lla, blanco y de unas cinchitas amarillas escuras 
cercado alrededor, que llaman Pay, el qual se de- 
fiende de los que le siguen ó dañan con orinarse, y 
es de tan horrible hedor lo que echa que no hay 
quien lo pueda sufrir, ni cosa en que caiga se puede 
mas traer. Hánme dicho que no es aquello orina 
sino un sudorcillo que trae en una bolsita detrás. Sea 
lo que fuere que sus armas le defienden, que por ma- 



RELACIONES DE TUGATÁN. 403 

ravillíis matan uno dellos los indios. Hay muchas 
ardillas muy lindas, y topos y comadrejas y muchos 
ratones como los de España salvo que son de muy 
largos hocicos. 

No han los indios perdido sino ganado mucho 
con la ida de la nación española, aun en lo que es 
menos, aunque es mucho, acrecentándoseles mu- 
chas cosas de las quales han de venir andando los 
tiempos á gozar por fuerga, y ya comienzan á gozar 
y usar de muchas dellas. Hay ya muchos y buenos 
cauallos y muchas muías y machos; los asnos se dan 
mal, y creo lo ha causado el regalarlos, porque sin 
falta es bestia rezia y que la daña el regalo. Hay 
muchas y muy hermosas vacas, puercos muchos, 
carneros, ovejas, cabras y de nuestros perros que 
merece su servicio, y que con ellos se ha en las In- 
dias hecho contarlo entre las cosas provechosas. Ga- 
tos que son muy provechosos, y allá necesarios, y 
los quieren los indios mucho. Gallinas y palomas, 
naranjas, limas, cidras, parras, granadas, higos, 
guayavos y dátiles y plátanos , melones y las demás 
legumbres, y solos los melones y calabazas se dan 
de su simiente, cá las demás es menester simiente 
fresca de México. Dase ya seda y es muy buena* 
Han les ido herramientas y el uso de los officios 
mecánicos , y dánselas muy bien. El uso de la mo- 
neda y de otras muchas cosas de España, que aun- 
que habian passado y podido passar sin ellas, viven 



401 DOCUMENTOS INÉDITOS, 

sin comparación mas como hombres con ellas y mas^ 
ayudados á sus trabajos corporales y á la relevación 
dellos, que según la sentencia del philosopho el arte 
ayuda á la naturaleza. 

No ha Dios dado acrecentamiento á los indios 
con la nuestra nación Española de las cosas dichas 
tan necesarias al servicio del hombre, que por solas 
ellas no pagan con lo que dan ó darán á los Espa- 
ñoles, tan solamente, pero han les ido sin paga Jas 
que no se pueden comprar ni merecer que son la- 
justicia y cristiandad, y paz en que ya viven, por 
lo qual deuen mas á España y á sus Españoles , y 
principalmente á los muy cathólicos reyes dellas 
que con tan continuo cuidado y con tan grande 
cristiandad destas dos cosas los han proveydo y los 
proveen, que á sus primeros fundadores, malos pa- 
dres que los enjendraron en pecado y hijos de ira 
y la cristiandad los enjendra en gracia y para go- 
zar de la vida eterna. Sus primeros fundadores no 
les supieron dar orden como careciesen de errores 
tantos y tales como los en que han vivido. La jus- 
ticia los ha sacado dellos mediante la predicación, 
y ella los ha de guardar no tornar á ellos, y si 
tornaren los ha de sacar dellos: con razón, pues, se 
puede gloriar España en Dios pues la elijió entre 
otras naciones para remedio de tantas gentes, por 
lo qual' ellas le deuen mucho mas que á sus funda- 
dores ni genitores; que si como el bienaventurada 
sant Gregorio dize no nos fuera de mucho provecho 



RELACIONES BE YUCATÁN. 4(JS* 

macer si no viniéramos á ser de Christo bien nuestro' 
redimidos. Ni mas ni menos q.ne fruto (podemos 
de^ir con Anselmo) nos trae el ser redemidos- si no^ 
conseguimos el fruto de la redempcion que es nues^ 
tra salvación? Y assi hierran mucho los que dí^en 
que ])orque han recebido agrauios,- vejaciones y 
malos exemplos los indios de los Españoles hubiera, 
sido mejor no los haber descubierto, porque vexa- 
ciones y agravios mayores eran las que unos á otros 
se hazian perpetuamente matándose, haciéndose es- 
clavos y sacrificándose á los demonios: mal exem- 
plo, si lo han recebido ó de algunos lo reciben 
ahora, el rey lo ha remediado y remedia cada dia^ 
con sus justicias y con la continua predicación y 
perseverante contradicción de los religiosos á los 
que los dan y han dado, quanto mas que doctrina es" 
avanjélica ser los escándalos y malos exemplos nece> 
sarios, y assi creo lo han sido entre esta gente para, 
que con ellos supiesen, apartando el oro del lodo y 
el grano de paja, estimar la virtud como han hecho, 
viendo con el philósopho que resplandecen las vir- 
tudes entre los vicios y los virtuosos entre los vi- 
ciosos, y el que mal exemplo ó escándalo les ha dado 
su guay tiene terrible si no los satisfaze con bueno; 
y tu¡, caríssiaio lector, pidelo assi de tu parte á 
Dios y reciba mi poco de trauajo perdoiíai^do los'> 
defectos dél,:y acordándote quando con ellos topa- 
res, que no sólo no. les defiendo, como- san Agustín 
dize dezia de siTulIio,.el qual dezia nunca habS^a- 



406 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

dicho palabra que la quisiesse revocar, y no agrada 
al santo por ser tan propio el herrar de los hom- 
bres, pero al principio, antes que los topes, los to- 
parás en mis introducciones ó prólogos revocados 
ó confesados, y assi juzgarás con el bienaventurado 
Agustin en la epístola á Marcella la differencia en- 
tre el que confiessa su hierro ó falta ó el que las de- 
fiende, y perdonarás las mias como dize el propheta 
haze Dios las mias y las tuyas, diciendo: Señor, yo 
dixe que confessaré mi maldad y injusticia, y luego 
tu la perdonaste. 

El historiador de las cosas de las Indias, á quien 
la deue -mucho en ellas por su trabajo y por la 
lumbre que la dio, dize hablando de las cosas de 
Yucatán que usaban honda en la guerra y varas 
tostadas, y de las cosas que en la guerra usa van yo 
le dexo dicho en el cap. ci y no me espanto le pare- 
ciessen á Francisco Hernández de Córdoba y á Juan 
de Grijalva las pedradas que les tiraban los indios 
quando en Champoton los desvarataron de honda, 
pues se retiraban, pero no saben tirar con honda ni 
la conocen, aunque tiran muy certera y rezia una 
piedra, y encaran cuando tiran con el brago izquierdo 
y al dedo index á lo que tiran. Dize también son 
los indios retajados, y como sea esto hallarse ha en 
el cap. I xxxxix. Dize hay liebres, y como sean las 
que hay hallarás en el parrapho xv del último ca- 
pítulo. Dize hay perdizes y que tales, y como sean 
hallarás en el parrapho xiu del último capítulo. 



RELACIONES DE YUCATÁN. 407 

Dize mas nuestro historiador, que hallaron en el 
cabo de Cotoch cruces entre muertos, y los Ídolos, 
y que no lo cree, porque si fueran de los Españoles 
que de España se despoblaron quando se perdió, 
tocaran de fuerza primero en otras tierras , que hay 
muchas. Yo, no por esta razón que no me con- 
vence, no lo creo porque no se sabe de las otras 
partes que podian reconocer y á donde antes que á 
Yucatán podian llegar, si llegaron ó no, tampoco 
como en estas de Yucatán. Pero por lo que no lo 
creo es porque quando Francisco Hernández y Gri- 
jalva llegaron á Cotoch, no andavan á desenterrar 
muertos sino á buscar oro entre los vivos, y tam- 
bién creo de la virtud de la cruz y de la malicia del 
demonio que no sufriera ver cruz entre los ídolos, 
en peligro de que milagrosamente algún dia su vir- 
tud se los quebrantara y á él le ahuyentara y con- 
fundiera como hizo á Dagon el arca del testamento 
con no estar consagrada con sangre del hijo de 
Dios y dignificada con sus divinos miembros , como 
la santa cruz. Pero con todo eso diré lo que me 
dixo un señor de los indios hombre de muy buen 
entendimiento y de mucha reputación entre ellos: 
hablando en esta materia un dia y preguntándole 
yo si havian oido algún tiempo nuevas de Chro. Sr. 
ISTro. ó de su Cruz, dixome que no habia oido jamás 
nada á sus antepasados de Christo ni de la Cruz, 
mas de que desvaratando un edificio pequeño en 
cierta parte de la costa habian hallado en unos se- 



408 DOCUMENTOS INÉDITOS. 

pulcros sobre los cuerpos y guessos de los defuntos 
unas cruzes pequeñas de metal, y que no miraron 
en lo de la cruz hasta aora que eran Christianos y 
la veían venerar y adorar, que ha vían creído lo de- 
bían ser aquellos defuntos que allí se havian ente- 
rrado. Sí esto fué assí, es posible aver allí llegado 
alguna poca gente de España y consumídose en 
breve, y no haver podido quedar por esso memoria 
dello. 



FIN 



ÍNDICE Ó GUÍA 



PARA LA MÁS FÁCIL CONSULTA DE LA RELACIÓN DE FR. DIEGO DE LANDA 

} 
FORMADO POR EL EXCMO. SR. D. JUAN DE DIOS DE LA R.\DA Y DELGADO. 



Páginas. 

Descripción de Yucatán. — Variedad de estaciones 268 

Etimología del nombre Yucatán. — Situación de aquella 
provincia 269 

Cautiverio de Jerónimo de Aguilar. — Expedición de Her- 
nando de Córdoba y Grijalva 272 

Expedición de Hernán Cortés á Cuzmil. — Carta á Aguilar 
y sus compañeros 276 

División del territorio yucateco. — -Edificios principales., . . 280. 

Caculcán. — Fundación de Mayapán 282 

Gobierno, sacerdocio, ciencias, letras y libros en Yucatán. 283 

Llegada de los Tatuxius, sus alianzas con los señores de 
Mayapán. — Tiranías de Cocom, su ruina y de la ciudad 
de Mayapán 286 

Monumentos cronológicos de Mayapán. — Reino de Yututa. 
— Los cheles. — Su origen. — Tres reinos principales de 
Yucatán 289 

Calamidades sufridas en Yucatán, huracanes, pestes, pie- 
dras, etc., el siglo anterior á la conquista de los espa- 
ñoles 292 

Profecías y creencias acerca de la llegada de los españoles. 294 

Noticias biográficas del primer Adelantado de Yucatán, 

Francisco Montejo 294 

Historia de las divetsas visicitudes de su mando 296 



410 ÍNDICK* 

Páginaa. 

Su hijo Francisco Montejo pacifica á Yucatán 7 restablece 
en él el Gobierno de los españoles 302 

Violencias de los españoles. — Manera en que se discul- 
paron 804 

Estado del país antes de la conquista. — Cédula real á fa- 
vor de los indios. — Muerte del Adelantado Montejo. 
— Sus descendientes 306 

Llegada de los franciscanos españoles á Yucatán. — Pro- 
tección que dispensan á los indígenas. — Luchas con el 
elemento militar español 307 

Vicios de los indios indígenas. — Estudios de los frailes de 
la lengua y escritura del país. — Sus enseñanzas á los 
naturales. — Conversiones. — Castigos á los apóstatas. . . 309 

Llegada del Obispo Toral. — Desavenencia con los frailes. 
— Viaje del P. Provincial de San Francisco á España 
para justificar la conducta de los franciscanos 31.2 

Sistema de fabricar sus casas los yucatecos. — Eelaciones 
de éstos con sus señores. — Adornos y vestidos 314 

Comidas y bebidas de los indios 317 

Pintura y labrado de sus cuerpos. — Banquetes, embria- 
guez , farsas, músicas y bailes de los indios 310 

Su industria , comercio , agricultura , justicia y hospitalidad. 322 

Manera de contar los yucatecos. — Genealogías. — Heren- 
cias. — Tutela de los huérfanos 324 

Matrimonios. — Kepudios 326 

Manera de ¿bautismo? en Yucatán. — Sus ceremonias , . . . 328 

Especie de confesión entre los yucatecos. — Abstinencias y 
supersticiones. — Diversidad y abundancia de ídolos. 
— Oficios de los sacerdotes 333 

Sacrificios. — Mortificaciones crueles y asquerosas. — Vícti- 
mas humanas 337 

Armas. — Milicia. — Jefes militares. — Guerra 840 

Penas y castigos á los adúlteros, homicidas y ladrones. 
— Educación de los jóvenes. — Extraña costumbre de de- 
formar las cabezas á los niños. ...» 842 

Vestidos y adornos de las indias de Yucatán, su castidad, 
educación y relevantes cualidades. — Su devoción y espe- 
ciales costumbres en sus partos 345 



ÍNDICE, 411 

Páginas. 

Duelos. — Entierros de los sacerdotes. — Estatuas para con- 
servar las cenizas de los señores. — EeTerencia que les 
tributaban. — Creencias acerca de la vida futura con pre- 
mios y castigos 351 

Abundancia de edificios monumentales en Yucatán. — No- 
ticia y descripción de los de Izamal, Mérida y Chicben- 
yza 354 

Por qué cosas hazian otros sacrificios los indios 36§ 

Condiciones topográficas de Yucatán, — Falta de meta- 
les. — Escasez de agua. — Zenotes. — Gran cie'naga. .. 371 

Abundancia de pescados y anfibios en la ciénaga y en las 

costas 377 

De la manera que hay de serpientes y otros animales pon- 382 
zoñosos 383 

De las abejas y su miel y cera (1 ) 384 

De la diversidad de yerbas, flores, simientes^ etc 395 

Aves y animales terrestres de Yucatán 

Aumentos de los productos de Yucatán con las plantas y 
animales llevados á aquel territorio por los españoles , y 
las industrias introducidas por estos, principalmente la 
de la seda 398 

Ventajaíí que reportan los indios del gobierno de los es- 
pañoles 403 

Observaciones hechas por el autor del manuscrito á varios 
pasajes del historiador de las cosas de Indias ^ y noticias 
curiosas sobre hallazgo de cruces en sepulturas 406 



(1) Lo3 tres epígrafes puestos en letra bastardilla son los ünicos que se 
encuentran en el manuscrito original. 



ÍNDICE GENERAL 



Páginas. 

Introducción v 

Relaciones : 

I.— Yalladolid. — Alcalde Mayor y Regidores 3 

IL— Popóla y Sinsimato y Samiol.~Don Diego Saí- 

ttiiento de Flgueroa 4:0 

III.— Nabalón, Talicabo y la isla de Co^umél. — Diego de 

Contreras 50 

I Y. — Chuaca y Checliimila. — Juan de Urrutia 61 

V. — Guayma y Cantarique. — Juan Vellido 77 

VI. — Quiquil.— Francisco de Cárdenas 85 

VII. — Tecoco, Tecay y Cosil. — Diego Osorio SS 

VIII. — Tishotemo y Chiquincenote. — Antonio Méndez. . 93 

IX. — Qicopo. — Juan Rodríguez, el viejo í)8 

X. — Ixumul y Tecuche. — Blas González.. 110 

XI. — Temul. — Juan de Benavides 119 

XII. — Cismopo.— Juan de Benavides 127 

XIII. — Tenum y Temo9Ón. — Juan Cano, el viejo ISO 

XIV. — Xoquen. — Salvador Corzo 13o 

XV. — Pizoy.— Esteban González de Nájera 13Í) 

XVI. — Cacalac y Tancuy. — Pedro de Valencia 142 

XVII.— Zozil y Tecay. — Juan Darreigosa 14 ü 

XVIII.— Tiquibal6n.— Juan Gutiérrez Picón 153 

XIX. — Temoipón y sus subjectos. — Diego de Burgop, 

Cansino 1^4 

XX. — Yalcón. — Joan Farfán , el mozo . , , 1C9 



114 ÍNDICE. 

Páginas. 

XXI. — Tecón y Ecabo. — Juan de Cárdenas 172 

XXII, — Campocolche y Chochóla. — Juan Farfán, el yiejo. 176 

XXIII.— gama.— Juan Martín 196 

XXIV.— Cicab.— Alonso de Yillanueva 201 

XXV.— Dohot y Tetzimin.— Giraldo Díaz de Alpuche. . . 204 

APÉNDICE. 

I. — Carta del cabildo de la ciudad de Me'rida de Yucatán. 

—14 de Junio de 1543 227 

II. — Testimonio del requerimiento al Provisor y Notarios 

de Mérida sobre entrega de los procesos contra indios 

idólatras.— 3 de Enero de 1565 236 

III. — Información del Alcalde Mayor Diego Quixada á 

S. M. á su llegada á Yucatán.— 6 de Octubre de 1561. 244 

Relación de las cosas de Yucatán sacada de la que escri- 
bió el P. Fr. Diego de Landa 265 

Índice ó guía para la consulta de la relación de Landa . . 409 

ÍNDICE GENERAL 413 



UNIVERSITY OF MICHIGAN 



3 9015 03666 9045 



DO NOTREMOVE 
OR 

mutílate CARD 



fmmma m u.»,/k. 



23-520-002